Una de las zonas más importantes y a veces la más olvidada del cuerpo masculino es donde están alojados los testículos.  Sin embargo, esta zona del cuerpo podría dar algunas pistas sobre la salud del hombre. Así lo aseguraron diferentes especialistas al Medical Daily.

 testículos

Foto referencial

Lea también: ¿Duelen los testículos con la excitación?

Ni muy grandes ni muy pequeños

Un hombre con testículos muy grandes podría estar más expuesto a desarrollar enfermedades cardiacas. Para dar con esta conclusión entre 2007 y 2013 se realizó un estudio donde participaron más de 2.800 hombres cuyos testículos eran más grandes de lo habitual.

Los investigadores sugirieron que la razón por la cual los hombres con testículos más grandes desarrollaron estos problemas cardíacos se debía a los altos niveles de la hormona productora de testosterona, llamada hormona luteinizante.

Por su parte, tener los testículos muy pequeños también es contraproducente para la salud. Según varios estudios esta podría ser una de las causas de un mal sueño.

 testículos

Foto referencial

Por otra parte, investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca encontraron una correlación interesante entre la calidad del sueño y el tamaño de sus testículos (así como su cantidad de espermatozoides). Concluyeron que los hombres con testículos pequeños solían tener más problemas de insomnio, malos hábitos de sueño y sueño inconsistente.

Los especialistas aseguraron que en el caso de los hombres con testículos pequeños hay que añadir un factor más: el hecho de que tuviesen una deformación mucho más acusada de lo habitual en un testículo. Además del problema de sueño, se añadía una producción de espermatozoides hasta un 30 % menor de lo normal.

No obstante, un estudio realizado por la Emory University relacionó el tamaño reducido de los testículos con unos menores niveles de testosterona con una mayar implicación en la vida familiar, el cuidado de los hijos, y un mejor desarrollo de la salud mental.

Lea también: El estrés actúa contra el cuerpo femenino

Cáncer testicular

El desarrollo de las células cancerígenas en los testículos puede ocurrir independientemente del tamaño, pero puede notarse si uno o ambos testículos cambian de tamaño.

Además del dolor en la zona testicular, inguinal y abdominal, un testículo agrandado o con un bulto, más la sensación de pesadez en el escroto, pueden ser algunos de los síntomas de estar despertando la enfermedad.

Esto puede afectar a todos los hombres indistintamente de la edad, aunque entre los 20 y 34 años es la edad más habitual.

Es por eso que los especialistas recomiendan realizarse autoexámenes tras una ducha, sobre todo si es con agua caliente, ya que esta relaja la zona del escroto haciendo más fácil sentir algo inusual.

 testículos

Foto referencial

Asimismo, para este examen testicular casero es fundamental el uso de ambas manos, colocando los dedos índice y corazón bajo el testículo y los pulgares en la parte superior.

Si nota cualquier bulto sospechoso o un cambio de tamaño en cualquiera de los testículos, que no sea el epidídimo donde se almacenan los espermatozoides y que se sitúa en la cara posterior, lo primordial será acudir al especialista de confianza de inmediato.

Con información de 20minutos.es