Domingo 22 enero 2017
Tags Posts tagged with "amamantar"

amamantar

Por. Carolina Vázquez Hernández

Cortesía

Las mamis que hemos dado lactancia materna exclusiva hemos vivido de manera crítica las “pico-crisis de crecimiento” de nuestros bebés.  Han sido días donde la duda nos ha embargado y no nos sentimos capaces de satisfacer todas las necesidades de nuestr@ hij@, han sido días de alta demanda donde bañarse o atender cualquiera de nuestras necesidades básicas ha resultado ser una labor titánica, si es que llegamos hacerlo.  Han sido días donde recurrimos a todos nuestros recursos: amigas, madres, consejeras de lactancias, médicas… buscando una respuesta que nos de paz en esa transición. Quizás, quienes vemos esto a lo lejos suspiramos diciendo, “uf, menos mal que ya salí de eso”, sin embargo hoy quiero decirles que los “picos de crecimiento “ no son sólo biológicos y de alimentación física, nuestros hij@s pasan por “picos de crecimiento emocional, psicológicos y espirituales”.

Mucho de lo que llamamos “crisis”, “rebeldía”, “adolescencia”, “conflictos”, etc… no son más que “picos de crecimiento pisco-emocionales-espirituales”.  Son períodos en donde nuestr@s hij@s nos demandan nuevas habilidades para cultivar, quizás, una nueva relación con ell@s desde su nueva realidad o sus necesidades vigentes.

Mucho de lo que afecta la calidad de relación madre-padre-hij@ es quedarnos en verles como “nuestro eterno bebé”, nuestr@ “dulce y tiern@ niñ@“ sin querer sentir el dolor del parto constante de parirlos a su madurez e independencia en cada período evolutivo.  Es el deseo de , como madres-padres, congelar una manera de amarles, sin ver que eso también se transforma.

Lea también: Amamantar en cualquier momento y lugar

Cuando ell@s comienzan a diferenciarse de nosotros como madres-padres, cuando ya no desean, ni les gustan nuestras propuestas, desde las más sencillas como su ropa, hasta las más importantes, como pueden ser normas y/o hábitos, comienzan a vivirse las frustraciones de que ell@s no son como lo esperábamos, no comprendemos el por qué nos tenemos que plantar en una “lucha” para que “hagan caso” y desde allí, quizás desde los 2 años, comenzamos aprender,  o no, a como manejar sus “picos de crecimiento psicoemocionales-espirituales” y que durarán de manera marcada hasta los 21 años (y en está sociedad infantilizadora puede ser hasta los 28).

En mi afán de despatologizar al ser humano e integrar todas su dimensiones del ser, me gusta llamar a estos períodos “Hitos de madurez”.  Son periodos, vivencias necesarias para que ell@s se transformen en seres humanos interdependientes, verdaderamente autónomos a nivel emocional-espiritual, con autorregulación y responsabilidad de sus emociones y con uso pleno de su libre albedrío. Donde nazcan a su propia autoridad interior y a un poder creador-transformador sin necesitar el autoritarismo regulador de la sociedad.

Hacer una tabla de clasificación de cuáles son esos hitos por período cronológico, como lo hacen en la psicología evolutiva y el desarrollo psicomotor u otra habilidad, siento que etiqueta y restringe lo único que es cada ser.  Mucho han hablado de los ciclos de siete años (en específico para la mujeres), los de 12 años (más para los hombres) y cada cultura tiene su propia visión de ello.  Yo lo que pido es que se desarrolle una capacidad perceptiva de los padres-madres para ver a sus hij@s desde esa comprensión y no desde la patología de la “crsisis” (vista y abordada como negativa), desde “él o ella tiene un problema y hay que llevarlo al psicólogo”, desde el miedo o la angustia de que “algo esta mal”.  Sin duda alguna, son períodos desafiantes, donde (como en la lactancia materna) nos desorientamos, sentimos que no satisfacemos sus necesidades, donde dudamos de lo que hemos hecho.  Pues también nos toca crecer con ell@s y mirar hacia adentro.

Los “Hitos de Madurez”  de nuestr@s hij@s nos invitan a explorarnos como seres humanos, a preguntarnos qué nos esta moviendo nuestr@ hij@, que nos puede estar mostrando de nuestros propios procesos psicológicos incompletos o inmaduros.  Qué herramientas nos esta pidiendo que usemos como modelaje para su madurez: ¿la paciencia?, ¿La confianza?, ¿el verdadero respeto?, ¿el silencio?…  Ahora son desafíos directamente proporcionales a su tamaño, edad y capacidad de comprensión.  Te invito a ver a tu hij@ y que te preguntes ¿cuáles son los desafíos que me está planteando hoy para acompañarle en su madurez pisco-emocional, espiritual?  Como siempre, no hay recetas, no hay fórmulas mágicas, no podemos “saltar” a la siguiente fase porque ésta es muy difícil. Es necesario comprender que es un proceso que requiere tiempo y espacio, que es necesaria la “manada familiar” para darnos contención a nosotros como padres-madres. Es tiempo de sentir, ser humildes y honest@s con nosotr@s mism@s y con ell@s.  Es, quizás, también tiempo de mostrarle nuestra humanidad a ell@s y decirles que “no sé resolverlo todo, ahora nos toca junt@s aprender hacerlo”, “nos corresponde crear una nueva relación junt@s”.

Necesitamos sentir el dolor de la muerte “del niño que era” nuestro hijo y darle la bienvenida al cada vez más maduro  joven o adulto que nace.  Nuestr@s bebés quedarán en las fotos, en nuestros corazones y siempre nos arrebataran una sonrisa.  Ahora aprendemos a maravillarnos con los niñ@s, jóvenes y adultos, en constante transformación, que nos acompañan  en la intensa vivencia de ser familia: madres-padres, en el eterno espiral de la madurez.

Carolina Vázquez Hernández. Psicóloga. Psicología de la Mujer. Psicología Perinatal. Maestría en estudios de la mujer. Doula. Preparadora pre- post natal.  Fundadora-Directora de Aquamater Maternidad Consciente

0 1272

Por. Lislet Núñez

Uno de los temas que inquietan a las embarazadas es la alimentación de su bebé, por la repercusión directa que trae para su salud y desarrollo. Mes a mes sus pechos crecen al prepararse para la lactancia materna, no obstante, las mujeres se preguntan si podrán amamantar y cómo será ese proceso.

La Organización Mundial de la Salud recomienda alimentar al bebé con leche materna de forma exclusiva y a libre demanda por su primeros seis meses, pudiéndose prolongar complementariamente junto a otros alimentos hasta los dos años de vida o más del infante.

Lea además: Madres de corazón

La leche materna es un alimento natural que tiene los nutrientes que necesita el bebé para crecer saludablemente, le protege e inmuniza ante enfermedades desde las primeras horas luego de su nacimiento, a través del calostro. Además, investigaciones en varios países aseguran que la lactancia materna puede influir positivamente en temas de inteligencia, desarrollo, prevención de la obesidad en los niños, entre otros aspectos de su salud.

Cuando hablamos de amamantar estamos haciendo referencia al vínculo madre-hijo que se establece en el proceso de la lactancia, favoreciendo esa relación que se está creando entre mamá y bebé.

Todo lo anterior ratifica esa necesidad de las madres de saber cómo van a alimentar a ese bebé con leche materna y por ende, si lograrán amamantar de forma exitosa. El mejor período para informarse sobre la lactancia materna es durante el embarazo y existen especialistas, tanto obstetras como pediatras que explican a las embarazadas cómo se pueden preparar para ese proceso antes del alumbramiento, así como grupos de apoyo que les pueden instruir y guiar.

Los grupos de apoyo generalmente están integrados por especialistas nutricionales o de otras áreas de la salud, junto con madres que ya han tenido la experiencia de la lactancia y se han formado en las prácticas adecuadas para realizarla, ofrecen también datos sobre la alimentación e hidratación correcta para las mamás que están amamantando así como la creación de un banco de leche materna en el hogar, bien útil para las madres que deben reincorporarse a su trabajo luego del período de reposo postnatal.

Lea además: Amamantar en cualquier momento y lugar

La lactancia materna siempre será una excelente opción para alimentar a nuestros bebés, es un proceso de adaptación del día a día; cuando se ofrece de forma exclusiva sí puede generar cansancio los primeros meses para las madres y algunas, asumen esos sacrificios como parte del aprendizaje de ese período de amamantar a sus hijos que dura tan poco tiempo, en comparación con lo rápido que van creciendo y los aportes positivos que les traerá ese tipo de alimentación.

Hay mujeres que no pueden lactar por razones médicas específicas, otras complementan su leche materna con fórmulas lácteas o simplemente deciden no amamantar y no deben ser juzgadas por esto, porque lo importante es alimentar con amor. Es por eso que se hace fundamental tener al alcance información para alimentar a nuestros hijos de forma saludable, para que cada mamá tome su decisión de forma segura, dentro de los parámetros de sus creencias y valores.

La alimentación de los niños debe estar monitoreada por el pediatra que evalúa el aumento de peso y talla, además del nutricionista que está para indicarnos cómo incluir alimentos dependiendo de la edad y los requerimientos calóricos necesarios para su crecimiento.

Ivory García

0 219

Durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra hasta el 07 de agosto en en más de 170 países, la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzó una iniciativa que busca permitir que las mujeres puedan amamantar a sus bebés en restaurantes, buses, plazas, parques y mercados.

En Caracas, este domingo 07 de agosto se realizará una caminata en pro de la lactancia materna donde podrás aprender y compartir experiencias sobre amamantar.

amamantar

Lea también: Amamantar. Una medida preventiva ante el cáncer de mama

En la siguiente entrevista con María Laura García para A tu Salud La Revista, las expertas Isabela Plaza, coordinadora del grupo de apoyo de Amamanta y Carolina Vásquez, fundadora de Aquamater, nos hablan sobre la importancia de amamantar, los mitos que se ciernen sobre la lactancia materna y nos dan consejos para poder dar el pecho al bebé hasta mínimo los 6 meses.

Plaza dice que lo primordial es prepararse para la llegada del momento en que ya no se podrá estar con el niño para amamantarlo; cuando hay que reintegrarse a la vida laboral. “Si me anticipo al momento de reincorporarme al trabajo y preparo un banco de leche casero, voy a estar tranquila cuando deba comenzar nuevamente a trabajar y a ausentarme”.

amamantar

Lea también: Amamantar para preservar la salud del bebé

Lo que no es recomendable es esperar que llegue el día y no se tenga ni un potecito de leche materna en el congelador porque eso genera mucha angustia, continúa explicando Plaza.

Para hacer el banco de leche debe conservarse la leche extraída en el congelador. Debe programarse la madre, para extraerse la leche, manualmente o con un extractor eléctrico, mientras el bebé está dormido, en los momentos en que se tenga tranquilidad.

Finalmente, Carolina Vásquez señala que el lema escogido este año referido a la “Lactancia como clave para el desarrollo sostenible”, ayuda al cumplimiento de los objetivos para el desarrollo pues contribuyen a la salud, la supervivencia y la nutrición adecuada.

La lactancia materna también permite que un país crezca, de lo que se trata al amamantar en cualquier lugar es tener una mejor sociedad, acotó.

0 524

Marianhe Araque / Redacción A Tu Salud

mastitis-a-tu-salud-

La mastitis no es más que la inflamación de la glándula mamaria. Existen múltiples causas que pueden provocar esta inflamación: puede aparecer durante la lactancia en forma de mastitis posparto o en cualquier otro momento, como mastitis no puerperal.

Una mastitis aguda puede llegar a exteriorizar síntomas parecidos al de una gripe: fiebre, malestar general, dolor generalizado, junto con endurecimiento, enrojecimiento y sobrecalentamiento en una zona del pecho. Por lo general, es una enfermedad en la que sólo se inflama uno de los pechos, es decir es unilateral. Puede ser bacteriana o no, y el agente causante de su aparición es el Staphylococcus Aureus.Mastitis

Lea también: Aprende cómo cuidar el pecho durante el embarazo

Puede que en ocasiones, la producción masiva de la hormona prolactina o una alteración benigna del pecho ocasionen la inflamación de la glándula mamaria o mastitis. También puede producirse por ciertos tumores o por cáncer de mama.

Para tener más detalles de esta enfermedad, consultamos con la Ginecobstetra Marisol Lama, quien nos explicó que “la mastitis va en relación al 99% con la lactancia materna y ocurre en los primeros 20 días después del nacimiento del bebé”.

¿Cuáles son los síntomas? 
  • Aumento de volumen de la zona afectada.
  • Coloración roja de la piel.
  • Ardor y molestia.

También puedes consultar: Recomendaciones para una maternidad saludableenfermedad-a-tu-salud-

La mastitis puede ser de dos tipos:

Inflamatoria. Se produce cuando los conductos galactóforos se obstruyen y no sale la leche hacia el exterior.

Infecciosa. Se produce cuando hay presencia de gérmenes que atacan la piel, sobre todo al pezón.

Tratamiento

Para la inflamatoria: una forma de combatir el malestar es colocando pañitos de agua tibia sobre la mama. También sirve alimentar al bebé correctamente para que desaparezca la inflamación y tomar analgésicos que eliminen el dolor.

Para la infecciosa: Lo más indicado sería tomar antibióticos por unas 48 horas. No es recomendable que el bebé se alimente. En ese caso vaciar la mama y dejar reposar, para luego alimentar al niño.

En ambos casos, se sugiere consultar con el médico tratante.

¿Cómo evitar la mastitis?
mastitis-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba
  1. Amamantando y vaciando completamente las mamas. El bebé debe comer de 10 a 15 minutos en cada seno.
  2. Drenar siempre la mama.
  3. Tomar mucha agua durante la lactancia, para dejar fluir y tener mayor cantidad de leche.

También puedes consultar: ¿Primerizas? Combatan el miedo de ser madres

Es importante “no confundir la mastitis con la bajada de la leche, ya que la primera vez que ocurre esto, la mujer puede presentar fiebre y tener las mamas muy prensadas. Luego de bajar la leche esto desaparece”, concluyó Lama.

Fuente: Ginecobstetra, Marisol Lama (0416) 622.9815

0 223
amamantar-zika-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en más de 170 países. Este año el lema escogido por los organizadores es: “Lactancia Materna, clave para el desarrollo sostenible”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y otros organismos relacionados con la infancia y la salud, conscientes de la importancia y los beneficios de amamantar, trabajan arduamente en pro de expandir y consolidar esta práctica natural que se ha venido perdiendo, especialmente en los países más desarrollados, con la inclusión de la mujer en la vida laboral.

Otros objetivos de la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna son:

  • Informar sobre los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y cómo se relacionan con la lactancia y la alimentación de lactantes, niños y niñas pequeñas (ALNP).
  • Anclar firmemente la lactancia materna como un componente clave del desarrollo sostenible.
  • Impulsar una variedad de acciones de lactancia y alimentación infantil a todo nivel, en la nueva era de los ODS.
  • Participar y colaborar con un amplia gama de actores para la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna.

Lea también: OMS exige a empresas facilitar la lactancia

amamantar-a-tu-salud-

Beneficios de la lactancia materna

Amamantar está relacionado con una mejora en la salud de los niño. Además, a corto -y largo plazo- disminuye el riesgo de muerte a causa del cáncer de mama y de ovario en las madres.

Es considerada por los expertos como la forma óptima para que los niños obtengan los nutrientes que necesitan para su desarrollo y crecimiento físico y psicológico.

Reduce la mortalidad infantil y aporta beneficios en salud que llegan hasta la edad adulta.

También protege a los niños de contraer enfermedades infecciosas y crónicas.

Lea también: Amamantar. Una medida preventiva ante el cáncer de mama

Actualmente la OMS recomienda la lactancia materna como alimento exclusivo de los bebés durante los primeros seis meses de vida, y como un complemento de los alimentos hasta los dos años o más del niño.

Fuente: Semanadelalactancia

1 469

Por: Marianhe Araque

bustos-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

La doctora Ana Torrealba, experta en cirugía de mamas, recomienda que si la paciente se va a realizar una operación de busto y quiere salir embarazada en un periodo corto de tiempo, lo ideal es que postergue la  operación para luego de tener el bebé.

Si no piensa salir embarazada, y tiene los senos pequeños, operarse antes podría suponer una ventaja porque se tiende a caer menos la mama. Ahora bien, si es una persona que tiene mucho tejido mamario, y en su embarazo, los pechos le crecen mucho,  la piel se puede estriar si se ha colocado una prótesis muy grande.

Por eso, sea antes o después, dentro de las recomendaciones siempre está el “no colocar grandes volúmenes, porque al aumentar repentinamente el tamaño de la mama, puede producir una ruptura de la piel que se traduce en una estría”, explicó la especialista en una entrevista para A Tu Salud.

Cuando te hagas este tipo de operación, procura cumplir el año para concebir, ya que las cicatrices maduran en ese tiempo y no tendrás ningún problema.

Leer más: Amamantar. Una medida preventiva ante el cáncer de mama

amamantar-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

Torrealba aconseja que la única operación que no sugiere es la dermolipectomía, ya que con ella se pierde mucho peso, y si la paciente quiere salir embarazada de nuevo o por error lo está, la piel se estira, salen estrías y se pierde la operación.

¿Puedo amamantar a mi bebé si tengo implantes?

La respuesta es sí: “La madre pueda dar pecho a su bebé si tiene una operación de estas. Pero, cuando es una mamoplastia reductora y se tiene que quitar mucho tejido mamario, se retiran los conductos galactrofos, que son los productores de leche, por lo tanto, hay menos obtención de líquido y tiene que completar con fórmulas”, concluyó la experta.

Fuente: Doctora Ana Torrealba / 04141294011

0 382

Con información de Nota de Prensa

¿Cómo le curo el cordón umbilical?

¿Cómo le corto las uñas?

¿Cómo sé si tiene cólicos?

¿Cómo lo abrigo? ¿Cómo lo coloco para dormir?

¿Amamantar duele? ¿Produciré la suficiente leche para mi bebé?

En mi familia, las mujeres no dan leche…

Estas y  muchas más son las típicas angustias de las primerizas, incluso de las madres que van por su segundo o tercer bebé. Es por eso que se creó EXPERIENCIA MATERNA, donde las embarazadas y las ya mamás lactantes podrán recibir herramientas sobre los cuidados del recién nacido e iniciación a la lactancia.

En EXPERIENCIA MATERNA habrá consejería gratuita sobre lactancia, brindada por  asesoras certificadas por la UNICEF, así como excelentes proveedores de productos y servicios para la mamá y su bebé.

La exclusiva marca de ropa Estilo Materna, en colaboración con Mundo de Dos, ha organizado este evento, a beneficio de UNICEF y sus programas para la promoción de la lactancia en Venezuela.

EXPERIENCIA MATERNA es el sábado 14 de noviembre, de 8 de la mañana a 2 de la tarde en la Torre del Colegio de Médicos del Distrito Capital, Santa Fe.

Puedes adquirir tus boletos por Tu Ticket.com.

Para más información, consulta en el Instagram @EstiloMaterna

0 595

Redacción A tu Salud

chupón

En torno al uso del chupón por parte de los bebes, genera una importante polémica. Hay quienes piensan que se trata de un articulo inútil y que su uso genera daños, incluso fisionomico al niños.

Hay que piensan que los calma y son útiles para entretenerlos cuando la madre esta ocupada y necesita tomarse un momento para terminar ciertas tareas.

Lee también: ¿Problemas con la lactancia? Aprende a darle pecho a tu bebé

Si tu hijo usa chupón, te dejamos algunas recomendaciones para ayudarlo a dejarlo, si es que la hora ha llegado. Recuerda, cada niño es distinto y solo los padres saben cuando es el momento de su hijo para cada cosa.

  • Conversa con tu hijo que es momento de dejarlo. Explícale qué puede pasar si continúa usándolo.
  • Limita el chupón a momentos y lugares específicos. Por ejemplo, permíteselo si es hora de dormir y están fuera de casa.
  • No recurras a castigos para hacer que lo deje y apláudelo cuando no lo use.
  • Sé paciente, pero firme. A algunos niños les cuesta más dejar el chupón, pero si tú estás tranquila, tu hijo también.

Fuente: Viú.

 

0 490

Redacción A Tu Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha la Semana de la Lactancia Materna, con la que busca que los gobiernos de todos los países tomen medidas para promover que las madres puedan amamantar a sus hijos.

Son acciones tanto para las empresas que contratan, como para los sindicatos que protegen a las mujeres trabajadoras e, incluso, para los propios compañeros de trabajo. Además de solicitar que se garanticen las bajas maternales remuneradas de, al menos, cuatro meses, para que las madres puedan amamantar a sus hijos de forma natural. También el organismo propone que se les exija a las empresas la habilitación de salas específicas en los lugares de trabajo para que las madres puedan “estar protegidas” y cuenten con “tiempo suficiente para sacarse la leche” sin sentirse incómodas.

Inma Mellado, portavoz de la Liga de la Leche, explica que son necesarios estos espacios destinados a las mujeres porque, como muchas de ellas afirman en las reuniones que organiza la asociación ahora, se conforman con extraerse la leche en los baños o en lugares inimaginables. “Algunas nos cuentan que utilizan el cuarto de la fotocopiadora o, en el mejor de los casos, despachos sin ventana, con algo de intimidad”. Mellado también comenta que “a las reuniones acuden madres con problemas muy concretos. Contamos con una conductora de autobús que se sacaba la leche en un bar que encontraba al final de la línea”.

Fuente: La Razón
También puedes consultar:

La maternidad en twitter

¿Qué papel juega la paciencia en la maternidad? / Lislet Núñez de Ponte

Consejos para el disfrute de la maternidad