Unos se concentran en los ejercicios de tonificación con pesas y otros en el trabajo cardiovascular, pero este tipo de ejercicios de fuerza y estabilidad son muy necesarios para mejorar nuestra condición física en general, es decir, nuestra resistencia.

A continuación tres ejercicios que encajan en el esquema mencionado y son fáciles de hacer en cualquier lugar, así que sin excusas, actívense.

Aparte de las series de repeticiones que les indico, otra opción es hacer de 30 segundos a 1 minuto de movimientos sin conteos.

Lea también: Receta para preparar unas deliciosas panquecas de avena (+video)

 

Plancha con rodillas alternadas al pecho en aceleración

María Laura García Ejercicios sin excusas

 

1 Colóquese en posición de plancha. Sosteniéndose con los pies en punta y las manos deben ubicarse a la altura de los hombros.

2 Lleve sus rodillas al pecho de forma alternada, incrementando la velocidad de los movimientos, de acuerdo a su resistencia cardiovascular.

Según Glen González, fisioterapeuta de A Tu Salud, “este ejercicio de aceleración trabaja aparte la capacidad cardiovascular, la zona abdominal, la resistencia de caderas y hombros”.

Plancha con pierna apoyada y rodilla al pecho con extensión de brazo

María Laura García Ejercicios sin excusas

 

1 Colóquese en posición de plancha. Sosteniéndose con los pies de punta y las manos deben colocarse a la altura de los hombros.

2 Lleve una de sus rodillas al pecho mientras apoya su pie firmemente al piso y, mismo, tiempo extienda el brazo de ese lado al frente.

3 Regresen a la posición inicial. Realicen el mismo movimiento con la otra pierna y brazo. Vayan incrementando la velocidad de los movimientos, de acuerdo a su resistencia cardiovascular.

Este ejercicio de coordinación y aceleración trabaja, aparte de la capacidad cardiovascular, la zona abdominal, la resistencia, la fuerza de caderas y hombros”, acota González.

Plancha con saltos en cuclillas en aceleración

 María Laura García Ejercicios sin excusas

1 Colóquese en posición de plancha. Sosteniéndose con los pies en puntas y las manos deben colocarse a la altura de los hombros.

2 Salten en posición “cuclillas” de modo que sus rodillas queden a nivel de su pecho. Regresen saltando a la posición inicial, incrementando la velocidad de los movimientos, de acuerdo a su resistencia cardiovascular.

González asegura  que “este ejercicio de aceleración trabaja, aparte de la capacidad cardiovascular, la zona abdominal, la resistencia de caderas y hombros”.

 

Agradecimientos: Glen González: Fisioterapeuta. fisiototaltraining@hotmail.com