Un prolapso uterino puede alterar la salud física, emocional y sexual de la mujer, debido al descenso de la matriz o al útero ejerciendo presión sobre la vagina, generando una sensación de un cuerpo extraño en los genitales.

Dicho declive ocurre principalmente como parte del envejecimiento o tras realizar un esfuerzo mayor sobre los músculos del piso pélvico.

Asimismo, puede generarse tras haber tenido un parto natural, lo que hace que existan limitaciones genitales en las mujeres, debido a que el prolapso se hace evidente entre las piernas.

Según explica el Dr. Ángel Millán, esta situación puede afectar considerablemente la vida sexual de la mujer. Además de ocasionar disminución de la sensibilidad e incluso, alteraciones para orinar o defecar.

Pero existen variadas técnicas o tratamientos quirúrgicos que permiten la reconstrucción del piso pélvico, aseguró.

Prolapso uterino

Foto referencial

Lea también: Evita los prolapsos genitales

Tipos de prolapsos

Los diferentes tipos de prolapsos dependerán de cuál sea el órgano que descienda:

  • Cistocele: la vejiga urinaria asoma en la cara anterior de la pared vaginal.
  • Rectocele: el recto desciende sobre la cara posterior vaginal.
  • Prolapso uterino: el útero desciende asomando el cuello primero y después el cuerpo uterino.
  • Enterocele: las asas intestinales se hernian a través del fondo posterior de la vagina.
  • Prolapso de cúpula vaginal: ocurre en mujeres a las que se les ha extirpado el útero (histerectomía). La vagina se da la vuelta como si lo pusieran del revés, lo de dentro hacia afuera.

Tratamiento

Según explicó el Dr. Millan, a través de una cirugía que consiste en una reconstrucción del piso pélvico, se puede regresar a la mujer su vida sexual. Ya que esta reconstrucción consiste en la tonificación de la vagina y de todos los órganos cercanos, llevando todos los tejidos a su lugar de origen.

Es importante mencionar, que la mujer a los 10 días de la intervención se va a sentir bien, sin embargo, solo después de las seis semanas podrá retomar su vida sexual.

Prolapso uterino

Foto referencial

Para finalizar, existen ejercicios que se pueden realizar para fortalecer la pelvis y los músculos de su alrededor como el Método Kegel; que consiste en simular el acto de orinar de forma repetitiva por unos minutos, varias veces al día.

Lea también: ¿Por qué debes fortalecer el suelo pélvico?