Wim Hof, el hombre de hielo, es poseedor de 20 premios Guinness World Records por soportar temperaturas extremas. Ha escalado el Everest y el Kilimanjaro solo en pantalones cortos y zapatos, se mantuvo cómodamente en baños de hielo durante horas, y ha corrido un maratón en el desierto sin agua.

Se podría decir que su método es algo similar a la meditación de los monjes tibetanos y la respiración del yoga, teniendo ápices de ambas filosofías, pero siendo totalmente distinto.

Lea también: Hielo para un mejor maquillaje