Sábado 29 Abril 2017
Tags Posts tagged with "insomnio"

insomnio

0 32

Por Dra. Naima Covassin, Enfermedades Cardiovasculares de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota

insomnio e hipertensión arterial
Foto referencial

Las investigaciones plantean que dormir 5 horas o menos puede, con el tiempo, aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión, o empeorarla.

Dormir entre 5 y 6 horas por noche también puede aumentar el riesgo de hipertensión, y eso puede ocurrir con o sin la presencia de la apnea obstructiva del sueño, trastorno en el que la persona repetidamente deja de respirar mientras duerme.

Lea también: Hombres: ¿Cómo viven el divorcio?

hipertension
Foto referencial

El estudio 

En un estudio de Mayo, se restringió las horas de sueño de los participantes a 4 por noche durante 9 noches; luego, en la segunda parte del estudio, los mismos participantes durmieron 9 horas todas las noches.

En el período en el que los participantes en el estudio durmieron 4 horas, el promedio de la presión arterial sistólica (primera cifra) durante la noche fue 10 milímetros de mercurio (mm Hg) más que en la fase de 9 horas de sueño.

Además, el descenso normal de la presión arterial que ocurre por la noche no fue tan pronunciado en el período de privación del sueño.

No se entiende bien por qué ocurre eso, pero se cree que el sueño permite regular las hormonas del estrés y ayuda a mantener sano el sistema nervioso.

hipertensión
Foto referencial

Lea también: EL VPH : todo lo que necesitas saber sobre este Virus

¡Cuidado con el insomnio!

La falta de sueño, con el transcurso del tiempo, puede perjudicar la capacidad del cuerpo de regular las hormonas del estrés y conducir a presión arterial alta.

Casi todas las personas, de vez en cuando, duermen mal una o dos noches; pero si usted constantemente duerme menos de 6 horas, consulte al médico cómo puede mejorar su sueño.

La falta de sueño no solo se vincula con un aumento de la presión arterial, sino que también repercute bastante sobre la alegría de vivir y se relaciona con otros riesgos de salud, tales como obesidad, diabetes, depresión, riesgo de sufrir accidentes o caídas, e incluso muerte prematura.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

Dormir es uno de los placeres más amados de la vida. Además de que forma parte de nuestro proceso fisiológico. Y es que los seres humanos, al igual que los seres vivos, necesitamos descansar y recobrar las energías pérdidas durante el día.

El sueño, a pesar de formar parte natural de nuestro ciclo vital, no todo el mundo es capaz de conciliarlo de la manera correcta. Incluso, debido a nuestro actual estilo de vida sufrir de insomnio pareciera convertirse en algo común.

Investigadores de la Universidad Médica de China, en Shenyang, realizaron un estudio con personas que padecen de insomnio y descubrieron que estás poseen un riesgo mucho mayor sufrir un infarto de miocardio o un ictus.

Lea también:  Hernia inguinal en niños un problema que sí se puede tratar (+video)

“Dormir es importante para la recuperación biológica y ‘consume’ cerca de una tercera parte de nuestra vida. Sin embargo, y en las sociedades modernas, cada vez más y más gente se queja de padecer insomnio. Por ejemplo, un estudio reciente ha mostrado que en torno a un 33% de la población general de Alemania padece síntomas de insomnio” explicó la directora de la investigación Qiao He a través de la revista European Journal of Preventive Cardiology.

Sueño cardiovascular

El insomnio se ha definido como una carencia anormal del sueño y la dificultad para conciliarlo en el momento que corresponde dormir. Esta patología afecta negativamente sobre la salud. No obstante, diversos estudios han evaluado la relación entre el insomnio y la enfermedad cardiovascular y ha arrojado resultados inconsistentes y controvertidos.

Los autores llevaron a cabo una revisión de los 15 estudios realizados, para determinar la posible asociación entre los síntomas del insomnio con enfermedades cardiovasculares como: insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio y cardiopatía isquémica. También accidentes cerebrovasculares.

160.798 fue el número total de participantes para dicho estudio. Y durante el periodo de seguimiento promedio en todos estos trabajos, establecido en 29,6 años, se registraron hasta 11.702 episodios cardio y cerebrovasculares.

Los resultados mostraron la dificultad para conciliar el sueño se asoció a un riesgo hasta un 27% mayor de padecer un infarto o un ictus. Un incremento del riesgo que, por su parte, se estableció en un 18% en el caso del sueño no reparador y en el 11% en el de la dificultad para mantenerse dormido. Por el contrario, el despertarse muy temprano por las mañanas no conllevó ningún riesgo sobre la salud cardiovascular.

Los mecanismos subyacentes para esta asociación no son completamente conocidos. Sin embargo, estudios previos han mostrado que el insomnio puede alterar el metabolismo y la actividad endocrina, con lo que provoca un aumento de la activación simpática, eleva la presión sanguínea e incremento los niveles de citoquinas inflamatorias y proinflamatorias. Y es bien conocido que estas situaciones son factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares” afirmó Qiao He

Mayor riesgo femenino

Al parecer este efecto negativo del insomnio es un riesgo mayor para la población femenina así lo refirió He, “dadas las limitaciones de nuestro análisis y a la ausencia de significación estadística entre sexos, no podemos concluir que el insomnio sea más peligroso para las mujeres. Aun así, sabemos que las mujeres son más proclives a padecer insomnio por las diferencias en los genes, las hormonas sexuales, el estrés y la respuesta a este estrés. Así, quizás sería prudente prestar una mayor atención a la higiene del sueño en las mujeres”.

“Los trastornos del sueño son frecuentes en la población general y la salud del sueño debería estar incluida en la evaluación del riesgo clínico. Se requiere una adecuada educación sanitaria para incrementar la concienciación sobre los síntomas del insomnio y sus riesgos potenciales y, así, alentar a las personas con problemas de sueño a buscar ayuda para solucionarlos”, finalizó la directora de la investigación.

Lea tambien: ¿Por qué aumentaron los infartos en mujeres?

Con información de abc

Por VU- Equipo A tu Salud la revista

El doctor Claudio Cárdenas, médico neurólogo, nos comenta sobre los beneficios de dormir bien. Dormir es una función biológica; ni siquiera es humana es una función animal.

El sistema humano funciona bien si se cumple el ciclo del sueño y el ciclo de la vigilia de forma regular; cuando no se hace aparecen las enfermedades.

Dormir bien es significado de gozar de buena salud. A pesar del ritmo frenético de la vida actual, el sueño es una necesidad básica que no debe apartarse, por lo que se puede decir que dormir bien es inevitable ya que el sueño en su cantidad justa aporta cientos de beneficios para la salud y el intelecto.

Escucha la entrevista completa con el Dr. Cárdenas, a continuación:

 

¿Cuáles son las enfermedades que aparecen cuando no dormimos bien?

Dormir menos de siete horas de manera regular a diario aumenta el riesgo de enfermedades cardiometabolicas, como puede ser el riesgo del aumento de la diabetes o el aumento de la obesidad por disminución del metabolismo.

También se tiene riesgo de accidentes automovilisticos y accidentes laborales de importancia; por ello, el Dr. Cardenas comenta que el no dormir bien verdaderamente es un desorden que puede generar bastantes daños a la salud pero afortunadamente es algo que se puede tratar y prevenir.

Lea también: Tratamientos naturales para dormir

Beneficios de dormir bien
  • Mantiene tu corazón saludable
  • Mejora tu memoria
  • Disminuye estrés
  • Controla tu apetito
  • Repara tu cuerpo
  • Comer a la misma hora

El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial); se debe consultar a un médico cuando se tiene insomnio.

Según la duración del problema también puede dividirse en insomnio agudo, si dura menos de 4 semanas; subagudo cuando tiene una duración de entre 4 semanas y 6 meses, o crónico si dura más de 6 meses.

Si desean saber mas información sobre los beneficios que nos aporta el dormir bien, pueden seguir al Dr. Cardenas en @durmiendomejor y @neurocardenas

0 159

Por: Diana Aponte

Para algunos, dormir representa una de los placeres más exquisitos de la vida; pero para otros puede ser un verdadero dolor de cabeza. La falta de sueño se asocia en ocasiones a insomnio e incluso otros trastornos similares que ameritan en casos, la medicación médica para poder conciliar el tan anhelado descanso del sueño.

Gioconda Medrano, psiquiatra y presidenta de la Asociación Venezolana de Psicoterapia (Avepsi), nos explicó que “los síntomas se medican cuando son lo suficientemente intensos para coincidir en la cotidianidad de la persona que lo padece”.  

Es decir, si hablamos del insomnio, por lo general las personas presentan dificultad para concentrase, se sienten agotados, pueden empezar a tener problemas de memoria y atención, así como implicaciones de sus funciones cognitivas superiores “porque definitivamente el sueño cumple una función fisiológica”.

Lea también: El efecto placebo de las píldoras para dormir

“El insomnio puede ser un síntoma inespecífico de cualquier trastorno o puede ser una patología de sí misma” comentó Medrano, quien además indicó que la población que mayor  queja presenta este trastorno son los adultos y ancianos.

No obstante, los niños también pueden presentar un cuadro de insomnio, pero no es recomendable medicar a los más pequeños; “deberían utilizarse otros tipos de medidas o alternativas” sentenció.

Medrano indicó que para poder medicar es de suma importancia conocer la causa del insomnio.  “Si es un síntoma inespecífico de una patología cualquiera que sea, bien sea, física o psicológica, hay que tratar la causa subyacente porque si no estaríamos dando un tratamiento paliativo; y ahí se correría el riesgo de hacer del medicamento el centro del tratamiento y utilizado por largo tiempo podría ocasionar una adicción”.

Los efectos secundarios de las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas (medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos), es quizás el fármaco más utilizado en la medicina general que su uso es principalmente para tratar trastornos de ansiedad.

“Sin embargo, tienen un efecto secundario sobre el sueño y se mal utilizan para el insomnio. Los medicamentos realmente indicados para este caso, son los inductores del sueño”, puntualizó.

Estos inductores, diseñados especialmente para estas crisis por falta de sueño no producen adicciones. Cosa que no ocurre con las benzodiacepinas que por sus mismos componentes químicos, ejercen una serie de efectos secundarios a nivel de la neurotransmisión, produciendo dependencias y tolerancias.

Lo primordial en estos casos es diagnosticar cuáles son las causas del insomnio. “Uno lo puedo medicar temporalmente pero, lo importante y fundamental es conocer la causa”, finalizó la presidenta de Avepsi.

Lea también:  Conoce el insano método que utiliza Dean Garnett para bajar de peso

Para indagar más sobre estos trastornos u otros la Psiquiatra Gioconda Medrano, comparte su email Gioconda.medrano@gmail.com

verse más joven

Todos, alguna vez hemos soñado con conseguir el swecreto de la juvetud, para así retrasar los rastros del paso de los años en nuestra piel. Para lucir más joven, puedes seguir estos consejos:

1. Realízate un blanqueamiento dental

Con el tiempo, los dientes adquieren un tinte amarillento como consecuencia del consumo de café, té, vino tinto, y el hábito del cigarrillo. Visita a tu odontólogo y consúltale cuáles son las opciones que existen actualmente para blanquear los dientes, sin efectos colaterales.

2. Adopta una postura erguida

De esta forma, postergarás un proceso natural de encorvamiento de tu espalda, que se genera con la falta de calcio en los huesos.

blanqueamiento-dental-a-tu-salud

Lee también: Coaching: Mente sana, cuerpo joven

3. Duerme bien por las noches

Recuerda que pocas cosas pueden hacerte envejecer tanto y en tan poco tiempo como el mal sueño. Cuando eres adulto, necesitas al menos 8 horas de sueño para recuperar el organismo, permitir el correcto descanso de los músculos y mejorar tu sistema inmune.

4. Evita depilarte las cejas en exceso

Una vez que pases los 30 años, se cuidadosa con la depilación de tus cejas, ya que tendrán menos capacidad para crecer si las depilas frecuentemente.

 

cabello-a-tu-salud

5. Mantén tu cabello sólo un poco por debajo del mentón

El flequillo hacia un costado y el largo del cabello a esta altura te dará una apariencia más juvenil.

6. A la hora de maquillarte…

Mantente alejada de las tonalidades marrones de lápiz labial y utiliza, en cambio, tonalidades rosadas o brillo.

Con información de Internet

Equipo de redacción A Tu Salud

infusión para dormir

El sueño nocturno regenera el cuerpo y refresca la mente, pero a casi todos le ha sucedido en algún momento un trastorno del sueño que les impide dormir bien y descansar.

La ansiedad que genera la falta de sueño puede agravar la situación, por eso podemos recurrir a elementos naturales puede ser todo lo que necesite para comenzar a dormir profundamente de nuevo.

Medicinas herbarias

Tome una taza de infusión de semillas de apio antes de irse a la cama. Agregue dos cucharaditas de semillas molidas a una taza de agua caliente y deje reposar.

También pueden funcionar el té de lechuga o los más tradicionales de manzanilla y tilo.

Esencias florales

Elija la esencia que más se acerque a su estado emocional. Añada dos gotas de cada una de las esencias elegidas a un vaso de cristal con 3/4 partes de agua mineral y el resto con coñac. Deje macerar y masajee suavemente su cuerpo antes de dormir.

flores-a-tu-salud-

Lea además: Remedios naturales para disminuir los efectos de la resaca

Control del estrés

Las clases de relajación, meditación, visualización o yoga pueden ayudar a conciliar el sueño y hacer que sea reparador.

Ejercicios

Hacer ejercicios regularmente reduce la ansiedad, mejora la circulación, y quema la adrenalina y otras hormonas estimulantes que produce cuando se siente estresado.

ejercicios-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

Lea también:  Remedios naturales para la circulación sanguínea (+video)

¿Cuándo consultar al médico?
  • Los trastornos del sueño duran más de una o dos semanas.
  • Durante el día no puede desenvolverse apropiadamente.
  • Teme que el cansancio esté afectando sus relaciones familiares y laborales.
  • Sospecha que una enfermedad, como la depresión o ansiedad aguda.
  • Tiene sudoración nocturna, fiebre, escalofríos, dolor abdominal y dolor de cuello.

Fuente: Cómo Curar Molestias Cotidianas

0 146

El sueño corto y de mala calidad puede tener efectos negativos sobre los riñones. Así lo reveló un estudio presentado en la Semana del Riñón 2016 de la Sociedad Americana de Nefrología.

Puntualmente, no lograr suficiente sueño de calidad se asocia con el empeoramiento de la función renal, en un estudio realizado con pacientes con enfermedad renal crónica (ERC), cuyos hallazgos se presentaron en la Semana del Riñón 2016 de la Sociedad Americana de Nefrología, celebrada en Chicago, Estados Unidos.

Aunque hay evidencia creciente de que los trastornos del sueño son comunes en los individuos con ERC, su relación con la progresión de la ERC se desconocía. Para investigarla, la doctora Ana C. Ricardo, de la Universidad de Illinois en Chicago, Estados Unidos, y sus colegas, examinaron los patrones de sueño de 432 adultos con ERC.

Lea también: Insomnio y pastillas para dormir … ¡verdaderos enemigos!

Los detalles del estudio

Los participantes usaron un monitor de muñeca entre cinco y siete días para medir la duración y la calidad del sueño. Además, se siguió su salud durante una mediana de 5 años. En líneas generales dormían un promedio de 6,5 horas por noche.

Durante el seguimiento, 70 personas desarrollaron insuficiencia renal y 48 personas murieron.

Después de ajustar los factores sociodemográficos, el índice de masa corporal, la presión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la función renal basal, cada hora adicional de sueño nocturno se asoció con un 19 por ciento menos de riesgo de desarrollar insuficiencia renal.

También hubo una relación significativa entre la calidad del sueño y el riesgo de insuficiencia renal: cada aumento del 1 por ciento en la fragmentación del sueño se asoció con un incremento del 4 por ciento del riesgo de desarrollar insuficiencia renal.

Además, los pacientes que experimentaron somnolencia diurna fueron un 10 por ciento más propensos a morir durante el seguimiento que aquellos que no tenían sueño durante el día.

El sueño corto y el sueño fragmentado son factores de riesgo significativos, pero no apreciados para la progresión de la ERC -destaca Ricardo-. Nuestra investigación se suma a la acumulación de conocimientos sobre la importancia del sueño en la función renal y subraya la necesidad de diseñar y probar intervenciones clínicas para mejorar los hábitos de sueño en los individuos con ERC”.

Con información de 20minutos

0 212

El no poder dormir puede resultar agotador y frustrante para una persona, además de restarle energía al afectado porque no tiene un descanso reparador, problema éste que sostenido en el tiempo, puede generar otros trastornos de salud como depresión, dolor crónico, susceptibilidad a enfermar, presión arterial alta, desordenes metabólicos y más riesgo de sufrir accidentes.

Busque el origen de su insomnio

Por lo general, la incapacidad de conciliar o mantener el sueño es síntoma de alguna enfermedad o patología de fondo o subyacente que propicia un mal dormir, entre las cuales están el dolor crónico, tos, problemas cardíacos, dificultad para respirar, problemas digestivos, reflujo gastroesofágico, enfermedad tiroidea y trastornos del sueño como la apnea obstructiva del sueño o el síndrome de las piernas inquietas.

El alcohol y algunos medicamentos, como los antidepresivos, la cafeína, los descongestionantes, los fármacos contra el asma y los analgésicos, también pueden contribuir al insomnio.

Por ello, es importante que usted primero se someta a una evaluación médica minuciosa.

el-poco-sueño-de-los-adolescentes-a-tu-salud

Lea además:  Yoga para combatir el insomnio (video)

Ahora bien, algo que dejan de lado los especialistas como causa de un mal dormir, son las angustias y las preocupaciones. Aquí el tema es más complejo de manejar, porque en todo caso deberíamos valernos de muchas herramientas anti estrés para paliar sus efectos: ejercicios, técnicas de relajación, hábitos saludables para dormir, bajar de peso, etc., etc.: pero llegados a este punto son pocos los que buscan ayuda terapéutica y son impacientes, razón por la cual se automedican y abusan de los somníferos con tendencia a usar  a medida que transcurre el tiempo cada vez más, medicamentos y más potentes, con peores resultados adversos.

¿Qué pasa si abusamos de somníferos?

Cuando piense en tomar una pastilla para dormir, es fundamental que junto a su médico evalúen las ventajas y los riesgos. Dormir bien es realmente importante, pero tomar un fármaco como ayuda para hacerlo puede provocar efectos secundarios, tales como mareo o aturdimiento y el peor, riesgo de dependencia. Además, las pastillas para dormir suprimen la respiración, lo que puede empeorar cualquier problema respiratorio, como apnea del sueño, aparte de posiblemente aumentar el riesgo de contraer infecciones.

Las pastillas para dormir también pueden provocar problemas con el pensamiento y con el movimiento corporal. Una persona puede despertarse y continuar somnolienta o tener problemas con la memoria diurna, el rendimiento físico y hasta sufrir caídas o accidentes.

La opción de recurrir a pastillas para dormir es una decisión matizada que debe tomarse en estrecha cooperación con el médico.

Hoy más que nunca, en una Venezuela tan convulsionada, debemos buscar apoyo multidisciplinario es vital para “no morir de mengua”, pero por sobre todo, debemos cuidarnos nosotros mismos de la mejor manera que podamos, pues será la única forma de sobrevivir a esta vorágine.

Lea la columna original en Caraota Digital 

0 1110

Por. Dr. Claudio César Cárdenas

No es un secreto para la comunidad médica o para la población en general que el estrés, y sobre todo el estrés crónico enferma. Ha sido demostrado en estudios, tanto en modelos animales como en humanos, que el estrés psicosocial es un factor de riesgo para infecciones virales, enfermedad cardiovascular, cáncer, asma y otras patologías1,2.

Sin embargo, no todo el mundo se afecta igual por el estrés, algunas personas lo toleran muy bien y lo sobrellevan, otros por el contrario sucumben ante él  y con frecuencia sufren sus consecuencias. Pero, ¿Qué hace que algunas personas soporten más estrés que otras?

Esta interrogante ha sido el objeto de muchos estudios entre los científicos y médicos, los cuales han buscado diversos elementos que pueden hacer a las personas más o menos susceptibles a las situaciones estresantes, y una de las características que hace que las personas se vean más afectadas por el, es porque su sistema nervioso vegetativo se altera, provocando mayor actividad del sistema simpático que genera modificaciones en la circulación, la presión arterial sistólica y en la liberación de ciertas hormonas y sustancias en la sangre

Se ha descrito que algunos rasgos de personalidad, el ambiente, la situación económica, social o política de los individuos pueden contribuir a que la persona sea vulnerable al estrés, pero las investigaciones de estos factores de riesgo continúan.

Recientemente Liu y colaboradores, publicaron en uno de los primeros números del 2015 de la revista científica Sleep, un trabajo en donde se estudia la respuesta al estrés  en 40 individuos3.A 20 de ellos se le permitió dormir holgadamente toda la noche sin interrupciones, y a los otros 20 les fue interrumpido el sueño, no permitiéndoles dormir más de 6 horas. A la mañana siguiente, todos fueron sometidos a pruebas neuropsicológicas, las cuales fueron practicadas por personal calificado que usaba un método de “feedback” (o retroalimentación en español) que generaba angustia a las personas. El estrés fue medido con un dispositivo validado internacionalmente, que se coloca en la piel de la mano, y registra la conductancia eléctrica, la cual cambia según la respuesta del paciente. A mayor estrés, mayor conductancia.

Lea además: Meditación: Reduce el estrés y el envejecimiento

Obtuvieron como resultado que, las personas que dormían menos de las horas que necesitaban para sentirse bien, respondían al ejercicio neuropsicológico con una descarga mayor en la piel, que las personas que habían dormido completo durante toda la noche, determinándose de esta manera, que aquellos individuos que habían sido privados de sueño, tenían una respuesta excesiva estresante comparado con el grupo control, que aunque también se estresaba, tenía menos conductancia eléctrica. En conclusión, los que durmieron menos, se estresaron más.

Aunque esto es un estudio de investigación controlado, si lo extrapolamos a nuestra sociedad actual, que cada vez duerme menos, que tiene menos tiempo para descansar por obligaciones laborales o de familia, que constantemente deja de dormir para que el día le alcance para realizar sus actividades, no es descabellado pensar que la respuesta al estrés de estos individuos podría ser exagerada, o poco saludable.

La falta de sueño se ha considerado un factor de riesgo para desarrollar muchas enfermedades, el estrés crónico también. Es muy probable que quizás estos dos factores estén tomados de la mano.

Revise su sueño, calcule cuanto está durmiendo, es probable que tenga un día mucho más llevadero y menos angustiante si durmió bien el día anterior. No lo haga solo un día, respete su sueño siempre. Duerma lo que necesita, no lo que pueda. Créame, si el sueño no fuera importante, la naturaleza no nos obligaría a dormir todos los días.

Lea también: Tratamientos naturales para el trastorno del sueño

Fuentes:

  1. Miller G, Chen E, Cole SW, authors. Health psychology: developing biologically plausible models linking the social world and physical health. 2009;60:501–24.
  2. Schneiderman N, Ironson G, Siegel SD, authors. Stress and health: psychological, behavioral, and biological determinants. 2005;1:607–28.
  3. Jean C.J. Liu, PhD1; SilvanVerhulst, BSc1,2; Stijn A.A. Massar, PhD1; Michael W.L. Chee, MBBS. Sleep Deprived and Sweating It Out: The Effects of Total Sleep Deprivation on Skin Conductance Reactivity to Psychosocial Stress.SLEEP2015;38(1):155–159

0 408
horas-sueño-a-tu-salud

La Academia de la Medicina del Sueño de los Estados Unidos presentó un baremo  según el cual los niños y los adolescentes deben dormir entre 8 y 16 horas, dependiendo de la etapa en que se encuentren. Las recomendaciones se publicaron, con la anuencia de la Academia de Pediatría de EE.UU., en el Journal of Clinical Sleep Medicine. En la tabla que se puede ver a continuación, no se incluyen bebés menores de 4 meses, pues en esa edad no hay parámetros establecidos.

dormir-a-tu-salud
FOTO. Alejandro Córdoba

HORAS DE SUEÑO RECOMENDADAS SEGÚN EDAD

4 a 12meses       12 a 16 horas diarias, incluyendo siestas

1 a 2 años            11 a 14 horas diarias incluyendo siestas

3 a 5 años            10 a 13 horas diarias incluyendo siestas

6 a 12 años         9 a 12 horas diarias

13 a 18 años       8 a 10 horas

Lea también: ¿Es bueno dormir con los perros?

Según la academia, un sueño adecuado resulta en mejor atención, comportamiento, aprendizaje y memoria, entre otras cosas. Además, impacta el crecimiento pues es al dormir cuando el cuerpo libera la hormona del crecimiento.

Por el contrario, la falta de sueño puede conducir a problemas que incluyen la depresión y hasta los pensamientos suicidas. Además, los niños que no duermen lo suficiente todas las noches están expuestos a un mayor riesgo de lesiones, hipertensión, obesidad y depresión.

Lea también: Videojuegos roban horas de sueño a tus hijos

Asimismo, los autores dela investigación señalaron que los menores que duermen más de lo recomendado para sus edades, también pueden sufrir repercusiones adversas para su salud incluyendo presión arterial alta, diabetes, obesidad y problemas de salud mental.

Más recomendaciones
sueño-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

La Academia de Pediatría de EE.UU.  recomendó además que todas las pantallas, como las televisiones y computadoras, se apaguen media hora antes de ir a la cama y que los padres no permitan que sus hijos tengan estos aparatos en sus dormitorios.

Para crear estas recomendaciones, los especialistas estudiaron las investigaciones anteriores sobre la relación entre la duración del sueño y la salud infantil.

Lea más: ¿Cómo ayudar a los niños a recuperar su sueño?

Si el niño está durmiendo menos -o más- de lo recomendado, es importante ajustar las normas del hogar para que cumplan con lo establecido. Al comienzo, seguramente costará cambiar las conductas, pero es necesario crear buenos hábitos de sueño.

También es importante consultar con un médico para determinar si padece un posible trastorno del sueño que se pueda tratar, o si la falta -o exceso- de sueño obedece a causas orgánicas, algún tratamiento médico u otra causa.

 

Fuente: BBC

 

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");