Un nuevo procedimiento permite a los cirujanos que realizan mastectomías, mantener el pezón, y usarlo en operaciones de reconstrucción del seno

Actualmente, un estudio hecho por cirujanos revela datos que tranquilizan a las pacientes, pues  se descubrió que este tipo de mastectomías no aumenta el riesgo de una mujer que padece de forma recurrente cáncer en el seno.

Mastectomía

Foto referencial

Lea también: Tres consejos para prevenir el cáncer de seno

Procedimiento diferente a la mastectomía estándar

“Hay más mujeres que están solicitando una mastectomía que conserva el pezón, porque los resultados estéticos son mejores. Pero los médicos no quieren tomar ningún riesgo con respecto a la seguridad de las pacientes con un cáncer de mama por una mejora estética”, explicó la Dra. Barbara Smith, oncóloga quirúrgica, directora del programa del seno del Hospital General de Massachusetts, en Boston y líder principal de la investigación.

“Nuestro estudio, que tiene uno de los periodos de seguimiento reportados más largos desde que se hacen mastectomías terapéuticas que conservan el pezón en Estados Unidos, proporciona un respaldo adicional con respecto a que es seguro dejar intacto el pezón durante una mastectomía, con solo unas pocas excepciones”, expresó la galena a través de un comunicado de prensa de la revista Journal of the American College of Surgeons.

La mayoría de las mujeres que padecen de cáncer de mama son elegibles para una mastectomía que conserva el pezón. Es un procedimiento diferente a la mastectomía estándar, en la que se extirpa todo el seno, la piel y el pezón.

Mastectomía

Foto referencial

La mastectomía que conserva el pezón tiene varias ventajas con respecto a la estándar, dijo Smith.

“Con frecuencia, una mujer se siente más completa si mantiene el pezón“, afirmó smith. “No solamente el seno parece más natural después de la cirugía, sino que una mujer que todavía tiene toda la piel del seno intacta con frecuencia puede optar por una reconstrucción del seno de una sola etapa con un implante, en lugar de necesitar un implante de seno inflable para estirar la piel durante varios meses”.

El estudio

Para realizar tal investigación, Smith junto a su equipo examinó los resultados de 297 mujeres que se sometieron entre junio de 2007 y 2012 a una mastectomía que conserva el pezón. 14 de estas mujeres padecían cáncer en ambos senos por lo que se les practicó una mastectomía que conserva el pezón en ambos lados, en ese sentido, el número de cirugías fue de 311.

Después de 4 años de observación y seguimiento, se comprobó que hubo una tasa de recurrencia del cáncer de mama del 5,5% Sin embargo, en ninguno de los casos de recurrencia estaban implicados los pezones que se conservaron durante las mastectomías, reveló la investigación.

Mastectomía

Foto referencial

La tasa de recurrencia del cáncer entre las pacientes de este estudio fue comparable a las tasas observadas con la mastectomía estándar, explicó Smith.

Otras opiniones

Mientras tanto, otras dos cirujanas del cáncer de mama dijeron que los nuevos hallazgos podrían ayudar a las mujeres a sentirse bien con respecto a la mastectomía que conserva el pezón.

El estudio “anima a las que hemos estado esperando los resultados a largo plazo para incorporar ahora el procedimiento en nuestra práctica”, indicó Virginia Maurer,  doctora y directora de cirugía del seno en el Hospital Winthrop de la NYU, en Mineola, Nueva York. Asimismo también comentó que el hospital ha estado ofreciendo estas cirugías a las mujeres “durante 5 años, con buenos resultados”.

Mastectomía

Foto referencial

Por su parte, la Dra. Lauren Cassell, jefa de cirugía del seno en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que “las mastectomías que conservan el seno ofrecen a las pacientes un método estético que les permite parecerse más a sí mismas, además de que evitan una operación más para recrear el pezón”.

Lea también: Mastectomías que conservan el pezón son seguras

No obstante, “las pacientes y los médicos se han mostrado precavidos con respecto al posible riesgo mayor de recurrencia local en el complejo areola-pezón”, aseguró Cassell. Pero el estudio de Boston parece haber acabado con esos temores, comentó.

Con información de medlineplus.gov