La oftalmóloga Manuela Spagarino dice que el estrabismo es una falta de alineamiento de los ojos. Mientras que el doctor Nayib Salomón, también oftalmólogo, explica que: “cuando un ojo o ambos se desvían de su eje central es decir, hacia adentro, afuera, arriba y abajo, se habla de estrabismo.  Una afección ocular que puede ser congénita la cual se produce por una parálisis de los músculos que mueven los ojos en cualquier dirección”.

Lea también: Mi niño interno, cocina sabroso

Asimismo comenta que esta desviación de uno o ambos ojos puede estar presente desde el nacimiento y desarrollarse durante la infancia.

La hipermetropía puede ser uno de los factores que predisponen a este trastorno.

¿Cuáles son los síntomas?

El Dr. Salomón señala que uno de los síntomas es la visión difusa por alguno de los ojos. Hay niños que pueden alternar la visión cuando tienen estrabismo, es decir, unas veces pueden utilizar su ojo derecho y otras el izquierdo. 

Si hay un niño que mantiene su visión fija en una desviación, ese ojo no desarrolla su función y lo condiciona a un fenómeno llamado ambliopía (ojo flojo). Como ese ojo no alterna y permanece desviado, requiere una cirugía y la utilización de lentes.

estrabismo infantil

Foto referencial

¿Cómo se trata?

Según explica el galeno, hay estrabismos acomodativos, es decir, que se tratan mediante el uso de los lentes, los cuales se deben utilizar permanentemente.

También existen los no acomodativos, ¿qué significa esto?, que a pesar de tener lentes no se corrigen por lo que hay que operarlos con una cirugía correctora de estrabismo. En este caso los niños una vez operados deben utilizar lentes, sino podrían volver a desviar la mirada.

Prevención

El experto comenta que los estrabismos son un problema de salud pública, por lo que recomienda que en los colegios se realicen exámenes de higiene visual, para poder observar si los niños tienen buena visión o no. En caso de que no, el servicio de higiene escolar junto con la ayudar de un auxiliar de la especialidad a tratar, puede remitir al infante a un oftalmólogo para el chequeo pertinente y la detección temprana de cualquier afección ocular.

Fuente: Dr. Nayib Salomón, oftalmólogo. Twitter: @turconayib