¿Eres de las personas a la que les gusta pasar largas horas viendo su serie favorita? Si tu respuesta fue afirmativa te contamos que una reciente investigación, que observó los hábitos televisivos y los historiales de sueño de más de 420 personas de 18 a 25 años de edad, determinó que ver por mucho tiempo tele podría ser la causa por la cual se pasa una mala noche.

“Nuestra investigación indica que ver televisión de forma regular (cambiando de un programa a otro) no se asocia con el sueño ni la fatiga, mientras que los maratones (ver episodios múltiples del mismo contenido), sí”, aseguró la autora del estudio, Liese Exelmans, quien es investigadora doctoral en la Facultad de Investigación en Comunicación de Masas en la Universidad de Lovaina, en Bélgica.

maratones de TV

Foto referencial

Lea también: Consejos para conciliar el sueño en tiempos de crisis

El estudio

Los hallazgos fueron publicados recientemente en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine. En la encuesta los investigadores determinaron que 4 de 5 encuestados describieron que realizaban maratones televisivos.

Al menos una quinta parte de los investigados afirmaron que habían hecho maratones de televisión unas cuatro veces a la semana en el mes previo a la encuesta, mientras que un 7 % aseguró que lo habían hecho casi todos los días en los últimos 30 días.

La mayoría de los encuestados expresaron que cumplieron con las recomendaciones actuales que aconsejan a los adultos dormir de siete a nueve horas cada noche. En promedio, los encuestados dijeron que dormían poco más de 7.5 horas por noche.

maratones de TV

Foto referencial

Sin embargo, el equipo de investigación encontró que los que hacían maratones de televisión al final experimentaban un sueño de peor calidad que los que no, aunque durmieran un tiempo razonable. También reportaron una mayor fatiga, en comparación con los que no hacían maratones.

“Creemos que implicarse en el mismo contenido durante horas a la vez podría dejar a los televidentes pensando en la serie, lo que sucedió y lo que sucederá luego“, precisó Exelmans.

Esto podría aumentar el estado de alerta e incrementar el latido cardíaco de un individuo. Asimismo, conducir a un periodo de “relajación” más largo antes de que un televidente en realidad pueda quedarse dormido, señaló.

Nuevos hábitos televisivos

Ante estos resultados, Excelmans recomendó, sobre todo, en la población más joven a crear nuevos hábitos televisivos con horarios restringidos que los puedan cumplir para evitar dormir peor y presentar estados de fatiga al día siguiente. “Es un tema de autocontrol, hay formas de mejorarlo”, comentó.

“Al final se trata de establecer hábitos, algo que puede resultar difícil”, expresó Exelmans, “pero una vez se logra hacer de la rutina nocturna algo habitual, hay muchas probabilidades de cumplirla”.

maratones de TV

Foto referencial

De igual forma, el Dr. Brian Primack, director del Centro de Investigación sobre los Medios de Comunicación, Tecnología y Salud de la Universidad de Pittsburgh, sugirió establecer unas nuevas y agradables rutinas de televisión para reemplazar el hábito de las maratones.

“Por ejemplo, puede ser agradable juntarse en grupos y ver el programa a una hora en particular cada semana. Esto combina los beneficios sociales de verlo juntos, permitir que la experiencia dure más tiempo y también potencialmente dormir mejor”, aseguró Primack.

“Se han convertido en un ritual regular de nuestras dietas mediáticas”

Por su parte, Sarah Erickson, profesora asistente de comunicación en la Universidad de Trinity en San Antonio, Texas, destacó que la encuesta no prueba que las maratones de televisión provoquen que se duerma mal, sino que se asocia con un peor sueño.

Alguien con un trabajo muy estresante podría llegar a casa tras un largo día y hacer una maratón de televisión como forma de escapar o relajarse, y entonces dormir peor. Pero quizá sea el estrés lo que cause tanto el deseo de hacer maratones de televisión como el sueño de mala calidad”, expresó Erickson.

Aunque, también reconoció que las maratones de televisión “se han convertido en un ritual regular de nuestras dietas mediáticas”, y no es probable que desaparezcan en el futuro próximo.

maratones de TV

Foto referencial

“Lo que sí podemos hacer es ser conscientes del consejo de los investigadores sobre el sueño: mantener unos horarios de sueño regulares e intentar introducir un tiempo intermedio entre ver televisión y el momento de ir a la cama”, recomendó.

“En última instancia, es probable que la moderación sea la clave para el disfrute continuo de historias que enganchan, como ‘House of Cards’, y del mantenimiento continuo de unos patrones saludables de sueño”, finalizó Erickson.

Lea también: ¡Cuidado! La falta de sueño puede afectar la presión arterial

Con información de medlineplus.gov