Viernes 26 Mayo 2017
Tags Posts tagged with "motivacion"

motivacion

0 2578

Por: Edith Parra

El psicodrama “es un enfoque de la psicología que se basa en el tratamiento de situaciones de un individuo de manera activa, a diferencia de la psicología tradicional que lo trata de forma más patológica, más estática”. Así lo explica el Master en psicología del deporte, Alessandro D´Amico.

Fue creado por Jacob Levy Moreno en Viena Austria a principios del siglo XX y luego lo termina de desarrollar en New York.

“El psicodrama ha sido uno de los enfoques que más ha calzado con el trabajo de los atletas, ya que como todos sabemos, el deporte es acción y este no sólo abarca la palabra del atleta, el entrenador, la familia del deportista, si no también su cuerpo. Entonces, a través del trabajo de hacer la acción dramática de lo que es el problema que tiene la persona, pareciera que a veces es más poderoso que una simple conversación”, añade D´Amico.

Este enfoque se aplica en cualquier disciplina deportiva, y se puede trabajar con atletas, entrenadores, padres, representantes, dirigentes deportivos, etc.

nadar-a-tu-salud

Lea también: Consigue tu equilibrio interno

Dado que todos los problemas ocurren en la vida cotidiana, para el psicodrama ese es el gran escenario donde se tienen que afrontar.

Técnicas para aplicar el psicodrama

Ensayo de roles, consiste en meterse en el rol de algo que quieres lograr. Por ejemplo: si eres un deportista inseguro, se da el entrenamiento para que asumas el rol de una persona segura.

Sociometría, método que se aplica a nivel de grupo donde se busca ver cuál es el grado de atracción o rechazo del mismo, que al final da como resultado una radiografía grupal.

Proyección a futuro, se estudia simbólicamente qué pasos debes seguir para cumplir una meta, ya que se está trabajando algo básico en la psicología del deporte, que es el establecimiento de metas y la motivación.

La postura corporal, cómo utilizarla para tener un mejor rendimiento.

El sociodrama, consiste en que un grupo de atletas dramaticen una situación que les está aconteciendo. “Por ejemplo: La falta de comunicación, se les pone a dramatizar esa acción, se analiza esa escena para darnos cuenta cuál es el problema en la comunicación y cómo eso repercute en la cohesión”, explica el especialista.

Lea también: ¿Sientes mareos al correr? Esto te interesa

Igualmente expone Alessandro D´Amico, que estás técnicas van muy de la mano con todo lo que se trabaja en el enfoque de la psicología del deporte y sus distintos procesos que son:

• La motivación.
• La ansiedad o el estrés competitivo.
• El manejo de la derrota.
• El manejo de la ansiedad.
• La seguridad en sí mismo.
• La concentración de la atención.

futbol-a-tu-salud

Cuando se trata de un deporte colectivo se trabaja:

• La cohesión de equipo
• El liderazgo y
• La comunicación.

En el caso del psicodrama entre padres e hijos, hay momentos en que se trabaja por separado dado que hay cosas que para los menores de edad es muy fuerte escuchar, pero ya después de un tiempo considerable de labor se trabajan juntos.

El psicodrama se aplica a partir de categorías sub 10 y sub 12, es decir jóvenes a partir de los 9 años. “Aunque parecen ser muy jóvenes en estas edades es donde mejor se empiezan a trabajar este tipo de procesos psicodramáticos, ya que si tu agarras un muchacho de 14 años que jamás ha trabajado la psicología del deporte y el psicodrama aplicado al deporte va a existir como mucha resistencia al principio”, expone       D´Amico.

psicodrama-a-tu-salud

Lea también: ¿Sabe cómo vivir en la incertidumbre?

¿Cómo saber si un atleta requiere del psicodrama?

“Generalmente lo que se hace es tener una entrevista con el atleta para saber qué aspectos necesita trabajar, como su conducta, seguridad en sí mismo, su postura, recurrimos al psicodrama independientemente del asunto que se esté planteando y los que no se requiere y no se aplica”, dice.

El trabajo psicodramático se utiliza cuando se necesita hacer consciente algún aspecto que esté entorpeciendo el rendimiento del deportista, dice D´Amico. “Por ejemplo: cuando a un tenista no le sale bien el golpe, se le pone literalmente a hablar con él, supongamos que una tenista tiene problemas con el golpe de bolea, sino ha hecho conciencia que tiene un problema con la bolea, se le pone hablar con la bolea , para que de esa manera vaya entrando en razón con relación a lo que le está afectando”.

Casi siempre se recurre al psicodrama en todos los aspectos deportivos, ya que implica movimiento y muchas veces llega más rápido a la solución del problema que otros enfoques de la psicología aplicados dentro del deporte.

Con respecto a la cantidad de sesiones que se recomienda a un atleta o grupo es de forma semanal entre una o dos horas.

A nivel de padres y dirigentes deportivos se da de forma quincenal o mensual, igualmente con duraciones de una o dos horas. A menos que la institución requiera de mucho más tiempo.

Fuente: MSc Alessandro D´amico / Carlos Larrañags www.psicoconvencionucv.com.ve, Twitter @PsicoConvencion y FB Convención Psicólogos

0 119

Por ME - Equipo de redacción A tu Salud

motivación para mantenerse en forma
Foto referencial cortesía de Mayo Clinic

¿Alguna vez empezaste un programa de ejercicio sólo para abandonarlo? Si la respuesta es sí, no estás solo. Mucha gente los empieza pero los dejan cuando se aburren, no disfrutan, o los resultados tardan en llegar.

Aquí te damos siete consejos para ayudarte a mantener la motivación para estar en forma:

ejercicios adolescencia
Foto referencial
1. Establece objetivos

Empieza con objetivos simples y luego progresa a objetivos de mayor alcance. Recuerda que tus objetivos tienen que ser realistas y posibles de lograr. Es fácil frustrarse y abandonar si tus objetivos son demasiado ambiciosos.

Por ejemplo, si no has hecho ejercicio por un tiempo, un objetivo a corto plazo puede ser caminar 10 minutos al día cinco días a la semana. Un objetivo intermedio implicaría 30 minutos cinco días a la semana. Un objetivo a largo plazo sería completar una caminata de 5 kilómetros.

Para la mayoría de los adultos con buena salud, el Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda hacer por lo menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, o una combinación de actividad moderada y vigorosa.

Intenta incorporar a tu programa ejercicios de entrenamiento que se enfoquen en fuerza para todos los grupos más importantes de músculos por lo menos dos veces por semana.

Lea también: Consejos de Harvard para que las compras sean perfectas

2. Haz que sea divertido

Encuentra deportes o actividades que disfrutes, luego varía la rutina para mantenerte alerta. Si no estás disfrutando de tu programa de ejercicio, prueba con algo diferente. Únete a una liga de voleibol o softball. Toma clases de bailes de salón. Visita gimnasios o centros de artes marciales. Descubre tu talento atlético oculto.

Recuerda que el ejercicio no tiene por qué ser aburrido, y es más probable que continúes practicándolo con un programa si te resulta divertido.

mantenerse en forma
Foto referencial
3. Haz que tu actividad física sea parte de tu rutina diaria

Si es complicado encontrar tiempo para hacer ejercicio, no busques excusas. Programa el ejercicio como si se tratara de cualquier otra actividad importante.

También puedes intercalar las actividades físicas a través de tu día. Usa las escaleras en lugar del elevador. Camina a lo largo de la cancha mientras ves a tus hijos practicar deporte. Durante el día de trabajo, camina cuando tomes un descanso. Súbete a una bicicleta estacionaria o haz ejercicios de fuerza mientras ves TV por la noche.

La investigación ha descubierto que sentarse por largos períodos de tiempo puede tener un efecto negativo sobre tu salud, aunque hagas la cantidad de ejercicio recomendada durante la semana.

Si estás sentado por varias horas al día en el trabajo, aprovecha los descansos regulares durante el día para moverte. Por ejemplo, puedes caminar al bebedero para tomar agua o pararte mientras hablas por teléfono.

Lea también: La luz puede más que las tinieblas

salud cardiovascular
Foto referencial
4. Escríbelo en papel

¿Quieres perder peso? ¿Estimular tu energía? ¿Dormir mejor? ¿Controlar una enfermedad crónica? Escríbe cuáles son tus metas. Ver los beneficios del ejercicio regular y escribir tus metas en papel puede ayudarte a mantenerte motivado.

También puede ayudarte escribir un diario de ejercicios. Registra lo que hiciste durante cada sesión, el tiempo que duró y cómo te sentiste luego. Registrar el esfuerzo y estar atento a tu progreso puede ayudarte a trabajar para conseguir tus objetivos y recordarte que estás progresando.

Lea también: El lado inteligente de envejecer

5. Une fuerzas con amigos, vecinos u otras personas

Recuerda que no estás solo. Invita a tus amigos o compañeros de trabajo a unirse a ti cuando hagas ejercicio. Haz ejercicio con un compañero o con tus seres queridos. Juega futbol con tus hijos. Organiza un grupo de vecinos para ir a clases de ejercicio en un deportivo local.

6. Recompénsate

Luego de cada sesión de ejercicio, toma unos minutos para saborear las buenas sensaciones que te aporta la actividad física. Este tipo de recompensa interna puede ayudarte a comprometerte a largo plazo a hacer ejercicio regular.

Las recompensas externas también pueden ayudar. Cuando alcances un objetivo a largo plazo, cómprate unos nuevos zapatos de tenis o nueva música para disfrutar mientras haces ejercicio.

 

envejecimiento
Foto referencial

Lea también: ¿Dolor de cuello? Olvídalo con estos remedios caseros

7. Sé flexible

Si estás demasiado ocupado para hacer ejercicio o simplemente no tienes ganas, tómate uno o dos días libres. Sé amable contigo mismo si necesitas un descanso. Lo importante es que vuelvas a tu programa de ejercicio lo antes posible.
Ahora que recobraraste el entusiasmo, ¡sigue moviéndote! Establece tus objetivos, disfrútalo y felicítate de vez en cuando. Recuerda, la actividad física es de por vida. Revisa estos consejos cuando sientas que la motivación te está fallando.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

Por Inspirulina.com

Nuevo-año

Arranca el nuevo año limpio y desintoxicado, no solo del cuerpo después de todo lo que hemos comido, sino también del alma.

Para muchas personas el año nuevo está lleno de 365 nuevas oportunidades para lograr objetivos y terminar de alcanzar algunas metas. En Inspirulina creemos que para poder hacer nuestros sueños realidad debemos tomar en cuenta algunos detalles que a veces no vemos o pasamos por alto.

No se trata solo de comer mejor y más saludable o de hacer ejercicios para llevar un estilo de vida sana, hace falta mejorar muchos hábitos, de esos que incluyen nuestra alma y espíritu. La idea es básicamente incluir en nuestra rutina de vida saludable lo siguiente:

  1. Agradecer apenas nos despertamos: el simple hecho de estar vivos es un motivo para agradecer.
  2. Restringe los malos pensamientos y sentimientos. También los malos comentarios.
  3. Comparte y ayuda en lo que puedas siempre.
  4. Medita diariamente.
  5. Actúa con compasión y amor.
  6. Sé consciente de tus acciones.
  7. Perdona desde tu corazón.

Este tipo de dieta emocional también te dará resultados increíbles en poco tiempo. Además, te ayudará a mejorar tus relaciones sociales, te sentirás más motivado y contento. Podrás reconocer y entender mejor tus emociones y podrás gestionar mejor tus estados de ánimo. Por eso a nosotros nos encanta practicar esta desintoxicación; es increíble cómo incluyendo estos nuevos hábitos serás capaz de superar retos, aprender y buscar nuevos.

En resumen, concentrarse en lo positivo y buscar siempre ser más felices es lo importante para que puedas llevar una vida completamente sana, mirando siempre hacia adelante. Enfocarse y agradecer es la clave.

Te invitamos a agregar esto a tu lista de deseos y a no darte por vencido si alguno de tus nuevos propósitos no se cumple al corto plazo. Diviértete y arriésgate a hacer cosas nuevas para estar siempre en bienestar.

0 202

Redacción A Tu Salud

Algo que es importante evaluar cuando sientes “poca motivación de trabajar” es si ese sentimiento es frecuente o solo pasa una vez al mes.

Si es frecuente es muy posible que tu trabajo no te agrade y debas cambiar ya. Pero si sucede de vez en cuando no tendrás anda de que preocuparte, ya que todos pasamos por ese estado en algún momento.

También puedes consultar: Alergias laborales ¿A qué se deben?

¿Cómo motivarte de nuevo al trabajar? 

El estado de ánimo es un factor muy importante en la productividad, así como la creatividad, la motivación y el entorno.

También existen otros factores que nos afectan como el lugar de trabajo, las personas con las que se trabaja o los problemas en casa.

Pero a pesar de todo esto sabemos que hay que trabajar, por ello te compartimos algunos tips Laura Spencer para motivarte en el trabajo.sin-ganas-de-trabajar

  • Cambia tu entorno. La rutina puede tornarse algunas veces pesadas, recuerda que tienes otras opciones fuera de la oficina. Cambia tu entorno, camina un rato o come un dulce para relajarte.
  • Toma unos minutos para descansar. Si estás saturado con algún proyecto y por eso no sientes ganas de trabajar, entonces lo mejor que puedes hacer es descansar. Tómate un rato y enfoca tu energía en otra cosa más sencilla y luego intenta regresar a tu dinámica de trabajo.
  • Desarrolla una rutina. Es posible que la desmotivación al trabajar se de por el desorden. Cuando no tenemos un horario establecido o una rutina desarrollada logramos colapsar más fácilmente, por ello es momento de cambiar y planificar cada uno de nuestros pasos dentro de la oficina.
  • Cuida tu salud. A veces nuestro cansancio y falta de motivación también está ligado con nuestra mala alimentación y ejercicio. Es importante que no dejes a un lado tu salud y te preocupes por revisar si todo anda bien en tu cuerpo.
  • Asegura que tu área de trabajo sea confortable. La tranquilidad y confort es base para que te sientas a gusto. Procura entonces que tu área de trabajo cumpla con lo básico y así logres sentirte cómodo al momento de trabajar.

También puedes consultar: Organiza mejor la jornada laboral sin horarios

Fuente: Maestros del Web

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

La motivación es fundamental para poder actuar, pero para que haya motivación tiene que haber cierta certidumbre o convicción de que las acciones van a conducir a un resultado predecible. Cuando existen interferencias en el ambiente, hay un riesgo muy grande de que se disminuya la certidumbre y que por lo tanto, se caiga en un ciclo de desesperanza.

La buena noticia es que podemos elegir el modo de ver e interpretar los acontecimientos. Sin embargo, cuando los acontecimientos son muy demandantes o intensos, las emociones y reacciones que despiertan hacen difícil mantener la motivación.

Por ende, la primera recomendación para mantenerse motivado es no actuar bajo los efectos de las emociones. Es decir, no tomárselo tan a pecho en las primeras de cambio.

 

Una vez ocurrida la situación, lo más importante es respirar hasta 10, dar un paseo, caminar o hacer un cambio gestual nos ayuda a dar tiempo para que la sangre suba a la corteza cerebral.

Se trate de mantenerse motivado a si mismo o a un equipo, permitir que este tipo de reacciones viscerales nos dominen puede generar desesperanza, frustración y desánimo.

FRASES-MOTIVACIONALES_A_TU_SALUD

Lea también: ¿Cómo motivar a los jóvenes?

 

 

Automotivarse

Para conseguir esa motivación intrínseca, aún cuando el ambiente externo sea difícil de maneja, es importante tener claro que todo es una elección. Es decir, elegimos cómo sentirnos y actuar ante determinados hechos.

Mantenerse motivado es, de alguna manera, una escogencia muy personal que se debe hacer diariamente, de vivir la vida que se tiene adelante, porque esa es la base del compromiso con la vida, a pesar de las experiencias personales.

Es fundamental tener la sensación de elección, porque eso brinda la posibilidad de autonomía y determinación. Esta variable es tan importante que puede determinar la entrada a un ciclo de éxito, de esperanza y optimismo o a uno de desesperanza y de pobreza.

Hay otro elemento importante que es el hecho de tener un objetivo, un propósito. Hay que identificar qué es lo que se quiere hacer en la vida, cuáles son las necesidades personales más profundas por las cuales se está dispuesto a vivir. Estas circunstancias de adversidad que se viven a nivel mundial hoy en día, son una buena oportunidad para que todos nos veamos frente a frente con cuál es ese propósito por el que estamos dispuestos a pasarla difícil si es necesario.

Y si necesitas instrucciones para mantenerte motivado, sigue al pie de la letra la receta que te presentamos en la infografía al comienzo.

Por: Kenelma García

El psicólogo Carlos Raúl Rodríguez, mejor conocido como el motivador de “La Vinotinto”, explica que el adolescente es un ser muy influenciable porque aún no existe en él una estructura firme de principios, valores y criterios que le permita discernir entre lo que se debe y no se debe hacer, de tal manera que el esnobismo y las nuevas corrientes impactan de manera significativa en sus decisiones.

En una sociedad, como la venezolana, en la que constantemente se están diciendo frases como: “el país no sirve”, o “en este país no hay oportunidades”, es de suponer que los jóvenes se van a afectar y, por su condición influenciable, seguramente su decisión sea irse del país.
¿Cómo motivar a estos jóvenes?
El papel principal lo cumplen los padres. A pesar de que los jóvenes, por naturaleza, son oposicionistas a los padres porque pertenecen a una moda anterior, ellos los reconocen como figura de autoridad. Los padres deben entender que los adolescentes (entre 15 y 19 años de edad) son rebeldes y arrogantes, pero no se pueden cansar en su tarea de modeladores de conducta.
En esta etapa de la vida la persona se cree inmortal, cuando un padre le dice a su hijo adolescente que piense en cuando tenga 40 años, el joven no siente que ese momento vaya a llegar, por eso decir este tipo de frases no funciona.
Adolescentes 2
Lo que recomienda Rodríguez es hacerle comprender al joven que hay un tiempo que es irrecuperable, que lo que no se hace cuando se tiene 20-25 años de edad, no se puede hacer cuando se tengan 35 años porque son etapas distintas.
Las herramientas
Preguntarle al joven ¿cómo se ve en un futuro?, ¿qué es lo que quisiera tener? puede ser útil para conseguir su motivación, porque seguramente responderá que desea dinero, éxito, independencia. A partir de ahí el padre debe preguntarle ¿cómo cree que va a lograr eso que deseas? de esta manera el joven podrá darse cuenta que si desea tener éxito en su vida debe formar las bases en este momento, aprovechar el tiempo y los beneficios de la juventud.
Lo importante es que los padres establezcan un sistema de valores en sus hijos, para que estos formen la base de su futuro, el cual será formado con las acciones del presente.
Finalmente, Carlos Saúl Rodríguez recomienda a los jóvenes lo siguiente: “vive el presente con intensidad sabiendo que el mañana dependerá de lo que hagas hoy”.
Fuente: Carlos Saúl Rodríguez. Psicólogo y conferencista motivacional. Correo: carlossaul@carlossaul.com.

También puede consultar:

0 791

Equipo de Redacción A Tu Salud

Apatía, tristeza, falta de atención, ansiedad o irritabilidad son algunos de los comportamientos indicadores de estrés que podrían registrarse en los niños y adolescentes que ven cercano el comienzo de clases. Todo ello es consecuencia de unas largas vacaciones en las que estuvieron relajados, sin mayores cumplimientos de horarios o deberes.

Ante esta emocionalidad negativa, los padres y el entorno familiar más allegado juega un papel primordial al ayudar que estos jóvenes manejen de mejor manera el cambio de rutina que están a punto de registrar, sean más optimistas ante las novedades que le plantea su nuevo curso escolar y se motiven y planteen nuevos objetivos personales que quieren alcanzar.  Si le hablamos de manera positiva de la vuelta, hay más probabilidades de que el niño tenga ganas de regresar a clase y haga el estrés a un lado.

Adolescentes A Tu Salud

Lea además: ¿Los niños pueden sufrir de estrés?

Para ayudar a nuestros hijos a manejar el estrés y emprender la vuelta al colegio, los expertos nos aconsejan:

  • Resaltar que es un momento ideal para reencontrarse con sus antiguos amigos y relatarse sus aventuras vacacionales. Igualmente pueden conocer nuevos compañeros, vendrán originales proyectos en equipo y aprenderán nuevas ideas.
  • Acompañarlos en repasar algunas de las nociones básicas de las asignaturas, atendiendo en todo momento sus dudas y respondiendo ante sus inquietudes y miedos.
  • Para liberar el posible estrés que se pueda generar en su interior por la vuelta al cole, lo ideal sería proponerles realizar actividades físicas por las tardes como pasear, montar en bici o patinar, en lugar de mantenerse encerrados en su casa jugando con aparatos electrónicos.
  • Hacerlos partícipes del momento de la compra de los útiles escolares. Aproveche y haga un momento divertido, conozca sus gustos personales, confirme el tamaño y grado de complejidad de algunos de los utensilios que necesitará y que mejor se adaptan a su edad y capacidad.
  • En el momento de forrar los libros y cuadernos nuevos, comparta con ellos y llámelos para que hagan parte de ese trabajo.

niño durmiendo a tu salud

Lea además: Adolescentes pueden concentrarse y aprender cuando descansan bien

  • Por lo menos dos semanas antes, vaya acostumbrándolos a acostarse y levantarse temprano. Así  no será tan brusco el cambio entre días de horarios flexibles y relajados y la disciplina de otros en los que deben cumplir normas. De hecho, los especialistas recomiendan que cualquier adaptación debe ser progresiva.
  • La vuelta al colegio también podría implicar retomar actividades extraescolares. Si este es el caso, o si se va a estrenar en alguna, úsela como parte una buena forma para motivarlos con el regreso a la vida estudiantil. Resalte que además podrán hacer nuevas amistades.

Fuente: cosasdeeducacion.es

 

0 1781

Por. Equipo de redacción A Tu Salud

La familia, ese conjunto de personas, que sin importar qué suceda, siempre está apoyándote, son pilares fundamentales para que logres el objetivo de una carrera y muchas metas más.

Está comprobado que los atletas que cuentan con el apoyo de su familia son más exitosos que quienes no tienen a sus seres queridos a favor.

Tanto en el período de entrenamiento como en la competencia, contar con el apoyo de familiares, amigos y compañeros de equipo puede ser la clave del éxito de una competencia e incluso una temporada de carreras.

familiaLea además: El calzado ideal para correr

Estudios científicos lo avalan

Según una nota publicada por atletas.info, el investigador Tim Rees indica que el apoyo de amigos y familiares puede ser uno de los factores  que más influyen en el rendimiento deportivo. Él cree que el consentimiento y aliento de las personas más cercanas y queridas es un factor clave en la construcción de confianza en un atleta. Y es esta confianza la que puede llevar al éxito en la práctica deportiva bajo presión (una competencia).

Tras realizar algunos estudios, Rees encontró que durante los partidos, los jugadores con fuerte apoyo social mejoran su performance. Mientras que los jugadores con poco apoyo social jugaron con menos confianza, más estrés y nerviosismo.

Más información sobre el tema en el siguiente video:

Lea además: ¿Te dan calambres al correr?

Entrenar sin culpa

Muchos atletas deben lidiar y negociar permanentemente las horas de entrenamiento con su familia. Si el grupo familiar o la pareja no apoya su actividad, puede volverse un gran peso. Incluso, si los amigos más cercanos no apoyan este ejercicio suele volverse un tormento. Por eso es común que el círculo de amigos de los corredores (o cualquier otro atleta) sean corredores.

Contar con el apoyo familiar, libera de la carga que produce la culpa que surge por pasar demasiado tiempo entrenando.

Por. Janeth Kalaouz / María Laura García / Equipo A tu Salud

Greivis Vásquez, el tercer venezolano en la historia en llegar a la NBA, nos cuenta sus claves para mantenerse bien. Según el basquetbolista, lo fundamental es llevar un estilo sano de vida para alcanzar metas. Además, asegura que los límites, en todos los aspectos de la vida, los coloca el propio ser humano.

También puedes consultar: ¿Cómo se cuida Jorge Roig Graterol?

Con su apreciable elegancia  y su imponente 1,98, Greivis nos comentó que tiene sus propias claves para disfrutar cada día:

Lo primero es estar con mi hijo, me ayuda a olvidarme de todos los problemas. Desde que nació mi vida cambió.

  • También me fascina el calor de mi hogar,  por lo cual no me permito llevar problemas laborales al hogar.
  • No desperdicio la oportunidad de descansar.
  • Me encanta escuchar música romántica.
  • El baloncesto es todo para mí.
  • Mi papá es una figura muy vital.
  • Hacer las cosas bien aún cuando nadie me ve. No le dejo nada a la casualidad.

En el siguiente video, podrás escuchar de su propia boca, cuáles son sus claves para sentirse y verse bien:

También puedes consultar: Francisco León: “¡Mente sana, cuerpo sano!”

Además, nos regala unos últimos consejos:

  • La buena salud depende de uno mismo.
  • El único capaz de interrumpir tus sueños eres tú.
  • Mantenerse sano depende de una nutrición adecuada y una vida activa.
  • Recuerden la importancia de comer luego de entrenar sin esperar más de treinta minutos.

Fuente: ATS

Ya sabemos bien que cada día es una nueva oportunidad de acercarnos más a aquello que tanto queremos. Cuando tenemos objetivos o planes de vida, cada minuto cuenta para poder lograr lo que deseamos.

Sin embargo, también hay algo de cierto en que en ciertos momentos podemos sentirnos desmotivados o desganados; en esos momentos es bueno tomarnos un respiro, descansar un poco, hacer otras cosas sin olvidar lo que realmente queremos.

Ya sea en el ámbito profesional o personal, reinventarnos cada día para ir construyendo nuestro sueño es lo que vale. La dosis que compartimos hoy tiene que ver con eso que podemos hacer todos los días para buscar lo que queremos.

Lea también: Cómo trazar metas estratégicas

  1. Define objetivos: Elige un camino que te permita ver tus avances y motivarte.
  2. Descubre: Define cuáles son tus metas y pasiones, cuáles son tus intereses.
  3. Experimenta: Da pasos pequeños antes de tomar la gran decisión, empieza en pequeño.
  4. Instrúyete y especialízate: Construye tu vocación, debemos tener conocimiento sobre eso que queremos hacer.
  5. Tiempo: Dedica tiempo a tu meta; conócela, amásala, mientras más sepas de ella, más motivado estarás.
  6. Asesórate: Pide consejos a personas diferentes, el feedback siempre tiene buenos resultados.
  7. Sigue tu pasión: Sin olvidar tus obligaciones, recuerda que es un escalón para alcanzar tu meta.
  8. Motívate: Reinvéntate, obtén nuevos conocimientos, cambia tu contexto y define nuevos retos.

Lo mejor de estar vivos es que podemos cambiar de idea, darle la vuelta a cualquier situación y hacerla mejor. Tenemos las herramientas necesarias para lograr lo que queremos, solo debemos ponernos en ello, a trabajar con amor, pasión y mística.

Comienza a planear tu nuevo proyecto, decide ya inscribirte en ese curso o taller que tanto quieres hacer, organízate y disfruta del placer que se siente al hacer lo que realmente te apasiona.

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");