Yumiko Aliendres, directora de la Fundación Gente Plena, explica que el duelo es un proceso que sigue a la pérdida de algo o de alguien. Todos lo experimentamos después de cualquier tipo de pérdida: un empleo, una mascota, una casa, una pareja… Pero no necesariamente se refiere a la desaparición física de una persona.

Socialmente, los duelos por fallecimiento son bien aceptados… por un tiempo. Sin embargo, los duelos por una mascota, por ejemplo, siguen siendo motivo de incomprensión y hasta burlas.

Si estamos pasando por un duelo, la primera recomendación de los expertos es que aceptemos la pérdida; pero como dice Aliendres, hay que aceptarlo “como una realidad; provocando un movimiento mental hacia algo más, hacia un nuevo objetivo. No se trata de remplazar, pero sí de desarrollar una nueva opción en donde yo encuentre un significado que me conecte con todas las capacidades y recursos que poseo”.

Lea también: Claves para afrontar un duelo (VIDEO)

Ayudar a otros

No todos logran superar un duelo. Muchos atraviesan la primera etapa de la negación y la superan; pero luego se quedan en la depresión. Nunca logran llegar a la resignación y, sobre todo, a la reorganización.

Y esa situación se convierte en un severo problema para quien vive el duelo (incomprendido) y para quien está allí como espectador de ese duelo; preguntándose ¿hasta cuándo debo esperar? ¿cómo sé cuándo el duelo dejó de ser saludable? y ¿cómo ayudo a quien está inmerso en ese proceso?

El Psicoterapeuta Gestalt, especialista en cambios y duelo, Julio Vicente Pérez, dice que es necesario ayudar a una persona que no quiere hacer el cambio para que asuma su duelo. Explica que hay que “sentarse pacíficamente, y explicarle los motivos por los cuales ya debe pasar la página. Hacerle entender, incluso con ejemplos de su día a día. Aterrizarlos en la realidad”.

Lea también: Claves para superar el duelo infantil

Pero, aclara Pérez, que es vital no hacerlo desde “la confrontación sino desde la persuasión”.

Si de esta manera no es posible ayudar a superar este duelo, lo recomendable es asistir a terapias con un profesional debido a que “estas personas definitivamente tienen un proceso patológico llamado duelo detenido o congelado”, el cual debe ser tratado a tiempo para que puedan sanar y continuar sus vidas, finalizó el especialista.