Martes 25 Abril 2017
Tags Posts tagged with "caraota digital"

caraota digital

Por. María Laura García

Luz entre las tinieblas
Foto referencial

La verdad el conservar el equilibrio emocional en Venezuela en tiempos como estos es una tarea titánica. La primera razón y la más contundente es la desinformación, eso nos mantiene ansiosos y a expensas de los rumores. No hay forma de creerle a nadie. Los canales o vías para enterarnos han mermado de forma impresionante y calculada, pues incluso el Internet funciona de manera caótica; un poco por falta de recursos y otro tanto porque como gobierno ni me ocupo de dirigir recurso humano y metálico para ello, pues todo va para la represión, la poca comida que se usa como herramienta de control y para llenar los bolsillos de los que no tienen escrúpulos y no quieren a nadie.

Lamentablemente, me siento en un país en una especie de guerra a nivel de cualquier territorio en conflicto del continente africano; y más cuando hurgo en los escenarios de lo que ha sido mi especialidad como periodista: “la salud”.

La incertidumbre que genera una cotidianidad como ésta, en la cual no se ve un rumbo seguro de avance o progreso en ningún área del quehacer cotidiano, nos hace ver muy lejos las condiciones que permitan hablar de calidad de vida o bienestar.

La pregunta llegados a este punto es: ¿cómo podemos mantenernos en pie espiritualmente y en consecuencia poder preservar la poca salud física que nos queda?

Pues con la FE, cualquiera que ésta sea en su caso. Simplemente por mi sueño y la convicción, porque soy una optimista empedernida, que “Dios escribe derechito entre las líneas más torcidas”.

Esperanza
Foto referencial

Tozudamente creo que “Dios se está encargando de todo” sin que nos enteremos para que el sueño de esa “Venezuela Posible” realmente se cumpla lo antes posible. Es que si lo supiéramos, “los malos” ya estarían haciendo las marramucias correspondientes para arruinarlo y evitarlo.

Lea también: ¿Buscamos el bienestar que queremos?

Precisamente por eso, les comparto una historia que está circulando por las redes, desde hace unos días, y que describe muy bien lo que es mi convicción:

…“Cuando Churchil se vio perdido, porque Hitler venía a invadir a Inglaterra, dijo que lo único que quedaba era orar, y se armó en todo el país cadenas de oración. Hitler iba ya en camino, y nunca llegó; no se sabe aún que lo detuvo; al parecer una bruma muy extensa lo cubrió y se detuvo para nunca más volver”. Por eso dicen que la reina de Inglaterra expresó lo siguiente: “le temo más a un ejército de personas orando, que a un ejército militar“.

Lea también: Libro. El boulevard de las metáforas de Leonardo Padrón

Tratando de buscar el sustento de esta historia me topé con los siguientes párrafos, entre los muchos que describen la FE de Wiston Churchill:

“En 1940, al ser elegido para encabezar un gobierno de coalición, uno de los primeros actos oficiales de Winston Spencer Churchill fue declarar un día nacional de oración. También pidió un minuto de silencio diario, a las nueve de la noche, antes de la emisión de las noticias nacionales, durante el resto de la guerra. Se cuenta que Hitler comentó: “ésta es el arma secreta más potente de Churchill”.

luz
foto referencial

Hoy, en Inglaterra sólo persiste la tradición de mantener un minuto de silencio nacional un domingo de noviembre, en recuerdo de los caídos en las dos guerras europeas. Quienes trabajamos con las energías sutiles sabemos que, durante este minuto, todas las líneas energéticas que unen entre sí las antiguas iglesias… conformando la conciencia colectiva de la nación… es como si se limpiasen para empezar de nuevo”.

Así pues, por qué no nos organizamos para orar en serio, sincronizadamente, también a las 9pm, pasando estos mensajes de oración a todos nuestros contactos para que de esta manera haya un ejército rezando y clamando por la paz y prosperidad de nuestra querida Venezuela. Sin duda, para mí, todos unidos en oración venceremos… la luz puede más que las tinieblas. Hoy más que nunca debemos dejar de lado, desde todo punto de vista, la incredulidad.

Esta columna fue originalmente publicada en Caraota Digital 

0 140

Por. María Laura García

depresión
Foto referencial

La depresión es un trastorno mental, lamentablemente, cada vez más común, no sólo en Venezuela, sino en el mundo. En otras latitudes, la presión social, las dificultades cotidianas, las pérdidas afectivas, los deseos no satisfechos, las carencias y los estándares tan altos por los cuales se nos califica como exitosos o no; son los que hacen que la mayoría de las personas sientan un desasosiego o desesperanza recurrente que los conduce a la “tristeza instaurada”.

En Venezuela a lo anterior se le suman otros detonantes terribles solo quizás comparables a los que pudieran existir en países como por ejemplo, Siria y muchos otros de África y el medio oriente…

Sí, definitivamente, el 90% de los venezolanos estamos abatidos, tristes y sin ánimo, pues son demasiadas las causas que puedo seguir enumerando pero la principal es que sentimos que NO HAY FUTURO. Ahora bien, lo peor es QUE NI LO NOTAMOS.

depresión
Foto referencial

Lea también: Conoce cómo la privación del sueño afecta nuestro cerebro (+video)

Por qué es grave? Porque vivimos luchando internamente, sacando fuerzas de donde no las tenemos para cumplir con lo cotidiano y las necesidades, que cada vez son mayores, nos arropan para sumergirnos en el desgano y una desesperanza que se ha hecho tan normal, que no la notamos, algo muy peligroso, ya que ese tipo de sentimientos son los que van enfermando a la gente y adentrándolas en un círculo vicioso: ansiedad, enfermedad – más depresión y desgano / más enfermedad, insomnio- más decaimiento, etc.

Sí, hay muchas razones, lo sé, pero también hay muchas más para seguir con FE hacia adelante.  Hay que encontrar las herramientas; yo  vivo haciéndome de las mías para no caer en depresión que es una afectación del estado de ánimo, cuyo síntoma habitual es el experimentar una sensación permanente de infelicidad, tristeza y en un desgano que nos paraliza y nos impide accionar.

Por eso desde hoy, voy a tratar de volver a la normalidad, pero una “nueva normalidad”, trabajo combinado con lucha, es decir, bregaré por la salud, les mostraré como cuidar la mente y el espíritu en la cotidianidad (TV y mis redes) más sumaré a eso el trabajo colectivo de salir a construir país alzando mi voz en la calle, hablando con todo aquel que me encuentre y desde mi espacio de radio, porque la mejor manera de hacer posible una mejor Venezuela, es que cada uno de nosotros se convierta en un “modelo a seguir”.

Lea también: ¡Aprende a proyectar tu salud con estas técnicas! (+video)

Amigos solo quiero que entiendan esto, sin salud no hay lucha y sin lucha no hay democracia, pero sin democracia no hay lugar para una buena salud y calidad de vida.

Entonces comiencen por lo más pequeño, cuiden de ustedes para poder luchar y hagan lo posible para mantenerse sanos física y mentalmente.

Este es un extracto de la columna original publicada en Caraota Digital 

0 56

Por María Laura García

intolerancia a la lactosa
Foto referencial

Las siguientes preguntas me las he hecho yo y se las he escuchado a varias personas en los últimos meses ¿Qué haría que alguien desarrollara intolerancia a la lactosa ya de adultos? Le escuche a una amiga el martes, que su hija nunca había tenido problemas con los lácteos, pero parece que ahora no puedo tomarlos sin que les causen reacciones o problemas de salud. Este tipo de personas que manifiestan incomodidades ¿deberían ir al médico para que les hagan pruebas de alergias o solo deben evitar ingerir lácteos?

Según especialistas de Mayo Clinic, la intolerancia a la lactosa no es una alergia como tal y puede desarrollarse a cualquier edad. En algunos casos, la intolerancia a la lactosa puede surgir a partir del padecimiento de otra patología, como la enfermedad de Crohn; mientras que en otros, como yo, se desarrolla sin ninguna causa específica subyacente.

intolerancia a la lactosa
Foto referencial

Lea además: Leche entera: Un aliado para evitar la obesidad en niños

La intolerancia a la lactosa se genera por un desorden en el procesamiento del “carbohidrato lactosa”, que es un tipo de azúcar presente en los productos lácteos. Cuando uno come o bebe productos lácteos, las enzimas en el intestino delgado digieren la lactosa para que el cuerpo pueda producir energía; en aquellos con intolerancia a la lactosa les falta en el cuerpo una enzima, denominada lactosa, por tanto, cuando las mismas ingieren productos lácteos, el cuerpo no tiene manera de descomponer la lactosa. Eso da paso a la fermentación del azúcar en los intestinos y desencadena síntomas, tales como, en mi caso, gases o distención estomacal, dolor de cabeza y  mucosidad, en otros también diarrea, náuseas y cólicos abdominales.

En muchos pacientes, la intolerancia a la lactosa se desarrolla cuando el intestino delgado produce menos lactasa después de una enfermedad, una lesión o una cirugía que involucra al intestino delgado. Eso se llama intolerancia secundaria a la lactosa. Entre las enfermedades relacionadas con este tipo de intolerancia a la lactosa están la enfermedad celíaca, un proceso bacteriano y la enfermedad de Crohn. En estos casos, si se trata el trastorno subyacente puede restablecerse los niveles de producción de la lactasa y así mejorar los síntomas.

intolerancia a la lactosa
Foto referencial

Lea también:  Hablemos de depresión: Día mundial de la salud

Ahora bien, más común es la intolerancia primaria a la lactosa. Las personas que la  desarrollan comienzan su vida produciendo niveles normales de lactasa, y en algún punto, dicha capacidad merma por debajo de lo normal dificultando la digestión de los productos lácteos.

Su médico puede confirmar el diagnóstico de intolerancia a la lactosa tras un examen clínico y aplicando una prueba de tolerancia a la lactosa, la cual valora la reacción corporal a una dosis de lactosa. ¿Cómo? Después de consumir una bebida con lactosa, se extrae una muestra de sangre para medir los niveles de la glucosa. Si el nivel de glucosa no aumenta, eso significa que el cuerpo no digiere ni absorbe adecuadamente la lactosa.

Alternativamente, se puede realizar otro examen llamado prueba de hidrógeno en el aliento, examen éste que también requiere consumir una bebida con niveles elevados de lactosa. El especialista  luego medirá la cantidad de hidrógeno en el aliento. Normalmente, se puede detectar muy poco hidrógeno; pero cuando el cuerpo no digiere la lactosa, la reacción de fermentación en el colon libera hidrógeno y otros gases.

Este es un extracto del texto original publicado en Caraota Digital 

0 104

Por. María Laura García

Foto Comunicación Estratégica DCE. Cortesía Maratón CAF

Estoy segura que muchos de los participantes de esta sexta edición de Maratón CAF 2017 coincidirán conmigo, y sentirán que si el país funcionara bajo los esquemas de excelencia bajo los cuales se lleva a cabo este evento deportivo, año a año, sí es posible la construcción de un país mejor.

La madera y la savia están, sin duda alguna en cada uno de los 11.000 participantes venezolanos (11.281, entre nacionales y extranjeros) que se sumaron a esta gesta atlética y los organizadores, pues son los que al final necesitamos para encargarse de coordinar los destinos de nuestras querida Venezuela.

Allí está la clave, precisamente en la capacidad, honestidad, preparación y formación que debe requerir como características esenciales cualquier persona que pretenda ejercer cualquier cargo de responsabilidad, y en cuya proporción debe influir la meritocracia, sin duda, es decir, la exigencia de estos valores que debe ser directamente proporcionales a los compromisos que implique el desenvolverse en dicho cargo.

maratón-CAF-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lea también:  ¿Por qué correr me apasiona?

Tenemos la madera pero el liderazgo tiene que formarse o actuar para ganarse la responsabilidad de encaminar los destinos del país.

La vida, al igual que un maratón requiere de preparación, asesoramiento, entrenamiento, resistencia, voluntad, perseverancia y muchos kilómetros andados para ganar la experiencia para poder vivirla dignamente.

Sin duda, un maratonista tiene las herramientas humanas para salir airoso en lo que se proponga, por tanto, todos los venezolanos deberían enfrentar su realidad como si lo fueran.

Siembren esa esperanza que mantuvieron viva durante el recorrido de que cruzarían la meta en su entorno, y tarde o temprano, Dios que escribe derecho, entre líneas bien torcidas, nos conducirá a un puerto seguro: un territorio sin divisiones aunque pensemos distinto, lleno de salud, progreso, abundancia y oportunidades.

Maratón CAF 2017
Foto Comunicacion Estrategica DCE. Cortesía Maratón CAF

Lea también: Entrenamiento físico debe comenzar en la adolescencia

Y a los que no corren, vivan la vida, como lo hace un corredor cuando entrena: fiel a sus corazones, con disciplina, con pasión, cuidando de sí mismo y de su salud, enfocados en la meta más cuidando siempre el avanzar; y seguramente su futuro apuntará a la excelencia o, al menos, sin duda, serán unos mejores seres humanos.

Este es un extracto del texto original publicado en Caraota Digital

0 39

Por. María Laura García

zika
Virus Zika. Foto referencial

En el primer estudio que se realizó para evaluar complicaciones cardiovasculares relacionadas con el virus del Zika, investigación por cierto que se llevó a cabo en Venezuela, se determinó que puede generar disfunción de la actividad cardíaca, según los datos que se presentaron durante la Sexagésima Sexta Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología.

En el mencionado estudio, realizado en el Instituto de Medicina Tropical de Caracas, Venezuela, en 9 pacientes adultos con zika y sin historial previo de enfermedad cardiovascular, 8 desarrollaron un problema del ritmo cardíaco y 66 por ciento presentó pruebas de insuficiencia cardíaca.

Hasta ahora se sabía que el zika puede causar microcefalia, grave defecto congénito de los bebés nacidos de madres infectadas por el virus, y síndrome de Guillain-Barré, afección neurológica que genera debilidad muscular y en casos complicados, parálisis.

virus-zika-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: ¿Por qué correr me apasiona?

La Dra. Karina González Carta, cardiólogo, miembro del grupo de investigadores de Mayo Clinic y autora principal de dicho estudio, comentó que “se sabe que otras enfermedades derivadas de la picadura del aedes aegypti, como el dengue y el chikunguña, pueden afectar el corazón; por ello, se creyó que lo mismo ocurriría con el zika, pero fue sorprendente su gravedad, incluso en la pequeña muestra sobre la cual se realizó nuestro análisis”.

Según la Dra. González Carta,  estos pacientes están recibiendo seguimiento desde julio de 2016, pero ninguno de los problemas cardíacos se ha resuelto, pese a la mejoría de los síntomas después del tratamiento de la insuficiencia cardíaca o de la fibrilación auricular.

La investigadora aconseja a los pacientes que hayan experimentado zika evaluar su estado cardiovascular, porque podrían no conectar las dos cosas. Lo mismo aplica para los médicos, porque podrían enfocarse en los síntomas del zika y no pensar en los problemas cardíacos”, concluye la Dra. González Carta.

Fuente: Mayo Clinic

Este es un extracto del artículo original publicado en Caraota Digital 

Por. María Laura García

maraton-CAF-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Correr se ha vuelto una pasión para muchos y el único reto quizás en el cual casi todas las variables a vencer están dentro de uno, en consecuencia es el reto más personal de todos y por ello, es una de las maneras más sanas de brindarnos la oportunidad del logro y la satisfacción en medio de tanto caos.

En tiempos de crisis como el actual, establecernos metas que podamos cumplir para llenar de gozo nuestro corazón no es algo común. El decidirnos a preparar nuestro cuerpo para largas distancias puede resultar intimidante pero también puede ser una de las mejores decisiones de vida, para llenarnos de bienestar, físico y mental, para hacer amigos, para renovarnos y regalarnos espacios para el logro individual en los cuales la única batalla que libramos y libraremos es con nuestro cuerpo, vitalidad, emoción, pues en estos recorridos, el clima, la escasez, la inseguridad, etc… no son los principales obstáculos.

Tomar la decisión y comenzar, no es sencillo… sobre todo cuando nunca has hecho más que caminar, rodar en una bicicleta o montarte en una elíptica, como fue mi caso. Hace 7 años, mi cuerpo, pero sobre todo mis pies, no sabían lo que era el impacto y fue difícil. Me decía, es complicado, no me siento cómoda, pero la atracción por experimentar esa alegría de aquellos que veía apasionados por el running me llevó a insistir.

Lea también: Entrenamiento físico debe comenzar en la adolescencia

correr
Foto referencial

Gracias a Dios, el hecho de hacer algo de ejercicio, hizo que mi reto a vencer con la corrida fuera el balancear mi respiración y llenar de fuerza mis pies, porque si algo me sobraba y aún afortunadamente me acompaña, es la cabeza, la voluntad, el compromiso y la responsabilidad de cumplirme a mí misma, que es la misma fórmula que aplico a cualquier área de mi vida.

Entonces, una vez decidido…  me decía “yo quiero sonreír y establecerme retos como ellos, como mis amigos de CON TODO”…, grupo de corredores con el que comencé a sumergirme en esta pasión. En consecuencia, semana a semana, fui haciendo de a poquito y avanzando. Claro, desde el principio también, fui buscando la forma de hacer lo correcto, busqué a un médico deportivo (fisiatra) para que me examinara y así poder establecer mis limitaciones, mis capacidades, para que me ayudara a escoger el calzado apropiado  y que me dijera que era lo mejor para obtener óptimos resultados para mi cuerpo.

correr
Foto referencial

Lea también: ¡Cuidado con los “gorditos”!

La pasión es importante, pero una actividad que debería ayudarnos a vivir mejor, también pudiera perjudicarnos, y más si consideramos que, al menos yo, nunca fui una atleta consumada, por tanto no sabía nada al respecto y mi cuerpo sin duda, no estaba preparado, ni informado para realizar bien una actividad como esta. Por eso siempre hay que buscar a expertos.

A los 3 meses corriendo me inscribí en mis primeros 10 kms, y de allí en adelante no paré de participar, los fines de semana en ese tipo de iniciativas hasta correr mi primera media maratón al año, que fue CAF en 2011. Les confieso, no estaba prepara (informada), sufrí mucho, hice 2:43:00, y llegué lesionada. ¿Por qué? Porque nunca había corrido más de 12 kms para ese momento, porque no seguí un plan de entrenamiento diseñado por mi médico, porque no sabía que hay datos nutricionales a considerar… en fin, porque no imaginé que para TODO hay que indagar en la teoría y la experiencia de los que saben.

Les cuento, a los 2 meses y medio, corrí mi segunda media maratón y la historia fue totalmente distinta, hice 2:21:00, solo porque tuve un poquito más de entrenamiento y conocimiento consciente. Asuman, desde el comienzo, que esa información debe venir en gran medida, de una curiosa investigación, del entrenador y/o médico deportivo, porque los amigos corredores no te lo dicen todo, créanme, yo pagué el noviciado. Y les aclaro, no te lo dicen todo, porque para que eso sea así, tienes que: preguntar, preguntar y preguntar de todo.

Les comento lo anterior, con el propósito de compartirles lo siguiente: que correr y disfrutarlo amerita como todo en la vida (porque hasta con los hobbies sucede eso) tiempo y esfuerzo, pero una vez que se vuelve algo natural, se convierte en tu propio campo de batalla en cual lo más seguro es que vayas de triunfo en triunfo, llenándote de esa energía que te hace sentir capaz de lograrlo todo.

Para los que este fin de semana corren CAF, gócenlo, no hay mejor momento en el año en Venezuela para pasear seguros por las calles de Caracas, además la energía de tantos corredores que van experimentando lo mismo que uno es algo indescriptible que nos imprime una fuerza y voluntad maravillosa. Olvídense del reloj y corran con el corazón, el trabajo está hecho y las piernas ya están preparadas, lo que marca la diferencia es la cabeza. Fluyan, el correr deber ser disfrute y no una presión más en nuestras vidas, algo que me funciona para gozar es ver el paisaje pero más aún, las caras de otros corredores, su pasión, su esfuerzo, y dejarme llevar. Claro, nunca he corrido exigida al máximo y sin poder respirar, porque para mí y sé que para muchos corredores no es así, correr es respirar profundo, es gozar.

A los que no corren, salgan a las calles a aupar a los participantes, es una linda experiencia que se los digo yo que también he estado del otro lado y resulta verdaderamente motivador, quizás sea ese el pequeño empujoncito que necesita para encariñarse con el mundo del ejercicio.

Este artículo es un extracto del original publicado en Caraota Digital 

0 113

Por. María Laura García

ejercicios adolescencia
Foto referencial

Anteriormente, existía cierta inquietud respecto a que el fortalecimiento muscular podía repercutir negativamente sobre el crecimiento del adolescente, pero los últimos estudios han descubierto que la tonificación muscular no les afecta en lo absoluto.

Aparte de ganar fuerza, procurar el fortalecimiento muscular puede aportar diversos beneficios a los adolescentes, tales como mejorar su resistencia física, optimizar su autoestima y ganar mayor autoconfianza. Los adolescentes que realizan regularmente rutinas de tonificación muscular al practicar diversas actividades que así lo permiten, suelen ver mejorías en sus niveles de colesterol, presión arterial, glucosa sanguínea y peso corporal, tal como sucede en los adultos. Además, las investigaciones han determinado que los adolescentes que se ejercitan tienden a rendir mejor en los estudios y muestran niveles menores de depresión o ansiedad en comparación a otros muchachos de su edad.

Por otra parte, fortalecer los músculos también contribuye a desarrollar huesos fuertes; eso es importante para los adolescentes porque hacia el final de esa etapa de la vida, las personas han acumulado el 95 de por ciento de la masa ósea que los acompañará el resto de su existencia. Por tanto, se trata de una excelente herramienta para prevenir la osteoporosis, pues lo que no se hizo en la adolescencia pues difícilmente se logrará después.

ejercicios en la adolescencia
Foto referencial

Lea también: ¡Cuidado con los “gorditos”!

Ahora bien, no sólo se trata de realizar ejercicios de fortalecimiento para desarrollar la fuerza ósea juvenil, también son indispensables las actividades de tipo aeróbico de alto impacto. El objetivo a lograr para un adolescente es hacer, por lo menos, una hora de actividad física moderada o vigorosa al día y que mínimo 3 de esos días incluya rutinas aeróbicas.

Los ejercicios aeróbicos pueden ser desde caminatas rápidas; juegos que requieran agarrar y tirar algo, como el béisbol o sófbol; hasta subir cerro, patinaje en línea, saltar cuerda, correr, fútbol, básquetbol, natación, tenis, etc..

¿Cómo tonificar?

Levantar pesas no es la única manera de ganar fuerza, por ejemplo se puede usar el peso del propio cuerpo como resistencia, al trepar árboles o escalar con cuerda, hacer barras,  flexiones de pecho o lagartijas, sentadillas (cuclillas), abdominales, flexiones de brazos al subir y bajar de un banco; etc..

Otra alternativa es ejercitar los músculos con ligas de resistencia, que son piezas livianas y portátiles para el fortalecimiento muscular que crean resistencia al estirarlas.

En general, pueden cambiar de actividad durante la semana, dejando días para el descanso, sin prescindir del ganar fuerza.

Este es un extracto de la columna original publicada en Caraota Digital 

0 88

Por. María Laura García

running
Foto referencial

Todos sabemos que correr es un tipo de entrenamiento físico que sencillamente se ha puesto de moda, quizás porque no amerita de muchos recursos para activarse, solo hay que asomarse a cualquier parque o ruta que nos resulte segura y  tener un calzado deportivo adecuado y listo.

Además, se trata de una actividad que puede adaptarse a nuestros horarios y que, entre otros beneficios, nos ayuda a quemar grasas, mejorar nuestra capacidad cardiorrespiratoria más la condición física y mental en general.

¿Qué debemos considerar antes de lanzarnos a correr por las calles?

Comenzar a correr
Foto referencial

Lea también: Conoce dos leyes que hace de Japón el país con menos obesidad

A considerar…

Si van a comenzar a correr, tengan en cuenta su peso corporal. Si presentan sobrepeso importante, quizás sería bueno comenzar con otro tipo de actividad cardiovascular, como la natación, caminar muy rápido, bailar, rodar en bicicleta estática o la tradicional, y si les es posible combinen estos ejercicios cardiovasculares con alguna actividad de tonificación para perder algo de peso primero. ¿Por qué? Para evitar el impacto en los tobillos y rodillas que puede generar el sobrepeso mientras corren, ya que si su peso es elevado la carga del impacto es aún mayor y a lo mejor no es lo más recomendable.

Es importante, que si nunca antes han corrido, comiencen alternando trote con caminata, no pretendan llegar el primer día y correr media hora seguida porque seguramente no lo van a conseguir, y en caso de logralo, será a costa de sobrecargas o lesiones.

Una vez se sientan comprometidos o le hayan tomado el gusto al correr, busquen comprar un calzado adecuado y que les resulten cómodo. Para mí es muy importante consultar con un especialista sobre cuál es el adecuado según su tipo de pisada.

Si comienzan a correr y aparentemente va todo bien, pero de pronto empiezan a tener molestias y sobrecargas musculares por todas partes de manera continuada, podría deberse a varias causas: altas cargas de entrenamiento sin que el cuerpo esté adaptado, falta de descanso, problemas en la pisada, falta de tonificación general, defectos en la técnica de carrera. Sea cual sea la causa, lo ideal, antes de proseguir y sufrir una lesión mayor, es acudir a un profesional, preferiblemente un médico deportivo, para que les oriente sobre cómo enfocar el entrenamiento para seguir avanzando.

Lea también: Rutina para fortalecer piernas, glúteos y brazos

carreras caminatas maratones
Foto referencial
¿Ya enganchados con la corrida?

Si están enganchadísimos con el running y desean participar en una carrera, media maratón o maratón, pues comiencen de menos a más, no quieran correr un maratón sin haber pasado antes por carreras de 10Kms o medias maratones. Un maratón no es ninguna tontería, requiere de una condición física previa y un entrenamiento bien planificado. A mí me llevó meses corriendo el participar en mi primera carrera de 10Kms, un año y medio corriendo el hacer mi primera media maratón; más tres años y varias medias maratones el correr mi primera maratón, es decir, 42,195 Kms.

Son muchos los kilómetros recorridos para llegar a completar dichas pruebas sin lesiones, además de como ya les comenté, el combinar dichas corridas con entrenamientos de fuerza, tonificación, etc.

Si se inclinan por el running precisamente porque no les seduce eso de “levantar pesas en el gimnasio”, hay muchas alternativas, pueden acudir a clases colectivas que hay en los parques o gimnasios,  de funcionales, pilates, yoga, etc.

Otros implementos que resultan útiles para tonificar son las bandas elásticas que pueden adquirir en cualquier tienda de deportes. Si buscan en Internet encontrarán muchos ejercicios, pero siempre es bueno que alguien les de unas pautas básicas en cuanto a posturas, control en los movimientos in situ, en función de su condición y objetivos particulares.

Correr maratones
Foto referencial

Lea también: ¡Rompe el estrés cotidiano con esta chocolaterapia! (+video)

Acondicionamiento es prevención…

Calienten un poco siempre antes de comenzar y estiren siempre después de la actividad, al menos de modo general los grandes grupos musculares que han utilizado. Para descargar y mejorar la circulación, puedes darse un masaje circular con agua fría cuando se duchen.

Si planean entrenar para carreras largas y, por tanto, el entrenamiento es exigente en cuanto a intensidad y a distancia recorrida, les aconsejo que acudan regularmente al fisioterapeuta para descargar las piernas. Un masaje de “liberación” cada cierto tiempo puede prevenir lesiones.

Cuando uno está lesionado, generalmente hay que PARAR DE CORRER por un período de tiempo para recuperarnos por completo. Digo esto porque con frecuencia veo corredores que no quieren parar bajo ninguna circunstancia, y cuando hay una lesión o disfunción, como he comentado, si seguimos entrenando, lo más probable es que estemos contribuyendo a empeorar el cuadro. Eso no quiere decir que no puedan hacer nada, tienen los ejercicios recomendados por el fisioterapeuta, y es posible que puedan practicar otra actividad como bicicleta, ejercicios de fortalecimiento…. dependerá de cada caso, claro.

Para finalizar, por supuesto, nunca acudan a una carrera importante lesionados, ya que tomarse varios antiinflamatorios previamente para “tapar” las sensaciones dolorosas no es una buena idea, podrían hacerse más daño.

Puede leer el texto original en Caraota Digital 

Por. María Laura García

cuando entrenar
María Laura García

Mi respuesta, muy, pero muy personal a esta pregunta, la hora ideal es aquella en la cual Ud. pueda realizarlo sin ponerse excusas y sin el riesgo de dejar de lado su compromiso de ejercitarse. ¿Por qué? Porque siempre va a resultar mejor hacer ejercicios, que no hacerlo. Entonces, si para usted es mejor activarse a las 2 de la tarde, sin duda, esa es y será la mejor hora del mundo.

Todos realizamos actividad física en distintas horas a lo largo de día, pues para la mayoría, el momento de entrenar se adaptará a los horarios de trabajo, estudios, el colegio de los niños, etc.; pero siempre me han formulado esta pregunta por las redes o bien muchas personas se se inquietan por ¿Cuál es la mejor hora de entrenar para conseguir buenos resultados? … ¿hay alguna diferencia entre el entrenamiento por la tarde y el entrenamiento por la mañana?… insisto para mí, los beneficios del ejercicios siempre serán muchos independientemente de la hora.

Entrenar
María Laura García. Foto referencial

Diversos estudios sostienen que el ejercitarse a primeras horas del día ofrece mayores beneficios que hacerlo en horas de la tarde. Entre los efectos positivos citan lo revitalizante que resulta la actividad física realizada por la mañana, pues nos llena de energía para continuar con ánimo el resto del día.

Lea también: Mayor tiempo en el GYM, menos deseo sexual

Por otra parte, el cuerpo después del descanso nocturno tendrá mayor vitalidad para moverse. Incluso, lo más seguro es que si entrenamos por la tarde surja algún imprevisto o reuniones de trabajo que nos impidan el entrenamiento a esa hora del día.

Otras investigaciones afirman que para aquellos que quieren perder peso lo ideal es entrenar por la mañana debido a que el activarse a estas horas parece se incrementar el trabajo metabólico del cuerpo y así, se favorece el gasto calórico. Adicionalmente, el ejercicio matutino potencia la actividad mental y su efecto puede perdurar hasta diez horas después.

Ahora bien, a pesar de todos esos beneficios, somos muchos a los que nos cuesta renunciar a una hora más de sueño y por esta razón, suelen no cambiar el entrenar por dormir.

entrenar
María Laura García y Glenn González

Llegados a este punto la interrogante a despejar es  la siguiente: ¿los beneficios varían mucho entre una u otra opción?

En mi opinión, el optimizar la actividad mental no es una bondad ajena al entrenamiento ni por la tarde ni por la noche, así como también estoy segura que las endorfinas nos cargan de energía, pero también nos relajan y ésto sería una buena excusa para un entrenamiento vespertino, ya que después de una jornada estresante sería ideal sentirnos como nuevos antes de llegar a casa.

Por otro lado, mientras más nos ejercitamos el metabolismo y el gasto calórico se elevan más y más, por lo que no creo esencial que la actividad se realice exclusivamente al comenzar el día.

Una desventaja de entrenar por la mañana podría ser que muchos omiten el desayuno, y dependiendo del entrenamiento esto pudiera resulta perjudicial.

Finalmente, si deseamos tener y preservar nuestra calidad de vida, movilidad en la vejez y la salud, considero al ejercicio físico un hábito indispensable, por ello insisto en que sus beneficios no tienen que estar condicionados a horarios, sino lo contrario, que a cualquier hora y en cualquier lugar, poner nuestro cuerpo en movimiento es gratificante y muy saludable. ¿Ustedes que opinan?

Esta columna fue tomada de Caraota Digital 

Por. María Laura García

patilla-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Cada vez que comparto con un médico especialista, haciendo mi trabajo, le escucho hablar sobre lo importante que es procurarnos, para mantener nuestro bienestar, una  alimentación equilibrada, y llegados a este punto, lo conveniente que es que nuestra fuente de carbohidratos y nutrientes provenga del consumo de frutas y verduras; es decir, lo que los expertos llaman comer en colores.

Los gurús en alimentación recomiendan ingerir un mínimo de dos raciones diarias de fruta para evitar enfermedades importantes como las cardiovasculares, el cáncer  y en especial el sobrepeso; pero son muy pocos, lo que lo hacen a diario.

Foto. Alejandro Córdoba

Y este panorama es un poquitico más complejo pues según los análisis alimentarios que han sido divulgados hasta ahora, cuanto más joven es la población, menos fruta consume, incluso muchos no las ingieren ni siquiera en el desayuno, contradiciendo los consejos de los nutricionistas y nutrológos.

En el caso de los niños es más complejo porque generalmente manifiestan que no les gusta la fruta y prefieren otros postres; por eso aquí les comparto lo que opino podría ser la solución y que comienza por crear el hábito con el ejemplo.

Lea también: ¡Cuidado con los “gorditos”!

¿Cómo hago para comer más fruta?

Sin un consumo mínimo de fruta al día, es decir, de dos piezas, es imposible hablar de una dieta equilibrada según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS, ha establecido que una ración de fruta equivale a 80 gr, es decir, a una pieza de fruta, aproximadamente.

Por otra parte, recomiendan un plato de verduras crudas de diferentes colores: lechuga, zanahoria o remolachas ralladas, ají, tomate, repollo, etc.. Un plato de verduras cocidas de diferentes colores: remolacha, calabaza, calabacín, papa, etc.. Más dos frutas medianas o cuatro chicas o dos tazas de frutas en trozos.

zanahorias-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Estos alimentos aportan a nuestro cuerpo vitaminas, minerales, fibra y agua, sustancias que en general son muy necesarias para su normal funcionamiento del organismo.

Lea también: ¿Existe la adicción a los carbohidratos?

Ahora bien, qué hago para cambiar mis hábitos y comer más cantidad de verduras y frutas, que es la pregunta planteada. Le consulté a un amiga nutricionista, Sandra Suárez, y esto fue lo que me sugirió:

  • Probar frutas y verduras distintas a las que comen habitualmente.
  • Elegir frutas y verduras en función de la época del año, pues son más accesibles y por tanto económicas.
  • Agregar a su dieta diaria una fruta, preferiblemente entera, a nuestro desayuno como carbohidrato, obvien los jugos.
  • Tengan a las frutas como la primera opción para las meriendas.
  • Ante las bebidas artificiales o gaseosas, prefieran los jugos de frutas, sin azúcar, y mezclados con agua para rendirlos y restar calorías.
  • Desde chiquitos, ofrézcanle a los niños verduras y frutas variadas preparadas de forma divertida aprovechando sus colores.
piña-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lo importante mis amigos, es que a partir de hoy,  yo al menos, para seguir avanzando en el camino que elegí, el de el aprendizaje de hábitos para mantenerme saludable por más tiempo, me comprometo a luchar con mis mal aprendizaje alimenticio de la infancia y aumentar mi consumo de verduras más frutas variadas.

Lea el texto original en Caraota Digital