Es usual escuchar a nuestras amigas, madres, hermanas… decir estoy deprimida. La crisis económica que actualmente vive Venezuela ha afectado la salud física de muchas personas, pero también, la salud emocional.

Ver partir amigos de toda la vida, saber que no puedes comprar un vestido nuevo para celebrar tu cumpleaños, pensar que pronto llegará la Navidad… un sinfín de cambios se han producido en nuestras vidas.

Pero hay siempre una posibilidad, y si estás deprimida, es posible que no alcances a verla. Así que ¡sal de esa depresión ya mismo! ¿Cómo? Simplemente, moviéndote.

Lea también: Dolor neuropático ¿De qué se trata? (+ Video)

depresión encubierta

Foto referencial

La ciencia lo certifica

Un estudio recientemente publicado, revela que moverse solo una hora a la semana podría reducir el riesgo de depresión.

La conclusión se desprende tras una segunda revisión a una encuesta noruega que examinó los hábitos de ejercicio, junto con el riesgo de depresión y ansiedad, de casi 34.000 adultos.

Los investigadores, tras examinar detenidamente esos datos, determinaron que las personas que hacen solo una hora de ejercicio a la semana (independientemente del nivel de intensidad) se enfrentan a un riego un 44 %o más bajo de desarrollar una depresión.

Lea también: Y si no te gustó ¿cómo se lo dices sin afectar su autoestima?

“El hallazgo clave de este estudio es que hacer aunque sea un poco de ejercicio de forma regular parece proteger a los adultos contra una futura depresión”, dijo el autor del estudio, Samuel Harvey.

Ventajas para la salud mental

Según Harvey, “la gran mayoría de las ventajas de salud mental del ejercicio se consiguieron cuando los individuos pasaron de no hacer ninguna actividad de forma regular, a 1 o 2 horas a la semana”.

“Además, las ventajas de salud mental existían independientemente de la intensidad de la actividad física”, añadió.

Harvey es profesor asociado en la Facultad de Psiquiatría de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney, Australia.

“La idea fundamental es que cualquier tipo de actividad física, incluso simplemente caminar, tenía unos niveles parecidos de beneficios para la salud mental”, señaló Harvey.

alegría

Foto referencial

La encuesta original fue realizada entre 1984 y 1986.  Los encuestadores noruegos realizaron una encuesta de seguimiento entre 1995 y 1997; a aproximadamente dos terceras partes de los participantes originales.

Aproximadamente el 7 % de aquellos a los que se hizo un seguimiento en 1997 habían desarrollado una depresión. Mientras que el 9 % habían desarrollado niveles clínicos de ansiedad. Así lo indicaron los datos.

El ejercicio no pareció tener ningún impacto en el riesgo de ansiedad. Pero los investigadores encontraron que, independientemente del sexo o la intensidad de la actividad, hacer ejercicio regularmente durante al menos una hora a la semana se asoció con un riesgo más bajo de desarrollar depresión a lo largo del tiempo.

Harvey y sus colaboradores informaron sobre sus observaciones en la edición del 3 de octubre de la revista American Journal of Psychiatry.

Con información de Medlineplus