Un estudio realizado por la autora Pamela Meyer y publicado en el libro Liespotting: Proven Techniques to Detect Deception aseguró que las personas solemos mentir entre 10 y 200 veces al día, debido a que solo decimos por partes la vedad. Es decir, por lo general solo decimos las frases que a los demás les gusta escuchar.

Por su parte, el profesor de Psicología de la Universidad de Massachusetts, Robert Feldman, en su publicaciónThe liar in your life aseveró que “Mentimos entre dos y tres veces en los primeros 10 minutos de la primera conversación con alguien que acabamos de conocer”.

Según Feldman, mentir es un mecanismo automático de protección de la autoestima que se activa cuando conocemos a alguien por primera vez.

Mentiras

Foto referencial

Lea también: Tips para mejorar tu salud emocional

El “Efecto Pinocho” para detectar mentiras

Una investigación del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada descubrió que la temperatura de nuestro rostro aumenta cuando mentimos, especialmente en la zona de la nariz. Es lo que se conoce como el “Efecto Pinocho”.

Para llevar a cabo su estudio, emplearon la termografía: una técnica que detecta la temperatura corporal.

Otro estudio, realizado por la Universidad Brigham Young en Estados Unidos, confirma que los seres humanos en general somos malos detectores de mentiras.

La investigación concluyó que solo nos damos cuenta de que el otro nos está engañando entre un 54 y un 56 % de las ocasiones. Y si es difícil descubrir a un mentiroso en persona, más complicado es cuando hablamos por WhatsApp.

Mentiras

Foto referencial

Los 8 tipos de mentiras

Hay mentiras que se utilizan para no hacer daño a alguien, mentiras que se emplean para conseguir algo y mentiras que son fruto de una exageración. Pero ¿Sabías que hay 8 tipos de mentira? Psicologíaymente las nombra de esta manera:

Mentiras piadosas

Este tipo de mentiras son las que tienen justificación y que, para muchos, son perdonables. Esto es porque las mentiras piadosas tienen una intención benevolente. Básicamente, la mentira se emplea para no herir los sentimientos de otra persona.

Promesas rotas

Las promesas rotas son un fracaso para mantener un compromiso previamente hablado, y se caracterizan porque hay una especie de contrato implícito. Las promesas rotas pueden ser especialmente dañinas cuando la persona que hizo la promesa no tenía intención alguna de cumplir su palabra desde el inicio, porque generan esperanza en la otra persona. En ocasiones, puede ocurrir que una mentira piadosa sea también una promesa rota.

Mentiras

Foto referencial

Mentiras intencionadas o instrumentales

Las mentiras intencionadas o instrumentales no tienen carácter benevolente, sino todo lo contrario: buscan el interés propio. Este tipo de mentiras tienen la característica de que se emplean para conseguir algo, por ejemplo, el currículo para conseguir un trabajo.

El autoengaño

Este tipo de mentiras son inconscientes y tienen que ver con nuestras creencias, porque nos cuesta ponerlas en duda. También, en ocasiones, nos es difícil aceptar la realidad y es más fácil mentirnos a nosotros mismos para evitar el miedo a la incertidumbre, pues así no tenemos que salir de la zona de confort.

Lea también: El estrés actúa contra el cuerpo femenino

Los rumores

Los rumores tienen que ver, más que con la intención, con el efecto que produce una mentira. Una de sus características es que en los rumores participan varias personas. Un rumor es una información cuya veracidad está en duda o no puede corroborarse, porque no se sabe con seguridad si es cierto. Alguien puede intencionadamente difundir un rumor aunque no tiene que tener una intención de fondo.

La exageración

Seguro que alguna vez te has cruzado con alguien que tiende a exagerar todo lo que dice. Por ejemplo, que ha muchas novias cuando en realidad solo ha tenido una sola novia. Pues bien, la exageración no es más que eso. Suelen ser historias que tienen algo de verídico, pero que se suelen exagerar para impresionar a los demás.

El plagio

El plagio hace referencia no solamente a la mentira, sino también al robo. Consiste en copiar el trabajo de otro. El plagio es un acto serio y puede tener consecuencias legales. En el plagio existe voluntariedad, es un acto de mala fe. Por eso es una de las mentiras más reprochables, porque aúna tanto la apropiación de un trabajo que no es propio.

Mentiras compulsivas

Las mentiras compulsivas son las mentiras que realizan, una y otra vez, los mentirosos compulsivos. Suelen ser causadas por un problema serio por lo que estas personas suelen requerir atención. De hecho, un mentiroso compulsivo puede tener dificultades para detener su impulso de mentir, y suelen decir mentiras incluso cuando es más fácil decir la verdad.

Mentiras

Foto referencial

Lea también: Aleja de ti a los vampiros emocionales

Con información de psicologiaymente.net