Martes 24 enero 2017
Tags Posts tagged with "Mayo Clinic"

Mayo Clinic

0 10
mal de altura
Cortesía Mayo Clinic

El mal de altura puede ocurrir cuando el cuerpo humano no se aclimata adecuadamente a los niveles bajos de oxígeno de las grandes elevaciones. Los síntomas comunes son de falta de aire, dolor de cabeza, náusea y problemas gastrointestinales. Otros problemas más graves pueden incluir a los mortales edemas cerebral y pulmonar (es decir, la hinchazón del cerebro y el exceso de agua en los pulmones).

“Se trata de personas que no pueden funcionar tan bien como los demás a gran altitud. Sea por disposición, problemas de salud preexistentes o la rápida naturaleza del ascenso, no logran adaptarse bien en un entorno de gran altitud”, señala el Dr. Stepanek.

Lea también: Jet lag aumenta riesgo de obesidad y cáncer

Mayo Clinic ofrece atención a los pacientes preocupados por viajar a lugares ubicados a gran altura en la Clínica médica para entornos de gran altitud y severos.

“La intención es servir a los pacientes que necesitan viajar, sea por negocios o por placer, a entornos de gran altitud”, explica el Dr. Jan Stepanek, médico que preside la División de Medicina Preventiva, Ocupacional y Aeroespacial de Mayo Clinic en Arizona.

Más datos

La clínica se enfoca principalmente en los viajeros a quienes les inquieta un ascenso a climas que superan los 2400 metros (8000 pies). Otros aspectos de la clínica se enfocan en la naturaleza aislada de los entornos austeros de gran altitud, lo que incluye menor cantidad de oxígeno, condiciones de frío extremo, escasez de alimentos seguros y de fuentes de agua, así como limitados recursos de atención médica.

El Dr. Stepanek, oriundo de Suiza y cuyo interés en este ámbito de la medicina nació mientras se encontraba estacionado en las montañas y prestaba sus servicios en la milicia suiza, dice que los viajes modernos han acelerado la necesidad de brindar más atención a los problemas de salud a gran altitud.

La capacidad de viajar rápidamente a lugares de altitud, sea en vehículo o aeronave, le roba al cuerpo la oportunidad de aclimatarse gradualmente como sucedería al caminar hasta esa altura. En realidad, ese ha sido el factor principal que ha convertido esto en un problema médico más común, comparado frente a épocas pasadas”, explica el Dr. Stepanek.

A través de una preselección basada en el historial médico personal, la altitud a alcanzar y la velocidad del ascenso del paciente a dicha altura, el equipo clínico de Mayo determina quiénes tienen riesgo bajo, moderado o alto. Como parte del programa, se les instruye sobre la aclimatación previa, el reconocimiento de los síntomas, las pruebas personalizadas y acerca de las prescripciones y los estuches médicos que pueden prevenir o tratar problemas de salud a gran altitud.

Si desea más información, visite mayoclinic

0 23
dolor en el pecho
Cortesía Mayo Clinic

Un estudio realizado por los investigadores de Mayo Clinic y publicado electrónicamente en The BMJ., revela que aplicar la ayuda para tomar decisiones conjuntas, que involucra más a los pacientes en las decisiones respecto a su propio cuidado médico, puede evitar las hospitalizaciones innecesarias y los exámenes cardíacos avanzados en los pacientes que informan dolor en el pecho de bajo riesgo puede tomar tan solo un minuto de tiempo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la segunda causa principal de las visitas al departamento de emergencia es por dolor en el pecho.

El dolor en el pecho puede ser producto de una amplia variedad de problemas. Si bien se recomienda a la gente buscar ayuda médica de inmediato ante un dolor en el pecho, los pasos posteriores varían y pueden ser innecesariamente costosos”, dice el Dr. Erik Hess, autor principal del estudio y médico de medicina de emergencia en Mayo Clinic.

Lea también: ¿Cómo la reserva grasa del hígado provee energía durante el ayuno?

Más datos

Los pacientes con bajo riesgo para síndrome coronario agudo (compuesto por una gama de afecciones, como el ataque cardíaco, y relacionadas con muerte súbita) a menudo ingresan al hospital para observación y exámenes cardíacos. El Dr. Hess y sus colegas dicen que eso se debe a que “dada la posibilidad de pasar por alto el diagnóstico de un síndrome coronario agudo, los médicos clínicos mantienen muy bajo el umbral de ingreso al hospital de los pacientes para observación y exámenes cardíacos avanzados”.

A pesar de la pequeña posibilidad de que estos pacientes de bajo riesgo sufran un síndrome coronario agudo, los médicos de emergencia son más proclives a ingresar por omisión al paciente para observarlo y realizarle más análisis. Eso representa una gran carga y un gasto innecesario para el paciente y el sistema de atención médica”, señala el Dr. Hess.

La opinión del equipo investigativo fue que un método para tomar decisiones conjuntas podría no solo mejorar el entendimiento del paciente respecto a los síntomas y los riesgos, sino también permitir que participen más activamente en la decisión de si realmente es necesario ingresar al hospital y realizarse exámenes cardíacos avanzados.

Lea además: ¡Atención! El pesimismo es malo para el corazón

Ensayo sobre la ayuda para tomar decisiones

Gracias a la ayuda para tomar decisiones respecto al dolor en el pecho, tanto el médico del departamento de emergencia como el paciente con dolor en el pecho de bajo riesgo pueden calcular el riesgo de sufrir un síndrome coronario agudo dentro de los siguientes 45 días. En base a ese riesgo, pueden luego conversar acerca de si se justifica ingresar al hospital y realizar exámenes cardíacos avanzados o si lo más apropiado es una cita de seguimiento con el médico de cabecera o con el cardiólogo.

En un ensayo clínico aleatorio realizado en seis departamentos de emergencia, los investigadores compararon la atención médica normal de 447 pacientes en quienes se intervino con las ayudas para tomar decisiones respecto a las alternativas para un dolor en el pecho. El resultado principal, seleccionado por los pacientes y los representantes de los cuidadores, fue el conocimiento del paciente. Los resultados secundarios fueron: la participación en la decisión de ingresar al hospital, la proporción de pacientes ingresados para exámenes cardíacos y la tasa de un gran evento cardíaco en 30 días.

Ventajas y ahorros

El equipo demostró que la aplicación de las ayudas para tomar decisiones llevó a que:

  • El paciente tenga más conocimiento al respecto (con la respuesta a un grupo de 8 preguntas).
  • Los pacientes se involucren más en la toma de decisiones (con la aplicación de la escala OPTION).
  • Una gran cantidad de pacientes pueda valorar correctamente su propio riesgo de sufrir un síndrome coronario agudo en 45 días, dentro de un 10 por ciento (65 por ciento frente a 18 por ciento de los casos).
  • La frecuencia de los ingresos para observación disminuyera (37 por ciento frente a 52 por ciento).
  • Más pacientes opten por realizarse otros exámenes cardíacos en la consulta externa (30 por ciento frente a 17 por ciento).

Los pacientes y los médicos se mostraron satisfechos con las ayudas para tomar decisiones y con su aplicación, que según dicen los autores del estudio, “requirió apenas un minuto del tiempo del médico”. Tomar las decisiones conjuntamente condujo a muchas menos hospitalizaciones y exámenes cardíacos avanzados, lo que redujo la carga general sobre el sistema de atención médica, así como los posibles costos para el paciente.

“Cuando se involucra a los pacientes en las decisiones sobre su atención médica, es más probable que reciban el cuidado correcto para sus problemas. Creemos que las ayudas para tomar decisiones respecto a las alternativas para el dolor en el pecho facilitarán tanto la conversación entre pacientes y médicos como la preparación de un plan médico personalizado con menos probabilidad de consumir excesivamente los servicios de salud”, acota el Dr. Hess.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

0 20

Por. Dr. Bradford Landry, Medicina Física y Rehabilitación de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. 

fortalecimiento muscular
Cortesía Mayo Clinic

Las actividades de fortalecimiento muscular, como el levantamiento de pesas, pueden ser beneficiosas para los adolescentes. No obstante, levantar pesas no es la única manera de ganar fuerza. Se pueden variar las sesiones de ejercicio para incluir otro tipo de fortalecimiento muscular, porque eso puede disminuir el riesgo de efectos secundarios indeseados (como las estrías) que derivan de hacer solamente una actividad.

Además, el fortalecimiento muscular no debe ser la única actividad del adolescente para mantenerse en forma, sino que necesita ser parte de un programa de acondicionamiento físico general que también incluya actividades aeróbicas.

En general, una rutina de ejercicio físico segura y eficaz para los adolescentes implica hacer fortalecimiento muscular tres veces por semana, pero no a día seguido. Se puede cambiar de actividad durante toda la semana, sin dejar de ganar fuerza.

Actividades recomendadas

En algunas actividades, por ejemplo, se puede usar el peso de su propio cuerpo como resistencia: esa técnica se conoce como bodyweight training y consiste en fortalecer la musculatura a través de la resistencia del propio peso a la gravedad. Entre los ejemplos de este tipo de ejercicio están: trepar árboles o trepar con cuerda, hacer barras o jugar con otros equipos de los parques infantiles, participar en juegos como tirar de la cuerda (tira y afloja) o hacer flexiones de pecho (lagartijas), sentadillas (cuclillas), tijerillas, flexiones abdominales, flexiones de brazos y step ups (subir y bajar de un banco).

Otra alternativa es ejercitar los músculos con ligas de resistencia, que son piezas livianas y portátiles para fortalecimiento muscular que crean resistencia al estirarlas. Las ligas de resistencia pueden servir para fortalecer casi todos los grupos musculares.

Lea también: ¿Es recomendable levantar pesas para adelgazar?

Más datos

Se pueden levantar pesas libres o las que son parte de una máquina. Con los adolescentes, es importante que un profesional capacitado supervise el levantamiento de las pesas para garantizar que apliquen la técnica adecuada y levanten la cantidad correcta de peso.

De manera general, el fortalecimiento muscular es seguro para los adolescentes. La tasa de lesiones es baja, y las más comunes se relacionan con supervisión o instrucción inadecuadas, empleo de una técnica incorrecta o levantamiento de mucho peso.

Anteriormente, existía cierta inquietud respecto a que el fortalecimiento muscular podía repercutir negativamente sobre el crecimiento del adolescente, pero los últimos estudios han descubierto que el fortalecimiento muscular no afecta el crecimiento.

A fin de reducir el riesgo de lesiones, es mejor que antes de empezar el fortalecimiento muscular se haga un calentamiento de 10 a 15 minutos con ejercicios aeróbicos suaves. Si bien no es necesario hacer estiramientos antes del fortalecimiento muscular, estos pueden hacerse después con un estiramiento de 30 segundos mínimo para cada grupo muscular.

Lea también: Lesión en tendón de Aquiles, común en deportistas de fin de semana

Beneficios

Aparte de ganar fuerza, practicar regularmente el fortalecimiento muscular puede aportar varios beneficios a los adolescentes, tales como mejor resistencia física, más autoestima y mayor autoconfianza.

Los adolescentes que participan regularmente en el fortalecimiento muscular suelen ver mejorías en sus niveles de colesterol, presión arterial, glucosa sanguínea y peso corporal.

Además, las investigaciones han descubierto que esos adolescentes tienden a rendir mejor en los estudios y muestran niveles menores de depresión y ansiedad que otros muchachos de su edad.

Fortalecer los músculos también contribuye a desarrollar huesos fuertes; eso es importante para los adolescentes porque hacia el final de esa etapa de la vida, toda persona ha acumulado ya el 95 de por ciento de su masa ósea.

Para lograr buen estado físico en general, la actividad aeróbica debe formar parte de la rutina de sus hijos. La actividad aeróbica de alto impacto también brinda a los adolescentes el beneficio adicional de desarrollar la fuerza ósea. Un buen objetivo para un adolescente es hacer por lo menos una hora de actividad física moderada o vigorosa al día y que mínimo 3 días por semana sean con un nivel vigoroso de actividad aeróbica.

Los ejercicios aeróbicos moderados incluyen: caminatas rápidas; juegos que requieren agarrar y tirar algo, como béisbol o sófbol; y recreación activa, como piragüismo, excursionismo, monopatinaje y patinaje en línea. Entre los ejemplos de ejercicios aeróbicos vigorosos están: saltar cuerda; correr; esquiar de campo traviesa; jugar algo que implique correr y perseguir, como el fútbol con bandera y el juego de la mancha; y deportes como el fútbol, el hockey, el básquetbol, la natación y el tenis.

0 82

Por. Dra. Alina Bridges, Dermatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Cortesía

Todos los tipos de inyecciones de bótox autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para las arrugas de la frente son para las personas de hasta 65 años. Pasada esa edad, la eficacia del medicamento posiblemente no sea igual que en las personas más jóvenes. El bótox es seguro para uso prolongado y también puede suspenderse en cualquier momento, sin que la piel luzca peor que antes de empezarlo.

Las inyecciones de bótox contienen algunos tipos de la toxina botulina para paralizar temporalmente la actividad de los músculos. Esta toxina es producida por las mismas bacterias que causan el botulismo, que es un tipo de envenenamiento alimentario. Aunque son populares para reducir la apariencia de las arrugas faciales, también se usan en el tratamiento de otras enfermedades, tal como los espasmos repetidos del cuello, la hinchazón excesiva, la vejiga hiperactiva y el ojo perezoso. En algunas personas, las inyecciones también pueden ayudar a prevenir las migrañas crónicas.

Las inyecciones de la toxina botulina bloquean ciertas señales químicas de los nervios, que en su mayoría son las que hacen contraer a los músculos. Eso relaja temporalmente a los músculos faciales subyacentes que causan las arrugas, incluidos los surcos de la frente.

Lea también: Manos: Combate las arrugas con remedios naturales

Más datos

Los estudios revelan que las personas que más se benefician con las inyecciones son quienes tienen hasta 65 años de edad. Sin embargo, eso no significa que las personas mayores de 65 años no puedan o no deban usar el bótox, sino que es importante reconocer que los resultados quizás no sean tan buenos como en la población más joven. A fin de que los adultos mayores obtengan los mismos resultados que los más jóvenes, es necesario administrar el bótox en combinación con rellenos faciales inyectados en la piel para suavizar las arrugas.

Lea también: Contra las arrugas, zanahoria

A fin de administrar las inyecciones de bótox, el proveedor de atención médica emplea una aguja fina para inyectar en la piel cantidades ínfimas de la toxina botulina. El número de inyecciones necesario varía según muchos factores, incluida la dimensión de la zona a tratarse. Las inyecciones de la toxina botulina normalmente empiezan a funcionar pocos días después del tratamiento y su efecto puede durar hasta 3 meses o más. Si uno desea mantener los beneficios del bótox, es necesario recibir más inyecciones de forma regular.

Se ha demostrado que el bótox es seguro, sea a corto plazo o de manera prolongada, aunque los datos sobre el tratamiento de las arrugas con bótox apenas se remontan a alrededor de 15 años.

Si bien la dosis necesaria para las arrugas es mucho menor que la administrada para otras afecciones, como la espasticidad muscular, no ha habido problemas importantes de seguridad con este medicamento en quienes reciben dosis más altas debido a esos otros problemas; eso sustenta aún más la seguridad del bótox.

Con el fin de garantizar su propia seguridad, es necesario que la administración del bótox esté a cargo de un proveedor de atención médica experimentado, tal como un especialista certificado en dermatología, cirugía plástica, cirugía plástica ocular u otorrinolaringología. Esos especialistas cuentan con la máxima experiencia para reducir las complicaciones al mínimo y tratarlas en caso de ocurrir. El bótox puede ser peligroso cuando se administra incorrectamente. A pesar de ser raro, las inyecciones de bótox pueden provocar efectos secundarios, tales como dolor, hinchazón o moraduras en el sitio de la inyección, dolor de cabeza, síntomas parecidos a los de la gripe y sequedad en los ojos o lagrimeo excesivo, entre otros.

Si usted decide dejar de usar el bótox, las arrugas de la frente volverán a lucir igual que antes de que empezara con las inyecciones. Su cara no se arrugará más como resultado del bótox y cuando lo suspenda, los músculos recuperarán la fuerza y el movimiento normales.

0 28

Por. Dra. Kristi Harold, Cirugía General de Mayo Clinic en Phoenix, Arizona.

Cortesía

Las hernias abdominales son comunes y no necesariamente peligrosas, pero generalmente no desaparecen por sí solas. En raras circunstancias, las hernias pueden llevar a complicaciones mortales; por ello, se suele recomendar la operación cuando la hernia produce dolor o empieza a crecer.

La hernia abdominal se presenta cuando parte de algún órgano o tejido protruye a través de un punto debilitado en la pared muscular alrededor del abdomen.

hernias

Tipos de hernias

Existen dos tipos diferentes de hernias de la zona inguinal: las inguinales y las femorales.

Las hernias inguinales pertenecen al tipo más común de hernia y se presentan con más frecuencia entre los hombres. El punto débil es el canal inguinal, que en los hombres se encuentra donde el cordón espermático sale del abdomen y entra en el escroto; en las mujeres, el canal inguinal aloja a un ligamento que ayuda a sostener al útero en su sitio. Las hernias inguinales con frecuencia están presentes al nacimiento, sobre todo en los niños; pero posiblemente no se desarrollen sino hasta más adelante en la vida y debido a factores como el envejecimiento de los músculos, las actividades estrenuas o la tos crónica.

Las hernias femorales son mucho menos comunes y se presentan con más frecuencia entre las mujeres mayores. Se forman a lo largo del canal que lleva los principales vasos sanguíneos (la arteria y vena femorales) hasta el muslo. Estas hernias suelen producir un bulto que se ubica ligeramente más abajo que el de las hernias inguinales.

Lea también: ¿Cómo la reserva grasa del hígado provee energía durante el ayuno?

Síntomas

Algunas hernias no provocan ningún síntoma y la gente incluso puede no saber que tiene una hasta que el médico la descubre en un examen de rutina. No obstante, lo más común es que los pacientes vean y sientan el bulto de la hernia, el cual generalmente se vuelve más obvio al ponerse de pie o pujar. Además, se puede sentir dolor, debilidad o presión en la zona afectada.

A pesar de que la hernia no ocasione ningún síntoma, es importante que acuda regularmente al médico para evaluarla. Ese profesional deseará mantenerla vigilada y valorar nuevamente la situación, aunque la hernia apenas le cause incomodidad.

Más datos

Algunas personas usan un cinturón de sostén o ropa interior para sujetar la hernia, pero esa no es una solución a largo plazo.

El tejido graso del abdomen suele ser el primero por el que protruye la hernia, lo cual es ventajoso porque tapona el orificio, puesto que pueden surgir problemas cuando parte de un órgano (normalmente el intestino) empuja al músculo debilitado y queda atrapado fuera (encarcelamiento). Se sabe que eso ha ocurrido cuando no se puede hacer retroceder la hernia hacia el abdomen con solamente ejercer presión suave; además, esto suele ocasionar molestias constantes.

 

Lea además: La vida de un celíaco bajo la lupa

La hernia abdominal que queda encarcelada puede impedir el tránsito del contenido por el intestino (obstrucción intestinal). La hernia también puede desconectarse de la provisión sanguínea del cuerpo, riesgo que aumenta con la edad y que puede conducir a gangrena, afección mortal que amerita atención quirúrgica inmediata. Acuda pronto al médico si no logra hacer retroceder la hernia pese a ejercer presión suave, o si presenta más dolor, náusea, fiebre, hinchazón u oscurecimiento de la piel que recubre la hernia.

Tratamiento

El mejor tratamiento para la hernia que ocasiona molestas es una operación para revertir la protrusión del órgano o del tejido hacia el abdomen y fortalecer los músculos debilitados. A veces, eso implica colocar una malla sintética o biológica en la zona debilitada para reforzarla.

Si bien existen pocas pruebas acerca de que la recuperación se acelera con la cirugía laparoscópica (que conlleva introducir instrumentos quirúrgicos a través de varias incisiones pequeñas), la cirugía abierta tradicional puede ser lo adecuado para una hernia de mayor tamaño o más difícil de tratar. Si usted necesita una operación para arreglar la hernia, el médico podrá ayudarle a determinar el mejor tipo para su situación específica.

Adaptado de Mayo Clinic Health Letter)

0 31

En un reciente artículo de Science Advances, los investigadores de Mayo Clinic muestran cómo las células hepáticas hambrientas de los seres humanos encuentran energía. El estudio realizado en ratas y células hepáticas de humanos informa acerca de la función de una pequeña proteína regulatoria que sirve de faro para que las células puedan localizar a los lípidos y brinda nueva información para sustentar el desarrollo de terapias contra la hepatopatía grasa.

“Entre 30 y 40 por ciento de la población padece —o pronto padecerá— hepatopatía grasa, sin incluir a la hepatopatía grasa inducida por alcohol, cuya prevalencia también es elevada”, comenta el Dr. Mark McNiven, autor experto del trabajo y director del Centro para Descubrimientos Biomédicos de Mayo Clinic.

A pesar de que los mecanismos implicados en la acumulación grasa sean las dianas habituales de las investigaciones sobre la hepatopatía grasa, esclarecer el mecanismo celular para la descomposición de la grasa puede brindar información valiosa que alimente el descubrimiento de novedosos tratamientos en el futuro.

Lea también: Algunos tipos de prostatitis pueden ser difíciles de tratar

Alimentar a la célula hambrienta

En una célula bien alimentada, los depósitos grasos, llamados gotas de lípidos, constituyen la garantía nutricional. La célula los ignora porque alimentan su crecimiento y división a través de las vías normales; pero en una célula hambrienta, las vías normales se apagan y se enciende un proceso de reciclaje, conocido como autofagia. La autofagia es la manera en que las células descomponen a las macromoléculas, como la proteína y la grasa, en sus componentes a fin de usarlos en los procesos celulares.

Bajo condiciones de inanición, las vías celulares de reciclaje apuntan contra las gotas de lípidos y las rodean con unas vesículas especializadas, llamadas autofagosomas. Luego, se enlazan con otro compartimento denominado lisosoma que está lleno de enzimas ácidas. Una vez que ambas convergen, la estructura resultante se conoce como autolisosoma, dentro del cual las enzimas separan los ácidos grasos libres de la gota de grasa.

La célula hambrienta sigue al faro para encontrar la grasa  

Zhipeng Li, primer autor y estudiante de la Escuela de Posgrado en Ciencias Biomédicas de Mayo Clinic, observó que dentro de la célula hambrienta, había una proteína llamada Rab10 que se relacionaba íntimamente con muchas de las gotas de lípidos. Las proteínas Rab funcionan como interruptores: cuando se unen a una sustancia, se encienden para facilitar las interacciones celulares. En el genoma humano, existen más de 60 interruptores Rab diferentes, o pequeños reguladores GTPasa.

“Con este trabajo demostramos que cuando la Rab 10 se enciende, esta se une a la gota de lípido y hace que el autofagosoma se asiente en la superficie de la gota, reclute a otras proteínas y digiera el lípido para convertirlo en una fuente energética de ácido graso libre”, dice Li.

Cuando la célula está sometida a condiciones de inanición, la Rab 10 ayuda a la membrana autofágica a conectarse con las gotas de grasa y, de esa manera, permite a la célula usar la grasa almacenada dentro como una fuente de energía.

El Dr. McNiven explica que las células poseen sensores que detectan los niveles bajos de energía y responden ante ellos.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

0 37

Por. Dr. Jay Smith, Medicina Física y Rehabilitación de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Cortesía
¿Es verdad que la fascitis plantar, a veces, puede tratarse con energía ultrasónica? ¿Cómo funciona eso?
Sí, la fasciotomía percutánea es un tratamiento por ultrasonido y emplea tecnología ultrasónica para tratar la fascitis plantar y otros problemas de los tejidos blandos. El tratamiento muestra resultados esperanzadores en los pacientes en quienes las técnicas normales no logran aliviar la fascitis plantar constante.
¿Qué es la fascitis plantar?
La fascitis plantar es un problema común de los pies que abarca a las fibras tisulares gruesas (fascia plantar) que conectan al hueso del talón con los dedos. El propósito de la fascia plantar es sostener el arco del pie y actuar como amortiguador para caminar, correr, saltar o usar los pies de cualquier otra manera. Cuando la tensión ejercida sobre la fascia es demasiada, en los tejidos pueden aparecer pequeños desgarres capaces de conducir a inflamación y dolor. En algunos casos, esos minúsculos desgarres no sanan bien y derivan en cambios degenerativos, fibrosis y aparición de vasos sanguíneos anormales en los tejidos.
¿Qué la ocasiona?
Existen muchas causas posibles para la fascitis plantar, entre ellas, ciertos tipos de ejercicios que tensionan mucho los pies, como trotar.
El exceso de peso también puede contribuir a la fascitis plantar, sobre todo en las personas gordas que llevan una vida sedentaria y luego empiezan con un programa de ejercicios.
Además, los zapatos de suela fina, flojos, de tacón alto y aquellos que no brindan suficiente apoyo al arco ni amortiguamiento pueden aumentar la tensión sobre la fascia plantar y llevar a la fascitis plantar.
La edad también es otro factor, porque a medida que uno envejece, los tendones y la fascia pierden un poco de su flexibilidad y su capacidad de amortiguamiento.

Tratamientos
A fin de tratar bien la fascitis plantar, es preciso aliviar esa tensión adicional ejercida sobre la fascia plantar para que los desgarres sanen. En la mayoría de las personas, recurrir a la fisioterapia y a un equipo especial que brinde más apoyo al pie logra tratar con éxito esos pequeños desgarres; también se puede considerar la cortisona u otra inyección.
Sin embargo, para algunas personas eso no es suficiente y encontrar una solución al dolor crónico y a la pérdida de la funcionalidad debido a la fascitis plantar puede ser frustrante. Una alternativa es la cirugía abierta para extraer el tejido dañado, pero la recuperación suele ser prolongada y es común que el dolor reaparezca.
Afortunadamente, existe un tratamiento de invasión mínima para los pacientes con fascitis plantar que no encuentran ningún otro alivio. La fasciotomía percutánea por ultrasonido emplea el sistema Tenex Health TX para extraer el tejido (desbridamiento) y en su desarrollo participaron médicos de Mayo Clinic. El procedimiento, que puede realizarse en el consultorio médico, también sirve para los codos, los hombros y otros lugares donde puede desarrollarse tendinopatía (irritación de los tendones).
Avances médicos
Así es como funciona: antes del procedimiento, se hacen exámenes por imágenes, como un ultrasonido o una resonancia magnética, para determinar la ubicación y la extensión del tejido degenerado. Una vez que el médico especialmente capacitado obtiene un cuadro claro de la situación, entumece la piel de la zona y hace una pequeña incisión, apenas suficiente para introducir una sonda tipo aguja.
En ese momento y bajo la guía del ultrasonido, el médico introduce la sonda en la abertura. La punta oscilatoria de la sonda emite energía ultrasónica para descomponer el tejido dañado que se encuentra directamente delante de ella. Al mismo tiempo, un sistema incorporado de entrada y salida de líquido simultáneamente irriga y succiona el tejido descompuesto o emulsionado. Una vez despejado todo el tejido degenerado, se extrae la sonda y se cierra la incisión con cinta adhesiva y una venda compresiva. Todo el procedimiento lleva tan solo unos minutos y las complicaciones son pocas.
Después del procedimiento, los pacientes necesitan reposo durante varios días y tal vez muletas o una bota ortopédica para aliviar la presión sobre el pie. Por lo general, pueden retomar su rutina habitual en cuestión de una semana o 10 días, aunque reanudar las actividades que propiciaron la fascitis plantar quizás lleve varios meses. La mejoría continúa, a medida que el tejido se recupera, y para algunos es provechoso recibir más fisioterapia.
Este procedimiento tal vez no sea adecuado para los pacientes con un desgarre completo de la fascia, aunque quienes tienen fascitis plantar que no respondió al tratamiento inicial deben hablar con el médico acerca de las alternativas para el tratamiento, incluida la fasciotomía por ultrasonido.

0 36

Por. Dra. Amy Oxentenko, Gastroenterología y Hepatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Seguir estrictamente una dieta sin gluten es importante para todos los que padecen la enfermedad celíaca, aunque el trastorno no les provoque ningún síntoma. Cuando uno padece la enfermedad celíaca, la ingesta de gluten daña al intestino delgado y con el transcurso del tiempo, ese daño aumenta el riesgo de desarrollar las complicaciones relacionadas con la enfermedad celíaca.

El gluten es una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno que en las personas con enfermedad celíaca, provoca una respuesta inmunitaria en el intestino delgado, la cual conduce a inflamación. Con el transcurso del tiempo, la inflamación daña las diminutas extensiones similares al cabello, conocidas como vellosidades, que recubren el intestino delgado. Las vellosidades absorben las vitaminas, los minerales y otros nutrientes de la comida que uno ingiere. Al observarlas bajo el microscopio y en condiciones normales, las vellosidades parecen una alfombra afelpada; pero con el daño causado por la enfermedad celíaca, la superficie interior del intestino delgado luce igual que un piso de baldosa. Cuando eso ocurre, el intestino delgado tiene dificultad para absorber algunos nutrientes fundamentales que el cuerpo necesita para permanecer sano y crecer.

Lea también: Galletas veganas de chía y especias. Libres de gluten

Síntomas
Los síntomas y la presentación de la enfermedad celíaca pueden variar mucho de una a otra persona. En algunos casos, la enfermedad quizás no cause síntomas notorios de inmediato; pero una vez que se presentan los síntomas, pueden incluir distensión abdominal y pérdida de peso. Además, los cambios intestinales de la enfermedad celíaca pueden desencadenar una gama de síntomas gastrointestinales, que van desde diarrea a estreñimiento.

Algunas personas con enfermedad celíaca no tienen ningún problema gastrointestinal, sino que los análisis revelan una anemia por deficiencia de hierro o una enfermedad prematura de los huesos. Los síntomas menos comunes de la enfermedad celíaca son, entre otros, de comezón, un sarpullido con ardor conocido como dermatitis herpetiforme, acidez estomacal, dolores de cabeza, cansancio y dolor en las articulaciones.

día-internacional-del-celíaco-a-tu-salud-

Lea también: Panes sin gluten ni lactosa

Importancia de la dieta

Cuando la enfermedad celíaca no ocasiona síntomas, quizás parezca un reto innecesario seguir una dieta sin gluten; no obstante, es fundamental que toda persona con enfermedad celíaca elimine el gluten de su alimentación, porque de no hacerlo, la enfermedad celíaca puede conducir a graves complicaciones.

Por ejemplo, cuando el intestino delgado no puede absorber suficiente calcio y vitamina D, el resultado puede ser de ablandamiento de los huesos en los niños y de pérdida de la densidad ósea en los adultos. Con el transcurso del tiempo y como consecuencia de que el cuerpo no obtenga los nutrientes que necesita, también pueden desarrollarse varios otros problemas que van desde erupciones cutáneas y dificultad para absorber la lactosa hasta infertilidad y daños nerviosos. Las personas con enfermedad celíaca que no siguen una dieta sin gluten corren asimismo más riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluido linfoma intestinal y cáncer del intestino delgado.

Lea también: Barras energéticas, sin gluten y veganas

Si bien al principio puede parecer desalentador ingerir una dieta sin gluten, no es imprescindible hacerlo solo. Si desea ayuda para planificar una dieta sana sin gluten, consulte con un especialista en dietética que sepa acerca de la enfermedad celíaca. Esa persona puede darle un resumen de los alimentos sin gluten, mostrarle cuáles alimentos debe evitar y ayudarle a aprender a reconocer los ingredientes que contienen gluten en las etiquetas nutricionales. Además, el especialista en dietética puede ofrecerle ideas acerca de menús sin gluten y recetas.

Afortunadamente, los productos sin gluten se vuelven más populares y fáciles de encontrar, incluidos el pan, los fideos y la repostería sin gluten. Si tiene dificultad para encontrar productos sin gluten en su panadería o tienda de abarrotes, consulte el Internet, pues muchas compañías ahora envían esos productos por correo.

Una vez que se elimina el gluten de la alimentación, la inflamación en el intestino delgado empieza a disminuir, aunque la recuperación total y la repoblación de la vellosidad pueden llevar varios meses. Por lo tanto, es fundamental seguir una dieta sin gluten para que el intestino pueda recuperarse.

0 37

Por. Dr. Edward Laskowski, Centro de Medicina del Deporte de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Cortesía

No siempre es necesaria la cirugía para tratar un desgarre del ligamento cruzado anterior (LCA). La rehabilitación física puede fortalecer los músculos que rodean la rodilla y, en algunos casos, permitir que uno retome la actividad física; pero eso solamente es cierto cuando la actividad no implica hacer movimientos de girar y rotar, ni saltos ni gran impacto.

Algunas actividades deportivas, como el baloncesto o el esquí, por el contrario, aumentan el riesgo de inestabilidad en la rodilla si no se opta por la reparación quirúrgica del LCA.

¿Qué es el ligamento cruzado anterior? 

Los ligamentos son bandas fuertes de tejido que conectan a los huesos entre sí. El LCA se compone de dos ligamentos que se cruzan en la mitad de la rodilla y conectan al fémur (hueso del muslo) con la tibia (hueso de la espinilla). Además, el LCA ayuda a mantener estable la articulación de la rodilla.

Cuando hay un desgarre del ligamento cruzado anterior, eso normalmente es causa de dolor e hinchazón en la rodilla.

Después de una lesión en el LCA, también se puede sentir inestabilidad en la rodilla o que la rodilla “se sale del puesto” al girar repentinamente o rotar. Generalmente la persona escucha o siente un “crujido”.

Las lesiones del ligamento cruzado anterior suelen ser producto de detenerse, cambiar de dirección o rotar repentinamente. Los deportes que colocan a una persona en riesgo de sufrir una lesión en el LCA incluyen el básquetbol, el tenis individual, el fútbol americano, el voleibol y el fútbol común. Esquiar cuesta abajo también plantea riesgo, porque la longitud del esquí, combinada con la rigidez de las botas, ejerce una fuerza considerable sobre la rodilla.

Lea también: Es muy común que corredores sufran de rodilla del trotador

¿Cómo se trata?

El propósito del tratamiento de una lesión en el LCA es reducir el dolor y la hinchazón, recuperar el movimiento normal de la rodilla, fortalecer los músculos que rodean la articulación y permitir que la persona recupere la actividad.

En algunos, eso se puede lograr solamente con rehabilitación física. No obstante, cuando uno de los meniscos (el cartílago que acolcha la articulación de la rodilla) también sufre un desgarre, eso puede aumentar la inestabilidad de la rodilla, lo que convierte a la cirugía en la mejor alternativa.

Vale la pena anotar asimismo que un desgarre en el LCA aumenta el riesgo de desarrollar artritis en la articulación de la rodilla más adelante en la vida, y los estudios revelan que ese riesgo es similar se realice o no la reconstrucción quirúrgica.

Lea además: Evita el envejecimiento de tus rodillas

Rehabilitación y prevención

La rehabilitación generalmente implica trabajar con un fisioterapeuta para aprender ejercicios que fortalezcan los músculos de las piernas, las caderas, la pelvis y la parte inferior del abdomen. Mejorar la fuerza muscular ayuda a estabilizar la articulación de la rodilla y eso la hace menos susceptible a sufrir más daños.

A fin de reducir el riesgo de otro desgarre del LCA, un fisioterapeuta debe evaluar sus patrones de movimiento al saltar, aterrizar, rotar y cambiar de dirección. Eso generalmente incluye analizar un video de cómo aterriza usted después de un salto. Mejorar los patrones de movimiento con ejercicios correctivos puede hacer mucho para protegerla contra otras lesiones del LCA.

Contar con el equipo adecuado también puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir lesiones. Lleve calzado adecuado cuando practique algún deporte.

Algunas personas usan un soporte ortopédico en la rodilla después de sufrir una lesión en el LCA, especialmente si nunca se sometieron a la reconstrucción quirúrgica. No obstante, las investigaciones han revelado que usar un aparato ortopédico no parece evitar ni reducir el riesgo de una lesión en el ligamento cruzado anterior.

Si pese a la rehabilitación física, usted continúa teniendo eventos de inestabilidad de la rodilla o desea retomar aquellas actividades que ponen a la rodilla en más riesgo de volver a sufrir daños, considere la reconstrucción quirúrgica del LCA. Debido a que es imposible juntar nuevamente un LCA desgarrado, la cirugía implica reemplazar el ligamento desgarrado con un trozo de tejido (un pedazo de la rótula o del tendón de la corva), llamado injerto.

Converse con el médico y el fisioterapeuta acerca de los deportes y las actividades que desea practicar después de la lesión del ligamento cruzado anterior. Ellos pueden crear un plan de tratamiento que se ajuste a sus objetivos y le brinde las mejores probabilidades de retomar sus actividades sin peligro.

0 33

Por. Dr. Dennis Gastineau, Hematología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Cortesía Mayo Clinic

La donación de médula ósea puede salvar vidas y siempre se necesitan voluntarios para donar. Si bien la edad a veces es un factor, el criterio más importante para convertirse en donante es que las células madre de su médula ósea sean compatibles con las del receptor.

Las personas que necesitan un trasplante de médula ósea generalmente padecen un trastorno o una enfermedad de la sangre, como leucemia, linfoma o anemia grave. Las personas con esas afecciones pueden necesitar un trasplante porque su médula ósea tal vez no puede producir suficientes células madre sanas o la médula ósea no logra recuperarse lo suficiente después de la quimioterapia o la radioterapia. Un trasplante de médula ósea puede ayudar con la producción de las células sanguíneas que el cuerpo necesita, lo que reduce el riesgo de sufrir infecciones, anemia o sangrados mortales.

A pesar de que el procedimiento se conozca como trasplante de médula ósea, realmente lo que beneficia al receptor del trasplante son las células madre que producen sangre y se encuentran dentro de la médula ósea. Las células madre de la médula ósea pueden desarrollarse en glóbulos rojos que transportan oxígeno al cuerpo, en plaquetas que ayudan con la coagulación de la sangre o en glóbulos blancos que sirven para combatir infecciones.

Lo mejor para quienes necesitan un trasplante de médula ósea generalmente es que, dentro de lo posible, reciban sus propias células madre. Ese proceso suele ser más seguro para el receptor; no obstante, en algunos casos, la médula ósea de la persona puede estar demasiado enferma para usar en el trasplante y en esas situaciones, es necesario usar las células madre de un donante.

Avances

Las investigaciones actuales revelan que las donaciones de médula ósea de personas entre 18 y 44 años de edad conducen a trasplantes más exitosos. Por ello, la mayoría de los médicos seleccionará un donante menor de 45 años, siempre que sea posible. No obstante, está permitido  donar hasta los 60 años debido a que existe gran necesidad de donantes provenientes de poblaciones minoritarias y de múltiple origen étnico o racial.

Cuando un posible donante tiene hijos, el médico de trasplantes sería menos proclive a seleccionar a esa persona como donante. Las investigaciones médicas han demostrado que los receptores de médula ósea cuyos donantes tienen hijos corren más riesgo de sufrir una complicación del trasplante, llamada enfermedad crónica de injerto contra huésped.

Lea también: Anemia: Tratamientos naturales

Afortunadamente, las células madre del donante se repueblan bien, por lo que teóricamente, una persona puede donar más de una vez. Si bien puede haber dolor después de la donación de médula ósea, este no suele interferir con el trabajo ni con los estudios. La donación de sangre periférica (células madre recolectadas directamente de la sangre) requiere que el donante reciba los fármacos del factor de crecimiento y que la recolección se haga en una máquina de aféresis.

Unirse al registro para convertirse en posible donante de médula ósea es algo admirable. En calidad de donante, usted tiene la oportunidad de salvar la vida de otra persona. A pesar de que su probabilidad de ser elegido sea menor debido a las razones antes delineadas, si lo eligen como donante de médula ósea, usted potencialmente será la curación de alguien.