Mohamed Alí, una de las celebridades más importantes del mundo del deporte, específicamente del boxeo, murió en el 2016 a sus 74 años. Sufrió una insuficiencia respiratoria que se agravó por el Mal de Parkinson que lo acompañó durante los últimos 30 años de vida.

Mohamed Alí

Foto referencial

Lea tambíen: Parkinson: El rival que venció a Mohamed Ali

Su desarrollo fue paulatino e irremediable

Según sostienen investigaciones de la Universidad de Arizona, el Mal de Parkinson llegó a la vida del boxeador de manera repentina, sin embargo su enfermedad se desarrolló de manera paulatina e irremediable. No obstante, consideran que su diagnóstico pudo darse a conocer antes de los 50 años, edad en la que se le descubrió dicho padecimiento.

Para llegar a esta conclusión, presentada recientemente en la conferencia Interespeech, en Estocolmo, capital de Suecia, los investigadores analizaron las entrevistas de Alí en los años previos a su diagnóstico.

Mohamed Alí

Foto referencial

El análisis mostró cómo el ritmo y la entonación del discurso del boxeador iban descendiendo paulatinamente. En total, los científicos midieron en un 26 % esta reducción, que puede ser un signo precoz de la enfermedad del Mal de Parkinson.

Asimismo, en otro interesante hallazgo al analizar su discurso,  se notó claramente cómo se iban acentuando los cambios cada vez más en diversas entrevistas que se dieron poco después de la celebración de uno de los combates en el púgil, en el que recibió una gran cantidad de golpes.

Una enfermedad neurodegenerativa crónica

Por su parte la Fundación Española de la Enfermedad de Parkinson asegura que este padecimiento es la segunda enfermedad neurodegenerativa crónica más frecuente, que afecta a cerca de 7 y 10 millones de personas en todo el mundo.

Este ocurre cuando se afectan las células que están en una zona del cerebro conocida como sustancia negra, las cuales están relacionadas con el control de la función motora.

Mohamed Alí

Foto referencial

Lea también: Aumenta enfermedad de Parkinson en últimos 30 años

Antes de morir, a través del libro “El alma de una mariposa” (“The soul of a butterfly”), Mohamed Alí relató:“Pocos años después de retirarme del boxeo me diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. Ese diagnóstico fue difícil de aceptar para un hombre que, como yo, pasó la mayor parte de su vida desarrollando su estado físico y su deportividad”.

Con información de quo.es