Viajar con tu pareja es una excelente manera de conocerse, además de conocer nuevos sitios y otras personas. El primer viaje que se realiza con la pareja, usualmente afianza -o acaba- con la relación. Así que es importante que tomes en cuentas las siguientes recomendaciones:

shutterstock_113105239

Da igual si se trata de un viaje largo o de una escapada de fin de semana. Estar de acuerdo con el lugar a dónde ir, es la primera clave del éxito. Si aceptas viajar al Amazonas y detestas la vida salvaje, seguramente no estarás de muy buen humor. Lo ideal es combinar actividades y lugares que les interesen a ambos. Por lo menos en el primer viaje.

Salvo que se trate de una sorpresa, la pareja debe involucrarse en los preparativos del viaje. Pueden convenir que uno solo se encargue, si tiene más tiempo libre disponible; pero si ambos trabajan, planear un viaje (comprar boletos, hacer maletas, etc.) supone inversión de tiempo y genera estrés. Así que es mejor compartir el viaje desde la planificación. 

Lea también: ¿Qué tanto sabes sobre el semen?

Relájate! Es un viaje de placer 

Aunque es normal que surjan imprevistos o que se tenga que hacer algún cambio de planes, concéntrate en el disfrute. Estás en pareja, aprovecha el tiempo de la mejor manera posible. Traten de hallar una solución de la forma más relajada. Es buen momento para reconocer los puntos fuertes de cada uno. Por ejemplo: si uno domina el idioma, el otro puede encargarse de tramitar la economía.

Un viaje en pareja involucra estar todos los días y en todo instante juntos, sin duda una prueba de fuego para aquellas parejas que aún no conviven bajo el mismo techo.

Lea también:  Terapia de pareja incrementa el crecimiento conjunto

 

Sé flexible. Si no involucra una pérdida de dinero o el dejar a personas ajenas esperando, dejen el tiempo necesario para ajustarse al jet lag, la desorientación, los desequilibrados horarios para comer y el cansancio que siempre acompaña cualquier viaje los primeros.

Abran espacio para el romance. Una cena, un paseo, cualquier detalle es válido para recordar que son una pareja.

viaje en pareja

Foto referencial

Permitan algo de soledad. Muchas viajes en pareja se dañan por el desmedido empeño en estar juntos todo el tiempo. Quizá a él le apetezca correr por las mañanas, mientras tú prefieres dormir un poco más o salir temprano a comprar algo. Lo importante es que ambos estén de acuerdo y conformes con esos pequeños momentos de soledad.

Aléjate de las redes sociales y del teléfono celular. Si vas a compartir una cena romántica o un paseo con tu pareja, no atiendas a las amigas que te llaman para preguntar qué tal va todo. Vive el aquí y el ahora.

Fuente: Nosotras, VIX