Cuando el estrés te tenga decaída, hacer algo que disfrutes puede ayudarte a ponerte de pie de nuevo. Puede ser algo tan simple como leer un buen libro, escuchar música, ver tu película favorita o salir a cenar con un amigo.

Además de ello si sufres de insomnio, ansiedad y dolores articulares o musculares, un masaje con piedras calientes puede ayudarte a mejorar tu salud y belleza.

Sin importar lo que elija, intente hacer al menos una cosa al día que sea solo para usted.

Lea también:Beneficios de los masajes reductores de abdomen

A continuación, compartimos la experiencia que vivimos en la posada Sietemares de la mano de la terapeuta corporal, Margarita Finocciaro.