Son muchas las mujeres que, cuando vieron la película “cuando Sally conoció a Harry”, se sintieron totalmente identificadas con Sally, en la famosa escena en la que ella demostraba lo fácil que es para una mujer fingir su orgasmo.

El personaje de Sally decía que la mayor parte de las veces, los hombres nunca piensan que eso sucede con sus parejas, pero que sin embargo miles de mujeres han fingido un orgasmo en un cierto momento de sus vidas.

Si se considera que por lo menos el 40 % de las mujeres en Estados Unidos (uno de los países que realiza estadísticas con mayor precisión) sufren un cierto nivel de disfunción sexual, vemos que la ficción de la película no está muy lejos de la realidad.

Lea también: ¿Un doctor para lograr orgasmos? ¡Sí, por favor!

Aunque la escena de la película en la que Sally finge el orgasmo puede resultar divertida, la disfunción sexual en las mujeres no es nada gracioso. Los expertos de la salud afirman que el sexo forma parte de una vida saludable, de modo que si alguna mujer tiene dificultades en lograr el placer sexual, no puede gozar de una buena calidad de vida.

Son muchas las variables que pueden causar la disfunción sexual en las mujeres, principalmente de índole psicológico, por cambios hormonales, menopausia, embarazo y parto.

La pérdida de deseo sexual también suele ser más común con la tensión premenstrual, y al poco tiempo de dar a luz. Asimismo, declina alrededor del momento de la menopausia natural.

Por otra parte, una libido disminuida puede ocurrirles a las mujeres que han experimentado una histerectomía entre los 20 y los 30 años de edad; así como a quienes se hayan realizado una terapia de reemplazo de hormonas.

orgasmo-a-tu-salud

Lea también: ¿Cómo conseguir orgasmos simultáneos?

Si bien como se visto la buena sexualidad puede ser afectada por un gran número de causas. Un problema sexual puede ser la primera muestra de que hay algo mal en su cuerpo.

Esta baja libido se podría relacionar, por ejemplo, con enfermedades médicas como la diabetes, la tensión arterial alta y la depresión, por lo que siempre se debe consultar con su médico.

Afortunadamente, para las mujeres que están sufriendo de un cierto tipo de disfunción sexual, existen varias terapias para solucionar este problema. En los países asiáticos las mujeres sanas incluyen a menudo en sus prácticas sexuales varios estimulantes y afrodisíacos herbarios.

Actualmente, el mundo occidental ha empezado a incorporar estos remedios herbarios usados durante siglos, que además se están refinando y combinando para aumentar las sensaciones y el apetito sexual.

Es importante comprender, sin embargo, que todo lo que se toma para mejorar la sexualidad sirve para mucho más que para eso, pues el sexo es una parte irremplazable de la salud física y mental global.

En varios casos, es posible que solo usando una crema vaginal sexual, que contenga los nutrientes requeridos para aumentar la respuesta sexual, se pueda volver a experimentar el apetito y el placer sexual.

En cualquier caso, es vital no quedarse con la duda y siempre consultar con un especialista cuando el sexo no resulta placentero.

Fuente: Enplenitud.com