Lunes 27 Febrero 2017
Tags Posts tagged with "metas"

metas

0 126
Cortesía

Los “propósitos de enmienda” como yo los llamo, que todos nos planteamos a comienzos de año, es costumbre formularlos verbalmente”, razón por la cual, en la mayoría de los casos terminan siendo solo “buenas intenciones”. Mi recomendación para que no se olviden en el mes de febrero, es que los escriban más los revisen permanentemente y gracias a un ejercicio de constancia puedan hacer realidad, si no todos, unos cuantos y eso representará per sé, un gran avance en sus vidas.

La clave está en ser disciplinados, porque no hay fórmulas mágicas, cualquier cosa que trasciende es producto de un esfuerzo, no de la improvisación, es fruto de la planeación, de la continuidad y de hacer en cada momento, en cada día, lo que se tiene que hacer para lograrlo.

La labor cotidiana, el buen desempeño, el mejor trabajo, producen en el corto, mediano o largo plazo resultados notables y trascendentes ya que, de lo que hagamos hoy va a depender el futuro.

En la mayoría de los casos, los deseos se establecen en “términos afectivos”, por ejemplo, la más común de las intenciones de año nuevo es: “el próximo año me voy a portar bien” pero bueno, qué quiere decir eso, hay que ser específicos y establecer el cómo; así es que se construyen y alcanzan metas.

Insisto, hay que darse un espacio, para sentarse y escribir lo que aspiramos cambiar o mejorar en nuestra cotidianidad, para que haya una especie de compromiso con nosotros mismos; más tener la oportunidad de revisar dicho compromiso cada cierto tiempo para evaluar cómo vamos en nuestro desempeño y refrescar lo pendiente.

Lea también: Metas: Cómo hacer para cumplirlas

¿Por qué tendemos a no llevar a cabo nuestros sueños?

Todos los años decimos lo mismo: “este año va a ser diferente”, pero no ocurre nada. Por eso yo decidí que el 2017, será el año en el que más metas personales lograré. Y ustedes, me acompañan?

Para cumplir nuestros propósitos, lo primero que debemos tener en cuenta es qué nos lleva a abandonar el trabajo para alcanzarlos.

La mayoría nos dejamos manejar mentalmente por la “teoría del todo o nada”. No hay un término medio, sólo los extremos, por eso al fallar la primera vez claudicamos.

Generalmente los que intentamos hacer cambios en nuestra vida, nos esforzamos muy poco en recompensar los avances y por el contrario muchos sólo nos castigamos por los retrocesos.

La mayoría de las personas que se establecen una meta olvidan diseñar un plan de acción objetivo que se adapte a su tiempo y capacidades, y algunos si lo hacen pero dejan de lado el evaluar lo que les motiva para así no perder el foco. Hay que medir no sólo lo agradable que puede resultar alcanzar la meta, sino también determinar lo necesario o positivo que resulta a la larga.

Lea también: Año nuevo, nuevas metas: Regresando a Correr

El poder motivador de cualquier meta viene de verdaderamente comprender por qué se quieren lograr.

Antoine de Saint Exupery escribió: “si quieres construir un barco no le pidas a la gente que te junte madera y no les asignes tareas y trabajo, más bien enséñales a suspirar por la interminable inmensidad del mar”.

No hagan una lista inmensa de propósitos, elijan dos o tres que sean las más importantes para ustedes. Si los logran antes de que el año termine, pues maravilloso; entonces pueden elegir uno o dos más.

En mi caso, resulta de gran ayuda colocar recordatorios visuales como fotografías o imágenes del destino final deseado. Pídanle a un familiar o amigo que les monitoreen y le recuerden la meta a lo largo del camino. Además, prémiense sin importar cuan pequeños sean los logros.

No hay mejor momento para empezar que el presente. Si esperan para trabajar en sus propósitos hasta encontrar el momento perfecto, nunca iniciarán. Determinen qué es lo que necesitan para empezar y pónganse en marcha, pues antes de que se den cuenta estarán celebrando sus éxitos.

Este es un extracto de la columna original publicada en Caraota Digital.

SoyMaratonista.com

correr nuevamente
Foto referencial

Empieza un año nuevo y este no viene solo, viene con nuevas metas. Siempre trae consigo las resoluciones. “Este año sí haré ejercicio” es una de las promesas más populares por estos días y, para los que corrieron alguna vez, será entonces: “Este año retomo mi entrenamiento”; deseos que no siempre se cumplen en la medida que el año avanza. El trabajo, los estudios, los compromisos familiares y, a veces, la pereza figuran entre los primeros que reciben la culpa por la promesa rota.

Para los que alguna vez corrieron, el principal riesgo es querer retomar la actividad al mismo nivel en que la dejaron. Esto sucede porque en algunos corredores la mente se recupera más rápido que el cuerpo, y cuando ya se sienten bien aprietan el acelerador.

A continuación, algunas recomendaciones para regresar:

  1. Incrementa tu volumen de entrenamiento progresivamente. Este es un consejo válido para cualquier situación, pero queremos resaltarlo por aquello de que algunas veces la mente va más adelante que las piernas cuando se regresa.
  2. Concéntrate en los tiempos, y no tanto en las distancias o en la velocidad. En esta etapa lo que debes buscar es retomar la rutina de correr y poco a poco mejorar tus condiciones físicas.
  3. Sienta las bases nuevamente antes de comenzar con los trabajos de velocidad (de 4 a 8 semanas) y, cuando los empieces, disminuye el número de intervalos que hacías cuando entrenabas regularmente.

Como podrás ver, estos consejos llaman a la cautela. ¡No te arriesgues a lesionarte ahora que regresaste!

 

Por Inspirulina.com

Nuevo-año

Arranca el nuevo año limpio y desintoxicado, no solo del cuerpo después de todo lo que hemos comido, sino también del alma.

Para muchas personas el año nuevo está lleno de 365 nuevas oportunidades para lograr objetivos y terminar de alcanzar algunas metas. En Inspirulina creemos que para poder hacer nuestros sueños realidad debemos tomar en cuenta algunos detalles que a veces no vemos o pasamos por alto.

No se trata solo de comer mejor y más saludable o de hacer ejercicios para llevar un estilo de vida sana, hace falta mejorar muchos hábitos, de esos que incluyen nuestra alma y espíritu. La idea es básicamente incluir en nuestra rutina de vida saludable lo siguiente:

  1. Agradecer apenas nos despertamos: el simple hecho de estar vivos es un motivo para agradecer.
  2. Restringe los malos pensamientos y sentimientos. También los malos comentarios.
  3. Comparte y ayuda en lo que puedas siempre.
  4. Medita diariamente.
  5. Actúa con compasión y amor.
  6. Sé consciente de tus acciones.
  7. Perdona desde tu corazón.

Este tipo de dieta emocional también te dará resultados increíbles en poco tiempo. Además, te ayudará a mejorar tus relaciones sociales, te sentirás más motivado y contento. Podrás reconocer y entender mejor tus emociones y podrás gestionar mejor tus estados de ánimo. Por eso a nosotros nos encanta practicar esta desintoxicación; es increíble cómo incluyendo estos nuevos hábitos serás capaz de superar retos, aprender y buscar nuevos.

En resumen, concentrarse en lo positivo y buscar siempre ser más felices es lo importante para que puedas llevar una vida completamente sana, mirando siempre hacia adelante. Enfocarse y agradecer es la clave.

Te invitamos a agregar esto a tu lista de deseos y a no darte por vencido si alguno de tus nuevos propósitos no se cumple al corto plazo. Diviértete y arriésgate a hacer cosas nuevas para estar siempre en bienestar.

Por Inspirulina.com

Año nuevo
Nuevos propósitos

¡Este año es mi año! Siempre decimos esa frase cuando va a finalizar un año, nos ponemos a preparar nuestra lista de propósitos. Entre la decoración, la comida, los postres, siempre queda espacio para nuestros sueños.

Lo importante de hacer esta lista, es dejar que cada año nuevo encuentre una mejor versión de nosotros mismos. Por eso la época es reflexiva y en algunas ocasiones poética y hasta filosófica. Cuando estrenamos algo nos sentimos muy bien, y el nuevo año tiene 365 días para estrenar y aprovechar las oportunidades.

No hace falta tener una varita mágica, en tal caso lo que hay que tener es voluntad para cumplir tus propósitos.

Hay que tomar en cuenta que no se trata de hacer una lista para cumplir al pie de la letra o solo por hacerla, sino que hay que establecer objetivos claros, específicos, medibles, sobre todo realistas, para poder abrir el camino que transformará tu vida.

Hoy en el equipo de Inspirulina queremos darte algunas ideas de buenos propósitos que te harán encontrar el camino para hacer tus sueños realidad. Los propósitos deben ser desde el corazón y con amor.

  1. Baja las quejas.
  2. Escucha más.
  3. Toma menos café.
  4. Come más saludable (frutas, jugos, vegetales).
  5. Planifica menos, improvisa más.
  6. Menos preocupaciones, más ilusiones.
  7. Quita la cara larga, sonríe más ¡Mantén el ánimo!
  8. Menos incertidumbre, más esperanza.
  9. Menos odio, más amor.
  10. Aumenta la comprensión.
  11. Agradece y elimina el egoísmo de tu vida.

Menos es más dicen por ahí, así que cuando prepares tu lista de nuevos propósitos, toma en serio desintoxicar tu vida de los malos hábitos y comienza a sumar los buenos. Disfruta de las fiestas y en Año Nuevo prepárate con todo para cumplir con tus metas a tu ritmo.

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

La motivación es fundamental para poder actuar, pero para que haya motivación tiene que haber cierta certidumbre o convicción de que las acciones van a conducir a un resultado predecible. Cuando existen interferencias en el ambiente, hay un riesgo muy grande de que se disminuya la certidumbre y que por lo tanto, se caiga en un ciclo de desesperanza.

La buena noticia es que podemos elegir el modo de ver e interpretar los acontecimientos. Sin embargo, cuando los acontecimientos son muy demandantes o intensos, las emociones y reacciones que despiertan hacen difícil mantener la motivación.

Por ende, la primera recomendación para mantenerse motivado es no actuar bajo los efectos de las emociones. Es decir, no tomárselo tan a pecho en las primeras de cambio.

 

Una vez ocurrida la situación, lo más importante es respirar hasta 10, dar un paseo, caminar o hacer un cambio gestual nos ayuda a dar tiempo para que la sangre suba a la corteza cerebral.

Se trate de mantenerse motivado a si mismo o a un equipo, permitir que este tipo de reacciones viscerales nos dominen puede generar desesperanza, frustración y desánimo.

FRASES-MOTIVACIONALES_A_TU_SALUD

Lea también: ¿Cómo motivar a los jóvenes?

 

 

Automotivarse

Para conseguir esa motivación intrínseca, aún cuando el ambiente externo sea difícil de maneja, es importante tener claro que todo es una elección. Es decir, elegimos cómo sentirnos y actuar ante determinados hechos.

Mantenerse motivado es, de alguna manera, una escogencia muy personal que se debe hacer diariamente, de vivir la vida que se tiene adelante, porque esa es la base del compromiso con la vida, a pesar de las experiencias personales.

Es fundamental tener la sensación de elección, porque eso brinda la posibilidad de autonomía y determinación. Esta variable es tan importante que puede determinar la entrada a un ciclo de éxito, de esperanza y optimismo o a uno de desesperanza y de pobreza.

Hay otro elemento importante que es el hecho de tener un objetivo, un propósito. Hay que identificar qué es lo que se quiere hacer en la vida, cuáles son las necesidades personales más profundas por las cuales se está dispuesto a vivir. Estas circunstancias de adversidad que se viven a nivel mundial hoy en día, son una buena oportunidad para que todos nos veamos frente a frente con cuál es ese propósito por el que estamos dispuestos a pasarla difícil si es necesario.

Y si necesitas instrucciones para mantenerte motivado, sigue al pie de la letra la receta que te presentamos en la infografía al comienzo.

0 531

Equipo de Redacción A Tu Salud

Tener metas y objetivos puede ser algo muy significativo en la vida de una persona, porque sirve para dirigir su conducta, para dar sentido a su vida o trabajo y para motivarla para persistir en su esfuerzo a través del tiempo. Pero, ¿qué clase de metas son las más efectivas para motivar al máximo a las personas? ¿Qué metas producen un mayor rendimiento a la hora de trabajar para alcanzarlas?

No es lo mismo plantearse como meta “quiero ganar más dinero haciendo lo que sea” que plantease una meta que especifique exactamente lo cuánto quieres ganar al mes, el tipo de trabajo que vas a hacer y en qué empresa.

La forma como planteas tus metas y el tipo de metas que te propones, así como otros elementos, pueden ejercer una influencia muy importante a la hora de determinar si alcanzarás o no esa meta, y cuánto te esforzarás por lograrla.

Proponte metas difíciles

Cuanto mayor sea la meta que te propongas, mayor será el logro que alcances, siempre que tengas los conocimientos y capacidad necesaria para alcanzar dicha meta.

Esto se debe a que el esfuerzo que una persona invierte en conseguir una meta es mayor cuanto mayor sea la dificultad para alcanzarla. Es decir, cuanto más difícil consideres algo, más te esforzarás. Asimismo, las metas más duras hacen a las personas ser más persistentes porque saben que dicha persistencia es necesaria para alcanzar una meta de ese calibre. Por supuesto, las metas no deben ser tan altas o complicadas como para que resulten inalcanzables, pero sí lo más difícil dentro de lo que es alcanzable para ti.

Lea también: ¡Maneras de aumentar la motivación!

Crea metas específicas

Cuanto más detalla, clara y específica sea una meta, más posibilidades posees de alcanzarla porque esta especificidad hará que puedas regular tu rendimiento de una manera más precisa. En cambio, las metas vagas e imprecisas dan lugar a un menor rendimiento.

Comprométete con tu meta

Cuando las metas son difíciles y específicas necesitan un mayor nivel de compromiso. Un alto nivel de compromiso para alcanzar dicha meta implica que la persona cree que la meta es importante y alcanzable.

Para lograr un mayor compromiso procura que tu meta esté ajustada a tu capacidad, asegúrate de tener los conocimientos necesarios formándote y adquiriendo todas las habilidades que vas a necesitar y asegúrate de que confías en tu capacidad (si no es así, aumenta tu confianza mediante talleres y acude a algunas sesiones de psicoterapia).

Del mismo modo, puede servirte de ayuda poner por escrito que te comprometes a alcanzar esa meta, a esforzarte y trabajar duro, a ser persistente y a confiar en tu capacidad para alcanzarla, a pesar de los reveses u obstáculos.

Lea también: Ley de la atracción: ¿Cómo hacer realidad tus planes?

Obtén información sobre tu progreso

Tendrás más posibilidades de alcanzar una meta si, conforme avanzas hacia ella, puedes ir viendo cuál es tu progreso. Crear gráficos semanales o mensuales de diversos datos puede servirte de gran ayuda para tener una información realista y clara de tu progreso. Usa estos datos para producir submetas que te ayuden a alcanzar la meta general y para ir generando los nuevos planes a de acción cambios, ajustes, etc., que vayan siendo necesarios.

Si los resultados son negativos, no te vengas abajo. Prepárate mentalmente para dichos resultados negativos y sigue confiando en tu capacidad. A veces los resultados no son tan rápidos como puedes esperar en un principio, o el progreso es lento al principio para empezar a acelerarse más tarde. No tires la toalla ni te vengas abajo demasiado pronto.

La persistencia es muy importante a la hora de alcanzar una meta, así como ser capaz de afrontar los reveses, obstáculos o datos desfavorables. Las personas que siguen manteniendo un sentido de auto-eficacia son capaces de reaccionar ante los reveses trabajando más duro, solucionando problemas, sorteando obstáculos, y mantienen su compromiso con la meta. En cambio, las personas cuyo sentido de auto-eficacia se reduce, o que empiezan a creer que no lo van a conseguir, comienzan a esforzarse cada vez menos.

Por. Janeth Kalaouz

Muchas veces y de forma inconsciente gastamos tiempo valioso tratando de convertirnos en algo sin siquiera haber curado nuestros propios maltratos internos, lo cual nunca nos permitirá avanzar. Verónica Noguera, instructora de meditación del Sonido Primordial, explicó que hay una técnica sumamente efectiva para aliviar tanto el cuerpo como la mente llamada: Sanación Energética.

La Sanación Energética es un sistema terapéutico que utiliza una gran variedad de técnicas para limpiar, reparar, realinear y revitalizar el campo energético humano. El flujo natural de la energía nos lleva hacia la salud perfecta, pero cuando encontramos dificultades para alcanzar lo que queremos, nos negamos a experimentarlo y esto trae como consecuencia estrés y bloqueos en nuestro campo energético conocido como Aura, drenando así nuestra vitalidad, creando infelicidad, sufrimiento en general y como consecuencia, aparece la enfermedad.

Con la asistencia de la Sanación Energética, los bloqueos serán guiados hacia la luz, para luego ser eliminados. El proceso facilita la resolución consciente de conflictos en la vida y permite la sanación en todos los niveles, promoviendo así bienestar físico, emocional, mental y espiritual.

Lea además: Conoce los beneficios de la acupuntura

Más usos 

Las enfermedades pueden ser tratadas con medicamentos pero para que sean curadas es necesario descifrar la raíz, que bien puede ser estrés, angustia, ansiedad o ira. En el caso de no encontrarla, es muy posible que regrese el malestar físico. Básicamente, la sanación trata de transferir energía al campo energético para limpiarlo y hacerlo vibrar a una frecuencia superior.

Todos las enfermedades se originan primero en un campo energético

Patologías que se pueden tratar 

– Trastornos y molestias corporales

– Disfunciones metabólicas

– Lesiones orgánicas

– Dolores, crónicos y agudos

– Bloqueos energéticos

– Tensiones musculares y nerviosas

– Estados de perturbación emocional

– Depresión

– Falta de vitalidad

– Nerviosismo y ansiedad

– Insomnio y estrés en sus varias manifestaciones

Si quieres contactarte con ella y poner en marcha una mejor vida participando en sus talleres, puedes hacerlo ingresando a www.veronoguera.com o a través de su número telefónico: (0424) 292.92.11

Ya sabemos bien que cada día es una nueva oportunidad de acercarnos más a aquello que tanto queremos. Cuando tenemos objetivos o planes de vida, cada minuto cuenta para poder lograr lo que deseamos.

Sin embargo, también hay algo de cierto en que en ciertos momentos podemos sentirnos desmotivados o desganados; en esos momentos es bueno tomarnos un respiro, descansar un poco, hacer otras cosas sin olvidar lo que realmente queremos.

Ya sea en el ámbito profesional o personal, reinventarnos cada día para ir construyendo nuestro sueño es lo que vale. La dosis que compartimos hoy tiene que ver con eso que podemos hacer todos los días para buscar lo que queremos.

Lea también: Cómo trazar metas estratégicas

  1. Define objetivos: Elige un camino que te permita ver tus avances y motivarte.
  2. Descubre: Define cuáles son tus metas y pasiones, cuáles son tus intereses.
  3. Experimenta: Da pasos pequeños antes de tomar la gran decisión, empieza en pequeño.
  4. Instrúyete y especialízate: Construye tu vocación, debemos tener conocimiento sobre eso que queremos hacer.
  5. Tiempo: Dedica tiempo a tu meta; conócela, amásala, mientras más sepas de ella, más motivado estarás.
  6. Asesórate: Pide consejos a personas diferentes, el feedback siempre tiene buenos resultados.
  7. Sigue tu pasión: Sin olvidar tus obligaciones, recuerda que es un escalón para alcanzar tu meta.
  8. Motívate: Reinvéntate, obtén nuevos conocimientos, cambia tu contexto y define nuevos retos.

Lo mejor de estar vivos es que podemos cambiar de idea, darle la vuelta a cualquier situación y hacerla mejor. Tenemos las herramientas necesarias para lograr lo que queremos, solo debemos ponernos en ello, a trabajar con amor, pasión y mística.

Comienza a planear tu nuevo proyecto, decide ya inscribirte en ese curso o taller que tanto quieres hacer, organízate y disfruta del placer que se siente al hacer lo que realmente te apasiona.

Equipo de Redacción A Tu Salud

No es tan complicado conservar el entusiasmo y una actitud positiva en la vida, siempre y cuando sigamos el método de las cuatro A.

“La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual”. Este pensamiento de Gregorio Marañón, uno de los más reconocidos intelectuales españoles del siglo XX, nos indica que una persona se siente bien por la pasión con la que vive. Y es que llenar la existencia de nuevos proyectos, sueños y emociones, puede inclusive alargar la etapa de longevidad de los seres humanos.

La realización personal es la consecuencia de un camino que se ha plantado con flores de pasión y árboles de esperanza. Así, tener que luchar por hacer crecer nuestro negocio o por sacar adelante la familia puede hacernos felices si lo anhelamos, pues cualquier trabajo que se haga con buena vibra, cariño y con mucho compromiso pueden hacernos conseguir la plenitud.

Lea también: No reprimas las emociones de tus hijos

Emociones 1

¿Qué es el método de las cuatro A?

Según el portal web comohacerpara, el entusiasmo crece y se conserva si seguimos la regla de las cuatro A: Actitud positiva, Alegría, Aceptación de retos y Actuar según los objetivos.

Actitud positivaEmociones 1

Una actitud positiva es la base de todo. Para esto, es preciso identificar todas las conductas que nos atan a sentimientos negativos y sustituirlos por actitudes que puedan ser útiles. Por ejemplo, si sientes tristeza porque no ves a tus hijos mientras trabajas, concéntrate en todo lo que harás cuando tengas un tiempo con ellos.

Alegría

Hablemos de la alegría. No tengamos temor de sentirnos contentos o que sepan que lo estamos; de hecho, si le sonreímos a las personas veremos cómo éstas igualmente nos sonríen, estimulando un ambiente cálido que traerá más alegría a nuestros corazones y con menos estrés.

Emociones 2

Aceptar retos

Mientras tengamos nuestra mente ocupada en una meta, seremos más exitosos y más eficaces, lo que traerá más retos y más alegría.

Actuar según tus objetivos

Esto va claramente relacionado con lo anterior, y es que todo está estrechamente ligado, pues tenemos que hacer todo lo posible para conservarnos en sintonía con lo que ambicionamos.

Ten presente que ser felices puede ser tan complicado o tan fácil como deseemos. Si aplicamos el método de las cuatro A, podremos ayudarnos a hacer las cosas que queremos y sentirnos plenos con ello.

Lea también: Conductas que dañan la autoestima

Fuente: comohacerpara

0 688

María Arvelo / Redacción A Tu Salud

El logro de tus metas en su gran mayoría depende de ti y la actitud que tengas ante la vida. Así lo afirma Gonzalo Cabrera. Director del Club de Emprendedores de Venezuela y conferencista internacional.

¿De qué manera se puede lograr lo imposible?

R: Estando enfocado al 100% en la meta, sin distracciones, sin dejarse decaer por lo negativo y estando en un nivel emocional que se llama “tono 40”.success!!!

Antes las dificultades ¿cómo se pueden identificar los factores que sirvan de impulso?

R: Todas las dificultades y los problemas ayudan a motivarte. Te impulsan a superarte. El problema viene cuando la persona no busca superar las dificultades y cae emocionalmente. Al pasar esto, comienza lo que llaman “mala suerte”. La buen suerte sería una búsqueda por superar las dificultades por medio del conocimiento que te mantiene animada y resolviendo cada dificultad que se te presenta.

¿Cuándo es prudente desistir de una meta?

R: Si la meta es constructiva y va a traer buenos frutos nunca debes rendirte. Hay que persistir hasta el logro.

¿Todo es posible?

R: No todo es posible… Pero muchas cosas que te parecen imposibles se pueden lograr si tienes el conocimiento de cómo lograrlo.

¿Cómo interpretar el mundo externo? ¿Qué se debe ignorar cuando se quiere algo?

R: Lo negativo se debe ignorar, sobre todo, si deseas lograr el objetivo. Debes mantener en secreto tus metas, tus sueños y tus ideas hasta que estés a punto de lograr el lanzamiento de tu idea o producto.Metas 1

¿Cuál es el nivel emocional más alto donde alcanzas todas tus metas?

R: El nivel emocional más alto es el “tono 40”. Cuando tu estás en “tono 40” simplemente ignoras lo negativo y te enfocas en tus metas o acciones para lograr lo que deseas. Si logras lo anterior, no habrá nadie ni nada que te frene. Para lograrlo, primero debes tener el conocimiento y un buen plan de como lo vas a lograr.

¿Cuáles son los errores más comunes que interfieren en el logro de una meta?

R: Pedirles opiniones a los demás es fatal. Debes quedarte callado y buscar e identificar a las personas que SI te van a ayudar y los que no quieran los desechas despiadadamente.

Fuente: Gonzalo Cabrera -director del Club de Emprendedores de Venezuela y conferencista internacional / Twitter: @gonzcabrera