Viernes 28 Abril 2017
Tags Posts tagged with "dar a luz"

dar a luz

Por. Carolina Vázquez Hernández

Cortesía

Las mamis que hemos dado lactancia materna exclusiva hemos vivido de manera crítica las “pico-crisis de crecimiento” de nuestros bebés.  Han sido días donde la duda nos ha embargado y no nos sentimos capaces de satisfacer todas las necesidades de nuestr@ hij@, han sido días de alta demanda donde bañarse o atender cualquiera de nuestras necesidades básicas ha resultado ser una labor titánica, si es que llegamos hacerlo.  Han sido días donde recurrimos a todos nuestros recursos: amigas, madres, consejeras de lactancias, médicas… buscando una respuesta que nos de paz en esa transición. Quizás, quienes vemos esto a lo lejos suspiramos diciendo, “uf, menos mal que ya salí de eso”, sin embargo hoy quiero decirles que los “picos de crecimiento “ no son sólo biológicos y de alimentación física, nuestros hij@s pasan por “picos de crecimiento emocional, psicológicos y espirituales”.

Mucho de lo que llamamos “crisis”, “rebeldía”, “adolescencia”, “conflictos”, etc… no son más que “picos de crecimiento pisco-emocionales-espirituales”.  Son períodos en donde nuestr@s hij@s nos demandan nuevas habilidades para cultivar, quizás, una nueva relación con ell@s desde su nueva realidad o sus necesidades vigentes.

Mucho de lo que afecta la calidad de relación madre-padre-hij@ es quedarnos en verles como “nuestro eterno bebé”, nuestr@ “dulce y tiern@ niñ@“ sin querer sentir el dolor del parto constante de parirlos a su madurez e independencia en cada período evolutivo.  Es el deseo de , como madres-padres, congelar una manera de amarles, sin ver que eso también se transforma.

Lea también: Amamantar en cualquier momento y lugar

Cuando ell@s comienzan a diferenciarse de nosotros como madres-padres, cuando ya no desean, ni les gustan nuestras propuestas, desde las más sencillas como su ropa, hasta las más importantes, como pueden ser normas y/o hábitos, comienzan a vivirse las frustraciones de que ell@s no son como lo esperábamos, no comprendemos el por qué nos tenemos que plantar en una “lucha” para que “hagan caso” y desde allí, quizás desde los 2 años, comenzamos aprender,  o no, a como manejar sus “picos de crecimiento psicoemocionales-espirituales” y que durarán de manera marcada hasta los 21 años (y en está sociedad infantilizadora puede ser hasta los 28).

En mi afán de despatologizar al ser humano e integrar todas su dimensiones del ser, me gusta llamar a estos períodos “Hitos de madurez”.  Son periodos, vivencias necesarias para que ell@s se transformen en seres humanos interdependientes, verdaderamente autónomos a nivel emocional-espiritual, con autorregulación y responsabilidad de sus emociones y con uso pleno de su libre albedrío. Donde nazcan a su propia autoridad interior y a un poder creador-transformador sin necesitar el autoritarismo regulador de la sociedad.

Hacer una tabla de clasificación de cuáles son esos hitos por período cronológico, como lo hacen en la psicología evolutiva y el desarrollo psicomotor u otra habilidad, siento que etiqueta y restringe lo único que es cada ser.  Mucho han hablado de los ciclos de siete años (en específico para la mujeres), los de 12 años (más para los hombres) y cada cultura tiene su propia visión de ello.  Yo lo que pido es que se desarrolle una capacidad perceptiva de los padres-madres para ver a sus hij@s desde esa comprensión y no desde la patología de la “crsisis” (vista y abordada como negativa), desde “él o ella tiene un problema y hay que llevarlo al psicólogo”, desde el miedo o la angustia de que “algo esta mal”.  Sin duda alguna, son períodos desafiantes, donde (como en la lactancia materna) nos desorientamos, sentimos que no satisfacemos sus necesidades, donde dudamos de lo que hemos hecho.  Pues también nos toca crecer con ell@s y mirar hacia adentro.

Los “Hitos de Madurez”  de nuestr@s hij@s nos invitan a explorarnos como seres humanos, a preguntarnos qué nos esta moviendo nuestr@ hij@, que nos puede estar mostrando de nuestros propios procesos psicológicos incompletos o inmaduros.  Qué herramientas nos esta pidiendo que usemos como modelaje para su madurez: ¿la paciencia?, ¿La confianza?, ¿el verdadero respeto?, ¿el silencio?…  Ahora son desafíos directamente proporcionales a su tamaño, edad y capacidad de comprensión.  Te invito a ver a tu hij@ y que te preguntes ¿cuáles son los desafíos que me está planteando hoy para acompañarle en su madurez pisco-emocional, espiritual?  Como siempre, no hay recetas, no hay fórmulas mágicas, no podemos “saltar” a la siguiente fase porque ésta es muy difícil. Es necesario comprender que es un proceso que requiere tiempo y espacio, que es necesaria la “manada familiar” para darnos contención a nosotros como padres-madres. Es tiempo de sentir, ser humildes y honest@s con nosotr@s mism@s y con ell@s.  Es, quizás, también tiempo de mostrarle nuestra humanidad a ell@s y decirles que “no sé resolverlo todo, ahora nos toca junt@s aprender hacerlo”, “nos corresponde crear una nueva relación junt@s”.

Necesitamos sentir el dolor de la muerte “del niño que era” nuestro hijo y darle la bienvenida al cada vez más maduro  joven o adulto que nace.  Nuestr@s bebés quedarán en las fotos, en nuestros corazones y siempre nos arrebataran una sonrisa.  Ahora aprendemos a maravillarnos con los niñ@s, jóvenes y adultos, en constante transformación, que nos acompañan  en la intensa vivencia de ser familia: madres-padres, en el eterno espiral de la madurez.

Carolina Vázquez Hernández. Psicóloga. Psicología de la Mujer. Psicología Perinatal. Maestría en estudios de la mujer. Doula. Preparadora pre- post natal.  Fundadora-Directora de Aquamater Maternidad Consciente

0 406

Por. Viviana Bautista / Redacción A Tu Salud

La vuelta a la normalidad del organismo de la madre después de dar a luz es paulatina. El cuerpo necesita su tiempo para darle la bienvenida al segundo hijo. Durante el embarazo, suceden muchos cambios en la anatomía de la mujer. Algunas funciones del organismo se ven alteradas debido al influjo de las hormonas para cubrir las necesidades del desarrollo del bebé, del parto y de la lactancia.Segundo hijo

Lea también: Descubre lo que ocurre en tu cuerpo en el segundo mes de embarazo

Saber cuánto esperar para el segundo embarazo es fundamental, de ello dependerá la buena salud de la madre y por supuesto del bebé, ya que la mujer ha pasado por un proceso de cambios muy importante y los expertos recomiendan esperar a la vuelta a la normalidad para afrontar un nuevo embarazo.

El médico experto en Obstetricia y Ginecología, José Carlos Rosales, nos explica que “lo ideal es esperar por lo menos dos años después del primer embarazo”.

Para entender mejor sus aseveraciones lo entrevistamos y esto fue lo que nos comentó…Segundo hijo 1

Lea también: ¿Cómo curar el ombligo del bebé después del nacimiento?

¿Qué pasa si el embarazo se da antes de los dos años?

En caso de que quedes embarazada inesperadamente, Rosales afirma que “el riesgo no es muy alto, pero se considera un embarazo muy temprano.  Sin embargo, en una paciente sana con un estado de salud normal, el embarazo transcurre bien”.

¿Por qué es conveniente esperar?

Durante la etapa de gestación, el cuerpo en la mujer realiza un consumo importante de las reservas de calcio y hierro, las cuáles deben reponerse en el tiempo antes mencionado. Además, si la fémina pasó por un trabajo de cesárea, lo más recomendable es esperar que la herida cicatrice por completo.Segundo hijo 2

Lea también: Recomendaciones para una maternidad saludable

Fuente: José Carlos Rosales Médico Cirujano de la Escuela José María Vargas de la Universidad Central de Venezuela y postgrado en Obstetricia y Ginecología en la Maternidad Concepción Palacios. /Fertilab.net/ Twitter: @fertilabnet FB: fertilab.net  Correo electrónico: jescuderove@hotmail.com / Guía Infantil

0 821

Por. Equipo de redacción A tu Salud

Según el informe anual de Save the Children, hay un abismo entre ser madre en Noruega o en Somalia.
“El Estado Mundial de las Madres 2015: La Desventaja Urbana” clasifica los mejores y peores países para ser madre basándose en las condiciones de salud, educativas, económicas y políticas de las madres, las niñas y los niños.

En el ranking, Noruega se situó en el primer puesto, seguido por los otros países nórdicos, mientras que Somalia permaneció en el último lugar por segundo año consecutivo.

Estados Unidos se situó en el puesto 33 con una tasa de mortalidad materna sorprendentemente alta.
Allí, una en cada 1.800 mujeres tiene la probabilidad de morir por complicaciones durante el embarazo y/o parto, lo que significa un riesgo 10 veces más grande al que se enfrentan las mujeres en Polonia o Austria.
Además, entre las capitales de los países de altos ingresos, Washington tiene el mayor riesgo de muerte infantil y una gran desigualdad.

mejores-países-para-dar-a-luz-a-tu-salud
Los 10 primeros

Noruega

Finlandoa

Islandia

Dinamarca

Suecia

Holanda

España

Alemania

Australia

Bélgica

 

10-peores-países-para-tener-hijos
Los 10 últimos

Haití y Sierra Leona

Guinea-Bissay

Chad

Costa de Marfil

Gambia

Nigeria

Mali

República Centroafricana

R.D.Congo

Somalia

 

argentina-mejor-país-para-tener-hijos-a-tu-salud

Latinoamérica y el Caribe

En esta región los contrastes son grandes según el ranking de Save the Children.

Argentina es el mejor país para ser madre, ocupando el puesto 36 y Haití el peor, ubicándose en el puesto 169 de los 179 países incluidos en el estudio.

Panamá hizo grandes avances alcanzando el puesto 78, comparado al puesto 109 en el año pasado. Por otro lado, Uruguay tiene la tasa de mortalidad materna más baja con 1 de cada 3.500 mujeres en riesgo de morir por complicaciones debido a un parte o embarazo. En contraste, una madre nicaragüense tiene un riesgo 10 veces más grande de morir que una mujer en Uruguay. Por su parte, Cuba, Chile y Costa Rica tienen las tasas más bajas de mortalidad infantil. En estos países mueren entre 6 y 10 de cada 1.000 niños y niñas antes de su quinto cumpleaños. En comparación, la tasa en Guatemala es 31 de cada 1.000 niños y niñas y en El Salvador es 15, la misma que en México.

Perú está entre los 10 países con la brecha más grande entre pobres y ricos que viven en áreas urbanas.
Además del ranking de mejores y peores países para ser madre, el informe desveló el estado de salud y supervivencia de los niños y niñas que viven en zonas urbanas.

“Por primera vez en la historia, más de 50% de las muertes infantiles de niños y niñas menores de 5 años en América Latina y el Caribe ocurren en las zonas urbanas, comparado con un 30% en África y Asia”.

“Cada vez a más gente les atrae vivir en las ciudades, pero muchas ciudades no son capaces de mantenerse a la par de la velocidad vertiginosa de crecimiento urbano, dejando a cientos de millones de madres y niños y niñas viviendo en barrios pobres sin acceso a los servicios básicos de salud y el agua limpia que necesitan para sobrevivir y mantenerse sanos”, dijo Rohr.

En este contexto, Perú está entre los 10 países con la brecha más grande entre pobres y ricos que viven en áreas urbanas.

Los niños y niñas de familias peruanas pobres tienen 3,6 veces más probabilidades de morir antes de su quinto cumpleaños que aquellos de familias ricas.

Estas ciudades están trabajando para ampliar el acceso a los servicios básicos de salud para madres y recién nacidos y asegurar el acceso a atención médica para las familias más pobres en zonas urbanas.

Fuente: BBC 

0 652

Por. Equipo de redacción de A tu Salud

El postparto corresponde a un periodo que comprende 8 semanas posteriores al nacimiento del bebé. Durante este tiempo, se debe tener precaución respecto al deseo de querer perder peso y las maneras de hacerlo, pues darle demasiada importancia al hecho de recuperar el peso podría acarrear problemas en el vínculo con el bebé.

Según un estudio realizado en Reino unido, las madres que estaban demasiado preocupadas por adelgazar después del parto podían tener comportamientos perjudiciales para sus hijos. Sin embargo, es una conducta común dada la insinuación cultural de que la mujer después de haber dado a luz debe lucir como si nada hubiera ocurrido.

A esto se le debe agregar el hecho de que la mujer, después del parto, debe producir leche materna, y para ello la ayudarán los kilos ganados. Luego de dar pecho, usualmente la mujer adelgaza de manera natural.

Lo importante es consultar siempre con el médico tratante sobre el mejor momento y la manera más saludable para perder el peso ganado con el embarazo.

Fuente: Noticiassin.com

 También puedes consultar:

0 631

Por. Equipo de redacción A tu Salud

Si tienes un teléfono inteligente y estás embarazada, “InShapeMoms” es una aplicación que puede orientarte a mejorar tu salud durante el embarazo y después de dar a luz al bebé.

Esta app reúne un programa de salud y preparación al parto realizado por la experta en fitness y salud para madres, Kaisa Tuominen.

Otra opción que te puede acompañar durante este momento especial es una llamada “BabyCenter”, que sirve como diario para anotar los resultados de las citas médicas, subir fotos, ecografías y hasta calcular la fecha probable del nacimiento del bebé.

Dato curioso

Según los organizadores del evento “App on Health”, existen unas 6.000 herramientas de este tipo en las tiendas (stores) de los tres sistemas de referencia para móviles con conexión a internet (Apple para IPhone, Blackberry y Android), de las que el 30% han sido diseñadas para médicos.

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO