Históricamente Venezuela ha sido un país acostumbrado a abrirle las puertas y hacerlos sentir como en su propia casa a los migrantes provenientes de países postguerra o con dictaduras. Ahora, el panorama nacional en los últimos años ha cambiado considerablemente, es decir, ya no somos los que recibimos con los brazos abiertos y damos la bienvenida. Ahora somos los que damos las despedidas.

La realidad social y emocional de las familias venezolanas es distinta a la de hace 50 años porque es tener que asumir separación y el desapego de sus hijos, sobrinos, primos e incluso amigos,  que en muchos de los casos son hijos de emigrantes y que en la actualidad, regresan al país natal de sus progenitores, así lo aseguró la profesora universitaria, socióloga y psicóloga social, Julieta Casó.

emigrantes

Foto Referencial

Migran por una mejor vida

La experta reveló que cerca de 3.000.000 de venezolanos que han decidido migrar a otras tierras en busca de una mejor calidad de vida. Sin embargo, aseveró que la mayoría se preguntó en reiteradas ocasiones si quedarse o irse era lo correcto para sus vidas. Esto dada a la forma de ser del venezolano.

El venezolano por naturaleza es amiguero, compañero, alegre y solidario y es una personalidad poco común en otros países. En este sentido, Casó indicó que el venezolano que emigró busca relacionarse y crear vínculos desde cero con otros venezolanos, a quienes los convierte en su nueva familia.

emigrantes

Foto Referencial

Entender el proceso migratorio

Señaló que lo más importante de tomar una decisión como emigrar es hacer previamente una planificación y preguntarse: ¿Qué me ofrece ese nuevo país? ¿Puede desarrollarme profesionalmente? ¿Tendré la calidad de vida que en mi país por ahora no tengo? ¿Tengo la capacidad monetaria y madurez para mantenerme mientras me estabilizo? Aseveró que contestar estas interrogantes es fundamental para evitar caer en la desesperación y el miedo a lo desconocido.

Asimismo, expresó que muchos venezolanos se van peleados con el país dada la delicada crisis social, económica y paralizada “sin futuro” que enfrenta la nación. Sin embargo, dijo que se van con la visión de la Venezuela que ellos quieren “es como divorciarse estando enamorado”, comentó.

emigrantes

Foto Referencial

También la especialista aseveró que la gran mayoría de jóvenes profesionales son los que están emigrando. No obstante, son los más comprometidos por una reconstrucción incluso, apoyando estando afuera.

Nuevas maneras de relacionarse

De igual forma agregó que para las familias es una nueva forma de relacionarse. Ahora los cumpleaños se celebran vía Skype y aprenden de esa manera por poner ese ejemplo a superar esa ruptura o separación momentánea.

Para concluir, aseguró que el reto más grande al que se enfrenta el que emigrado es a conocer sus capacidades, aceptar el empezar de cero y muy importante, a dejar en alto el nombre de Venezuela, que aunque son seres totalmente individuales, todos son venezolanos. Por lo que precisó no verlo como una pérdida sino como una ganancia, estamos regados por el mundo mostrando nuestros talentos y lo mejor de nosotros.

emigrantes

Foto Referencial