Todo paciente de cáncer suele reconocer que esta enfermedad le cambió la vida no solo a él, sino también a sus familiares. Se trata de una experiencia que pone a prueba al ser humano, que lo transforma sin que en el trayecto se tenga ninguna certeza de futuro.

Lea también: Verse bella también es posible a pesar del cáncer de mama

Miryana Jurisic, quien fue diagnosticada con cáncer en enero de 2015 y su hija Verónica compartieron su historia de cómo lidiaron con los cambios que el cáncer trajo a su vida.

Su experiencia es un canto de valentía y esperanza en el cual encontraremos claves fundamentales para prevenir esta enfermedad o enfrentarla saliendo fortalecidos.