Lunes 27 Marzo 2017
Tags Posts tagged with "madres"

madres

Por. Carolina Vázquez Hernández

Cortesía

Las mamis que hemos dado lactancia materna exclusiva hemos vivido de manera crítica las “pico-crisis de crecimiento” de nuestros bebés.  Han sido días donde la duda nos ha embargado y no nos sentimos capaces de satisfacer todas las necesidades de nuestr@ hij@, han sido días de alta demanda donde bañarse o atender cualquiera de nuestras necesidades básicas ha resultado ser una labor titánica, si es que llegamos hacerlo.  Han sido días donde recurrimos a todos nuestros recursos: amigas, madres, consejeras de lactancias, médicas… buscando una respuesta que nos de paz en esa transición. Quizás, quienes vemos esto a lo lejos suspiramos diciendo, “uf, menos mal que ya salí de eso”, sin embargo hoy quiero decirles que los “picos de crecimiento “ no son sólo biológicos y de alimentación física, nuestros hij@s pasan por “picos de crecimiento emocional, psicológicos y espirituales”.

Mucho de lo que llamamos “crisis”, “rebeldía”, “adolescencia”, “conflictos”, etc… no son más que “picos de crecimiento pisco-emocionales-espirituales”.  Son períodos en donde nuestr@s hij@s nos demandan nuevas habilidades para cultivar, quizás, una nueva relación con ell@s desde su nueva realidad o sus necesidades vigentes.

Mucho de lo que afecta la calidad de relación madre-padre-hij@ es quedarnos en verles como “nuestro eterno bebé”, nuestr@ “dulce y tiern@ niñ@“ sin querer sentir el dolor del parto constante de parirlos a su madurez e independencia en cada período evolutivo.  Es el deseo de , como madres-padres, congelar una manera de amarles, sin ver que eso también se transforma.

Lea también: Amamantar en cualquier momento y lugar

Cuando ell@s comienzan a diferenciarse de nosotros como madres-padres, cuando ya no desean, ni les gustan nuestras propuestas, desde las más sencillas como su ropa, hasta las más importantes, como pueden ser normas y/o hábitos, comienzan a vivirse las frustraciones de que ell@s no son como lo esperábamos, no comprendemos el por qué nos tenemos que plantar en una “lucha” para que “hagan caso” y desde allí, quizás desde los 2 años, comenzamos aprender,  o no, a como manejar sus “picos de crecimiento psicoemocionales-espirituales” y que durarán de manera marcada hasta los 21 años (y en está sociedad infantilizadora puede ser hasta los 28).

En mi afán de despatologizar al ser humano e integrar todas su dimensiones del ser, me gusta llamar a estos períodos “Hitos de madurez”.  Son periodos, vivencias necesarias para que ell@s se transformen en seres humanos interdependientes, verdaderamente autónomos a nivel emocional-espiritual, con autorregulación y responsabilidad de sus emociones y con uso pleno de su libre albedrío. Donde nazcan a su propia autoridad interior y a un poder creador-transformador sin necesitar el autoritarismo regulador de la sociedad.

Hacer una tabla de clasificación de cuáles son esos hitos por período cronológico, como lo hacen en la psicología evolutiva y el desarrollo psicomotor u otra habilidad, siento que etiqueta y restringe lo único que es cada ser.  Mucho han hablado de los ciclos de siete años (en específico para la mujeres), los de 12 años (más para los hombres) y cada cultura tiene su propia visión de ello.  Yo lo que pido es que se desarrolle una capacidad perceptiva de los padres-madres para ver a sus hij@s desde esa comprensión y no desde la patología de la “crsisis” (vista y abordada como negativa), desde “él o ella tiene un problema y hay que llevarlo al psicólogo”, desde el miedo o la angustia de que “algo esta mal”.  Sin duda alguna, son períodos desafiantes, donde (como en la lactancia materna) nos desorientamos, sentimos que no satisfacemos sus necesidades, donde dudamos de lo que hemos hecho.  Pues también nos toca crecer con ell@s y mirar hacia adentro.

Los “Hitos de Madurez”  de nuestr@s hij@s nos invitan a explorarnos como seres humanos, a preguntarnos qué nos esta moviendo nuestr@ hij@, que nos puede estar mostrando de nuestros propios procesos psicológicos incompletos o inmaduros.  Qué herramientas nos esta pidiendo que usemos como modelaje para su madurez: ¿la paciencia?, ¿La confianza?, ¿el verdadero respeto?, ¿el silencio?…  Ahora son desafíos directamente proporcionales a su tamaño, edad y capacidad de comprensión.  Te invito a ver a tu hij@ y que te preguntes ¿cuáles son los desafíos que me está planteando hoy para acompañarle en su madurez pisco-emocional, espiritual?  Como siempre, no hay recetas, no hay fórmulas mágicas, no podemos “saltar” a la siguiente fase porque ésta es muy difícil. Es necesario comprender que es un proceso que requiere tiempo y espacio, que es necesaria la “manada familiar” para darnos contención a nosotros como padres-madres. Es tiempo de sentir, ser humildes y honest@s con nosotr@s mism@s y con ell@s.  Es, quizás, también tiempo de mostrarle nuestra humanidad a ell@s y decirles que “no sé resolverlo todo, ahora nos toca junt@s aprender hacerlo”, “nos corresponde crear una nueva relación junt@s”.

Necesitamos sentir el dolor de la muerte “del niño que era” nuestro hijo y darle la bienvenida al cada vez más maduro  joven o adulto que nace.  Nuestr@s bebés quedarán en las fotos, en nuestros corazones y siempre nos arrebataran una sonrisa.  Ahora aprendemos a maravillarnos con los niñ@s, jóvenes y adultos, en constante transformación, que nos acompañan  en la intensa vivencia de ser familia: madres-padres, en el eterno espiral de la madurez.

Carolina Vázquez Hernández. Psicóloga. Psicología de la Mujer. Psicología Perinatal. Maestría en estudios de la mujer. Doula. Preparadora pre- post natal.  Fundadora-Directora de Aquamater Maternidad Consciente

Redacción A Tu Salud

Las abuelas son un pilar fundamental en la educación de los nietos, les transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño, estabilidad… Sin embargo, el beneficio es mutuo, ya que las abuelas también se enriquecen emocionalmente con el contacto con sus nietos.

También puedes consultar:  Abuelos: ¡Cuídalos como ellos te cuidaron!

Hoy en día el papel de las abuelas se ha visto incrementado en el seno de la familia, ante la necesidad de trabajar de ambos progenitores. Conocer las necesidades de ambos, los beneficios y los límites ayudará a que la unión sea mucho más fuerte y positiva.

Ellas pueden proporcionar una asistencia práctica, apoyo y una cadena de consejos útiles para cuidar a tus hijos. El encuentro de las abuelas con sus nietos es siempre muy enriquecedor para ambos lados. A muchos niños les encanta estar con sus abuelas por diferentes y variadas razones. Algunos porque al lado de ellas no existen tantas órdenes ni obligaciones. Otros porque pueden hacen cosas distintas con ellas, como preparar galletas, comer dulces, dar paseos, ir al parque y realizar una infinidad de actividades.

Algunos nietos ven a sus abuelas como un amiga, una especie de guía, para ellos son divertidas, cariñosas, mimosas. Pero, claro, todo depende de la forma de ser de los abuelas. Hay también las que apenas envejecen y continúan tratando a los más pequeños de una manera muy autoritaria y demasiado exigente. Pero, por lo general, ellas sienten mucho placer con sus nietos. Estar con ellos es también una forma de renovarse personalmente. Es tener más participación en la familia, y sentirse más jóvenes y actualizadas. Se aprende mucho con los niños.

También puedes consultar: Abuelos no deben ser los responsables de la educación de los niños

Para conocer un poco más al respecto no te pierdas este video con la Psicoanalista y escritora, Mariela Michelena.

 

Fuente: Guía infantil

0 678

Por. Lislet Núñez de Ponte

Hay mujeres que deciden convertirse en madres a través de la adopción, generalmente consideran esa opción por problemas de fertilidad, otras ya tienen hijos e igual dan cabida en sus vidas a otros que ellas no han concebido.

Cuando estás embarazada tienes nueve meses o inclusive más, cuando se hace de forma planificada la búsqueda de un hijo para hacerte a la idea que te convertirás en madre, interactúas con ese bebé porque está dentro de ti, tu cuerpo se adapta para alimentarlo, le ves en los estudios con imágenes que realiza el obstetra, escuchas el latido de su corazón… y todo eso te prepara para cuando lo conozcas.

La situación es diferente cuando vas a adoptar, tienes mucha ilusión por brindarle amor y protección a un hijo, pero no siempre llega a ti siendo un bebé, puede tener más edad y la maternidad inicia de una forma diferente.

Lo que sí es cierto, es que la ilusión por la llegada de ese hijo adoptivo es algo maravilloso y esto contribuirá al desarrollo de otras habilidades para ir conociendo a ese nuevo integrante que trae costumbres y gustos ya desarrollados.

Las madres de corazón en algunos casos no se parecerán a sus hijos, pero la fisonomía va más allá del sentimiento de familia. La bondad involucrada en la decisión de adoptar es infinita, es ofrecer un hogar, cobijo, cuidado, apoyo y sobre todo amor a una persona que no tuvo esa oportunidad con sus padres o hermanos y está ávida de sentir ese sentimiento, a veces con cierta desconfianza, porque puede ser que provenga de un lugar donde no estaba seguro.

Esas madres pueden pensar que cambia su mundo con la llegada de su hijo adoptivo y se llenan de felicidad por haber logrado un sueño que pudieron haber tenido por años, sin darse cuenta que realmente están haciendo una obra tan grande por la vida de ese nuevo integrante, porque las oportunidades que tendrá ese hijo dentro de una familia son innumerables, podrá acceder a estudios, cuidados de salud, entorno seguro y en el futuro ser lo que pueda y quiera ser, acompañado en cada etapa por su mamá y familiares. Cuando se produce una adopción todos ganan, aun cuando las trabas burocráticas de orden legal en muchos países impiden que esto suceda de forma más rápida y sencilla.

Siguen existiendo cada vez más bebés, niños y adolescentes que necesitan un hogar, pero no siempre llega tan pronto esa mamá de corazón con la que sueñan todas las noches… Es importante apoyar a instituciones, fundaciones y ONG que velan por la integridad de ellos, brindándoles cariño y protección, en Venezuela existen varias y para seguir con su labor necesitan de nuestra ayuda.

Lea también: Famosas que se hicieron madres después de los 40

Ivory García

0 764

Por. Lislet Núñez de Ponte

Desde el momento que nos enteramos que vamos a ser madres, comenzamos a tener un sin fin de inquietudes sobre la maternidad, sea ésta planificada o no, porque sabemos que la vida nos cambia para siempre.

Contamos con nuestras vivencias de crianza, observamos cómo las mujeres de la familia abordan el rol de la maternidad, así como amigas o conocidas, pero nada se compara al hecho de convertimos en mamás y el no saber si lo que estamos haciendo es correcto o no.

Al estar informadas, nos sentimos empoderadas y la ansiedad sobre lo que va a pasar disminuye, por eso es importante consultar con tus especialistas desde el embarazo (obstetra, nutricionista, doula, consejeras de lactancia materna, el pediatra que atenderá a tu hijo…) las dudas que tengas, es recomendable asistir a un curso prenatal, para conocer los cuidados que necesitará el bebé en los primeros meses de vida y leer información confiable en Internet sobre los temas que te inquietan.

Transita el sendero de la maternidad un día a la vez, porque cada instante que pasa tu hijo te demostrará que posees diferentes habilidades para atenderle que nunca te habías percatado que tenías, además cuentas con tu instinto materno para guiarte e ir adecuando la toma de decisiones relacionadas con él.

Las madres hacemos lo que pensamos es beneficioso para los hijos o familia, lo bueno es que siempre se puede rectificar si se descubre que hay mejores opciones, hoy en día contamos además con grupos de apoyo para la maternidad, que nos ayudan brindándonos el contacto con otras experiencias que permiten nutrirnos y avanzar.

Con el tiempo los hijos crecen, van desarrollando sus potencialidades y si están acompañados en ese proceso de nuestras enseñanzas, dedicación y amor la maternidad va rindiendo sus frutos, al educar a personas sanas integralmente, que puedan atender sus necesidades y las de los demás, conscientes del importante papel que desempeñan en su entorno inmediato y global.

Lea también: Maternidad y trabajo

Ivory García

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

aburrimiento-ninos-a-tu-salud

El aburrimiento en los niños es muy común cuando no están en su ambiente. También en casa o en otros sitios, aunque tengan varios juguetes. Tienen tanta energía que pronto se cansan de casi todo, por eso hay que estar preparados.

¿Por qué se aburren los niños?

Según el portal guiainfantil, los niños que tienen aburrimiento son aquellos que viven con mucho control. Tienen horarios para todo y como queda poco tiempo para jugar, son los padres los que organizan sus juegos. Les dicen a qué jugar, cómo, cuándo y con qué.

Muchos niños reciben todo ‘masticado’. No saben qué pedir, no saben cómo crear o imaginar situaciones de juego. Por eso, en cuanto se cansan de jugar con un determinado juego o juguete, se aburren. Echan de menos a la disciplina, su control cotidiano, la agenda habitual.

aburrimiento-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: ¿De vacaciones y en casa? ¡Vamos a jugar! (Parte 1)

¿Qué hacer ante el aburrimiento?

Lo más importante para evitar el aburrimiento en los días en que los niños no tienen escuela ni otra actividad, es que los padres busquen dedicar un tiempo exclusivamente a los hijos y si es posible fuera de casa.

Por otro lado, no siempre se debe combatir el aburrimiento con un juguete. Un deporte, bailar, disfrazarse, simplemente correr pueden ayudar a vencer el aburrimiento.

En casa pueden realizarse tareas del hogar de manera divertida, y no excesiva. Por ejemplo, déjelos que ayuden en la cocina, a lavar el automóvil o bañar al perro. También conversar, cantar, pintar, ayudan a combatir el aburrimiento.

No olviden que muchas veces cuando los niños se aburren, en realidad nos están diciendo: estoy aquí, necesito tu atención.

 

0 366

Equipo de redacción A Tu Salud

parto-respetado-a-tu-salud-

La semana del parto respetado nace en Francia por la Asociación Francesa del Parto Respetado desde el año 2003. Con un conjunto de profesionales, como obstetras, ginecólogos, parteras, psicólogos y abogados, los cuales, tratan de dar un enfoque diferente, de manera institucional. Estos explican a las personas que hay otras maneras de llegar al mundo, no solamente la convencional.

“El parto respetado es precisamente el respeto a aquellos aspectos que no se ven. Más que un proceso fisiológico, es un proceso psicoemocional de la mujer”, explicó Vásquez en una entrevista para A Tu Salud.

Es importante resaltar que todos los partos respetados tienen que realizarse en una institución de salud.

Para saber más del tema escucha la entrevista completa en el siguiente audio:

Fuente: Carolina Vásquez, psicóloga – @aquamater

0 185

Equipo de Redacción A Tu Salud

De acuerdo con un estudio realizado en Estados Unidos, mediante el estudio del Registro Oncológico de California, los hijos de las mujeres hispanas nacidas fuera de Estados Unidos poseen menos probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón o de riñón que aquellos con madres nacidas en la nación norteamericana.

Además, revela el estudio que los niños de origen hispano poseen un mayor riesgo de generar ciertos tipos de cáncer de la sangre, indistintamente de donde hayan nacido sus madres.

La investigación, publicada en JAMA Pediatrics, señala que casos como los de gliomas en el cerebro o tumores de Wilms en el riñón, se presentan menos en hispanas nacidas fuera de Estados Unidos.

Una de las autoras del estudio, Julia E. Heck (Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Los Ángeles), indicó: “Tenemos poca información de los padres quienes, desde luego, son importantes también, pero la marcada diferencia en el riesgo de desarrollar cáncer según el origen de la madre quiere decir que el estilo de vida juega un rol importante en este asunto”, sentenció.

Lea también: El cáncer se previene desde la lonchera

En estudios anteriores, las madres hispanas que se mudaron a EE.UU. tuvieron mejores resultados en la gestación que las criadas en Norteamérica.

En México, por ejemplo, las mujeres generalmente cuentan con fuertes redes de apoyo social y bajos niveles de estrés durante el embarazo.

Heck dijo que además “las madres extranjeras tienen tasas increíblemente bajas de tabaquismo, alcoholismo y uso de drogas”, y fumar durante el embarazo es mucho menos frecuente en México que en Estados Unidos.

“Cuando las mujeres hispanas crecen en Estados Unidos, adquieren los aspectos de ese estilo de vida”, el cual envuelve mucho más estrés. Pero hay diferentes tipos de tumores cerebrales y cáncer en general, y algunas de esas variedades no difieren en riesgo según lo expresado en el estudio.

Por su parte Susan Carozza (de la Universidad Estatal de Oregon) dijo que “es difícil estimar exactamente cuánto riesgo se incrementa o decrece en algunos tipos de cáncer en particular”, por lo cual ni los padres ni los doctores deberían cambiar lo que están haciendo basados en lo que demostró el estudio.

“Con la amenaza del virus Zika, seguramente parecería imprudente recomendarle a las mujeres hispano-estadounidenses embarazadas que volvieran a México a vivir su gestación”, concluyó.

Lea también: Estudios afirman la seguridad a largo plazo de dos fármacos para el cáncer de mama

Fuente: clustersalud

0 325

Equipo de redacción A Tu Salud

niños-a-tu-salud-
Foto: Alejandro Córdoba

A medida que los niños van creciendo su curiosidad sexual se va haciendo más activa. Van observando su cuerpo y se tocan o palpan sus genitales, es por ello, que los padres se deben tomar este tema con calma, ya que es completamente normal.

Esta indagación comienza a partir de los 5 años de edad, cuando el niño se da cuenta que tiene órganos sexuales, esto, hay que hablarlo con total naturalidad y con un lenguaje sencillo para que así vaya identificando lo que es género femenino y masculino. También se le debe explicar qué es el vello púbico, la primera menstruación, el cambio de voz, el crecimiento de las mamas, entre otros.

Uno de los factores más importantes es el aseo personal. “La madre tiene que enseñar a su hija o hijo a limpiarse, para que no haya contaminación de ningún tipo”, explicó la Uróloga Dhelma Pellin en una entrevista para A Tu Salud radio.

Un tema muy amplio e interesante y puedes escucharlo a través de una entrevista con la doctora Dhelma Pellin.

0 514

Redacción A Tu Salud

Los recién nacidos llegan al mundo con un sistema inmunitario heredado de sus madres y lamentablemente es una protección insuficiente ante varias infecciones.Bebes

También puedes consultar: ¿Te comerías tu placenta?

Varios laboratorios intentan investigar cómo proteger a los recién nacidos aprovechando los anticuerpos que crean sus madres. Este sucedo se debe a varias razones, explica David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Sociedad Española de Pediatría. Primero, aunque se logre medicar al recién nacido, la respuesta ante las infecciones tarda unos 20 días. Segundo, porque a veces la vacuna aplicada en los primeros días de vida no va tan bien como se espera. La de la hepatitis B, por ejemplo, funciona, dice Moreno, pero hay otras que no solo no dan una buena protección, sino que incluso afectan a la eficacia de las siguientes tomas.

Buscando una solución

Los laboratorios están buscando crear vacunas directamente para ser utilizadas en la madre con la idea de proteger al recién nacido.

El caso paradigmático es el de una de las infecciones más frecuentes en bebés: el virus respiratorio sincitial (VRS). “Lo puede padecer cualquier niño. Igual que la gripe colapsa las UCI de adultos en los hospitales, el VRS lo hace con las pediátricas”, dice Moreno. “Mata incluso en el primer mundo”, afirma, sobre todo en niños prematuros, explica el médico.Bebe 2

Aún no hay vacunas para el virus respiratorio sincitial, pero la lista de candidatos para los ensayos ya es bastante amplia. Ya hay laboratorios que ensayan a la vez su uso en niños y en embarazadas.

También puedes consultar: Aprende a identificar las dolencias de tu bebé

Según el último recuento de la organización especializada en innovación médica PATH, por ejemplo, empresas como Novamax y GSK ya están en esta línea. “La gripe A de 2009 fue clave para abrir este camino”, dijo hace una semana Thomas Breuer, director médico de la sección de vacunas de GSK en un encuentro con periodistas en Bélgica.

“Los casos más graves de infección por el VRS se producen en los dos primeros meses de vida”, lo que justifica este abordaje, añadió. “Si se consiguiera una vacuna contra este virus, sería un gran avance en el ámbito de salud”, afirma Moreno.

También puedes consultar: Aprende cómo cuidar el pecho durante el embarazo

Fuente: El País 

0 531

Equipo de Redacción A Tu Salud

El ejercicio físico es un amigo firme para ponerse en forma luego del parto, uno de los motivos por los que no debemos renunciar a practicarlo. Vamos a ver cómo hacer ejercicio a dúo, con tu pequeño bebé.

El Baby Fitness, o dicho de otra forma, ejercicios para mamás con bebés. Son una de las últimas novedades que más recepción están poseyendo, no solo porque sus resultados son indudables, sino porque es una forma distinta de hacer deporte y de hacerlo además con el más pequeño de la casa. Toda actividad que desarrollen madre e hijo juntos será un modo más de fortificar los lazos que les unen. Y qué mejor que hacer deporte juntos. Si quieres recuperar la forma física luego del embarazo, aquí tienes una forma entretenida y atractiva de hacerlo.

Ejercicios de abdominales para mamás y bebés

Los abdominales son el ejercicio perfecto para tonificar y fortalecer los músculos, logrando una mayor fortaleza y flexibilidad. Del mismo modo son idóneos para lucir de nuevo un vientre plano. Ejercicios que las mamás pueden hacer con sus bebés. Simplemente, túmbate en el suelo, con la espalda apoyada y las piernas elevadas formando un ángulo de 90 grados.

Ubicamos al bebé sobre el abdomen y, a partir de ahí, estiramos los brazos a ambos lados, conservándolos tensos durante unos segundos. Repetir 30 veces.

Lee: El yoga suave, una práctica segura al final del embarazo

Correr con la silla de paseo

Si eres una aficionada a correr, puedes seguir realizando uno de los ejercicios más fáciles y rápidos en resultados a la hora de perder los kilos de más almacenados durante el embarazo. El pequeño irá cómodamente en su silla, mientras mamá lo empuja al ritmo de su carrera.

Ejercicios en cuclillas

Colocamos al pequeño en el portabebés y nos colocamos en cuclillas, una posición que ya dominamos después de un largo embarazo y del peso de la barriga. Con las piernas ligeramente separadas, este ejercicio es eficaz para tonificar los músculos de piernas y glúteos. Doblamos las rodillas, conservamos la espalda recta y los brazos estirados hacia adelante. Bajamos lentamente, mantenemos la posición unos segundos y volvemos a subir. Repetir 10 veces.

Pesas para tonificar tus brazos

Cuando el niño ya tiene unos meses, podemos compartir con ellos los ejercicios con pesas para tonificar los brazos. Tan solo hay que sujetar las pesas en las manos, conservando los brazos ligeramente doblados, y las piernas ligeramente flexionadas. Levantamos los brazos, conservamos posición unos segundos y volvemos a bajar. Las pesas son muy útiles para tonificar y fortalecer los músculos de los brazos. Haz 20 repeticiones.

Estos son solo algunos de los ejemplos de ejercicios que podemos colocar en práctica tanto en el gimnasio como en casa y que están pensados para hacer con tu bebé. Por supuesto, hay otras modalidades que no debes olvidar, como la natación o el fitness en el agua.

También puedes consultar: Ejercicios con los que recuperarás la figura después del embarazo

Fuente: Ellahoy