La seguridad alimentaria es hoy un problema de salud pública en Venezuela. Gracias a ello, muchos padres se han visto obligados a hacer sacrificios para garantizarles la alimentación a sus hijos, lo cual ha devenido en muchos casos, en una crisis nutricional para miles de venezolanos.

A pesar de que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la desnutrición en todo el mundo ha caído, Venezuela parece ser la excepción a esta tendencia en los últimos años, ante un número creciente de venezolanos que no consumen el mínimo de calorías necesarias de una dieta balanceada.

Por ello, la nutricionista Helen Montilla, quien trabajó durante cinco años en el Instituto Nacional De Nutrición (INN), compartió de manera exclusiva con A tu salud las principales recomendaciones para que los adultos puedan sobrellevar la crisis alimentaria.

Lea también: ¡¡¡Venezuela en emergencia alimentaria!!!

¿Cuáles son los principales signos de una persona con índices de desnutrición?

Todo depende del grado de desnutrición, pero durante mi experiencia me ha tocado tratar los casos más graves. Por lo general, estos pacientes llegan con la piel descamada, fisuras en los párpados, en los labios y en las extremidades.

También suelen presentar hematomas en la piel como consecuencia de la falta de vitamina C y, en algunos casos, hemos recibido pacientes con osteoporosis por la falta de calcio. Pero el rasgo más común en todos, independientemente del grado de desnutrición, es la anemia. Son personas que presentan debilidad de todo tipo por la falta de nutrientes en el organismo.

En los casos de mayor gravedad, los pacientes presentan taquicardias, arritmias o alteraciones en el pulso cardíaco. También pueden llegar a desarrollar hepatomegalia (crecimiento del hígado) o raquitismo. Son casos donde la debilidad es total.

¿Ha tratado casos de desnutrición? ¿Cómo fue su experiencia?

Durante mi etapa en el INN tuvimos casos muy graves, sobre todo en los últimos años. Lo más común en los pacientes es que llegan anémicos y presentan un cuadro de deshidratación agudo. En estos casos, lo primero que hacemos es tratar de recuperar los valores mínimos, a través de un tratamiento intravenoso que permita recuperar los valores esenciales, como hierro, calcio y vitaminas C y B12.

Esto viene acompañado de una dieta específica, que en la mayoría de los casos suele ser líquida, porque lo más común al principio es que los pacientes tiendan a rechazar la mayoría de los alimentos por tratarse de un cuadro de desnutrición agudo.

A medida que el paciente se va recuperando, se comienzan a incorporar otros alimentos a la dieta, un poco más sólidos, para que el paciente vaya haciendo estómago como una persona normal.

desnutricion

Foto referencial

Es una experiencia grata y que te llena mucho como persona, porque puedes ver cómo evoluciona una persona que llega con un cuadro de desnutrición grave y que poco a poco se va recuperando, pero también sueles vivir momentos duros por la cantidad de historias que te encuentras de personas que pasan hambre realmente. Es un cúmulo de emociones encontradas.

Lea también: Aumentar de peso en la edad adulta incrementa el riesgo de cáncer (+video)

¿Cuales son los nutrientes básicos que debe mantener una persona para evitar la desnutrición?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el cuerpo humano funciona a partir de la energía que recibe y esto solo depende de una dieta balanceada, que incorpore carbohidratos, proteínas, grasas, frutas y verduras.

Los carbohidratos son fundamentales porque ayudan a que el cuerpo absorba las proteínas que necesita. Por eso, nunca debe faltar el arroz, la pasta o las harinas en el plato, aunque no en exceso, claro está.

Luego tenemos las proteínas, que son el segundo grupo más importante porque ayudan a la producción de enzimas en el cuerpo y al fortalecimiento del sistema inmunológico. Allí entran los huevos, la carne, el pollo, el pescado y los frutos secos.

Finalmente, vienen los grupos suplementarios, como las grasas, las frutas y los vegetales, que aportan la energía y las vitaminas que el cuerpo necesita para completar los valores mínimos que el cuerpo necesita para moverse.

pobreza desnutrición

Foto referencial

¿De cuáles alimentos puede prescindir una persona sin caer en desnutrición?

Como nutricionista, no puedo asegurar que exista un alimento de los cuales podamos prescindir, a menos que se trate de chucherías, bebidas gaseosas o cosas que tengan colorante. De resto, todos los alimentos naturales son esenciales, siempre y cuando se mantenga una dieta equilibrada.

Ahora, si una persona no tiene presupuesto para comprar, por ejemplo, frutas o vegetales porque están muy caros, lo recomendable es diseñar una dieta a base de carbohidratos y proteínas. Es muy importante que el cuerpo esté recibiendo siempre las calorías mínimas que necesita.

Muchas personas están dejando de comprar carne o pollo por la crisis y eso es un error. Jamás podemos dejar al cuerpo sin proteínas porque se descompensa rápidamente. Es necesario que le demos al cuerpo proteínas y las acompañemos con algún carbohidrato, como papa, arroz o pasta, para que el cuerpo reciba la energía que necesita.

Lea también: ¿Cuál es la diferencia entre atención paliativa y cuidado terminal?

¿Cuáles son los alimentos (tanto proteínas como carbohidratos) que rinden más y cuestan menos?

Todo va a depender del presupuesto familiar, pero sí existen algunos alimentos que ciertamente pueden rendir más que otros.

Por ejemplo, los granos son una fuente de proteína vegetal que puede suplantar a la carne o al pollo, que son proteínas de origen animal. Además de que son más fáciles de conservar y rinden mucho, pero mucho más que cualquier fuente de proteína animal.

Igual ocurre con los carbohidratos. Un kilogramo de pasta puede costar casi lo mismo que uno de arroz, pero una taza de arroz rinde mucho más que un puñado de pasta. Y si no puedes comprar pasta o arroz, la papa, los plátanos, las verduras y los tubérculos son una fuente de carbohidratos natural que fácilmente los puede sustituir. Se trata de ser creativos y buscar alimentos sustitutos, pero todo depende del presupuesto familiar.

Ya para finalizar ¿Qué recomendaciones le hace a una persona para surfear la crisis alimentaria sin caer en desnutrición?

Por supuesto, lo primero es llevar una alimentación más variada, que cumpla con el mínimo de nutrientes necesarios.

Pero en caso que la desnutrición sea aguda, que es la mayoría de los casos que hemos tratado, lo recomendable es sin duda consultar con un especialista en dietética y nutrición.

Al igual que las enfermedades congénitas, el mejor remedio contra la desnutrición es la prevención.

Pero nunca está de más decirles que la desnutrición se previene con una buena higiene en los alimentos, usar solo agua potable para cocinar y surtir el organismo con proteínas y carbohidratos de alto valor biológico.

La mejor forma de atacar la desnutrición es llevando un buen hábito alimenticio y esto tiene que ver con todo el proceso, desde la forma en la que conservamos y cocinamos los alimentos hasta la forma en la que los consumimos.