La terapeuta holística Angélica Fernández nos habla sobre el uso de la sal marina. Gracias a sus propiedades relajantes, revitalizantes y purificantes, este tipo de sal es muy útil para aliviar el estrés y calmar los dolores.

Basta con diluir un poco de sal marina en agua y aplicarlo como último enjuague al bañarse. 

Lea también: ¿Usas el calzado correcto? Entérate aquí (+video)

Más usos de la sal marina

Exfoliante corporal

La sal marina es ideal para hacer exfoliaciones, sin embargo, hay que tener cuidado de pasarla con suavidad porque puede causar daño si se frota muy duro sobre la piel.

Permite eliminar las células muertas y otras impurezas. Solo hay que mezclar una cucharada de sal con una cucharadita de aceite de oliva y aplicarlo en la ducha, masajeando todas las partes del cuerpo.

baño con sal marina

Foto referencial

Ondas en el cabello

Para conseguir un cabello ondulado y fresco, nada mejor que una solución de agua con sal marina. Para hacerla disuelve una cucharada de sal (10 g) en medio vaso de agua (100 ml). Lo colocas en un spray  y pulverizas todo el pelo, arrugándolo hacia arriba para que forme las ondas.

cabello-playa-a-tu-salud

Foto referencial

Lea también: Todas las partes cuentan ¡Protégelas del sol!

Eliminar la caspa

Para el cabello también, pero en este caso para eliminar la caspa, la sal marina también es muy útil, porque favorece la renovación celular del cuero cabelludo y, de paso, facilita la eliminación de piel muerta.

Solamente debes tomar una buena cantidad de sal gruesa y aplicarla por todo tu pelo con suaves masajes circulares para exfoliar. Déjala actuar 5 minutos y enjuaga con abundante agua templada.

Blanquear las uñas

Foto referencial

Genial para las uñas

Si tienes las  uñas amarillas, la sal marina será de mucha ayuda por sus propiedades astringentes.
Mezcla una cucharadita de sal con una de bicarbonato de sodio y un poco de jugo de limón. Sumerge de inmediato las uñas, durante unos minutos, y repite el tratamiento regularmente.

Con información de mejor con salud