Sábado 24 Junio 2017
Tags Posts tagged with "efectos secundarios"

efectos secundarios

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

La hoja de la guanábana se ha convertido en uno de los tantos productos naturales de fácil acceso, que por sus propiedades reportan beneficios a la salud.

Se estima que la hoja de la guanábana ayuda a mejorar problemas respiratorios, circulatorios, nerviosos e infecciosos. Incluso se ha popularizado como un remedio natural contra el cáncer, pero un estudio realizado por el profesor en ciencias y estudiante de doctorado en ciencias con especialidad de farmacología médica y molecular, José Luis Méndez Cruz,  de la Unidad Académica de Medicina de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAM-UAZ) en México, cree que no es así.

Según expuso en una entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, entre los efectos secundarios del consumo del extracto de la guanábana se pueden mencionar el daño hepático y renal. Su alerta es a que el consumo de esta hoja se haga de la manera correcta.

Lea también: Guanábana: Una rica fuente de vitaminas

¿La hoja es segura?

La hoja de guanábana tiene una gran cantidad de acetogeninas, sustancia que puede llegar a reducir tumores, pero también es importante que la gente tenga información sobre cuáles son las dosis adecuadas para el consumo del extracto de la hoja de esa fruta; porque su ingesta descontrolada puede causar daño renal y hepático.

La explicación

Méndez explicó que las acetogeninas evitan la producción del trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés). Los ATP son la energía que la célula necesita para sus reacciones bioquímicas, entre ellas la reproducción.

Las células tumorales requieren mucho ATP para reproducirse y el cáncer es una reproducción descontrolada de células. Entonces, si nosotros le quitamos la energía (ATP) dejan de reproducirse e incluso llevan a la célula a la muerte o apoptosis.

Lea también: Tratamientos alternativos pueden ser eficaces para reducir el dolor

Hígado y riñón

El estudio se enfocó principalmente en estudiar los efectos que causa la hoja de la guanábana en el hígado y los riñones. Al hígado llegan las sustancias que son ingeridas mientras que el riñón es el órgano que desecha los medicamentos y las sustancias orgánicas solubles en agua, incluso las tóxicas.

¿Cuál es la dosis adecuada?

Méndez señaló que la dosis letal de los extractos de la hoja de guanábana es de 2 gramos por kilogramo de masa corporal. El 12% de estas dosis no causan daño hepático y renal, pero el 50% de la dosis puede provocar necrosis hepática.

Por ultimo añadió que quizá se pueda tomar té de hoja seca de guanábana, pero no se sabe las proporciones de agua y de hoja que sean seguras. Manejar extractos de la hoja de guanábana en la terapéutica oncológica permitiría un mejor control en la dosificación, pero falta que sea probado su uso seguro en humanos. Por otra parte, el consumo de la guanábana es recomendable por el valor nutricional que representa.

Lea también: Dormir mal podría afectar los riñones

Con información de sumedico.com

0 391

“Este estudio marca un hito porque demuestra que es posible obtener información significativa de los propios pacientes y eso permite avanzar un gran paso hacia la concentración sobre el paciente en los ensayos clínicos”

Imagen de referencia

Un estudio realizado en múltiples centros y en el que participaron científicos de Mayo Clinic descubrió que la versión de resultados comunicados por los pacientes del criterio de terminología común para eventos adversos (PRO-CTCAE, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional del Cáncer es exacta, confiable y receptiva, comparada frente a otras medidas clínicas establecidas e igualmente comunicadas por el paciente. El estudio se publicó en la revista JAMA Oncology.

“En la mayoría de ensayos clínicos oncológicos, los proveedores de atención médica, que tienen poco tiempo para pasar con el paciente, son quienes recogen información sobre los efectos secundarios; además existen limitaciones en el ámbito y profundidad de los actuales cuestionarios”, comenta la autora principal del estudio, Dra. Amylou Dueck, bioestadística de Mayo Clinic en la sede de Arizona. La PRO-CTCAE es una amplia recolección de puntos que permite a los pacientes informar directamente el nivel de cada uno de sus síntomas, a fin de mejorar en los ensayos clínicos oncológicos la comunicación de los efectos secundarios que normalmente se basa en la información brindada por los proveedores de atención médica. El estudio, en sí mismo, no tiene precedentes puesto que se validaron simultáneamente más de 100 preguntas distintas sobre síntomas adversos”.

Los científicos reclutaron a más de 1000 pacientes de nueve prácticas clínicas de todo Estados Unidos, incluido siete centros oncológicos. Los pacientes reflejaban la diversidad geográfica, étnica, racial y económica presente en los ensayos clínicos oncológicos, y también padecían  una amplia gama de tipos de cáncer.

Se solicitó a los pacientes llenar el cuestionario PRO-CTCAE antes de las citas. Luego, los científicos compararon esos informes frente a otras medidas establecidas para síntomas, entre ellas, informes sobre casos y calidad de vida, así como datos respecto a prescripciones.

Los científicos lograron validar 119 de las 124 preguntas de la PRO-CTCAE, comparándolas frente a medidas establecidas. Las cinco preguntas no validadas tampoco pudieron evaluarse debido a su poca representación en la población estudiada.

“Este estudio marca un hito porque demuestra que es posible obtener información significativa de los propios pacientes y eso permite avanzar un gran paso hacia la concentración sobre el paciente en los ensayos clínicos”, anota el autor principal del estudio, Dr. Ethan Basch, del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering y del Centro Oncológico Lineberger de la Universidad de Carolina del Norte.

La PRO-CTCAE ahora ha sido incorporada a una cantidad de ensayos clínicos en curso. El estudio se financió a través de contratos del Instituto Nacional del Cáncer.

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic

En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

Fuente: Mayo Clinic

0 609

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

Imagínese que cada mañana, antes de ir al trabajo, pudiera tomar una pastilla que le ayudara a estar alerta, mantener la concentración, mejorar su memoria e incrementar su creatividad y productividad.
Eso es precisamente lo que están haciendo cada vez más personas en lugares como Silicon Valley -la capital mundial de la industria de la tecnología situada en el norte de California- donde en los últimos años han ganado popularidad los llamados nootrópicos.
Estas sustancias -cuyo nombre se deriva del griego “nóos” (mente) y “tropo” (dirección)- supuestamente tienen la capacidad de ayudarnos a mejorar nuestro desempeño mental, sin producir efectos secundarios negativos.
Pese al escepticismo que existe entre la comunidad científica sobre su eficacia, estos “potenciadores cognitivos” son cada vez más usados en ambientes laborales competitivos en los que el intelecto prima sobre cualquier otra cualidad.

“Mejor hacer ejercicio”

Lucien Thomson, profesor de neurociencia de la Universidad de Texas en Dallas, pone en duda la eficacia de muchos de los nootrópicos “ya que los estudios llevados a cabo no son concluyentes”.
“Muchos de los sistemas de neurotransmisores que conocemos y que están involucrados en la memoria también participan en otros procesos, así que si se toma algo para mejorar la memoria se estarán afectando otras funciones cerebrales, con efectos impredecibles”, asegura Thomson en conversación con BBC Mundo.

Algunos expertos ponen en duda la eficacia de muchos de los nootrópicos.
“Además, no se pueden controlar las cantidades de estas sustancias que la gente está tomando. (…) No contar con la supervisión adecuada y no tener en cuenta los posibles efectos secundarios puede tener consecuencias peligrosas”, apunta el experto.

“La mejor estrategia para mejorar las funciones cognitivas es mantener una buena salud física. Sabemos que la plasticidad del cerebro mejora con el ejercicio. La gente desafortunadamente lleva un estilo de vida sedentario y esperan solucionarlo con una pastilla, lo que es absurdo”.
“Además, hay que estar mentalmente activo -haciendo crucigramas por ejemplo- y mantener interacciones sociales -y no me refiero a las redes sociales- sino hablar con otras personas. Todo eso tiene beneficios para la memoria”.

Fuente: BBC Mundo 

 

0 4228

Redacción A Tu Salud

Es un antibiótico derivado de la penicilina, tiene como objetivo combatir las bacterias en el cuerpo. La amoxicilina se suele utilizar para tratar diferentes infecciones causadas por las bacterias, como las infecciones del oído y de la vejiga, neumonía, gonorrea y salmonella. También se usa junto con otro antibiótico llamado claritromicina para curar las úlceras estomacales causadas por la infección por la bacteria Helicobacter pylori. Con esta combinación se valen los médicos para reducir el ácido del estómago, llamando a esta mezcla lansoprazol. La amoxicilina también puede usarse para fines no mencionados.
No uses esta medicina si eres alérgico a la amoxicilina o a cualquier otro antibiótico derivado de la penicilina, como ampicillin, dicloxacilina, oxacilina, penicilina entre otros. Antes de usarla indícale a tu médico si eres alérgico a las cefalosporinas, o si tienes asma, enfermedades del hígado o riñón, sufre de hemorragias o un trastorno de la coagulación de la sangre, mononucleosis o cualquier tipo de alergia.
La amoxicilina puede hacer que tus pastillas anticonceptivas pierdan afectividad. Pregúntele a tu médico acerca del uso de un método no hormonal de control de la natalidad para prevenir el embarazo mientras toma este medicamento. Toma este fármaco por el tiempo completo recetado, aunque sus síntomas pueden mejorar, la infección puede que no esté completamente curada. La amoxicilina no curará una infección viral como el resfriado común o la gripe.

¿Cómo se debe tomar la amoxicilina?
Debes tomarla exactamente como indico tu médico. No puedes tomarlo en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado. No tritures, mastique, o rompas una tableta de liberación prolongada. Para asegurarte de que esta medicina está ayudando a tu condición y no le termine haciendo daño a tu cuerpo debes visitar al médico con regularidad.
Si estas recibiendo este medicamento por gonorrea, tu médico también deberá hacerte pruebas de sífilis entre otra enfermedad de transmisión sexual para descartar cualquier tipo de complicación.
Este medicamento puede causar resultados inusuales con ciertas pruebas médicas, se sincero y dile siempre a cualquier médico que estas usando este medicamento.

Dosis recomendada por patología
Nunca tomes estas dosis sin consultar a tu médico. Podrías estar exponiendo tu cuerpo a sufrir algún daño, recuerda que los doctores son quienes saben con certeza, la dosis recomendada según tu caso.

  • Actinomicosis: 500 mg vía oral, tres veces al día o 875 mg dos veces al día durante seis meses.
    Ántrax: 500 mg vía oral cada 8 horas. Este medicamento no se considera como tratamiento de primera línea para la profilaxis ántrax, sin embargo puede usarse para completar un curso profiláctico de 60 días después de 10 a 14 días de ciprofloxacina o doxiciclina en pacientes embarazadas o en período de lactancia.
  • Endocarditis bacteriana: 2g vía oral administrada una hora antes del procedimiento. La amoxicilina es considerada un agente estándar para la profilaxis de la endocarditis bacteriana en pacientes de alto riesgo sometidos a ciertos procedimientos dentales, respiratorios o esofágicos.
  • Chlamydia: 500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 días en pacientes embarazadas, como una alternativa en individuos sensibles a la eritromicina.
  • Cistitis: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 3 a 7 días.
  • Infección del tracto urinario: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 3 a 7 días.
  • Helicobacter pylori: 1 g vía oral 2 a 3 veces al día durante 14 días.
  • Enfermedad de Lyme: 500 mg vía oral 3 veces al día durante 14 a 30 días. El 15% de los pacientes con enfermedad de Lyme sufren fiebre, aumento del enrojecimiento erupción cutánea y aumento del dolor durante las primeras 24 horas de tratamiento. Esta reacción es auto-limitante, no refleja necesariamente verdadera alergia a la amoxicilina.
  • Otitis media: 250 a 500 mg vía oral tres veces al día durante 10 a 14 días, alternativamente, de 500 a 875 mg vía oral dos veces al día.
  • Neumonía: 500 mg vía oral 3 veces al día o 875 mg vía oral dos veces al día, puede administrarse durante 7 a 10 días si se sospecha la neumonía neumocócica.
  • Sinusitis: 250 a 500 mg vía oral tres veces al día durante 10 a 14 días, alternativamente, de 500 a 875 mg vía oral dos veces al día puede ser administrada, una terapia más prolongada, de hasta 3 o 4 semanas, puede ser necesario en casos refractarios o recurrentes.
  • Infecciones de tejidos blandos: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 a 10 días, como alternativa, 500 a 875 mg por vía oral dos veces al día.
  • Infección del tracto respiratorio superior: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 a 10 días, como alternativa, 500 a 875 mg vía oral dos veces al día.
  • Bronquitis: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 a 10 días, como alternativa, 500 a 875 mg vía oral dos veces.
  • Amigdalitis / Faringitis: 250 a 500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 a 10 días, como alternativa, 500 a 875 mg vía oral dos veces al día.
  • Infecciones Bacterianas: 250-500 mg vía oral 3 veces al día durante 7 a 21 días, como alternativa, 500 a 875 mg vía oral dos veces al día.

Efectos secundarios
Todos los fármacos producen efectos secundarios, si tienes algunos de estos síntomas significa que estas creando una especie de reacción alérgica a la amoxicilina:

  1. Reacciones alérgicas graves
  2. Erupción cutánea.
  3. Urticaria y picazón.
  4. Dificultad para respirar.
  5. Opresión en el pecho.
  6. Hinchazón de la boca, cara, labios o lengua.
  7. Heces con sangre.
  8. Confusión y desorientación.
  9. Orina oscura.
  10. Fiebre y escalofríos.
  11. Dolor de garganta persistente.
  12. Coloración roja, hinchazón, la piel con ampollas o descamación.
  13. Convulsiones.
  14. Diarrea severa.
  15. Dolor de estómago o cólicos.
  16. Hemorragias o hematomas inusuales.
  17. Descarga vaginal o irritación.
  18. Coloración amarillenta de la piel o los ojos.

Fuente: Edrugs.eu
También puedes consultar:

Los fármacos más novedosos y fáciles de administrar no siempre son la mejor alternativa

Mayo Clinic estudiará seguridad genética de fármacos

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");