Viernes 28 Abril 2017
Tags Posts tagged with "Clínica Mayo"

Clínica Mayo

0 16

Por Dra. Naima Covassin, Enfermedades Cardiovasculares de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota

insomnio e hipertensión arterial
Foto referencial

Las investigaciones plantean que dormir 5 horas o menos puede, con el tiempo, aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión, o empeorarla.

Dormir entre 5 y 6 horas por noche también puede aumentar el riesgo de hipertensión, y eso puede ocurrir con o sin la presencia de la apnea obstructiva del sueño, trastorno en el que la persona repetidamente deja de respirar mientras duerme.

Lea también: Hombres: ¿Cómo viven el divorcio?

hipertension
Foto referencial

El estudio 

En un estudio de Mayo, se restringió las horas de sueño de los participantes a 4 por noche durante 9 noches; luego, en la segunda parte del estudio, los mismos participantes durmieron 9 horas todas las noches.

En el período en el que los participantes en el estudio durmieron 4 horas, el promedio de la presión arterial sistólica (primera cifra) durante la noche fue 10 milímetros de mercurio (mm Hg) más que en la fase de 9 horas de sueño.

Además, el descenso normal de la presión arterial que ocurre por la noche no fue tan pronunciado en el período de privación del sueño.

No se entiende bien por qué ocurre eso, pero se cree que el sueño permite regular las hormonas del estrés y ayuda a mantener sano el sistema nervioso.

hipertensión
Foto referencial

Lea también: EL VPH : todo lo que necesitas saber sobre este Virus

¡Cuidado con el insomnio!

La falta de sueño, con el transcurso del tiempo, puede perjudicar la capacidad del cuerpo de regular las hormonas del estrés y conducir a presión arterial alta.

Casi todas las personas, de vez en cuando, duermen mal una o dos noches; pero si usted constantemente duerme menos de 6 horas, consulte al médico cómo puede mejorar su sueño.

La falta de sueño no solo se vincula con un aumento de la presión arterial, sino que también repercute bastante sobre la alegría de vivir y se relaciona con otros riesgos de salud, tales como obesidad, diabetes, depresión, riesgo de sufrir accidentes o caídas, e incluso muerte prematura.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter

0 52

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

cerebro
Imagen referencial cortesía de Mayo Clinic

Adoptar un estilo de vida sano puede proteger contra varios factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer, revela un estudio de Mayo Clinic. Controlar la presión arterial y el colesterol, así como evitar la obesidad, el tabaquismo y la diabetes son algunas medidas que pueden ayudar a conservar la salud del cerebro, dice el estudio publicado en JAMA Neurology.

Lea también: Libros motivadores que deberás leer

Los neurólogos creen que la enfermedad de Alzheimer se compone de dos aspectos:
Depósitos amiloides: proteínas tóxicas que forman placas en el cerebro.
Neurodegeneración: pérdida de la estructura y de la función de las neuronas en el cerebro.

La investigación de Mayo examinó si los factores de riesgo y las medidas de protección contra cada uno de ellos difieren.

“Es un tema álgido en la investigación porque a medida que más se sabe acerca de los biomarcadores, más se aprende sobre el riesgo y los factores que protegen contra la enfermedad de Alzheimer. Aquí es relevante la noción del envejecimiento excepcional del cerebro: ¿por qué algunos presentan solo en grado bajo los cambios cerebrales que causan la enfermedad de Alzheimer, incluso ante edad avanzada y mayor riesgo genético para la afección?”, dice el coautor experto del estudio, Dr. Ronald Petersen (doctor en medicina e investigación), director del Centro para Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer de Mayo Clinic.

Alzheimer
Foto referencial
El estudio descubrió lo siguiente:

El colesterol alto fue el único predictor entre los factores de riesgo de la mediana edad, aparte de la demografía y de la presencia del gen de la apolipoproteína E, que eleva el riesgo para depósitos amiloides, factor decisivo y subyacente en la enfermedad de Alzheimer.

La obesidad, el tabaquismo, la diabetes y la presión arterial alta en la mediana edad, así como las afecciones cardíacas de aparición tardía y los problemas crónicos del metabolismo, se relacionan con un mayor patrón de neurodegeneración del tipo de la enfermedad de Alzheimer.

El enriquecimiento intelectual no predijo de manera importante la formación de depósitos amiloides ni de neurodegeneración, lo que sugiere que su protección es principalmente contra el deterioro cognitivo.

Lea también: Consejos de Harvard para que las compras sean perfectas

“Es importante observar que el hecho de tener menos factores de riesgo en la mediana edad y menos enfermedades crónicas contribuye a reducir el riesgo de demencia por la enfermedad de Alzheimer. A fin de que el cerebro envejezca más sano, es fundamental siempre controlar la salud general”, señala la primera autora Dra. Prashanthi Vemuri (doctora en investigación), investigadora sobre demencia en Mayo Clinic.

El detalle 

El estudio analizó a 942 personas de 70 a 89 años, inscritas en el Estudio sobre el Envejecimiento de Mayo Clinic.

Los investigadores recurrieron a las exploraciones radiológicas del cerebro que muestran la formación de amiloides y la neurodegeneración para investigar los factores que protegen contra ambos.

Analizaron también a los “viejos excepcionales”, o sea personas de 85 años en adelante cuyas exploraciones cerebrales no mostraban pruebas importantes de la enfermedad de Alzheimer.

“El estudio reveló que el envejecimiento excepcional y sin mayores señales de la enfermedad de Alzheimer es factible ante una vida entera con más cantidad de factores protectores”, dice la Dra. Vemuri.

Los estudios futuros deben investigar los factores de protección contra los amiloides y la neurodegeneración, tanto de forma separada como combinada, puesto que mejores estrategias de prevención pueden ayudar a retrasar la aparición y avance de la enfermedad de Alzheimer, concluye la Dra. Vemuri.

Si desea más información, visite mayoclinic

0 27

Por ME - Equipo de redacción A tu Salud

motivación para mantenerse en forma
Foto referencial cortesía de Mayo Clinic

¿Alguna vez empezaste un programa de ejercicio sólo para abandonarlo? Si la respuesta es sí, no estás solo. Mucha gente los empieza pero los dejan cuando se aburren, no disfrutan, o los resultados tardan en llegar.

Aquí te damos siete consejos para ayudarte a mantener la motivación para estar en forma:

ejercicios adolescencia
Foto referencial
1. Establece objetivos

Empieza con objetivos simples y luego progresa a objetivos de mayor alcance. Recuerda que tus objetivos tienen que ser realistas y posibles de lograr. Es fácil frustrarse y abandonar si tus objetivos son demasiado ambiciosos.

Por ejemplo, si no has hecho ejercicio por un tiempo, un objetivo a corto plazo puede ser caminar 10 minutos al día cinco días a la semana. Un objetivo intermedio implicaría 30 minutos cinco días a la semana. Un objetivo a largo plazo sería completar una caminata de 5 kilómetros.

Para la mayoría de los adultos con buena salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda hacer por lo menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, o una combinación de actividad moderada y vigorosa.

Intenta incorporar a tu programa ejercicios de entrenamiento que se enfoquen en fuerza para todos los grupos más importantes de músculos por lo menos dos veces por semana.

Lea también: Consejos de Harvard para que las compras sean perfectas

2. Haz que sea divertido

Encuentra deportes o actividades que disfrutes, luego varía la rutina para mantenerte alerta. Si no estás disfrutando de tu programa de ejercicio, prueba con algo diferente. Únete a una liga de voleibol o softball. Toma clases de bailes de salón. Visita gimnasios o centros de artes marciales. Descubre tu talento atlético oculto.

Recuerda que el ejercicio no tiene por qué ser aburrido, y es más probable que continúes practicándolo con un programa si te resulta divertido.

mantenerse en forma
Foto referencial
3. Haz que tu actividad física sea parte de tu rutina diaria

Si es complicado encontrar tiempo para hacer ejercicio, no busques excusas. Programa el ejercicio como si se tratara de cualquier otra actividad importante.

También puedes intercalar las actividades físicas a través de tu día. Usa las escaleras en lugar del elevador. Camina a lo largo de la cancha mientras ves a tus hijos practicar deporte. Durante el día de trabajo, camina cuando tomes un descanso. Súbete a una bicicleta estacionaria o haz ejercicios de fuerza mientras ves TV por la noche.

La investigación ha descubierto que sentarse por largos períodos de tiempo puede tener un efecto negativo sobre tu salud, aunque hagas la cantidad de ejercicio recomendada durante la semana.

Si estás sentado por varias horas al día en el trabajo, aprovecha los descansos regulares durante el día para moverte. Por ejemplo, puedes caminar al bebedero para tomar agua o pararte mientras hablas por teléfono.

Lea también: La luz puede más que las tinieblas

salud cardiovascular
Foto referencial
4. Escríbelo en papel

¿Quieres perder peso? ¿Estimular tu energía? ¿Dormir mejor? ¿Controlar una enfermedad crónica? Escríbe cuáles son tus metas. Ver los beneficios del ejercicio regular y escribir tus metas en papel puede ayudarte a mantenerte motivado.

También puede ayudarte escribir un diario de ejercicios. Registra lo que hiciste durante cada sesión, el tiempo que duró y cómo te sentiste luego. Registrar el esfuerzo y estar atento a tu progreso puede ayudarte a trabajar para conseguir tus objetivos y recordarte que estás progresando.

Lea también: El lado inteligente de envejecer

5. Une fuerzas con amigos, vecinos u otras personas

Recuerda que no estás solo. Invita a tus amigos o compañeros de trabajo a unirse a ti cuando hagas ejercicio. Haz ejercicio con un compañero o con tus seres queridos. Juega futbol con tus hijos. Organiza un grupo de vecinos para ir a clases de ejercicio en un deportivo local.

6. Recompénsate

Luego de cada sesión de ejercicio, toma unos minutos para saborear las buenas sensaciones que te aporta la actividad física. Este tipo de recompensa interna puede ayudarte a comprometerte a largo plazo a hacer ejercicio regular.

Las recompensas externas también pueden ayudar. Cuando alcances un objetivo a largo plazo, cómprate unos nuevos zapatos de tenis o nueva música para disfrutar mientras haces ejercicio.

 

envejecimiento
Foto referencial

Lea también: ¿Dolor de cuello? Olvídalo con estos remedios caseros

7. Sé flexible

Si estás demasiado ocupado para hacer ejercicio o simplemente no tienes ganas, tómate uno o dos días libres. Sé amable contigo mismo si necesitas un descanso. Lo importante es que vuelvas a tu programa de ejercicio lo antes posible.
Ahora que recobraraste el entusiasmo, ¡sigue moviéndote! Establece tus objetivos, disfrútalo y felicítate de vez en cuando. Recuerda, la actividad física es de por vida. Revisa estos consejos cuando sientas que la motivación te está fallando.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

0 46

Por DA - Equipo A tu Salud TV

Actualmente el sobrepeso infantil y la obesidad es un problema de salud que afecta a uno de cada cuatro niños entre los 2 y 19 años. Este aumento de peso puede ser consecuencia de una mala alimentación incluso antes y durante de su gestación.

Es por eso que Richard White, médico adscrito al departamento de Medicina Interna Comunitaria de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, Estados Unidos, se ha enfocado en diversas investigaciones sobre el tema y compartió información importante sobre sus hallazgos.

Chequea el siguiente micro y entérate cómo evitar el aumento de peso en los niños.

Lea también: Asma infantil favorece obesidad en la adolescencia

0 36

Por Dr. Michael Link, Cirugía Neurológica, Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

pérdida auditiva
Foto referencial

El neuroma acústico, cuyo nombre más exacto es schwannoma vestibular, es un tumor benigno que crece en los nervios del equilibrio y la audición.

La pérdida de la audición debida a un neuroma acústico generalmente es más pronunciada en un lado que en otro.

Durante muchos años, los médicos pensaban que la extirpación quirúrgica era el mejor tratamiento; pero  a mediados de la década de los años 80, la radiocirugía estereotáxica (como la radiocirugía con bisturí de rayos Gamma) demostró ser segura y eficaz. Ahora, cada vez son más los médicos que concluyen que en ciertos casos, a la larga, ningún tratamiento puede ser tan bueno o hasta mejor que una intervención activa.

Lea también: La mayoría de los niños deja de mojar la cama sin atención médica

El neuroma acústico nace de las células (células de Schwann) que forman el aislamiento que rodea al nervio vestibulococlear. No se sabe con seguridad qué hace crecer en exceso a esas células y formar un tumor, pero posiblemente tenga alguna relación con defectos genéticos esporádicos. Los neuromas acústicos son poco comunes y normalmente se diagnostican entre los 30 y los 60 años. En casos raros, el crecimiento celular excesivo puede deberse a un trastorno heredado llamado neurofibromatosis tipo 2.

La mayoría de los neuromas acústicos crece muy lentamente, aunque la tasa de crecimiento es diferente en cada persona y puede variar de un año a otro. Algunos neuromas acústicos dejan de crecer y unos pocos hasta se encogen espontáneamente. A pesar de que el tumor no invada el cerebro, bien puede presionarlo a medida que crece.

Lea también: Conozca nuevos medicamentos para tratar leucemia mieloide crónica (video)

Síntomas

Las señales y los síntomas normalmente incluyen la pérdida de la audición en un oído, zumbido en el oído (acúfenos o tinnitus) y falta de equilibrio al caminar. En ocasiones, puede presentarse entumecimiento u hormigueo faciales, y en raras ocasiones, un tumor grande es capaz de presionar sobre el tallo cerebral y poner en peligro a las funciones vitales. Además, el tumor puede impedir el flujo normal de líquido entre el cerebro y la médula espinal, lo cual permitiría la acumulación de líquido dentro de la cabeza, afección conocida como hidrocefalia.

Diagnóstico

El diagnóstico puede ser problemático debido a que los primeros signos y síntomas quizás se atribuyan a otras causas más conocidas, como la edad o la exposición al ruido. Sin embargo, cuando se sospecha un neuroma acústico porque el examen de la audición revela disminución predominante sobre un oído solamente, el siguiente paso es realizar exámenes por imágenes (normalmente una resonancia magnética) para buscar un tumor en el nervio vestibulococlear. Cada vez es más común descubrir neuromas acústicos de manera fortuita, según ocurre cuando una persona se somete a una resonancia magnética debido a otra razón como un dolor de cabeza crónico, esclerosis múltiple, o incluso en las imágenes obtenidas para vigilar otro tumor aparte.

Tratamiento

El tratamiento varía según el tamaño y el crecimiento del neuroma acústico, de los síntomas y de las preferencias personales. Las alternativas incluyen lo siguiente:

Control
Si usted tiene un neuroma acústico que no crece o lo hace muy lentamente y le produce pocos o ningún signo o síntoma, el médico tal vez decida controlarlo; parece que, en su caso, esa fue la recomendación del médico. Los últimos estudios indican que más de 50 por ciento de los tumores chicos no crecen después del diagnóstico y un pequeño porcentaje hasta se encoge. El control del neuroma acústico implica hacer con regularidad exámenes de la audición y por imágenes, normalmente cada 6 o 12 meses. El principal riesgo del control es que el tumor crezca y que se pierda la audición progresivamente.

Radiocirugía estereotáxica
Este método puede adoptarse cuando el neuroma acústico crece y provoca signos y síntomas. En este procedimiento, los médicos administran al tumor una sola dosis de radiación con elevada precisión. La tasa de éxito del procedimiento para detener el crecimiento del tumor normalmente supera el 90 por ciento; sin embargo, pese a que el riesgo sea bajo, la radiocirugía estereotáxica puede dañar los nervios faciales, del equilibrio y de la audición aledaños, empeorar los síntomas o producir nuevos.

Lea también: Realizar ejercicio físico puede prevenir 26 enfermedades

Cirugía abierta
Normalmente se recomienda la extirpación quirúrgica cuando el tumor es grande o crece de forma rápida, e implica extirpar el tumor a través del oído interno o mediante una abertura en el cráneo. Cuando es posible extirparlo sin lesionar los nervios, se puede conservar la audición. Los riesgos de la cirugía incluyen daño nervioso y empeoramiento de los síntomas. De manera general, mientras más grande es el tumor, mayor es la probabilidad de que los nervios faciales, de la audición y del equilibrio se vean afectados. Otras complicaciones pueden incluir dolor de cabeza constante.

La investigación para comparar las tres tácticas de tratamiento continúa, pero según los datos a largo plazo, parece que cualquiera que sea el tratamiento elegido, los resultados muestran una diferencia sorprendentemente pequeña en los tumores chicos. Converse con su médico a fin de verificar que el control del neuroma acústico sea lo adecuado en su situación.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter 

0 102

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

sofocos
Foto cortesía de Mayo Clinic

Los sofocos son sensaciones repentinas de calor, normalmente más intensas en la cara, el cuello y el pecho. Lo más común que es los sofocos se deban a la menopausia y son el tipo de síntoma más conocido de la transición hacia esa etapa.

Si sus sofocos son leves, quizás pueda controlarlos con cambios en el estilo de vida. Siga estos consejos:

  • Manténgase fresca. Un ligero aumento en la temperatura interna del cuerpo puede desencadenar un sofoco. Vístase con capas de ropa, de manera que pueda quitarse prendas cuando sienta calor. Abra las ventanas o recurra a un ventilador o al aire acondicionado. Si puede, reduzca la temperatura de la habitación. Si siente que un sofoco está por venir, beba a sorbos algo frío.
  • Preste atención a lo que come y bebe. Las comidas picantes y muy condimentadas, las bebidas con cafeína y las bebidas alcohólicas pueden desencadenar sofocos. Aprenda a reconocer los desencadenantes y evítelos.
  • Relájese. Algunas mujeres logran aliviar los sofocos leves a través de la meditación, de la respiración lenta y profunda o de otras técnicas para reducir el estrés. Aunque esos métodos no los mitiguen, pueden brindar otros beneficios, como aliviar las alteraciones del sueño que suelen ocurrir con la menopausia.
  • No fume. El tabaquismo se vincula con mayor cantidad de sofocos. Sin fumar, posiblemente se reduzcan; igual que el riesgo de contraer muchas afecciones de salud graves, como una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular y cáncer.
  • Baje de peso. Si está gorda u obesa, bajar de peso puede ayudarle a aliviarlos.

Si desea más información, visite mayoclinic

0 43

Por Dra. Elizabeth Cozine, Medicina Familiar, Sistema de Salud de Mayo Clinic en Zumbrota, Minnesota. 

diabetes-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

La neuropatía periférica es un problema común que puede ocurrir como consecuencia de la diabetes, pero no es inevitable.  A fin de evitar la neuropatía periférica, siga atentamente las instrucciones del proveedor de atención médica que le controla la diabetes y realice algunos cambios saludables en su estilo de vida.

La neuropatía periférica ocurre cuando se dañan los nervios de los pies o las manos, o sea los nervios periféricos. La diabetes puede llevar a una neuropatía periférica porque el exceso de glucosa en la sangre es capaz de dañar las paredes de los diminutos vasos sanguíneos, llamados capilares, que llevan sangre a los nervios. Ese tipo de daño obstaculiza el transporte de la sangre en suficiente cantidad, y sin la nutrición adecuada, los nervios periféricos pierden la capacidad de funcionar adecuadamente.

Síntomas

A pesar de que la neuropatía periférica puede afectar tanto las manos como los pies, en los diabéticos es más común que sean los pies; eso normalmente implica sentir un entumecimiento, cosquilleo u hormigueo en los pies que avanza lento y que luego puede diseminarse hacia las piernas. Algunas personas con neuropatía periférica también sienten un dolor agudo, punzante, pulsátil, helado o ardiente y pueden tener los pies sumamente sensibles al roce.

Lea también: Realizar ejercicio físico puede prevenir 26 enfermedades

Prevención

Lo mejor que se puede hacer para evitar la neuropatía periférica es mantener controlada la glucosa sanguínea. Controle regularmente su glucosa sanguínea y tome los medicamentos para la diabetes exactamente como el proveedor de atención médica le indique.

Hacer ejercicio con regularidad también puede ayudar a controlar la glucosa sanguínea y a evitar la neuropatía periférica. Haga que la actividad física sea parte de su rutina diaria. La recomendación es hacer ejercicio moderado, como una caminata rápida, durante 30 minutos en la mayoría de los días de la semana. Combinar los ejercicios aeróbicos, como caminar, andar en bicicleta o nadar, de la mayoría de los días de la semana con dos veces por semana de ejercicios de resistencia, como levantar pesas o yoga, suele ayudar a controlar la glucosa sanguínea mejor que cualquier otro tipo de ejercicio solo.

Una alimentación saludable también es importante. Coma mucha cantidad de frutas, verduras, cereales integrales y legumbres a diario, pero limite la cantidad de alimentos con grasas saturadas. Si tiene dudas respecto a la alimentación, converse con el proveedor de atención médica o considere reunirse con un especialista en dietética que trabaje con diabéticos.

Lea también: La mayoría de los niños deja de mojar la cama sin atención médica

El ejercicio y la alimentación también pueden ayudar a perder peso, cuando uno lo necesita. Si tiene exceso de peso, alcanzar un peso corporal saludable y mantenerlo puede reducir mucho la glucosa sanguínea y, de esa manera, disminuir el riesgo de neuropatía periférica.

Si fuma, deje de hacerlo. Fumar puede afectar la circulación sanguínea y aumentar el riesgo de desarrollar neuropatía periférica. Si le es difícil dejar de fumar sin ayuda, consulte al proveedor de atención médica acerca de las alternativas para dejar el hábito, incluido los medicamentos.

Consulte con su médico

Debido a que la neuropatía periférica, a veces, puede empezar lento con apenas un entumecimiento en los pies, es importante mantenerse vigilante en el cuidado de los pies. Revísese a diario los pies para ver si tienen algún corte u otro tipo de lesión porque cuando se deja sin revisar, hasta una herida pequeña puede convertirse en una infección grande. A fin de evitar daños en los pies, córtese con cuidado las uñas, use zapatos que le calcen bien y no ande descalzo.

Si observa que alguna herida o llaga de los pies no cicatriza, haga una cita con el proveedor de atención médica para revisarla cuanto antes. De igual manera, hable enseguida con el proveedor de atención médica si nota entumecimiento o dolor en los pies. El diagnóstico y el tratamiento a tiempo de la neuropatía diabética brindan la mejor oportunidad de controlar los síntomas y prevenir futuros daños nerviosos.

0 93

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

mover las piernas
Foto cortesía de Mayo Clinic

Los investigadores de Mayo Clinic emplearon estimulación eléctrica sobre la médula espinal e intensa fisioterapia para ayudar a un hombre a voluntariamente mover sus piernas paralizadas, ponerse de pie y hacer movimientos similares a pasos por primera vez en tres años.

Este caso es el resultado de una colaboración con los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés) y se publicó en Mayo Clinic Proceedings. Los investigadores dicen que estos resultados aportan más pruebas respecto a que combinar esta tecnología con la rehabilitación puede ayudar a los pacientes con lesiones en la médula espinal a recuperar el control de movimientos que antes estaban paralizados, como aquellos similares a dar pasos, controlar el equilibrio y ponerse de pie.

“Estamos realmente emocionados porque los resultados superaron las expectativas. Aunque estos resultados sean iniciales, el paciente continúa progresando”, comenta el neurocirujano Dr. Kendall Lee, investigador principal y director del Laboratorio para Ingeniería Neural de Mayo Clinic.

sede de Mayo Clinic
Foto cortesía de Mayo Clinic

Lea también: Exitoso trasplante de cara a hombre en Wyoming (videos)

El caso

El paciente de 26 años se lesionó la médula espinal en la sexta vértebra torácica, o sea en la mitad de la espalda, hace 3 años. Se le diagnosticó con lesión motora total de la médula espinal, lo que significa que no podía mover ni sentir nada desde la mitad del torso.

El estudio empezó con 22 semanas de fisioterapia para el paciente, compuestas por tres sesiones de entrenamiento por semana para preparar los músculos a fin de intentar hacer cosas durante la estimulación de la médula espinal. Se hicieron pruebas con regularidad para ver los cambios. Algunos resultados llevaron a que los investigadores calificaran más a fondo a la lesión y la llamaran incompleta, lo que sugería la posibilidad de que quedasen conexiones durmientes.

Después de la fisioterapia, se operó al paciente para implantarle un electrodo en el espacio epidural cerca de la médula espinal, por debajo del área lesionada. El electrodo está conectado a un dispositivo que es controlado por un computador y está bajo la piel del abdomen del paciente. Mayo Clinic recibió autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para el uso alterno de este dispositivo que envía corriente eléctrica a la médula espinal a fin de permitir al paciente producir movimientos.

Lea además: ¿Cómo la reserva grasa del hígado provee energía durante el ayuno?

El post operatorio

Después de un período de recuperación de la cirugía de tres semanas, el paciente reanudó la fisioterapia y se ajustaron las configuraciones de la estimulación para permitirle movimientos. En los primeras dos semanas, el paciente voluntariamente pudo hacer lo siguiente:

  • Controlar los músculos mientras estaba recostado de lado, lo que derivó en movimientos de las piernas.
  • Hacer movimientos parecidos a pasos, tanto recostado de lado como en la posición de pie con ayuda.
  • Sostenerse de pie por sí solo, sujetado de las barras con los brazos para equilibrarse.

Hacer un movimiento voluntario o intencionado significa que el cerebro del paciente envía una señal a las neuronas motoras de la médula espinal para que muevan las piernas deliberadamente.

“Eso realmente marcó el paso de la rehabilitación posquirúrgica, porque se intentó utilizar la función recuperada por el paciente para impulsar aún más la recuperación de las capacidades”, dice la Dra. Kristin Zhao (doctora en investigación), otra investigadora principal y directora del Laboratorio de Tecnología de Asistencia y Restablecimiento de Mayo Clinic.

Los datos plantean que las personas con lesiones incompletas de la médula espinal podrían ser aptas para la terapia de estimulación epidural. No obstante, es necesario investigar más acerca de cómo contribuye una lesión incompleta a la recuperación de las funciones.

 

Los artículos están disponibles en la red electrónica en mayoclinicproceedings

Si desea más información, visite mayoclinic

0 142

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

Mayo Clinic
Foto cortesía de Mayo Clinic

Muchos pacientes llegan a Mayo Clinic para obtener una segunda opinión o confirmar un diagnóstico, antes del tratamiento de una afección compleja. En un nuevo estudio, Mayo Clinic informa que hasta 88 por ciento de los pacientes regresa a su casa con un diagnóstico nuevo o más refinado, lo cual cambia el plan de atención médica y potencialmente su vida, mientras que en solo 12 por ciento se confirma el diagnóstico original como completo y correcto.

Estos resultados se publicaron en la Journal of Evaluation in Clinical Practice (Revista de Evaluación de la Práctica Clínica). La investigación estuvo dirigida por el Dr. James Naessens, doctor en ciencias e investigador sobre políticas de la atención médica en Mayo Clinic.

menopausia-a-tu-salud
Foto. Cortesía de Mayo Clinic
¿Por qué obtener una segunda opinión?

Cuando la gente enferma, busca un médico para encontrar soluciones, pero los médicos no siempre tienen la respuesta. Debido a la naturaleza rara de los síntomas o a la complejidad de la afección, los médicos a menudo recomiendan obtener una segunda opinión; aunque en ocasiones, son los mismos pacientes quienes buscan otra opinión.

Lea también: Conoce la historia de Nicole, la mujer que nació con dos vaginas

Esa segunda opinión puede llevar a la implementación más rápida de un tratamiento salvador o a la suspensión de terapias innecesarias. Además, una segunda opinión puede reducir el estrés del resto de la familia del paciente, cuando las noticias revelan que el nuevo diagnóstico no conlleva funestas implicaciones genéticas. Estas dos situaciones pueden ser el resultado de un error en el diagnóstico.

Foto cortesía Mayo Clinic
Existe buena probabilidad de que se ajuste el diagnóstico 

Para determinar el alcance del error en el diagnóstico, los investigadores examinaron los expedientes de 286 pacientes remitidos durante un período de dos años (1 de enero de 2009 al 31 de diciembre de 2010) a la División de Medicina Interna General de Mayo Clinic en Rochester por proveedores de atención médica primaria, conjunto al que anteriormente ya se estudió en otro tema relacionado. El grupo se componía de todos los pacientes remitidos por enfermeros especialistas y asociados médicos, junto a una cantidad igual de pacientes remitidos por médicos y seleccionados aleatoriamente.

El equipo comparó los diagnósticos con los que se remitió a los pacientes frente al diagnóstico final para determinar el grado de coincidencia entre ambos y, por tanto, el nivel de errores en el diagnóstico. En apenas 12 por ciento de los casos se confirmó el diagnóstico.

En 21 por ciento de los casos, el diagnóstico cambió completamente, y en 66 por ciento de los pacientes se refinó o redefinió el diagnóstico. No hubo diferencias significativas entre los tipos de proveedores de atención médica.

“El tratamiento eficaz y eficiente depende del acierto en el diagnóstico. Es preocupante saber que más de 1 de cada 5 pacientes puede tener un diagnóstico completamente incorrecto, no solo por los riesgos de seguridad que estos pacientes corren antes del diagnóstico correcto, sino también porque los supuestos pacientes no fueron remitidos en lo absoluto”, señala el Dr. Naessens.

Lea también: Opciones para cicatrices de acné que no mejoran con el tiempo

hombres-testoterona
Foto referencial. Cortesía Mayo Clinic
Los peligros de contener los costos 

A fin de controlar los costos cada vez mayores en el ámbito de la atención médica, las aseguradoras de salud generalmente limitan el acceso a profesionales fuera de su red, lo que resulta muy eficaz para restringir la remisión de pacientes. Más aún, los proveedores de atención médica primaria posiblemente tengan más confianza en su experiencia diagnóstica de lo justificado en un caso particular, o los pacientes tal vez carezcan de los conocimientos o de la seguridad en sí mismos para solicitar que se los remita a otro profesional.

“Eso puede impedir que se identifique un error en el diagnóstico y llevar al retraso del tratamiento y a complicaciones que derivan en tratamientos más caros y hasta en un daño o en la muerte del paciente. Nuestra intención es promover la obtención de segundas opiniones cuando el proveedor de atención médica no está seguro”, dice el Dr. Naessens.

En su nueva publicación titulada Improving Diagnosis in Health Care (Mejorar el diagnóstico en la atención médica), la Academia Nacional de Medicina cita a los errores en el diagnóstico como un componente importante para determinar la calidad de la atención médica:

Pese a la omnipresencia de los errores en el diagnóstico y al riesgo de que el paciente sufra daños graves, dentro de los movimientos en pos de la calidad y la seguridad del paciente en la atención médica muy poco se ha valorado a los errores en el diagnóstico. Sin un enfoque específico sobre mejores diagnósticos, estos errores muy probablemente empeorarán, a medida que sigue aumentando la complejidad de la forma de brindar atención médica y del proceso de diagnóstico.

Los investigadores identificaron los costos relacionados con la obtención de segundas opiniones  y al respecto, el Dr. Nessens anota lo siguiente: “En los casos en que el diagnóstico final es diferente, el costo total es significativamente mayor que en aquellos en los que se confirma o refina el diagnóstico, pero la  alternativa puede ser mortal”.

El científico añade que él y su equipo están muy contentos con la solicitud de la Academia Nacional de Medicina para obtener fondos federales específicos que mejoren los procesos de diagnóstico y reduzcan los errores. Además, piensan investigar más sobre los errores en el diagnóstico y esperan encontrar formas de mejorar el proceso.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

0 129

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

dieta vegetariana
Foto referencial cortesía Mayo Clinic

Seguir una dieta vegetariana es una manera sana de comer. Varios estudios han vinculado a las dietas vegetarianas con menos incidencia de enfermedades crónicas y cáncer. Si bien excluir la carne u otros productos de origen animal hace que la alimentación sea más sana, también hay que considerar otros factores.

Igual que con todo tipo de dieta, es importante no confiar excesivamente en los alimentos procesados que pueden contener muchas calorías, azúcar, grasa y sodio. Los vegetarianos tienen la ventaja de que, por lo general, comen más frutas, verduras y cereales integrales que la gente que consume carne.

Dieta vegetariana
Foto referencial

Lea también: ¿Cómo la reserva grasa del hígado provee energía durante el ayuno?

Claves

La clave de una dieta vegetariana sana, igual que de cualquier otra dieta, es incluir una variedad de alimentos.

No existe ningún alimento que por sí solo brinde todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Es importante que las personas mayores, especialmente, estén conscientes de sus necesidades nutricionales, puesto que el envejecimiento puede aumentar el riesgo para deficiencias en la nutrición.

Converse con su médico o con un licenciado en dietética a fin de desarrollar un plan alimentario sano para vegetarianos que supla sus necesidades.

No obstante, de manera general, preste atención a los siguientes nutrientes:

dieta vegetariana
Foto referencial

Lea también: Conoce 7 alimentos no aptos para cocinar o calentar en el microondas

  • Calcio y vitamina D 
    El calcio ayuda a conservar fuertes los huesos y a prevenir fracturas, lo cual es particularmente importante a medida que uno envejece. La leche y los productos lácteos tienen alto contenido de calcio, pero los vegetales de hoja verde oscura también son buenas fuentes vegetales de calcio cuando se ingieren en cantidad suficiente. Otra opción son los productos enriquecidos y fortificados con calcio, incluido los jugos y los cereales para el desayuno. La vitamina D también desempeña una función importante en la salud ósea, en la función inmunitaria y en la reducción de la inflamación. La vitamina D se añade en la leche, en algunas marcas de leche de soja o leche de arroz y en los cereales para el desayuno. Cuando no se ingiere suficientes alimentos fortificados y la exposición a la luz solar es limitada, posiblemente sea necesario tomar un suplemento de vitamina D derivado de las plantas. Cabe anotar que los estudios plantean que una alta ingesta de verduras y frutas se vincula con mayor densidad mineral ósea, lo que probablemente se deba a otros mecanismos aparte del calcio o la vitamina D.
  • Vitamina B12
    La vitamina B12 es necesaria para producir glóbulos rojos y evitar la anemia. Si usted incluye en su alimentación productos lácteos y huevos, esas son buenas fuentes de vitamina B12. Las personas mayores suelen tener más dificultad para absorber la vitamina B12 de los alimentos y, por ello, tal vez podrían considerar ingerir alimentos fortificados o suplementos vitamínicos para compensar cualquier deficiencia. Eso es particularmente cierto en las personas que siguen una dieta vegana, la cual excluye productos lácteos.
Dieta vegetariana
Foto referencial
  • Proteína
    La proteína ayuda a mantener sana la piel, los huesos, los músculos y los órganos. Los huevos y los productos lácteos son buenas fuentes de proteína y no es necesario comerlos en gran cantidad para suplir la necesidad de proteína. Los alimentos de origen vegetal (por ejemplo: los productos de la soja, las legumbres, las lentejas, las semillas, los frutos secos y los cereales integrales) pueden aportar suficiente cantidad de proteína cuando se comen en variedad durante todo el día.
  • Ácidos grasos omega 3 
    Los ácidos grasos omega 3 son importantes para la salud cardíaca. Las dietas que excluyen el pescado y los huevos generalmente contienen poco de la forma activa de los ácidos grasos omega 3. El aceite de colza o canola, el aceite de soja, las nueces, la linaza y las semillas de soja son buenas fuentes de ácido graso omega 3 de origen vegetal, llamado ácido alfa linolénico. Sin embargo, la conversión del ácido alfa linolénico a los tipos de ácidos grasos omega 3 que son mejores para la salud del corazón es mucho menos eficiente.
  • Hierro y zinc
    El hierro es un componente fundamental de los glóbulos rojos. Las legumbres secas, como los frijoles y las arvejas (chícharos o guisantes), las lentejas, los cereales enriquecidos para el desayuno, los productos con cereal integral, los vegetales de hoja verde oscuro y los frutos secos son buenas fuentes de hierro. Debido a que el hierro no se absorbe con la misma facilidad cuando proviene de fuentes vegetales, la ingesta de hierro recomendada para los vegetarianos es casi el doble de quienes no lo son. A fin de ayudar a que el cuerpo absorba el hierro, coma los alimentos que lo contienen conjuntamente con alimentos ricos en vitamina C (por ejemplo: fresas, frutas cítricas o tomates). Igual que el hierro, el zinc tampoco se absorbe fácilmente cuando proviene de fuentes vegetales en lugar de productos animales. El queso es una buena alternativa, siempre y cuando usted coma productos lácteos. Las fuentes vegetales de zinc incluyen cereales integrales, productos de la soja, legumbres, frutos secos y germen de trigo.
  • Yodo
    El yodo es un componente de las hormonas tiroideas, que ayudan a regular el metabolismo, el crecimiento y el funcionamiento de órganos claves. Las dietas vegetales normalmente son bajas en yodo, pero se puede obtener una cantidad significativa de yodo con apenas un cuarto de cucharita de sal yodada al día.

Con tan solo un poco de planificación, la dieta vegetariana fácilmente puede brindarle toda la nutrición que necesita y posiblemente mejore su salud. Si desea un buen punto de partida donde obtener más información, incluido recetas, visite https://vegetariannutrition.net, que es el sitio web creado por la Academia de Nutrición y Diabetes.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO