Lunes 27 Marzo 2017
Tags Posts tagged with "cumplir metas"

cumplir metas

0 148
Cortesía

Los “propósitos de enmienda” como yo los llamo, que todos nos planteamos a comienzos de año, es costumbre formularlos verbalmente”, razón por la cual, en la mayoría de los casos terminan siendo solo “buenas intenciones”. Mi recomendación para que no se olviden en el mes de febrero, es que los escriban más los revisen permanentemente y gracias a un ejercicio de constancia puedan hacer realidad, si no todos, unos cuantos y eso representará per sé, un gran avance en sus vidas.

La clave está en ser disciplinados, porque no hay fórmulas mágicas, cualquier cosa que trasciende es producto de un esfuerzo, no de la improvisación, es fruto de la planeación, de la continuidad y de hacer en cada momento, en cada día, lo que se tiene que hacer para lograrlo.

La labor cotidiana, el buen desempeño, el mejor trabajo, producen en el corto, mediano o largo plazo resultados notables y trascendentes ya que, de lo que hagamos hoy va a depender el futuro.

En la mayoría de los casos, los deseos se establecen en “términos afectivos”, por ejemplo, la más común de las intenciones de año nuevo es: “el próximo año me voy a portar bien” pero bueno, qué quiere decir eso, hay que ser específicos y establecer el cómo; así es que se construyen y alcanzan metas.

Insisto, hay que darse un espacio, para sentarse y escribir lo que aspiramos cambiar o mejorar en nuestra cotidianidad, para que haya una especie de compromiso con nosotros mismos; más tener la oportunidad de revisar dicho compromiso cada cierto tiempo para evaluar cómo vamos en nuestro desempeño y refrescar lo pendiente.

Lea también: Metas: Cómo hacer para cumplirlas

¿Por qué tendemos a no llevar a cabo nuestros sueños?

Todos los años decimos lo mismo: “este año va a ser diferente”, pero no ocurre nada. Por eso yo decidí que el 2017, será el año en el que más metas personales lograré. Y ustedes, me acompañan?

Para cumplir nuestros propósitos, lo primero que debemos tener en cuenta es qué nos lleva a abandonar el trabajo para alcanzarlos.

La mayoría nos dejamos manejar mentalmente por la “teoría del todo o nada”. No hay un término medio, sólo los extremos, por eso al fallar la primera vez claudicamos.

Generalmente los que intentamos hacer cambios en nuestra vida, nos esforzamos muy poco en recompensar los avances y por el contrario muchos sólo nos castigamos por los retrocesos.

La mayoría de las personas que se establecen una meta olvidan diseñar un plan de acción objetivo que se adapte a su tiempo y capacidades, y algunos si lo hacen pero dejan de lado el evaluar lo que les motiva para así no perder el foco. Hay que medir no sólo lo agradable que puede resultar alcanzar la meta, sino también determinar lo necesario o positivo que resulta a la larga.

Lea también: Año nuevo, nuevas metas: Regresando a Correr

El poder motivador de cualquier meta viene de verdaderamente comprender por qué se quieren lograr.

Antoine de Saint Exupery escribió: “si quieres construir un barco no le pidas a la gente que te junte madera y no les asignes tareas y trabajo, más bien enséñales a suspirar por la interminable inmensidad del mar”.

No hagan una lista inmensa de propósitos, elijan dos o tres que sean las más importantes para ustedes. Si los logran antes de que el año termine, pues maravilloso; entonces pueden elegir uno o dos más.

En mi caso, resulta de gran ayuda colocar recordatorios visuales como fotografías o imágenes del destino final deseado. Pídanle a un familiar o amigo que les monitoreen y le recuerden la meta a lo largo del camino. Además, prémiense sin importar cuan pequeños sean los logros.

No hay mejor momento para empezar que el presente. Si esperan para trabajar en sus propósitos hasta encontrar el momento perfecto, nunca iniciarán. Determinen qué es lo que necesitan para empezar y pónganse en marcha, pues antes de que se den cuenta estarán celebrando sus éxitos.

Este es un extracto de la columna original publicada en Caraota Digital.

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

La motivación es fundamental para poder actuar, pero para que haya motivación tiene que haber cierta certidumbre o convicción de que las acciones van a conducir a un resultado predecible. Cuando existen interferencias en el ambiente, hay un riesgo muy grande de que se disminuya la certidumbre y que por lo tanto, se caiga en un ciclo de desesperanza.

La buena noticia es que podemos elegir el modo de ver e interpretar los acontecimientos. Sin embargo, cuando los acontecimientos son muy demandantes o intensos, las emociones y reacciones que despiertan hacen difícil mantener la motivación.

Por ende, la primera recomendación para mantenerse motivado es no actuar bajo los efectos de las emociones. Es decir, no tomárselo tan a pecho en las primeras de cambio.

 

Una vez ocurrida la situación, lo más importante es respirar hasta 10, dar un paseo, caminar o hacer un cambio gestual nos ayuda a dar tiempo para que la sangre suba a la corteza cerebral.

Se trate de mantenerse motivado a si mismo o a un equipo, permitir que este tipo de reacciones viscerales nos dominen puede generar desesperanza, frustración y desánimo.

FRASES-MOTIVACIONALES_A_TU_SALUD

Lea también: ¿Cómo motivar a los jóvenes?

 

 

Automotivarse

Para conseguir esa motivación intrínseca, aún cuando el ambiente externo sea difícil de maneja, es importante tener claro que todo es una elección. Es decir, elegimos cómo sentirnos y actuar ante determinados hechos.

Mantenerse motivado es, de alguna manera, una escogencia muy personal que se debe hacer diariamente, de vivir la vida que se tiene adelante, porque esa es la base del compromiso con la vida, a pesar de las experiencias personales.

Es fundamental tener la sensación de elección, porque eso brinda la posibilidad de autonomía y determinación. Esta variable es tan importante que puede determinar la entrada a un ciclo de éxito, de esperanza y optimismo o a uno de desesperanza y de pobreza.

Hay otro elemento importante que es el hecho de tener un objetivo, un propósito. Hay que identificar qué es lo que se quiere hacer en la vida, cuáles son las necesidades personales más profundas por las cuales se está dispuesto a vivir. Estas circunstancias de adversidad que se viven a nivel mundial hoy en día, son una buena oportunidad para que todos nos veamos frente a frente con cuál es ese propósito por el que estamos dispuestos a pasarla difícil si es necesario.

Y si necesitas instrucciones para mantenerte motivado, sigue al pie de la letra la receta que te presentamos en la infografía al comienzo.

En Inspirulina siempre estamos buscando nuevas ideas para hacer tu vida, día a día, más armoniosa y plena.

Nos gusta mucho compartir consejos y dar herramientas que aunque parecen muy sencillas, al agregarlas de poquito a poquito en nuestra cotidianidad, nos traen grandes recompensas, además, multiplicando ese tesoro hacia quienes nos rodean.

Una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta es que realmente no hay plan, se trata de dejar fluir y aquí va la primera clave: “Ser más, no tener más”.

Lea además: ¿Qué factores intervienen cuando un plan no se lleva a término?

Parte del éxito que podemos ver en algunas personas está basado en no esperar a estar listo o el momento adecuado, sino mas bien es empezar cuando se tiene el deseo. De igual manera, muchas de estas personas que vemos felices y exitosas han encontrado su verdadera pasión y la han convertido en su proyecto de vida.

Debemos sacarle provecho a nuestro día, haciendo las cosas que nos gustan y tomándonos el tiempo en cada momento, de esta forma el día será productivo y nos iremos acercando cada vez más a nuestras metas.

Para obtener ventaja dentro de nuestro pequeño caos, debemos organizarnos y tomar en cuenta los detalles, sin olvidarnos de nosotros. Por eso traemos este checklist para ti.

  • Arranca el día temprano: por ahí dicen que “el que madruga Dios lo ayuda”. Antes de que el mundo despierte ¡levántate tú!
  • Desayuna: y hazlo muy bien, de manera nutritiva y saludable para que tengas la energía que necesitas.
  • Aprovecha el tiempo: si viajas en tu propio auto o en bus, toma el tiempo para aprender algo nuevo.
  • Prioriza: comienza tu trabajo por lo más importante.
  • Descansa: divide tu tiempo. Trabaja y descansa, recuerda que es necesario reponer energía.
  • Diviértete: dedica tiempo diario a realizar actividades que te llenen de alegría y te hagan sentir bien.

Planificarse es una excelente manera de aprovechar el tiempo, sin embargo, es necesario que aprendamos a no frustrarnos si las cosas no salen como esperábamos. Por eso te decíamos que todo es parte de dejar fluir las situaciones, aprovechar cada situación, aprender y evolucionar.

Mantén en tu mente pensamientos positivos, creyendo siempre que el universo en efecto confabula a tu favor, y verás cómo esa energía y buena vibra se mantiene a tu alrededor.