Lunes 23 enero 2017
Tags Posts tagged with "maternidad"

maternidad

Redacción A Tu Salud

La depresión durante el embarazo ya es algo bastante común y al parecer tiene que ver con una proteína. Tres de cada siete mujeres la experimentan, y en muchas, la intensidad de este trastorno aumenta aun más en el último trimestre de la gestación.

Investigadores del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, encontraron una proteína (biomarcador) que podría ser la responsable de este síndrome.

También puedes consultar: ¿Influye la postura durante el coito a la hora de concebir?

Esta proteína se llama factor neurotrópico cerebral (BDNF, por sus siglas en inglés) y, anteriormente, ya se había asociado con depresión, pero nunca con el embarazo.

Proteína BDNF y el embarazo

En este estudio los investigadores notaron que las mujeres en las que los niveles de BDNF eran menores, tenían más síntomas depresivos, y esta disminución al parecer era mayor hacia el último trimestre de la gestación.

“Nuestro estudio muestra que los niveles de BDNF cambian mucho durante el embarazo y proveen síntomas depresivos en las mujeres. También vimos mucha diferencia en las embarazadas de diferentes razas”, explicó Lisa M. Christian, coordinadora del estudio.Proteína 1

También puedes consultar: Estrés emocional: Afecta a la mujer luego de una pérdida

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores tomaron muestras de sangre durante el embarazo y después del parto en unas 139 participantes, y observaron que los niveles de BDNF cayeron desde el primer hasta el tercer trimestre, y luego aumentaron en la etapa del posparto.

La caída de esta proteína aumentó mucho en las mujeres caucásicas (blancas), y menor entre las de raza negra.

Los científicos también observaron que en las mujeres en las que estos niveles cayeron más, los bebés también tuvieron más riesgo de nacer con bajo peso.

También puedes consultar: Embarazadas adolescentes con mayor riesgo de ACV

Fuente: La Nación

Por. Carolina Vázquez Hernández

Cortesía

Las mamis que hemos dado lactancia materna exclusiva hemos vivido de manera crítica las “pico-crisis de crecimiento” de nuestros bebés.  Han sido días donde la duda nos ha embargado y no nos sentimos capaces de satisfacer todas las necesidades de nuestr@ hij@, han sido días de alta demanda donde bañarse o atender cualquiera de nuestras necesidades básicas ha resultado ser una labor titánica, si es que llegamos hacerlo.  Han sido días donde recurrimos a todos nuestros recursos: amigas, madres, consejeras de lactancias, médicas… buscando una respuesta que nos de paz en esa transición. Quizás, quienes vemos esto a lo lejos suspiramos diciendo, “uf, menos mal que ya salí de eso”, sin embargo hoy quiero decirles que los “picos de crecimiento “ no son sólo biológicos y de alimentación física, nuestros hij@s pasan por “picos de crecimiento emocional, psicológicos y espirituales”.

Mucho de lo que llamamos “crisis”, “rebeldía”, “adolescencia”, “conflictos”, etc… no son más que “picos de crecimiento pisco-emocionales-espirituales”.  Son períodos en donde nuestr@s hij@s nos demandan nuevas habilidades para cultivar, quizás, una nueva relación con ell@s desde su nueva realidad o sus necesidades vigentes.

Mucho de lo que afecta la calidad de relación madre-padre-hij@ es quedarnos en verles como “nuestro eterno bebé”, nuestr@ “dulce y tiern@ niñ@“ sin querer sentir el dolor del parto constante de parirlos a su madurez e independencia en cada período evolutivo.  Es el deseo de , como madres-padres, congelar una manera de amarles, sin ver que eso también se transforma.

Lea también: Amamantar en cualquier momento y lugar

Cuando ell@s comienzan a diferenciarse de nosotros como madres-padres, cuando ya no desean, ni les gustan nuestras propuestas, desde las más sencillas como su ropa, hasta las más importantes, como pueden ser normas y/o hábitos, comienzan a vivirse las frustraciones de que ell@s no son como lo esperábamos, no comprendemos el por qué nos tenemos que plantar en una “lucha” para que “hagan caso” y desde allí, quizás desde los 2 años, comenzamos aprender,  o no, a como manejar sus “picos de crecimiento psicoemocionales-espirituales” y que durarán de manera marcada hasta los 21 años (y en está sociedad infantilizadora puede ser hasta los 28).

En mi afán de despatologizar al ser humano e integrar todas su dimensiones del ser, me gusta llamar a estos períodos “Hitos de madurez”.  Son periodos, vivencias necesarias para que ell@s se transformen en seres humanos interdependientes, verdaderamente autónomos a nivel emocional-espiritual, con autorregulación y responsabilidad de sus emociones y con uso pleno de su libre albedrío. Donde nazcan a su propia autoridad interior y a un poder creador-transformador sin necesitar el autoritarismo regulador de la sociedad.

Hacer una tabla de clasificación de cuáles son esos hitos por período cronológico, como lo hacen en la psicología evolutiva y el desarrollo psicomotor u otra habilidad, siento que etiqueta y restringe lo único que es cada ser.  Mucho han hablado de los ciclos de siete años (en específico para la mujeres), los de 12 años (más para los hombres) y cada cultura tiene su propia visión de ello.  Yo lo que pido es que se desarrolle una capacidad perceptiva de los padres-madres para ver a sus hij@s desde esa comprensión y no desde la patología de la “crsisis” (vista y abordada como negativa), desde “él o ella tiene un problema y hay que llevarlo al psicólogo”, desde el miedo o la angustia de que “algo esta mal”.  Sin duda alguna, son períodos desafiantes, donde (como en la lactancia materna) nos desorientamos, sentimos que no satisfacemos sus necesidades, donde dudamos de lo que hemos hecho.  Pues también nos toca crecer con ell@s y mirar hacia adentro.

Los “Hitos de Madurez”  de nuestr@s hij@s nos invitan a explorarnos como seres humanos, a preguntarnos qué nos esta moviendo nuestr@ hij@, que nos puede estar mostrando de nuestros propios procesos psicológicos incompletos o inmaduros.  Qué herramientas nos esta pidiendo que usemos como modelaje para su madurez: ¿la paciencia?, ¿La confianza?, ¿el verdadero respeto?, ¿el silencio?…  Ahora son desafíos directamente proporcionales a su tamaño, edad y capacidad de comprensión.  Te invito a ver a tu hij@ y que te preguntes ¿cuáles son los desafíos que me está planteando hoy para acompañarle en su madurez pisco-emocional, espiritual?  Como siempre, no hay recetas, no hay fórmulas mágicas, no podemos “saltar” a la siguiente fase porque ésta es muy difícil. Es necesario comprender que es un proceso que requiere tiempo y espacio, que es necesaria la “manada familiar” para darnos contención a nosotros como padres-madres. Es tiempo de sentir, ser humildes y honest@s con nosotr@s mism@s y con ell@s.  Es, quizás, también tiempo de mostrarle nuestra humanidad a ell@s y decirles que “no sé resolverlo todo, ahora nos toca junt@s aprender hacerlo”, “nos corresponde crear una nueva relación junt@s”.

Necesitamos sentir el dolor de la muerte “del niño que era” nuestro hijo y darle la bienvenida al cada vez más maduro  joven o adulto que nace.  Nuestr@s bebés quedarán en las fotos, en nuestros corazones y siempre nos arrebataran una sonrisa.  Ahora aprendemos a maravillarnos con los niñ@s, jóvenes y adultos, en constante transformación, que nos acompañan  en la intensa vivencia de ser familia: madres-padres, en el eterno espiral de la madurez.

Carolina Vázquez Hernández. Psicóloga. Psicología de la Mujer. Psicología Perinatal. Maestría en estudios de la mujer. Doula. Preparadora pre- post natal.  Fundadora-Directora de Aquamater Maternidad Consciente

Redacción A Tu Salud

Algunos famosos ya saben que el nuevo año será muy especial para ellos. Y es que en los últimos meses de 2016 anunciaron que para 2017 serían padres. Hoy te contamos cuáles de ellos recibirán a la cigüeña este año.

También puedes consultar: Conoce las dietas de los ángeles de Victoria’s Secret

Natalie Verbeke. Con 41 años Natalie será madre por primera vez este año. La actriz y su novio, el jugador de rugby Marcos Poggi, anunciaron hace pocas semanas que estaban esperando un bebé.

Marta Etura. La actriz sorprendió a sus seguidores en el pasado Festival de San Sebastián. Y es que no había anunciado su embarazo. Este bebé será el primer hijo para Marta.

Ben Affleck y Jennifer Garner. En 2016 esta linda pareja se reconcilió y en 2017 tendrán un nuevo hijo.

Los últimos años del matrimonio entre Ben Affleck y Jennifer Garner están siendo una auténtica montaña rusa de emociones.

Marion Cotillard. En un principio se rumoreó que Marion era la responsable de la ruptura entre Brad Pitt y Angelina Jolie, pero la actriz desmintió la información. La francesa sigue felizmente casada con Guillaume Canet. Además, en 2017 nacerá su segundo hijo.

Natalie Portman. El 2017 puede ser un gran año para Natalie Portman. Aparece en todas las quinielas de las nominaciones al Oscar y, además, nacerá su segundo hijo.

La actriz israelí y su marido Benjamin Millepied ya fueron padres de Aleph en 2011.

Tori Spelling. La actriz de Beverly Hills y su marido Dean McDermott ya tienen cuatro hijos en común, pero este 2017 volverán a ser padres. Y eso que no hace mucho estuvieron a punto de poner punto y final a su matrimonio, pero capaz con la llegada de este nuevo bebé todo vuelva a la normalidad.

También puedes consultar: Estrés postraumático: Una enfermedad que afecta a Lady Gaga

Fuente: Yahoo

Redacción A Tu Salud

La exposición prenatal al estrés contribuye a la ansiedad y a sufrir de problemas cognitivos, los cuales pueden persistir en la edad adulta, un fenómeno que podría explicarse por cambios duraderos y potencialmente perjudiciales en el microbioma. Esto según una nueva investigación.

También puedes consultar: Estudio confirma que estrés reduce posibilidades de embarazarse

Cuando los roedores preñados fueron expuestos al estrés pareció cambiar la composición de las bacterias tanto en sus intestinos como en las placentas. También se notó cambio en los tractos intestinales de su descendencia femenina.

La investigación fue realizada por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos. Esos cambios microbianos duraron hasta la edad adulta.

También puedes consultar: Parto natural: La mejor opción para la madre y el hijoestres-1

Estrés y embarazo

Los ratones con madres estresadas realizaron con dificultad las pruebas destinadas a medir la ansiedad y la salud cognitiva, esto por supuesto en comparación con las hembras de los ratones que no tuvieron estrés en el período de gestación.

Los marcadores de inflamación aumentaron en la placenta, el cerebro fetal y el cerebro adulto de la descendencia, mientras que una proteína de apoyo llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) disminuyó.

“Cada vez más, los médicos y los investigadores están entendiendo que las bacterias naturales no son solo una presencia silenciosa, sino que contribuyen a nuestra salud”, afirma Tamar Gur, investigadora principal y profesora asistente de Psiquiatría y Salud del Comportamiento, Neurociencia y Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Ohio.

También puedes consultar: La infertilidad no se puede abordar solo como un tema médico

Estudios previos

Investigaciones previas  encontraron muchas asociaciones entre el estrés materno en animales y personas con problemas posteriores de salud mental.

Este estudio podría comenzar a explicar qué está en juego en esa relación.

También puedes consultar: Malformaciones del útero perjudiciales para el embarazo y la salud

Fuente: Infosalus

 

 

 

 

 

0 1192

Por. María Laura García - Equipo de redacción A tu Salud

La doctora Ana Lara, ginecobstetra de Aquamater, habla sobre la importancia de la consulta pre-concepcional:

¿Qué es lo que debe hacer una mujer cuando piensa concebir un bebé?

Lo primero que debe hacer una mujer es realizar una consulta pre-concepcional si sabe que en un futuro cercano (en un tiempo no mayor de un año) desea quedar embarazada. El objetivo de esta consulta es disminuir los posibles riesgos para que la madre tenga un embarazo saludable y por ende, el feto también.

¿Para qué es la consulta pre-concepcional?

Los objetivos principales de la consulta pre-concepcional son: la evaluación de riesgo de la futura mamá, promover y educar hábitos saludables, más la suplementación farmacológica que es importante que la futura madre consuma para que pueda concebir.

¿Las mujeres actualmente asisten a consultas pre-concepcionales?

Lamentablemente no está preestablecida esta práctica en las mujeres porque ni ellas mismas piensan en asistir al médico antes de concebir, ni nadie cercano a ellas. El 50% de los embarazos no son planificados y aproximadamente solo un 10% hace la consulta pre-concepcional

¿Cuáles son las dudas más frecuentes en las mujeres futuras a concebir?

Entre las médicas tenemos dos grandes pilares de dudas: el cuestionamiento de la mamá de saber si es o no fértil, y, si tiene riesgo su embarazo de tener una enfermedad o que el bebé desarrolle alguna.

fertilizacion-in-vitro-embarazo

Lea también: Embarazo. Nuevas recomendaciones de la OMS

¿Cuáles son los hábitos saludables que la mujer debería incorporar  día a día para que pueda ser una mamá?

Se busca eliminar el habito tabáquico, el uso del alcohol y de la cafeína en la madre; pero además, es importante el peso que presenta la madre previo al embarazo. Se busca que el índice de masa corporal sea el adecuado antes de concebir, debido a que un índice alto de masa corporal en la mujer antes del embarazo condiciona a que se produzcan enfermedades que pueden agravar el estado, por ejemplo puede producirse diabetes o puede que se necesite practicar una cesárea debido al mayor tamaño del bebé.

¿Cuáles son los suplementos que debe consumir una futura madre?

La mujer que quiere quedar embarazada en un futuro próximo debe consumir acido fólico mínimo un mes antes de la concepción, aunque lo ideal sería 3 meses antes. Está demostrado que disminuye el riesgo de espina bífida sin importar la edad de la mamá. También es importante consumir yodo, y últimamente hay estudios que asocian suplementos polivitamínicos previos al embarazo, con la disminución de otros tipos de malformaciones.

¿Qué pasos siguen una vez que la mujer llega a consulta y se determina que está embarazada?

Actualmente se recomienda a las mamás, con o sin factores de riesgo, una asesoría ecográfica alrededor del segundo trimestre para descartar malformaciones, porque se ha visto que hay madres que  aún no teniendo antecedentes familiares o parientes con Síndrome de Down, pueden tener hijos con esta enfermedad u otras malformaciones como las cardiopatías. Se les recomienda a las madres realizarse un eco morfológico y el despistaje de la trisomía 21 en el segundo semestre.

¿Cuáles son los cuidados que debe tener una mujer antes del embarazo?

Es importante que si la mujer desea concebir en el siguiente año se coloque vacunas para prevenir ciertas enfermedades que pudieran aparecer estando embarazada. Las vacunas en contra de la hepatitis B, la rubeola, la influenza y  la toxoide son las que necesariamente las embarazadas deben tener.

¿Qué recomendaciones tiene para las mujeres que desean concebir o que ya están gestando?

Es importante que se asesoren con personas capacitadas, que cumplan con sus controles prenatales y con las recomendaciones de los especialistas. Es totalmente normal que tengan dudas y se debe consultar para aclararlas con su médico y no con terceras personas.

Fuente: Ana Lara, Ginecobsteta de la Clínica Aquamater. Teléfono: 021209936241

También puedes consultar:

 

0 146

Redacción A Tu Salud

Llevar a cabo un embarazo sin complicaciones requiere, sobre todo, que la mujer sea responsable, vigile su alimentación y cumpla con todas las indicaciones que el médico. Y ahora a esto hay que sumarle las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para conocerlas continua leyendo…

También puedes consultar: Malformaciones del útero perjudiciales para el embarazo y la salud

  • En lugar de cuatro visitas obligadas al médico durante los nueve meses, lo mejor es hacerlo unas ocho veces. Deberían llevarse a cabo en las semanas número 12, 20, 26, 30, 34, 36, 38 y 40.
  • Se ha establecido que con esas ocho consultas médicas se lograría reducir las complicaciones que pueden existir tanto durante el embarazo como en el parto.
  • Es necesario que las mujeres sigan las indicaciones de sus médicos, especialmente acerca de la alimentación, pues es importante que en sus dietas estén muy presentes tanto los minerales como las vitaminas.
  • La mujer que está esperando un bebé debe estar vacunada contra el tétanos. Esta es una forma de evitar que su hijo muera por ese mal.oms-1
  • Establece también que la primera ecografía debe realizarse antes de la semana número 24 de gestación, esto contribuye a poder calcular correctamente el tiempo del embarazo, así como detectar embarazos múltiples y anomalías en el feto.
  • Es importante que las mujeres cuenten con asesoramiento médico para poder hacerle frente a los síntomas habituales de cualquier embarazo.
  • Es fundamental que las madres se realicen análisis de sangre e incluso de VIH para confirmar su estado correcto de salud.
  • Es necesario, de igual modo, que cuenten con el apoyo de expertos en materia de nutrición y que dejen de lado hábitos nocivos como el tabaco y el alcohol.
  • De la misma manera, indica que, salvo periodos de gestación de riesgo, es fundamental que la mujer realice ejercicio para aliviar los síntomas del embarazo.

También puedes consultar: Parto natural: La mejor opción para la madre y el hijo

Fuente: Ok Diario

Redacción A Tu Salud

Hace unas meses te contamos la historia de Chontel Duncan, una madre fitness que se había hecho famosa en las RRSS por presumir de un vientre musculado durante su embarazo.

Una mujer que utilizaba sus perfiles para hablar de las bondades del ejercicio durante el periodo de embarazo y que comparaba su vientre con el de una amiga también en estado de gestación.

En un auténtico fenómeno se convirtió aquella australiana que ahora ha vuelto a ser noticia ¿Por qué? Porque no ha dudado en reconocer que no contó todo respecto a su embarazo.

Lo cierto es que su cuerpo lleno de músculo le acarreó serios problemas para dar a luz a su hijo.madre-fitness-1

También puedes consultar: Fit Moms: Embarazadas adictas al gym

Madre fitness reconoció la verdad detrás del embarazo

La deportista no dudó, desde el primer momento, en respaldar la práctica de ejercicio durante el periodo de gestación e incluso después de haber dado a luz a su hijo, Jeremiah.

Eso hizo que se convirtiera en una de las máximas defensoras de las fit moms, a lo que contribuía de manera constante que en las fotografías se la veía estupenda y feliz.

Sin embargo, ahora Chontel decidió ser totalmente sincera con sus seguidores.

¿Cómo? Explicándoles algo que no había contado hasta ahora: que precisamente el alumbramiento de su bebé fue muy complicado por culpa de tener el vientre tan musculado.

Así, aprovechando su espacio en Instagram, ha expuesto que precisamente sus trabajados abdominales se convirtieron en una trampa para su hijo, lo que obligó a que se la tuviera que someter a una difícil cesárea en la que incluso los doctores tuvieron que proceder a utilizar fórceps.madre-fitness-2

También puedes consultar: Miss abandona concurso tras solicitud para bajar de peso

“Sentí que había fallado…Pero luego Sam me recordó mi mantra, que era “hacer todo lo necesario para que el bebé no sienta nada”, y sonreí.

“Con seguridad firmé el papeleo y a los veinte minutos tenía ya a mi pequeño en brazos. Habían tenido diversos problemas para sacar a Jeremiah de mi vientre, ya que mis abdominales lo habían encerrado de una manera muy tensa”.

“Comencé a vomitar durante la operación y es por lo que mi cicatriz está en mi lado derecho, porque el cirujano tuvo que cortar más y utilizar fórceps para sacar a Jeremiah”.

Fuente: Ok Diario

0 126

Un estudio publicado por Journal of the American Medical Association (JAMA) indica que las embarazadas muy jóvenes enfrentan un mayor riesgo de padecer un Accidente Cerebrovascular (ACV) que las mujeres que tienen un embarazo tardío.

El embarazo duplica el riesgo de ACV en las mujeres de 12 a 24 años, hasta seis semanas después del parto, respecto a aquellas en el mismo grupo etario no embarazadas, según el estudio.

Sin embargo, un embarazo en la franja de 35-45 años no parece aumentar el riesgo de ACV en comparación con las mujeres de la misma edad no embarazadas, e incluso lo reduce en las de 46-55 años, según determinó esta investigación.

Más datos sobre el estudio

La información revelada por AP indica que los autores analizaron los casos de 19.146 mujeres que fueron hospitalizadas por un accidente cerebrovascular entre 2003 y 2012 en el estado de Nueva York, de las cuales 797 (4,2%) estaban embarazadas o habían dado a luz recientemente.

Los resultados indicaron que la tasa de ACV entre las embarazadas de 12-24 años o que acaban de parir era de 14 por cada 100 mil, frente al 6,4 por cada 100 mil de sus contemporáneas no embarazadas.

Para las mujeres de 25-34 años, las tasas fueron respectivamente de 21,2 y 13,5 por cada 100 mil.

Lea también: Prevención de Embarazo Adolescente

Añade la investigación que el embarazo no parece influir entre las mujeres de 35 a 44 años: la incidencia de ACV fue de 33 por cada 100 mil en las gestantes y 31 por cada 100 mil en las demás, una diferencia mínima.

Y entre las de 45 a 55 años, el embarazo reduciría el riesgo de accidente cerebrovascular, con 46,9 casos por cada 100 mil respecto a una incidencia de 73,7 por cada 100 mil en mujeres que no están embarazadas.

Contrario a lo que los médicos continuamente han señalado sobre los riesgos del embarazo tardío.

Por otra parte, la tasa de mortalidad vascular fue menor en las mujeres encinta que en aquellas que no esperaban un niño.

Sin embargo, los científicos aclaran que se necesita más investigación para determinar por qué el embarazo aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular en las jóvenes.

Lea además: ¿Qué debemos hacer ante un ACV?

0 227

Por: Lenny Durán

La tristeza, la ansiedad y la depresión, así como los cambios de humor, son algunas de las emociones que experimentan las parejas que tienen problemas de infertilidad. Estas condiciones de sufrimiento se producen en la medida en que transcurre el tiempo y no logran quedar embarazadas.

Estas emociones no son la causa de la infertilidad sino un efecto, explica la doctora Leticia Urdapilleta, licenciada en Psicología y PH.D en Psicología. La especialista ha realizado varios cursos de posgrado de Psicología en la Infertilidad del Mental Health Professional Group en la Asociación Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) en Estados Unidos y ayuda a parejas que deben recurrir a la reproducción asistida. Ella vivió la experiencia que implica no poder embarazarse con facilidad, aunque hoy día tiene la bendición de ser mamá.

“Yo fui una paciente con problemas reproductivos. No tuve que recurrir a la medicina  reproductiva de alta complejidad como la vemos ahora, dado que tengo dos niños y los pude engendrar a través de las relaciones sexuales. Mi problema tenía que ver con una endometriosis, que es una enfermedad muy frecuente en la mujer que dificulta algunas veces el logro del embarazo y otras veces que el embarazo se lleve a término, que era mi caso, por lo que perdí varios, y además tuve un embarazo de cuatrillizos que no llegó a feliz término, salvo uno de esos niños que hoy día es mi hijo”.

infertilidad

Lea además:  Postergar la maternidad amenaza la fertilidad

Esta experiencia motivó a la doctora Urdapilleta a dedicarse a esta área de la psicología. “Hay tanta gente que le cuesta tener niños y que pasa muy solitariamente por este camino porque pareciera ser que esto se arregla solamente con una cuestión médica y cuando los que hemos sido pacientes llegamos a los consultorios médicos porque nos duele el alma, no nos duele el cuerpo. Sufrimos y nos tenemos que mostrar que está todo bien porque sino los médicos pueden vernos tan tristes o tan deprimidos que quizás nos digan ¡no los vamos a atender!, y pueden pensar que estamos tan mal que por eso no nos embarazamos”.

Señala que son muchas las historias: “No todas tienen que pasar por la alta complejidad, pero no deja de ser menos importante la vivencia de todos los que hemos pasado por esto. Porque lo que uno quiere es tener su bebito sano en su casa, no embarazarse y perderlo. A la larga lo que nosotros queremos como cualquier persona es tener a nuestro niño corriendo por el patio de nuestra casa”.

Urdapilleta destaca que las parejas infértiles suelen fortalecerse mucho entre ellas si logran entender que el objetivo es querer tener un hijo juntos, no importa quién tenga el problema. “Lo importante es que los dos deseen ser padres y este es el objetivo a lograr entre los dos. Si esto se logra pueden luchar juntos contra la infertilidad”. 

0 876

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

Ocurre con frecuencia que durante el postparto, la mujer deja un poco de lado el cuidado personal o al menos no le dedica el mismo tiempo que antes. Pero sucede que también esta es la etapa en la que se empieza a sentir la ansiedad por recuperar la figura original.

Para que sea un grato momento por dentro y por fuera, lo ideal es durante el postparto -y una vez que el médico lo permita- se retomen los ejercicios. Una buena forma de comenzar es haciendo gimnasia hipopresiva, un método en el que se realizan distintas posturas a un ritmo lento para activar determinados músculos del cuerpo. Se logra fundamentalmente mediante contracciones abdominales que se realizan en apnea, es decir sin aire en los pulmones.

Según Home and Health, a través de esta técnica se logra tonificar y reforzar los músculos abdominales y del suelo pélvico por dentro (lo que también se logra con los Ejercicios de Kegel). Esto es especialmente útil para las personas que quieren disminuir el contorno y fortalecer la zona. Por eso, es un entrenamiento recomendado para mujeres en postparto (pueden comenzar entre la semana ocho y la 16) o que tienen problemas de incontinencia urinaria. Otros beneficios son la reducción del dolor de espalda, mayor rendimiento deportivo y mejor función respiratoria. Los movimientos son muy específicos y por eso siempre requieren del asesoramiento de un profesional.

Más actividades

También son ideales para esta etapa los entrenamientos localizados como pilates, dado que incluyen ejercicios sencillos y eficaces que trabajan áreas críticas como los glúteos y el abdomen. Para quienes no quieren ir al gimnasio, una buena opción son los personal trainers, que ofrecen este tipo de ejercicios en la tranquilidad del hogar.

Otras actividades que se pueden practicar desde las primeras semanas son caminata, yoga, natación o ejercicios de estiramiento. Por el contrario, se desaconsejan entrenamientos de alto impacto, es decir, que impliquen correr, saltar o levantar mucho peso.

También puedes consultar: