Sábado 24 Junio 2017
Tags Posts tagged with "obesidad"

obesidad

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

Perder peso

Cuando se quiere perder peso es usual cometer una y otra vez los mismos errores. Para que ya no caigas en ellos, te mostramos en el siguiente video,cuáles son los principales hechos comunes que te sabotean cuando de perder peso se trata:

Lea también: ¡Atentas! Aquí está la rutina de cuidado personal de Ariana Grande

1. Ingerir calorías innecesarias a través de líquidos

Mantener nuestro cuerpo hidratado es esencial para su buen funcionamiento. Pero ingerir bebidas azucaradas asiduamente no es una necesidad, sólo es un mal hábito que nos lleva a consumir más energía de la que necesitamos. Las bebidas altas en azúcar como los refrescos o sodas son especialmente malas, ya que producen un alza repentina en los niveles de azúcar en la sangre lo que dispara la producción de insulina y facilita la acumulación de grasa.

calorías-a-tu-salud
Foto referencial
2. Enfocarte demasiado en contar calorías

Si bien es cierto que consumir menos calorías es algo que ayuda a bajar de peso, lo significativo es enfocarse en tener una alimentación saludable. No sólo se trata de comer menos, sino de nutrir nuestro cuerpo con lo que necesita para estar en balance y saludable. En lugar de buscar alimentos bajos en calorías, orientarse en comer proteína de alta calidad (como pechugas de pollo, pescado o carne de res baja en grasa), carbohidratos complejos (como lentejas, frijoles y otras leguminosas) y vegetales frescos altos en fibra que acompañen tu comida con algo de color y sabor.

Lea también: Conoce las principales fuentes de hierro (+video)

3. Arruinar comidas saludables con complementos mal elegidos

Otro error común es tratar de enmascarar el delicioso sabor de comidas saludables como vegetales o leguminosas usando aderezos o complementos que resultan ser altos en grasa, sal o azúcar. ¿De qué sirve pedir una ensalada verde si vas a cubrirla con un condimento alto en calorías y grasa? Es mejor buscar complementos saludables como el vinagre balsámico, aceite de oliva y hierbas finas que llenarán tu comida de sabor sin agregar calorías innecesarias.

aderezos
Foto referencial
4. Hacer dietas que no promueven hábitos alimenticios saludables

Las típicas dietas que promueven comer sólo 1 o 2 tipos de comidas (o alimentos) para bajar de peso, terminan haciendo más daño del que aparentan.

Obviamente hay una baja de peso porque el cuerpo no consume suficiente comida, y usa sus reservas de grasa y músculo para sobrevivir. Pero en cuanto se termina la “dieta milagro” el estado de emergencia en el que se encuentra el cuerpo nos lleva a recuperar rápidamente el peso perdido e inclusive un poco más.

Fuente: leadproject

0 715

Por Dr. David Girón

adelgazar
Foto referencial

Uno de los grandes propósitos de cada inicio de año, de cada inicio de mes  o de cada inicio de semana es el empezar la dieta para bajar de peso y ponerse en forma y así poder disfrutar una vida más saludable. Sin embargo no siempre se consigue. ¿Las razones? Son extensas, pero una de las principales es el ignorar por completo qué alimentos debo consumir y cuáles no, esto desencadena una serie de tropiezos que al final terminarán por desanimar y dar fin a este propósito de mejorar tu salud.

Hoy en día el mundo se ha globalizado y con ello se ha creado un ambiente obesogénico (todo aquello que nos rodea y puede provocar obesidad). Debido a la falta de tiempo, los horarios de trabajo y diversas ocupaciones nuestra alimentación es cada días más superficial y poco nutritiva.

Cada vez es más difícil poder llevar un régimen de alimentación sana (dieta), ya que a la orden del día tenemos alimentos que nos harán subir de peso y romper ese plan alimenticio.

Lea también: Ethy Oziel: A través del ejercicio podemos disminuir el estrés

Por ello debemos aprender a seleccionar los alimentos y alejarnos de todos aquellos que nos harán subir de peso.

A continuación te tenemos una lista de alimentos que debemos evitar cuando queremos bajar de peso. Pon mucha atención porque de esto depende el que tengas éxito o no en este trayecto hacia una vida más plena y saludable.

comida rápida
Foto referencial

1.- Comida rápida: No te debe sorprender el hecho de que estos alimentos aparezcan en esta lista ya que con su alto contenido de azucares, grasa, su bajo aporte de vitaminas y su cerca de 1000 calorías por platillo que se irán directo a tu abdomen frenaran de golpe tu disminución de peso.

refrescos
Foto referencial

2.- Refrescos embotellados:  Nuestros grandes enemigos las gaseosas siempre están en el momento exacto para romper la dieta, estos productos con un bajo valor nutricional en cuanto a vitaminas y minerales, nos regalan en 500 ml un aproximado de entre 250 y 500 calorías, lo equivalente a 12 cucharaditas de azúcar.

babidas alcohólicas
Foto referencial

3.- Alcohol: si quieres bajar de peso debes eliminar por completo todas las bebidas alcohólicas de tu lista del súper, una bebida de este tipo contiene calorías vacías, es decir aquellas que tu cuerpo no necesita y solo servirán para aumentar tu cantidad de grasa en él.

jugos de frutas
Foto referencial

4.- Jugo de frutas: aunque la palabra fruta te suene a algo sano y nutritivo, cuando queremos bajar de peso consumirlas en jugo puede no ser lo indicado, ya que estaremos consumiendo grandes cantidades de azúcar y no aprovecharemos las cantidades de fibra que estas nos aportan y que irán directo al bote de basura.

pan
Foto referencial

5.- Pan: cuando de bajar de peso se trata el pan no debe estar sobre tu mesa, sus cerca de 300 calorías por pieza harán que todos tus esfuerzos se vayan por la borda.

dulces
Foto referencial

6.- Postres: frutas en almíbar, pasteles, pay y flanes quedaran por completo fuera de nuestra dieta, su alto contenido de carbohidratos simples harán que tu cuerpo no reaccione ante la pérdida de peso y que tengas más hambre en menos tiempo.

frituras
Foto referencial

7.- Frituras: cuando freímos un alimento por más que queramos absorber las grasa con una servilleta, gran parte de esta quedara en el platillo y cuando lo consumamos correrán directo a esa llantita que tanto queremos bajar.

David Eduardo Girón Gutiérrez-01

 

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

La nutricionista Adriana Aponte, entrevistada en A tu Salud la revista, nos habla sobre el abordaje de la obesidad como enfermedad crónica. En el siguiente audio, puedes escuchar la entrevista completa:

Lea también: Obesidad: Descubren nueva causa

obesidad
Foto referencial
Factores externos

Explica Aponte que actualmente es complicado mantener el peso ideal, debido a diversos factores externos como los “socio-económicos, culturales y psicológicos” precisó la experta. Sin embargo, hay que buscar las estrategias y pensar que sí es posible hallar un camino válido para cada persona.

Siempre hay que recordar que una persona con sobrepeso u obesidad eventualmente va a presentar riesgos en su salud como problemas de azúcar en la sangre (diabetes), hipertensión, enfermedades hepáticas, trastornos del sueño, sudoración y dolores en las articulaciones, entre otras patologías.

Si quieres obtener mayor información puedes contactar a la especialista a través de su cuenta @Aponte_Nutrición, en la red social Instagram.

Por FM- Equipo de redacción A tu Salud

¿El ejercicio físico regular ayuda a bajar de peso? Sí, pero únicamente si se le complementa con un plan nutricional o dieta balanceada diseñada por un nutricionista.

Por otra parte, consideren que es imposible quemar la grasa localizada, simplemente porque esta se almacena de manera irregular y es utilizada de manera heterogénea o “caprichosa” por el cuerpo.

Que quede claro, que este es otro mito que debe derrumbarse con información. El metabolismo hace que la grasa almacenada sea convertida en energía al momento de ejercitarnos aeróbicamente. La grasa se almacena cuando comemos en exceso y es usada según la genética de cada individuo, por tanto, repito, el ejercicio intenso para perder kilos debe ser complementado con una dieta equilibrada.

Halones  elevados  y  halones  abiertos

María Laura García A tu Salud

1 Colóquense de pie sujetando con cada mano el extremo de una liga o banda elástica, cuya resistencia sea manejable para ustedes; y eleven los brazos extendidos hacia arriba. La liga debe estar sujeta a un elemento fijo y estable.

2 Halen la liga con los brazos extendidos hacia los lados y justo en ese movimiento contarán la repetición. Bajen los brazos a cada lado del cuerpo para después iniciar el movimiento.

Según Glen González, asesor de A Tu Salud y fisioterapeuta, “la combinación de estos dos movimientos aporta resistencia, estabilidad, flexibilidad y fuerza a la cintura escapular”. Realicen de 3 a 4 series de 15 a 20 repeticiones cada una.

Lea también: Tips para tomar agua en las carreras

Zancadas combinadas con brazos  en  palanca  fija

María Laura García A tu Salud

1 Párense y coloquen sus pies al ancho de sus hombros. Sujeten con cada mano la misma liga del ejercicio anterior y flexionen sus brazos elevándolos hasta sus hombros haciendo una especie de “palanca fija” como se muestra en la foto. En este caso, van a sostener la liga con uno de sus pies.

2 Luego, realicen una zancada hacia atrás, dejando adelante la pierna cuyo pie mantiene la liga pisada, para después regresar a la posición inicial.

“Este ejercicio mejora el balance y la estabilidad corporal, además de que permite trabajar la resistencia de hombros y brazos”, indicó Glen González.

Lea también: El Maratón CAF demuestra que la Venezuela que soñamos es posible

Elevaciones  anteriores y  laterales con  ligas para  hombros

María Laura García A tu Salud

1 Párense y coloquen sus pies al ancho de sus hombros. Sujeten con cada mano la misma liga del ejercicio anterior. En este caso, sostendrán la banda elástica con sus dos pies.

2 Extiendan los brazos al frente y a la altura de sus hombros y llévenlos, luego, a los lados. Allí es donde van a contar y completar el movimiento. Después vuelvan a la posición inicial.

“Este ejercicio combina dos movimientos para trabajar la resistencia, estabilidad, flexibilidad y fuerza de la cintura escapular; es decir, los músculos deltoides, trapecios y romboides”, destacó González.

También puede consultar: Ejercicios funcionales que mejoran tu postura

Contacto: Glen González: Fisioterapeuta. E-mail: fisiototaltraining@hotmail.com

0 212
la-dieta-mediterranea
Cortesía

Muchos son los beneficios que se atribuyen a la Dieta Mediterránea. No en balde es considerada una de las más saludables del mundo.

Conocida por mejorar la salud cardiovascular, reducir los riesgos de la diabetes, aumentar la longevidad y retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, la Dieta Mediterránea también puede ayudar a combatir la depresión severa, según un nuevo estudio de una universidad australiana.

La investigación de la Universidad Deakin se realizó con dos grupos de adultos que padecían depresión. El equipo de científicos les realizó pruebas durante tres meses.  A los integrantes del primero los sometieron a un tratamiento de apoyo social, mientras que a los pacientes del segundo a una Dieta Mediterránea, reporta la cadena local ABC.
Más datos 

Los expertos descubrieron que un tercio de los que fueron sometidos a la Dieta Mediterránea registraron mejoras importantes en su humor y en los síntomas de la depresión, de acuerdo a este estudio publicado en la revista internacional BMC Medicine.

“Ya sabíamos que la dieta tiene un impacto potente en los aspectos biológicos de nuestro cuerpo que afectan los riesgos de depresión”, comentó Felice Jacka, director del Centro de Alimentación y Humor de la Universidad Deakin.

Ahora los investigadores destacan la necesidad de diseñar mejores dietas para los pacientes. Aunque enfatizaron que éstas no deben reemplazar los tratamientos tradicionales como las consultas con los terapeutas y los medicamentos para tratar la depresión severa.

Conviene saber 

El consumo de grandes cantidades de frutas, verduras, aceite de oliva, frijoles y cereales como trigo y el arroz, así como cantidades moderadas de pescado, productos lácteos y vino, y más limitadas de carne roja y aves de corral, son parte de las características de la Dieta Mediterránea.

Con información de EFE

pobreza
Cortesía

Un macroestudio realizado sobre 1,7 millones de personas, afirma que la pobreza acorta la vida casi tanto como el sedentarismo y mucho más que la obesidad, la hipertensión y el consumo excesivo de alcohol.

El estudio recogido por el diario español El País supone una crítica a las políticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por no querer incluir en su agenda este factor determinante de la salud tan importante o más que otros que sí forman parte de sus objetivos y recomendaciones.

Según indica la investigación, el bajo nivel socioeconómico es uno de los indicadores más fuerte de morbilidad y mortalidad prematura en todo el mundo.

El estudio fue realizado por una treintena de especialistas de la Universidad de Columbia, el King’s College de Londres, la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Imperial College de Londres.

Lea también: La falta de sueño da hambre y preferencia por la comida poco sana

pobreza
Cortesía
Más datos sobre el estudio

Publicado en The Lancet, el trabajo analiza cómo influye el nivel socioeconómico en la salud y la mortalidad en comparación con otros factores más convencionales, como el tabaquismo o la obesidad.

El resultado coincide con otros estudios previos: la pobreza es un agente que afecta a la salud de forma tan sólida y consistente como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la hipertensión, la obesidad y la diabetes.

Es más, la pobreza tiene mayor capacidad de acortar la vida que varios de esos factores. El bajo nivel socioeconómico reduce la esperanza de vida en más de 2 años (2,1) en adultos entre 40 y 85 años; el alto consumo de alcohol la reduce en medio año; la obesidad la acorta 0,7 años; la diabetes reduce la esperanza de vida en 3,9 años; la hipertensión en 1,6 años; el sedentarismo, 2,4 años; y el peor, reduciendo la media de vida 4,8 años, el consumo de tabaco.

“Nuestros hallazgos sugieren que las estrategias y acciones globales definidas en el plan de salud de la OMS excluye un importante determinante de la salud de su agenda”, critican los investigadores, liderados por Silvia Stringhini, del Hospital Universitario de Lausana. Y añaden: “La adversidad socioeconómica debe ser incluida como un factor de riesgo modificable en las estrategias de salud local y global, las políticas y la vigilancia del riesgo para la salud”.

Lea además: Desnutrición en hogares de bajo recursos

Conviene saber

70 de cada 100 hogares en Venezuela viven en la pobreza producto de la insuficiencia del sueldo mínimo que impide la adquisición de los productos de la cesta básica y la manutención del hogar, según el diputado opositor, José Guerra.

0 431

Redacción A Tu Salud

Desafortunadamente, las personas que sufren de obesidad o sobrepeso suelen ver afectada la estructura de su piel. De acuerdo con Linda García Hidalgo, Vicepresidente de la Fundación Mexicana para la Dermatología, la obesidad altera la barrera cutánea y esto al final presenta algunos padecimientos dermatológicos sobre la piel.

También puedes consultar: Comer en cantidad desactiva la saciedad del cuerpo

¿Cómo afecta la obesidad a tu piel?
  • Acantosis nigricans. Este padecimiento se distingue porque la piel comienza a lucir más gruesa y oscura en zonas como los nudillos, codos, rodillas y cuello.

Los principales razones para presentar acantosis nigricans son la obesidad y por supuesto la diabetes, de hecho, se estima que 75% de los niños con diabetes tipo 2 pueden presentarla.

Para esta condición de la piel no hay tratamiento médico, sin embargo, bajar de peso y controlar los niveles de glucosa resultan las mejores opciones. Obesidad 2

  • Fibromas blandos. Los fibromas blandos son tumores y no verrugas que suelen aparecer generalmente en el cuello, con mayor frecuencia en las personas que padecen sobrepeso.

Estos deben ser retirados por un especialista, pues no existen cremas ni pomadas de venta libre que los puedan retirar.

  • Intertrigo. Es una inflamación en la piel que se da comúnmente en los pliegues cutáneos, pues estas son áreas húmedas y calientes y terminan siendo el escenario perfecto para que habiten bacterias y hongos.

Este tipo de padecimiento se presenta con mayor posibilidad en personas que tienen malos hábitos alimenticios y terminan descuidando el aspecto físico de su cuerpo.

También puedes consultar: Enfermedades que no te dejan bajar de peso

La obesidad y los problemas en la piel

De acuerdo con García Hidalgo, “la acantosis nigricans y los fibromas blandos son marcadores cutáneos de resistencia a la insulina. Cuando tenemos esta resistencia, se aumenta la circulación y se está en un estado de hiperinsulinismo, lo cual favorece que se generen factores de crecimiento celular, al estimular el crecimiento celular, se aumenta las capas de la piel y es lo que da pie a la formación del fibroma blando y la acantosis nigricans”.

También puedes consultar: Padres obesos influyen en desarrollo de los hijos

 

Fuente: Diabetes

0 235

Redacción A Tu Salud

Investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, en Baltimore, Estados Unidos, realizaron hace poco un estudio para determinar la relación que existe entre los padres obesos y el desarrollo mental infantil.

La investigación, en la que participaron más de cinco mil madres, arrojó que los hijos de aquellas con índice de masa corporal superior a 30, presentaron una mayor dificultad para realizar movimientos motores.

También puedes consultar: Polimorfismos genéticos: Involucrados en la obesidad

Dicho análisis, que consideró a niños de entre cuatro meses y tres años de edad, allí se detalló la poca capacidad de los infantes para controlar músculos de manos y dedos.

En esta oportunidad también se incluyeron los datos paternos, a diferencia de otras investigaciones que solo contemplaban a las madres.Padres obesos

Padres obesos: Los grandes culpables

La autora del estudio, Edwina Yeung, refirió que solo consideraban el peso de las madres antes, durante y después del embarazo. Ahora al tomar en cuenta el peso de los padres, se determinó que éste también puede influir en el desarrollo de los niños.

También se observó que cuando los padres son obesos sus hijos también mostrarían una mayor dificultad para la resolución de problemas.

También puedes consultar: Dormir mal afecta la flora intestinal y causa obesidad

Sin embargo, afirmó que los científicos aún desconocen los mecanismos que producen estas alteraciones en el desarrollo mental infantil, aunque detalló que según algunos estudios la obesidad durante el embarazo puede inducir una respuesta inflamatoria que afecta al cerebro del feto.

En ese sentido, expuso que la acumulación de ácidos grasos y el aumento del volumen de los adipocitos provoca la activación de las células del sistema inmunitario, aunado a que podrían secretar citocinas proinflamatorias que aumentarían su concentración en el flujo sanguíneo de la madre y el bebé.

También puedes consultar: Enfermedades que no te dejan bajar de peso

Fuente: El Sol de México

0 185

Según el informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina que fue publicado por la OMS esta semana, Chile es el país de América Latina que tiene mayor prevalencia de sobrepeso en personas adultas.

Chile tiene un porcentaje de sobrepeso en adultos mayores de 18 años de 63% Le siguen de cerca Venezuela con un 62,3% y Uruguay con 61,7% , según revela el informe.

Lea también: ¿Un virus contagia la obesidad?

La representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Chile, Eve Crowley, declaró que “el crecimiento económico además del aumento de la urbanización y los ingresos medios de las personas, junto con la integración a los mercados internacionales han reducido el consumo de preparaciones tradicionales y aumentado drásticamente el consumo de productos ultra procesados”.

La OMS define la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es calculando el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. Ambos se consideran factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");