La vitamina D es una sustancia muy importante, sintetizada por la piel humana, que se activa en contacto con la luz solar.

Entre las múltiples incidencias que la vitamina D tiene en el cuerpo humano está que actúa sobre los tejidos, mejora el sistema inmunológico, regula el sistema cardiovascular, actúa sobre la regulación del calcio en los huesos y está presente en 200 genes del ADN.

Lea también: ¿Es peligroso para la salud el humo de segunda mano del cigarrillo?

Por otra parte, como lo explicó el médico internista y gastroenterólogo, Alfredo Martínez Conde,  la vitamina D, comenzando por el hecho de que desde 1989 la comunidad científica mundial admitió que más bien es una hormona y no una vitamina.

Sin embargo, sus beneficios siguen siendo los mismos, y el más conocido sin duda es el fomento de la absorción del calcio para fortalecer huesos y dientes. De ahí la importancia de garantizar su ingesta en etapas claves de la vida como el crecimiento y la menopausia.