Como les comenté en columnas pasadas, estirar después de una rutina de ejercicio es vital para prevenir y mantener nuestro cuerpo en balance, sin lesiones  y dolor. ¿Por qué es clave? Mejora la irrigación sanguínea permitiendo que los nutrientes se transporte efectivamente para ser absorbidos muscularmente.

También ayuda a que los niveles de ácido láctico, acumulados en la sangre de dichos tejidos, sean evacuados más rápido para ser reutilizados. Por otra parte, fisiológicamente el estirar ayuda a que la rigidez post entrenamiento resulte menos molesta.

Estiramiento de la cara posterior de hombros

María Laura García Ejercicios sin Excusas

También puede consultar: Ejercicios para fortalecer bíceps y tríceps

1 Colóquese con las piernas separadas y brazos extendidos al piso.

2 Eleven y crucen  uno de sus brazos a nivel de su zona pectoral, manteniéndolos extendido mientras los sujetan con el otro, flexionado, y lo presionan contra su pecho. Manténgalo así por 3 minutos.

Regrese a la posición inicial e inicien el estiramiento del otro brazo. Según el fisioterapeuta Glen González, “este estiramiento sirve para relajar y mantener la flexibilidad de nuestros hombros específicamente de su cara posterior”.

Estiramientos tríceps

María Laura García Ejercicios sin Excusas

1 Colóquese con las piernas separadas y los brazos extendidos al piso.

2 Eleve y cruce uno de sus brazos por detrás de su cabeza, flexionándolo de modo que su mano toque su escápula  contraria, es decir, el hueso plano ubicado en la espalda superior; mientras los sujetan por el codo con la mano del otro brazo y ejercen la presión haciéndolo en dirección a la escápula que está tocando. Manténgalo así  de 1 a 3 minutos.

Regresen a la posición inicial e inicien el estiramiento con el otro brazo. Este estiramiento trabaja los tríceps .

Estiramiento de bíceps

María Laura García Ejercicios sin excusas

 

1 Colóquese de pie con las piernas separadas y los brazos extendidos al piso.

2 Eleven uno al frente de su torso, manteniéndolo extendido, mientras que lo sujetan por los dedos y la palma de la mano, con la mano del otro brazo extendido. Ejerzan presión en la muñeca de 1 a 3 minutos.

Regresen a la posición inicial e inicien el estiramiento con el otro brazo. Este ejercicio sirve para relajar y mantener la flexibilidad en los bíceps.

Agradecimientos: Glen González: Fisioterapeuta.  fisiototaltraining@hotmail.com.

María Laura García