Martes 25 Abril 2017
Tags Posts tagged with "Fármacos"

Fármacos

0 335

Por: Diana Aponte

Para nadie es un secreto, en especial para el venezolano, la crisis alimenticia y sanitaria en la que vivimos. Conseguir medicamentos básicos para tratar patologías o enfermedades crónicas cada vez es más cuesta arriba, debido a los pocos fármacos que llegan a los centros de salud o farmacias del país.

Ante tal situación precaria, los pacientes se han visto en la obligación de consumir medicamentos vencidos o caducados para así poder cumplir con el tratamiento médico prescrito y salvaguardar lo más importante que tenemos, la salud.

Lea también:  La mayoría de los niños deja de mojar la cama sin atención médica

El equipo de A Tu Salud, conversó con el médico internista Joseph González Sapiani, quién nos explicó si realmente los medicamentos tienen fecha de vencimiento al afirmar que “la fecha de caducidad de un medicamento indica el máximo período de tiempo por el cual el laboratorio ha presentado pruebas de estabilidad química e inocuidad a la autoridad regulatoria”.

En ese sentido, González Sapiani, aseveró que un medicamento puede tener una vida más larga si es almacenado correctamente. “Un medicamento puede expirar antes de la fecha de caducidad si se almacena de forma inadecuada o bien podría durar más allá de la fecha límite como lo han demostrado algunos estudios” precisó.

Algunos estudios lo afirmaron

En 1982, la Organización Mundial de la Salud (OMS), estableció que un medicamento debe tener una fecha de caducidad máximo cinco años, aunque se conoce que algunos pueden conversar sus propiedades durante más tiempo.

Por su parte, la Asociación Médica Americana (AMA) tras varios estudios concluyó que la vida útil de la mayoría de los medicamentos es mayor a su fecha de vencimiento. Asimismo, la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, tras una investigación denominada Shelf Life Extension Program (SLEP), donde se evaluaron más de 300 compuestos de 119 medicamentos de diferentes casas farmacéuticas determinaron que más del 90% de las medicinas mantuvieron las propiedades de su principio activo hasta seis años más que la fecha indicada por el fabricante, incluso, algunos fueron efectivos hasta 10 años después.

Se puede conservar depende del cuidado

El internista adjunto del Servicio de Medicina Interna del Hospital General del este Dr. Domingo Luciani, afirmó que si el medicamento está bien envasado, no se abre, no es un líquido, suspensión o ungüento (nitroglicerina, insulina, gotas oftálmicas y antibióticos en forma líquida), no necesita refrigeración (vacunas, productos biológicos o sanguíneos) y se almacena sin luz y sin humedad no perderá sus propiedades hasta bastante después de la fecha de caducidad. Sin embargo, en tratamientos muy específicos hay que respetar la fecha en la que el fabricante garantiza el 100% de cualidades del principio activo tal es el caso de la nitroglicerina, insulina y algunos antibióticos en forma líquida”.

Lea también: Tan común que ya no identificamos la depresión…

¿Debo aumentar la dosis?

Tal como se comentó previamente, la estabilidad y la actividad del principio activo de un medicamento pueden conservarse en un 100% después de la fecha de caducidad siempre y cuando se trate de formulaciones estables, como por ejemplo las sólidas y éstas deben estar en condiciones ambientales óptimas. Por ende, no es necesario aumentan la dosis. “En esta circunstancia la dosis no debe diferir de las especificadas en el inserto. Por el contrario, en caso de reducción leve a moderada de la estabilidad no está indicada la titulación hacia arriba del fármaco, es decir, en este último escenario el medicamento no es confiable por lo que se desaconseja su empleo” explicó el galeno.

¿Qué ocurre si tomo un medicamento vencido?

Puede que no suceda nada. Sin embargo, cuando el medicamento alcanza su fecha de caducidad “se pueden ver alteradas una serie de propiedades que serán las responsables de posibles efectos adversos en quien las consuma”, aseveró González. “Entre estas podemos tener alteraciones en sus propiedades químicas que se traduce en disminución de la potencia y efecto terapéutico; físicas que modifican su apariencia y disolución; microbiológicas afectándose la esterilidad y favoreciendo el crecimiento bacteriano como es el caso de las soluciones oftálmicas; y toxicológicas con formación de productos de degradación que pueden ser tóxicos y nocivos para el organismo” acotó.

El médico internista comentó que se considera “contrario a la ley comercializar o utilizar medicamentos más allá de su fecha de vencimiento”. Por lo que hace un llamado para conservar los fármacos de la manera correcta para así preservar y prolongar su vida si es necesario “recuerde, sus medicamentos funcionarán siempre y cuando sean manejados correctamente. Tomarlos con seguridad significa almacenarlos apropiadamente y siguiendo las instrucciones específicas del inserto o folleto cuidadosamente” finalizó.

 El Dr. Joseph A. González Sapiani, es Médico Internista, Adjunto I del Servicio de Medicina Interna del Hospital General del Este Dr. Domingo Luciani y se puede contactar a través de su email: joseph.sapiani@gmail.com

Lea también: Descubren nuevos fármacos antienvejecimiento

0 948

Un estudio de Mayo Clinic plantea que los resultados de laboratorio no cuentan toda la historia de cómo funciona el fármaco para la diabetes llamado metformina en cuanto a limitar el nivel de la glucosa en la sangre.

Los científicos descubrieron que la metformina no limita la acción de la hormona glucagón, concretamente de la producción hepática de glucosa estimulada por el glucagón. El artículo aparece en la revista Cell Reports.

“En nuestro ensayo clínico, el tratamiento con metformina pareció desencadenar un aumento compensatorio del glucagón que es capaz de mitigar la capacidad de la metformina para disminuir la producción de glucosa en personas con prediabetes y prevenir la probabilidad de hipoglicemia,” explica el Dr. K. Sreekumaran Nair, endocrinólogo de Mayo Clinic y autor experto del artículo.

 

Medicamentos A Tu Salud

Lea también: Metformina, el antidiabético que planta cara al cáncer

La acción de la metformina generalmente se relaciona con la liberación de glucosa por parte del hígado, el cual libera glucosa cuando una hormona pancreática llamada glucagón lo empuja a ello. El glucagón se libera cuando los niveles de la glucosa sanguínea descienden. Se cree que la metformina limita la acción del glucagón o de las sustancias que lo componen, o afecta el nivel de las enzimas de las que está compuesto.
Sin embargo, eso no es lo que el Dr. Nair y sus colegas descubrieron en el estudio de doble ciego en nueve personas con prediabetes.

Los investigadores descubrieron que en las seis personas con niveles en ayunas (basales) de glucagón menores a 150 picogramos/mililitro (pg/ml), el tratamiento con metformina redujo la producción de glucosa por parte del hígado según lo anticipado. En cambio, en las tres personas con niveles basales superiores a 150 pg/ml, los niveles de glucosa producida por el hígado, en realidad, aumentaron después del tratamiento con metformina.

Este hallazgo contradictorio puede deberse tanto al diseño del estudio como a los participantes. A diferencia de la investigación preclínica anterior sobre la metformina, este estudio contó con participantes humanos y metformina en dosis terapéuticas. Los estudios en modelos animales o celulares habían examinado dosis mayores o utilizado fármacos de la misma clase de la metformina que no estaban autorizados para aplicación en humanos. Además, a diferencia de muchos otros estudios humanos basados en participantes con diabetes tipo 2, el informe actual se basa en personas con prediabetes.

Es necesario investigar más en un grupo mayor y más diverso de pacientes, antes de que estos resultados puedan aplicarse ampliamente.

Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/

0 228

Por. Christine Formea, doctora en farmacología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Mayo Clinic
Foto. Cortesía de Mayo Clinic

Los fármacos bajo investigación son aquellos que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autoriza para que se prueben en ensayos clínicos. Dichos fármacos generalmente están en algún punto del proceso de estudio sobre su seguridad, eficacia y uso deseado. En gran medida, la forma más común de acceder a ellos es a través de un ensayo clínico.

Es poco común, pero algunas personas tal vez califiquen para recibir fármacos bajo investigación sin participar en un ensayo clínico, mediante lo que se conoce como acceso ampliado o “uso humanitario”. El acceso ampliado se creó para permitir que los enfermos graves o con afecciones y problemas mortales, que ya no cuentan con ninguna otra alternativa de tratamiento, tengan alguna esperanza con un fármaco bajo investigación que no sea absurdamente peligroso.

Los fármacos bajo investigación no cuentan con la autorización de la FDA, ni son de seguridad y eficacia comprobada.

De todas maneras, hay varios obstáculos que superar. El fabricante del fármaco debe querer y poder ofrecer el fármaco, porque es posible que una compañía farmacéutica tenga varias razones para no facilitarlo. En caso de que el fármaco estuviese disponible, el médico deberá presentar una aplicación a la FDA para su respectiva revisión y aprobación (en Estados Unidos).

Lea también: ¿Qué son los medicamentos huérfanos?

El protocolo para uso de un fármaco bajo investigación tiene que ser analizado por una junta de revisión a fin de proteger a los participantes de un estudio, y su médico podría no estar de acuerdo con esto si existe la probabilidad de que el fármaco no sea beneficioso o no fuese posible administrarlo o controlarlo de manera adecuada.

Si usted logra acceder a un fármaco bajo investigación, otro factor adicional es el costo. Una compañía farmacéutica puede o no cobrar por el fármaco, pero el proveedor de atención médica posiblemente cobre por su administración y control. Además, las compañías de seguro de salud generalmente no cubren el costo de un fármaco bajo investigación.

Lea también: Estudios afirman la seguridad a largo plazo de dos fármacos para el cáncer de mama

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter

0 344

Por: María Laura García

El paracetamol o acetaminofén (acetaminofeno) es un fármaco con propiedades analgésicas (calmante del dolor) y antipiréticas (para bajar la fiebre). Se usa para aliviar los dolores leves a moderados de cabeza, garganta, muelas, espalda, musculares, dolores durante períodos menstruales, resfriados, reacciones a las vacunas y para reducir fiebre.

Sin embargo, tomar demasiado acetaminofén puede causar daño hepático, algunas veces tan grave que requiera un trasplante de hígado u ocasione la muerte. Por eso, toda ingesta de fármacos debe ser indicada y supervisada por un médico.

Leopoldo Córdova, médico pediatra e infectólogo de la Clínica Leopoldo Aguerrevere, aclara dudas en torno al uso del acetaminofén, los AINES (antinflamatorios no esteroideos) y otros analgésicos.

“El acetaminofén es uno de los medicamentos más seguros utilizado adecuadamente, en las dosis adecuadas. Esto depende de si estamos en presencia de un niño, un adulto o un anciano, porque la forma galénica –la presentación que vamos a encontrar- es diferente”, comienza por señalar Córdova.

Fuente: nlm.nih.gov

0 534
Imagen de referencia

El Herceptin ha sido promovido como un fármaco prodigioso para las mujeres con cáncer de mama HER2 positivo, una agresiva forma de la enfermedad que es alimentada por la producción excesiva de la proteína HER2. Empero, no todas estas pacientes responden al medicamento, y muchas de las que sí lo hacen desarrollan resistencia con el transcurso del tiempo.

Un equipo liderado por investigadores de Mayo Clinic ha encontrado una manera prometedora de eludir este obstáculo: identificaron un pequeño sitio en la proteína HER2, que le permite formar la llave molecular que desencadena la cascada de eventos que convierte las células normales en cancerosas. Los investigadores demostraron que la alteración de este sitio puede detener el crecimiento de las células del cáncer de mama, incluso con mayor eficiencia que los medicamentos actualmente utilizados. El estudio se publicó en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer.

examen mamario

“Este estudio es el primero en investigar las secuencias específicas de la dimerización del HER2 como un posible objetivo para el tratamiento del cáncer”, afirma la autora principal del estudio, Dra. Ruth Lupu, profesora de patología experimental y medicina de laboratorio, y de bioquímica y biología molecular en Mayo Clinic. “Este descubrimiento podría ser útil no sólo para el cáncer de mama sino también para otros cánceres con niveles anormales de HER2, como los cánceres de ovario, estómago y próstata”.

Uno de cada cinco cánceres de mama es HER2 positivo, lo que significa que tienen copias excesivas del gen HER2,  producen demasiada cantidad de la proteína HER2 (receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano) o ambas cosas. Los receptores como el HER2 están situados en la superficie celular en forma inactiva, y se activan solamente al aparearse entre ellos o con otros miembros de la familia proteica. Estos apareamientos crean una especie de llave molecular que abre canales de comunicación hacia la célula, lo que estimula la proliferación y el crecimiento. Cuando hay demasiado HER2, las proteínas se aparean incluso cuando no deben, y esto envía un constante flujo de señales indicando a la célula que crezca sin control.

El descubrimiento del HER2 y su rol en el cáncer de mama ha llevado al desarrollo de varios tratamientos que se centran específicamente en su capacidad de transformar a las células. En conjunto, el trastuzumab (conocido comercialmente como Herceptin), el pertuzumab y el cetuximab  han extendido significativamente la vida de las mujeres con cáncer de mama HER2 positivo; sin embargo, ninguno de los tratamientos se ha centrado específicamente en la capacidad de las células HER2 de unirse entre sí o con otras proteínas, un esencial primer paso en el crecimiento tumoral.

La hipótesis de la Dra. Lupu es que la activación del HER2 ocurre por medio de un “sitio funcional”, una sección de la proteína que es la responsable final del apareamiento entre proteínas iguales o con otras proteínas de la misma familia de receptores. Si dicho sitio existiera, entonces su bloqueo desactivaría al HER2, deteniendo el crecimiento tumoral y la metástasis. La Dra. Lupu y sus colegas estudiaron la secuencia de la proteína HER2 y encontraron una región que parecía estar involucrada en la dimerización.

células cancerígenas leucemia

Los investigadores introdujeron una serie de deleciones en esta región, y finalmente se centraron en una sección que contenía sólo una breve secuencia de 16 aminoácidos, las unidades básicas de las proteínas. Demostraron que, a diferencia del HER2 típico, una proteína mutante que carecía de esta breve secuencia no era capaz de transformar una célula normal en una cancerosa. Más importante aún, cuando añadieron esta proteína mutante a células de cáncer de mama HER2 positivo, probaron que el crecimiento de estas células se detenía, en oposición a la propia composición molecular que las hacía agresivas. Al mismo tiempo, trataron células HER2 positivas con los fármacos trastuzumab, pertuzumab y cetuximab, y encontraron que la mutante HER2 obtuvo mejores resultados que los tres tratamientos dirigidos al HER2.

“Nuestro estudio demuestra que esta secuencia proteica es un objetivo farmacológico”, afirma la Dra. Lupu. “Centrarse en esta secuencia podría tener un impacto mucho más amplio que el de otros fármacos disponibles en la actualidad, porque no sólo se altera el HER2, sino que se interrumpe la dimerización de HER2 entre sí y con miembros de la misma familia. Como resultado, este método podría bloquear muchas de las distintas vías por las que las señales que causan cáncer son enviadas hacia la célula”.

La Dra. Lupu y sus colegas están ahora trabajando para confirmar la actividad antitumoral de la mutante HER2 en modelos animales relevantes, un paso necesario antes de que la investigación pueda pasar a la etapa de ensayos clínicos. Asimismo, están investigando otros fármacos — como agentes miméticos, anticuerpos dirigidos y pequeñas moléculas — que podrían específicamente bloquear este sitio, responsable del potencial oncogénico del HER2.

Los coautores del trabajo son: Dra. Barbara Schroeder, Mayo Clinic; Javier Menéndez, Instituto Catalán de Oncología; Dra. Susan Peirce, Emory University Medical School; Dr. Luciano Vellón, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires; Adriana Papadimitropoulou, Laboratorio de Biología Molecular e Inmunobiotecnología, Hellenic Pasteur Institute; y Dra. Ingrid Espinoza, University of Mississippi Medical Center.

El trabajo fue financiado por el Comando de Equipamiento e Investigación Médica del Ejército de los Estados Unidos de América (W81XWH-06-1-0686).

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic

En calidad de institución principal y financiada por Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

Fuente: Mayo Clinic

0 278

El doctor Sami Achem, médico de la Clínica Mayo, nos habla sobre las posibilidades de tratamiento para tratar el reflujo gastroesofágico.

Inicia señalando que el paciente debe acudir al especialista para que este indique el tratamiento médico a cumplir; el enfermo también debe hacer cambios en su alimentación y en su estilo de vida, además de manejar la posibilidad de una práctica quirúrgica.

Las nuevas técnicas y los estudios que adelantan en la Clinica Mayo, USA, aportarán a los pacientes con reflujo gastroesofágico el restablecimiento de su condición normal.

Con el tratamiento del reflujo gastroesofágico el médico persigue el alivio de los síntomas, curar la esofagitis y evitar las complicaciones derivadas de esta enfermedad.

0 526

¿Es una aspirina diaria lo correcto para usted? La respuesta no es tan fácil como parece. Antes de considerar la terapia de aspirina diaria, sepa cuáles son las ventajas y los riesgos.

La terapia de aspirina diaria puede reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, pero no es buena para todos. ¿Sería conveniente para usted la terapia de aspirina diaria?

Usted debe tomar una aspirina diaria solamente si el médico se lo recomienda. Si sufrió un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, el médico posiblemente le haya recomendado tomar una aspirina diaria, a menos que usted padezca alguna alergia grave o tenga antecedentes de sangrados. Cuando alguien corre riesgo de sufrir su primer ataque cardíaco, el médico puede recomendar aspirina después de sopesar los riesgos y las ventajas; pero por cuenta propia, no se debe empezar a tomar una aspirina diaria.

Si bien la mayoría de adultos puede ocasionalmente tomar sin peligro una o dos aspirinas para dolor de cabeza, del cuerpo o fiebre, el consumo diario de aspirina puede conllevar efectos secundarios, tales como sangrado interno.

dolor en el pecho 2

 

¿Cómo puede la aspirina prevenir un ataque cardíaco?

La aspirina interfiere con la coagulación de la sangre. Cuando uno sangra, las células de la coagulación, llamadas plaquetas, se acumulan en el sitio de la herida y ayudan a forman un tapón que sella la abertura del vaso sanguíneo a fin de detener el sangrado.

Sin embargo, la coagulación también puede suscitarse en las venas que proveen sangre al corazón. Cuando los vasos sanguíneos se encuentran estrechados debido a la presencia de ateroesclerosis, o acumulación de depósitos grasos en las arterias, uno de esos depósitos grasos en el revestimiento del vaso sanguíneo puede estallar, formándose rápidamente un coágulo que obstruye la arteria, impide el flujo sanguíneo hacia el corazón y ocasiona un ataque cardíaco. La terapia de aspirina reduce la actividad de coagulación de las plaquetas, y gracias a eso se puede evitar un ataque cardíaco.

¿Debe usted tomar una aspirina diaria?

No empiece por cuenta propia a administrarse la terapia de aspirina diaria para prevenir un ataque cardíaco. El médico podría sugerirle la terapia de aspirina diaria en caso de que:

Usted haya sufrido un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular

Usted no haya sufrido un ataque cardíaco, pero tenga colocado un estent en una de las arterias coronarias, se haya sometido a una cirugía para baipás coronario, o sienta dolor en el pecho debido a una enfermedad de las arterias coronarias (angina de pecho)

No se sabe exactamente cuál es la ventaja de la terapia con aspirina para quien corre alto riesgo, pero nunca ha sufrido un ataque cardíaco. Actualmente se llevan a cabo estudios clínicos para intentar despejar la duda respecto a si el consumo de aspirina evita un ataque cardíaco, pero hasta entonces, lo mejor es que quienes corren alto riesgo consulten con el médico.

aspirina

¿Se debe evitar la terapia de aspirina diaria cuando se padece otra enfermedad?

Antes de empezar la terapia de aspirina diaria bajo supervisión médica, usted debe informar si padece alguna enfermedad capaz de aumentar el riesgo de sangrado o producir otras complicaciones, tales como:

Un trastorno de la coagulación o de sangrado (sangrar con facilidad)

Alergia a la aspirina, que puede incluir asma ocasionada por la aspirina

Úlcera estomacal sangrante

¿Cuál es la mejor dosis de aspirina?

El médico hablará con usted sobre la dosis correcta para su caso. Todo lo necesario puede ser una dosis muy baja de aspirina de 75 miligramos (mg), que es menos que la aspirina normal de bebés. Por lo general, los médicos recetan una dosis diaria que se encuentra entre 81 mg (la cantidad contenida en la aspirina de bebés) y 325 mg (una tableta de potencia normal). Si usted sufrió un ataque cardíaco o tiene colocado un estent cardíaco, es muy importante que tome la aspirina y/o cualquier otro anticoagulante exactamente como se le recomendó.

¿Qué ocurre cuando se suspende la aspirina diaria?

Posiblemente le sorprenda saber que cuando se suspende la terapia de aspirina diaria puede suscitarse un efecto rebote capaz de aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Si usted sufrió un ataque cardíaco o tiene colocado un estent en las arterias del corazón, suspender la terapia de aspirina diaria puede conducirle a un ataque cardíaco mortal. Si se administra diariamente una aspirina y desea suspenderla, es importante que consulte con el médico antes de realizar ningún cambio, porque suspender la terapia de aspirina diaria puede tener un efecto rebote capaz de desencadenar la formación de un coágulo.

¿Se puede administrar aspirina cuando regularmente se toma ibuprofeno u otro antiinflamatorio no esteroide para otra afección?

La aspirina y otros antiinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno (Motrin, Advil y demás) o el naproxeno (Aleve), disminuyen la coagulación plaquetaria. Consumir regularmente AINES u otros analgésicos para controlar algunos dolores y achaques (Tylenol y demás) puede aumentar el riesgo de sangrado.

Si necesita tomar una sola dosis de ibuprofeno, hágalo 8 horas antes de la aspirina, o 30 minutos después. Si debe tomar ibuprofeno u otro antiinflamatorio no esteroide con más frecuencia, consulte con el médico sobre otros fármacos alternos que no interfieran con la terapia de aspirina diaria.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de la terapia de aspirina diaria?

Los efectos secundarios y complicaciones de la administración de aspirina incluyen:

Accidente cerebrovascular debido al estallido de un vaso sanguíneo. Si bien la aspirina diaria puede servir para prevenir los accidentes cerebrovasculares relacionados con la formación de coágulos sanguíneos, también puede aumentar el riesgo de un accidente cerebrovascular por sangrado (ACV hemorrágico).

Sangrado gastrointestinal. El consumo diario de aspirina aumenta el riesgo de desarrollar una úlcera estomacal. Cuando sangra la úlcera o alguna parte del tracto gastrointestinal, tomar aspirina puede aumentar el sangrado, talvez hasta un nivel mortal.

Reacción alérgica. Cuando existe una alergia a la aspirina, cualquier cantidad que se tome puede desencadenar una grave reacción alérgica.

Tintineo en los oídos (tinnitus) o pérdida de la audición. En algunas personas, la administración de demasiada cantidad de aspirina (dosis excesivas) puede ocasionar tinnitus y por último, la pérdida de la audición.

Si usted toma aspirina y necesita someterse a un procedimiento quirúrgico o a un trabajo dental, no olvide informar al cirujano o dentista al respecto, junto con la dosis de aspirina diaria; de lo contrario, se arriesga a sangrar excesivamente durante la cirugía.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos también advierte a quienes toman aspirina regularmente que restrinjan el consumo de alcohol debido a su efecto anticoagulante adicional y potencial de ocasionar malestar estomacal. Si decide consumir alcohol, hágalo con moderación. La moderación en los adultos sanos significa que las mujeres de toda edad y hombres mayores de 65 años pueden consumir hasta una bebida diaria, y los hombres de 65 años o menos, hasta dos bebidas diarias.

Corazón A Tu Salud

¿Cuáles son las posibles interacciones farmacológicas de la terapia de aspirina diaria?

Si debido a otra afección usted ya toma un anticoagulante, como la warfarina (Coumadin, Jantoven), el dabigatrán (Pradaxa) o el rivaroxabán (Xarelto), combinarlo con la aspirina puede aumentar enormemente su riesgo de presentar sangrados graves. No obstante, en algunas afecciones, como las válvulas cardíacas artificiales, la combinación de dosis bajas de aspirina con warfarina puede ser lo prudente para prevenir un accidente cerebrovascular secundario. De todas maneras, siempre es necesario conversar detenidamente con el médico sobre esta terapia.

Otros medicamentos y suplementos herbarios también pueden aumentar el riesgo de sangrado. Los medicamentos que pueden interactuar con la aspirina son, entre otros:

Heparina

Ibuprofeno (Advil, Motrin y demás), cuando se toman regularmente

Corticosteroides

Algunos antidepresivos (clomipramina, paroxetina y demás)

El consumo de algunos suplementos alimentarios también puede aumentar el riesgo de sangrado. Entre ellos están los siguientes:

Danshen

Dong quai

Aceite de onagra

Ginkgo biloba

Ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado)

Policosanol

Sauce blanco

Cuando se toma aspirina todos los días, ¿es seguro tomarla durante un ataque cardíaco?

Si usted cree que sufre un ataque cardíaco, lo más importante es que llame al 911 o al servicio de emergencias médicas. No demore en pedir ayuda. La aspirina por sí sola no salva la vida de quien sufre un ataque cardíaco.

La operadora podría recomendarle que mastique una aspirina, pero antes le preguntará si está seguro de no ser alérgico o padecer otras enfermedades que harían muy riesgoso tomar aspirina durante un ataque cardíaco. Si usted cree que sufre un ataque cardíaco y el médico anteriormente le indicó que tomara una aspirina, hágalo, pero primero llame al 911 o a los servicios de emergencia médica.

¿Se debe tomar aspirina con cubierta entérica?

La composición de la aspirina con cubierta entérica le permite atravesar el estómago sin desintegrarse hasta llegar al intestino delgado. Por ello, es más suave para el estómago y posiblemente mejor para quienes toman aspirina a diario, sobre todo para las personas con antecedentes de gastritis o úlcera. No obstante, algunos investigadores dicen que no existe evidencia respecto a que la aspirina con cubierta entérica reduzca la posibilidad de desarrollar sangrados gastrointestinales; por lo tanto, si le preocupa reducir su riesgo personal de sangrado, consulte con el médico.

Fuente: Mayo Clinic

0 1191

Equipo de Redacción A Tu Salud

Imagen de referencia

Ya España cuenta con la primera insulina biosimilar para el tratamiento de los pacientes con diabetes tipo 1 y 2, desde los dos años en adelante. Se llama Abasaglar y está basada en Lantus (insulina glargina), de Sanofi.

Los medicamentos biosimilares son aquellos producidos con la base de fármacos biológicos cuyas patentes han expirado, con el objetivo de reducir los costos. Se desarrollan con la finalidad de que sean altamente similares al producto de referencia en cuanto a calidad, seguridad y eficacia, pero nunca iguales. Una copia exacta es imposible, de ahí que el término normativo utilizado en la Unión Europea para definir esta opción sea medicamentos biosimilares.

Los  fármacos biológicos son medicamentos que se obtienen de organismos vivos, entre ellos los seres humanos y los animales, además de microorganismos como los hongos y las bacterias. Se componen de proteínas tales como hormonas, enzimas producidas naturalmente por el cuerpo humano o anticuerpos monoclonales, pero también de productos sanguíneos, medicamentos inmunológicos, alérgenos y productos tecnológicos avanzados (como productos de terapia génica y celular).

Entre sus mejores cualidades está que, a diferencia de los tratamientos clásicos, los  fármacos biológicos han demostrado alta eficacia en el tratamiento de enfermedades graves y crónicas, provocando menos daño en las células y órganos sanos. Sin embargo, tienen un alto costo.

La insulina glargina (presente en Lantus) es un fármaco biológico.  Hasta la fecha es la insulina más vendida en el mundo, alcanzando alrededor del 90% de las insulinas basales (inyectadas). Se administra una vez al día, con efecto prolongado durante unas 20 horas y ayuda a controlar la glucemia entre las comidas y por la noche. Las personas con diabetes tipo 1 la utilizan junto con la insulina de acción rápida (la que se inyecta entre 15 y 20 minutos antes de las comidas); los pacientes con diabetes de tipo 2 y que necesitan insulina (no todos), pueden o no requerir otro tratamiento complementario, como el oral o el inyectado previamente a las comidas.

Abasaglar está basada en Lantus (insulina glargina).

La insulina biosimilar de Abasaglar es la ‘copia’ de la insulina biológica Lantus. Así, ‘copia’ entre comillas, porque debido a la complejidad de los biológicos a los que imita, “nunca puede ser igual, sino altamente similar al producto de referencia en cuanto a calidad, seguridad y eficacia”, aclara Juan Pedro López Siguero, endocrinólogo pediátrico del Hospital materno-infantil de Málaga.

Como se estableció antes, el bajo costo de este medicamento también representa una gran ventaja para su comercialización. “Ganamos una alternativa terapéutica y se gana también en el precio, que se reduce en un 25% respecto a la insulina biológica”, dice el endocrinólogo López Siguero.

diabetes A Tu Salud

Por otra parte, Abasaglar también es el primer medicamento biosimilar aprobado en Europa dirigido a un gran número de pacientes. Hasta este momento, otros biosimilares que habían sido aprobados eran de única administración hospitalaria (en especialidades como reumatología y oncología).

Abasaglar es fabricado por Laboratorios Lilly y Boehringer Ingelheim.

Fuente: elmundo.es

0 663

Equipo de Redacción A Tu Salud

Imagen de referencia

El cada vez más alto costo de los fármacos contra el cáncer repercute sobre la atención médica en Estados Unidos y el sistema de salud estadounidense en general, dicen los autores de un artículo especial publicado en internet en la revista Mayo Clinic Proceedings.

 “Los estadounidenses con cáncer pagan entre 50 y 100 por ciento más que los pacientes de otros países por el mismo fármaco patentado”, observa el Dr. S. Vincent Rajkumar, del Centro Oncológico de Mayo Clinic y uno de los autores del trabajo. “En nuestra calidad de oncólogos, tenemos la obligación moral de defender que los pacientes puedan pagar el costo de los fármacos contra el cáncer”.

LEA: Los fármacos más novedosos y fáciles de administrar no siempre son la mejor alternativa

El Dr. Rajkumar y su colega, el Dr. Hagop Kantarjian del Centro Oncológico MD Anderson, comentan que el precio promedio de los fármacos contra el cáncer para una terapia de aproximadamente un año aumentó de entre 5000 y 10 000 dólares que costaba antes del año 2000 a más de 100 000 para el año 2012. Durante prácticamente el mismo período, el ingreso promedio de los hogares estadounidenses disminuyó en alrededor de 8 por ciento.

Laboratorio A Tu Salud

En el trabajo, los autores refutan los principales argumentos que la industria farmacéutica utiliza para justificar la carestía de los fármacos contra el cáncer, que son los siguientes: el gasto de realizar las investigaciones para el desarrollo de los fármacos, los beneficios comparables de los pacientes, que las fuerzas del mercado fijarán los precios en niveles razonables, y que el control de precios de los fármacos contra el cáncer reprimirá la innovación.

“Una de las cosas que la gente no se da cuenta es que los fármacos contra el cáncer, en su mayoría, no funcionan en una economía de libre mercado”, anota el Dr. Rajkumar. “El hecho de que haya cinco fármacos autorizados para el tratamiento de un cáncer incurable no significa que exista competencia. Normalmente, el estándar de la atención médica es utilizar cada fármaco de manera secuencial o conjunta, por lo que cada nuevo fármaco constituye un monopolio que durante muchos años goza de la exclusividad otorgada por la protección de la patente”.

LEA: Los fármacos no logran vencer el cáncer, ¿Por qué?

Los doctores Rajkumar y Kantarjian señalan que entre otras razones para el alto costo de los fármacos contra el cáncer están las leyes que impiden a Medicare negociar los precios de los medicamentos y la falta de fijación de precios según el valor, asunto que permite establecer una conexión entre el costo de un fármaco y su eficiencia relativa comparada frente a otros medicamentos.

fármacos en mano de una persona

Los autores recomiendan una serie de posibles soluciones para intentar controlar y reducir el alto costo de los fármacos contra el cáncer en Estados Unidos. Algunas de las recomendaciones ya se aplican en otros países desarrollados. Las recomendaciones de los médicos incluyen lo siguiente:

Permitir que Medicare negocie el precio de los fármacos.

Desarrollar vías y/o pautas para el tratamiento oncológico que incorporen el costo y el beneficio de los fármacos contra el cáncer.

Permitir que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos o paneles de médicos recomienden el precio deseado en base a la magnitud del beneficio aportado por el fármaco (fijación de precios según el valor).

Eliminar las tácticas de “pagar para retrasar”, en las que una compañía farmacéutica con un fármaco de nombre comercial comparte los réditos de dicho medicamento con un fabricante de fármacos genéricos durante el resto del período de la patente, logrando así eliminar el cuestionamiento de la patente y la competencia.

Permitir la importación de fármacos del exterior para uso personal.

Permitir que el Instituto de Investigación sobre Resultados Centrados en el Paciente y otros grupos defensores de los enfermos de cáncer consideren el costo al elaborar sus recomendaciones.

Crear organizaciones y movimientos básicos e impulsados por los pacientes para defender eficazmente los intereses de los enfermos de cáncer con el afán de equilibrar el esfuerzo por protegerse de las compañías farmacéuticas, compañías de seguros de salud, distribuidoras farmacéuticas y hospitales.

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic

En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

Fuente: Mayo Clinic

0 481

Equipo de Redacción A Tu Salud

La Agencia Europea del Medicamento aprobó el uso de la eribulina, un quimioterápico para tratar el cáncer de mama metastásico, tras un estudio clínico de los hospitales Ramón y Cajal de Madrid y Vall d’Hebrón de Barcelona, que ha manifestado que disminuye el peligro de mortalidad en un 30 %.

El jefe de la Sección de Cáncer de Mama y Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y director del Programa de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Vall d’Hebrón de Barcelona, Javier Cortés, fue el encargado de dirigir el estudio.

“los resultados clínicos no tienen precedentes en términos de supervivencia global, con una reducción del riesgo de mortalidad de un 30 % en el subgrupo con peor pronóstico respecto al fármaco de control del estudio”, explica Cortés.

Cortés afirmó que Halaven, el nombre comercial de la eribulina,  es el primer agente quimioterápico que en monoterapia manifiesta un aumento en la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama metastásico anticipadamente tratadas con antraciclinas y taxanos.

El oncólogo expuso “la eribulina responde a la necesidad de nuevas opciones de tratamiento para las mujeres con cáncer de mama avanzado que hayan recibido, previamente, tratamiento de quimioterapia”.

Cortés finalizó añadiendo que”Con esta nueva investigación hemos conseguido identificar a un grupo de pacientes en las que la eribulina es un tratamiento muy eficaz ya que el incremento de supervivencia no tiene precedentes”.

Fuente: Noticias.yahoo.