Hay dos formar de abordar la obstrucción arterial coronaria: la angiografía coronaria mediante cateterismo y el TAC Coronario alternativo.

El TAC coronario se utiliza en personas con bajo riesgo de enfermedad coronaria, que tienen temor al cateterismo. O que simplemente lo hacen como un estudio previo de observación de las arterias sin utilizar el método invasivo.

Las enfermedades cardíacas en el mundo occidental son la primera causa de morbilidad y mortalidad. Y dentro de ellas, la obstrucción de las arterias coronarias es la más común.

La obstrucción de las arterias coronarias es la primera causa de muerte entre hombres y mujeres del mundo entero y en Venezuela, es la tercera; después el cáncer y los accidentes de tránsito. No existen cifras oficiales que indiquen el número de personas afectadas.

Así lo indicó el Dr. Gustavo Linares Pérez, Cardiólogo Clínico y Hemodinamista, egresado de la Escuela Vargas de la Universidad Central de Venezuela.

Insomnio e infartos

Foto referencial

Lea también: Según la OMS estos alimentos podrían generar cáncer

Usos del TAC Coronario

Para determinar si existe la obstrucción arterial, Linares Pérez recomienda realizar una Angiotomografía Coronaria, TAC Coronario, una metodología relativamente nueva.

Los tomógrafos se popularizaron a partir de 2006, ya que cortaban rápidamente las estructuras cardíacas por encima de 64 cortes por segundo. Eso permitió reconstruir, de manera no invasiva el corazón y, especialmente, las coronarias, explica el especialista.

“Ahora,  el TAC Coronario permite ver las estructuras cardíacas en un procedimiento que es rápido, sencillo y bajo riesgo, que es lo principal”.

“Tradicionalmente, -comenta el especialista-, las arterias coronarias se ven por un método invasivo que es la angiografía coronaria mediante cateterismo cardíaco. Para ello hay que punzar la arteria, bien sea por la vía femoral o por la vía radial. Con unos catéteres delgados se puede llegar hasta las arterias coronarias y determinar si hay o no obstrucción. Esa es la forma convencional. Sigue siendo lo que llamamos el procedimiento “Gold Estandar”, que es el método final o determinante”.

Lea también: Hallan 27 lentes de contacto en el párpado de una anciana

TAC coronario

Foto referencial

Beneficios del TAC  

El TAC no es invasivo. Es sencillo y rápido de hacer. Requiere una preparación muy simple. Además, es ambulatorio.

“Se da al paciente un tratamiento betabloqueante (poner el corazón más lento), dado que amerita que esté regular la frecuencia cardíaca y que tenga entre 60 o 65 pulsaciones por minuto. Se toma la vía periférica venosa y se administra el contraste con un inyector de alto flujo. Va por las venas hasta llegar al corazón y pinta las arterias. El tomógrafo lee en ese momento, cuando las arterias están pintadas y permite hacer una reconstrucción en tercera dimensión sin invadir al paciente. De esta forma, se elimina el riesgo del cateterismo”.

El TAC Coronario detecta enfermedades como la arteroesclerosis, que es la enfermedad de las arterias coronarias.

“Es un método de prevención. Puede ser útil en el seguimiento de los pacientes después de operados del corazón porque es un procedimiento que no requiere invasión y pueden verse los puentes coronarios que previamente fueron colocados. Se logra observar la permeabilidad sin tener que inyectar directamente. Se hace con contraste pero sin catéter”.

Linares acota que cuando se hace un cateterismo a un convaleciente operado es más complejo que en un paciente no intervenido anteriormente.

“Vale destacar, -indica Linares-, que en este método existen dos vías: la primera, resolver el problema cardíaco de manera precoz; es decir, al instante y la segunda, que el paciente tenga su cardiólogo de confianza y decida hacerlo posteriormente con su especialista”.

Recomendaciones

La mejor recomendación que se puede hacer para prevenir las enfermedades del corazón o de las arterias coronarias es no fumar, tener una alimentación balanceada y hacer ejercicios.

No obstante, si las personas tienen cansancio, dolor en el pecho, arritmias (palpitaciones), le falta el aire y sufre de presión arterial alta, debe acudir al cardiólogo quien le indicará los exámenes de rutina como son una prueba de esfuerzo y un electrocardiograma.

Si los resultados sugieren que puede haber enfermedad del corazón, el especialista puede indicar un cateterismo cardíaco.

Si las pruebas salen dudosas o positivas, pero el cardiólogo no está muy convencido, puede recomendar un TAC Coronario para evitar hacer una intervención invasiva.