Domingo 30 Abril 2017
Tags Posts tagged with "Parejas"

Parejas

Por: Diana Aponte

¿Tú y tu pareja llevan más de un año intentando agrandar la familia con un segundo bebé? ¿Tienen más de doce meses sin tomar pastillas anticonceptivas, y aun así la llegada de un nuevo miembro no sucede? Es posible que estén atravesando por una infertilidad secundaria y no lo sepan.

Una pareja se considera fértil cuando ha logrado un embarazo. Sin embargo, ser padres no es sinónimo de fertilidad permanente; es decir, luego de un primer embarazo es probable que la siguiente búsqueda no llegue tan fácilmente. A esto se le conoce como “infertilidad secundaria”.

Lea también: ¿Dolor de cuello? Olvídalo con estos remedios caseros

Principales causas

El médico obstetra Luis Burgos, asegura que esta infertilidad tiene tres clasificaciones: “femenina, masculina o mixta”, por lo tanto los tratamiento son totalmente diferentes entre hombre y mujer.

Desde el punto de vista de la mujer, las causas principales que pueden conducir a una infertilidad secundaria son problemas femeninos, hormonales, ováricos y de ovulación, tubáricos o endometriales, problemas vaginales y uterinos, más causas genéticas. Asimismo el sobrepeso y la obesidad suelen ser causas asociadas comúnmente a este trastorno.

“Desde el punto de vista de los varones es muy rara la infertilidad secundaria, sin embargo, una de las causas más usuales es la presencia de varicocele”, aseguró el especialista.

Acotó que “los hombres entre los 17 y 25 años que sufren varicolece pueden embarazar con mayor facilidad, que aquellos que pasan los 30 años y buscan un segundo o más bebés se dan cuenta que no pueden embarazar; por lo que hay que practicarles ciertos estudios para determinar si sufre o no de varicocele”.

Lea también: Obesidad Infantil: un problema de salud que se puede evitar (video)

El reloj biológico tiene su papel

Para el experto es importante -y hace hincapié- que las parejas conciban antes de los 37 o 38 años, debido a que “la capacidad de embarazo en la mujer empieza a disminuir a partir de los 35 años. Es por eso también que si la mujer queda rápido embarazada la primera vez y no a la segunda, hay que revisar inmediatamente para que pueda ser fecundada nuevamente”, afirmó.

Ante la sospecha de una infertilidad secundaria lo más importante es acudir al médico y ser consecuente. “Hay parejas que pueden pasar hasta 20 años buscando el segundo o tercer hijo, pero vienen a consultar una vez y no regresan sino hasta 3 años después y así sucesivamente. Esto es un problema que debe ser tratado al momento si el deseo es ampliar la familia”, agregó el especialista en fertilidad.

Lea también: Consejos para no perder la motivación de estar en forma

Una vez ya se está en control lo primero será realizarse una serie de exámenes para determinar causas y posibles tratamientos. En el caso de las mujeres un estudio hormonal basal (FSH, LH, estradiol y hormona mulleriana) para conocer el nivel de producción hormonal, ecografía transvaginal para ver el estado del útero y ovarios, cultivo de secreción endometrial para descartar infecciones intrauterinas, estudios para descartar infecciones virales crónicas como rubeola, clamidia; más un análisis de la glándula tiroides. También estudios como la histerosalpingografía para ver la calidad de las trompas (HSG). Mientras que en el caso de los hombres bastará con un espermatograma computarizado para evaluar la cantidad, calidad y normalidad del semen.

La infertilidad causa estrés

Por otra parte el obstetra aseguró que “el estrés no causa infertilidad, sino al contrario, la infertilidad causa estrés” por lo que es importante, en especial en el caso de las féminas, saber canalizar de manera adecuada estas cargas emocionales.

“Puede terminar en una anovulación, que la mujer empiece a cambiar sus hábitos alimenticios y de ejercicio, con eso viene un sobrepeso, y todo por una conducta de estrés”.

A la hora de tratar este tipo de trastorno es fundamental conocer que no solo el ginecobstreta es el indicado para tratar la infertilidad,  sino que es todo un equipo de especialistas.  

“En estos casos contamos con el apoyo de varios especialistas como un endocrinólogo experto en reproducción infertilidad y menopausia, un urólogo más  otra persona miembro del equipo, que es un psicólogo clínico especializado en el área”, concluyo el doctor.

Lea también:  Consejos de Harvard para que las compras sean perfectas

Aquellas parejas que deseen contactar al Dr. Luis Burgos, para temas de infertilidad pueden hacerlo a través del número 0212-285571 en el Instituto Médico La Floresta o al 0212-9857930 en el Instituto Avicena. También pueden visitar su sitio web www.genesisfertilidad.com o Redes sociales Facebook Genesis Ginecología y Fertilidad y Twitter @GENESISVE

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

Un estudio realizado por Ronnie Sebro y Gina Peloso (Universidad de Pensilvania), Josée Dupuis (Escuela Universitaria de Salud Pública de Boston) y Neil Risch (Universidad de California) halló que sus participantes tendían a escoger como cónyuges a personas que compartían sus mismos antepasados; aunque notaron que esa tendencia ha ido disminuyendo con el pasar del tiempo. Dicha investigación fue publicada en la revista especializada PLOS Genetic.

El proyecto inició en 1948 por el Instituto Nacional del Corazón de Estados Unidos y hasta la fecha cuenta con el apoyo da la Universidad de Boston, que busca profundizar el conocimiento de las enfermedades cardiovasculares en esa región del país.

Lea también: Costumbres que tienen las parejas felices

Sebro, Dupuis y Risch aprovecharon el genoma de los participantes del estudio para caracterizar su ascendencia genética.


“Hemos conducido el primer análisis multigeneracional de los patrones de unión para una población estadounidense, basados en los participantes del FHS”, señalaron los investigadores.

El estudio contó con la participación de más de 8.000 personas. De las cuales 962 pertenecían a la primera generación, 3.576 a la segunda y 3.872 a la tercera con sus respectivos cónyuges.

De acuerdo con expertos, este tipo de estudios es importante porque ayuda a la compresión de la estructura genética de poblaciones específicas, lo cual es clave en los estudios genómicos.

Hallazgos

“Nuestros hallazgos son significativos por una variedad de razones: reflejan los patrones demográficos que han ocurrido en los últimos 60 años y revelan cambios en esos patrones a lo largo del tiempo; documenta las implicaciones genéticas de los patrones de uniones y sus cambios en el transcurso del tiempo; y provee una advertencia sobre las suposiciones potencialmente simplistas en el planteamiento de modelos genéticos de poblaciones humanas” aseguraron.

“Al examinar las parejas de cónyuges, se observó que los individuos de ascendencia del noroccidente y sur de Europa y asquenazí escogieron con preferencia cónyuges de la misma ascendencia, sin embargo, el grado de endogamia disminuyó en cada generación sucesiva, especialmente entre los europeos del noroccidente y del sur” indicó el estudio.

Sebro, Dupuis y Risch, afirmaron que las preferencias a la hora de escoger una pareja reflejaban varios factores entre los que se incluyen: la demografía, la clase social, la nacionalidad, etnia, religión, rasgos antropométricos como altura, peso  y características del comportamiento.

Los hallazgos confirmaron la fuerte endogamia que existió en Framingham antes de la Segunda Guerra Mundial.

“Esos patrones podrían también reflejar características del vecindario y la tendencia a que las uniones ocurrieran localmente. Uniones entre participantes con ascendencia del noroccidente y del sur de Europa no eran relativamente comunes en la población original, pero aumentó en las generaciones subsecuentes” acotaron.

Los investigadores están dispuestos a profundizar este estudio a otros grupos de la población americana así como de otros países.
Sistema inmunológico

No es la primera vez que se realiza un estudio para comprender cómo escogemos a nuestras parejas. En 2016. Otra investigación determinó que nuestro sistema inmunológico desempeña un papel importante a la hora de escoger pareja sexual.

Una investigación publicada en Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, concluyó que buscamos parejas sexuales con un antígeno leucocitario (HLA) humano muy distinto al nuestro.

Este sistema se le conoce también como complejo mayor de histocompatibilidad (MHC), y permite a nuestro cuerpo diferenciar entre nuestras células y células peligrosas como virus o bacterias, es decir, es la piedra angular sobre la que nuestro organismo desarrolla su sistema de defensa.

Entonces, aunque suene curioso, la atracción de nuestros cuerpos está en relación directa con los anticuerpos de la otra persona.


El HLA “se relaciona con nuestra sexualidad y con nuestro deseo de procrear”, indicó el estudio en el que analizó la conducta sexual de 254 parejas.

Lo que descubrieron es que mientras mayor era la diferencia entre sus antígenos leucocitarios, el deseo no solamente parecía mayor sino también la satisfacción sexual.

La razón tiene que ver con la supervivencia de la especie. Los investigadores encontraron que las parejas (o animales) con un HLA distinto “incrementan la posibilidad de que su descendencia tenga resistencia a un número mayor de enfermedades”.

Lea también: Aprende a conversar sobre sexualidad con tu pareja

Con información de bbc

Libro: La Distorsión del Amor

El libro de la psiquiatra Rebeca Jiménez, titulado La distorsión del amor, fue escrito tras treinta años de ejercicio psicoterapéutico; en los que la doctora ha compartido con miles de pacientes, el sufrimiento que, en una alarmante porción de la sociedad, hunde a las parejas.

Con La distorsión del amor, Jiménez logra develar las claves que nos arrastran a malograr el más importante sentimiento de nuestra vida, a la vez que nos enseña con argumentos y verdades cómo rescatarlo.

Lea también: Libro: La felicidad es el camino, no la meta

Casos estremecedores

La distorsión del amor está diseñado por la periodista Idanis Pozo. Recorrer los seis capítulos y la narración de tres casos estremecedores, se convierte en la oportunidad de comprender y empezar a sanar descubriendo; pero con método, con tino, porque esta estructura puesta en blanco y negro une la experiencia al conocimiento de las ciencias ampliadas para llevarnos a “caer en la cuenta”.

La Distorsión del Amor
Rebeca Jiménez. Foto referencial

La secuencia del libro revisa los flancos donde se gesta el “amor” equivocado: El miedo disfrazado de amor (La misma brújula, todos perdidos); El “amor negativo”, heridas y perdón; El camino hacia la infidelidad. Celos, el lado obscuro del amor; Dependencia emocional; Violencia… el lado olvidado por la luz y; La multidimensión del amor de pareja.

Lea también: Libro: Trece preguntas al amor

Habla la autora

“Sí podemos resolver este complejo patrón de evolución”, asegura la psiquiatra “porque el diagnóstico claro de la ‘patología del amor’ me permitió prevenir a muchas relaciones de pareja con guiones intensos y trágicos, lanzados ciegos al deterioro de sus vidas”. Indagando con ellas pudo ver remotas razones y carencias, sumadas en cada etapa de la vida, junto a la fuerza de los modelos antiamor heredados y replicados inconscientemente. Así determinó ese torrentoso caudal en contracorriente que ha desviado al amor de su esencia y trascendencia para casi ahogarlo.

La distorsión del amor corre un telón para reabrirnos los ojos ante la “arquitectura” original del sentimiento unificador de la vida, levantado sobre una “falla geológica” que invadió en las personas todo lo consciente e inconsciente, construyendo un piso impermanente bajo sus pies.

Lea también: Libro: A veces cupido tiene mala puntería 

La distorsión del amor
Libro La distorsión del amor. Foto referencial

El libro hace un recorrido indispensable por las fuentes del saber psicológico clásico y las renovadas, como la neurociencia, la física cuántica, las constelaciones familiares, y aportes distintos de visiones espirituales, que permiten identificar las raíces del dolor y el camino posible para cicatrizarlo y alcanzar incluso la autorrealización.

“La vida es imposible sin la opor­tunidad de vivirla dentro de la energía del amor. Intentemos primero observar la realidad y desde allí hacer el cambio. La verdad siempre está disponible para quien quiera encontrarse con ella”, señala Rebeca Jiménez.

Miranda Kerr, la supermodelo australiana de 33 años y reconocida por ser uno de los Ángeles de Victoria´s Secret hasta 2013, concedió una entrevista a The Time en la que reveló que desde hace casi dos año no mantiene relaciones sexuales con su prometido y futuro esposo, Evan Spiegel, fundador de la red social Snapchat.

Así respondió Kerr a la pregunta del periodista de la mencionada publicación sobre cuáles eran sus métodos anticonceptivos. La modelo aseguró que no usaba ninguno y seguidamente agregó que no buscaba un embarazo. “Todavía no. No hasta después del matrimonio. Simplemente estamos esperando”, destacó.

Lea también: Consejos para mejorar el sexo con tu pareja

“Es muy tradicional” se refirió Kerr al multimillonario, quien en junio de 2016 le pidió matrimonio a la top model.

“Yo no me lo esperaba, me dijo “Miranda, te lo estoy diciendo ahora. Esta es la primera y la última vez que voy a arrodillarme delante de ti”, relató Miranda, que el día de la proposición de matrimonio por Spiegel. Él estaba “terriblemente nervioso y emocionado, temblando de felicidad”.

Recordando a un ángel de Victoria´s Secret

Esta sería la segunda vez que Miranda Kerr contraería matrimonio. Recordemos que desde 2010 hasta 2013 estuvo casada con el también actor britanico, Orlando Bloom, reconocido por sus actuación en Piratas del Caribe y El señor de los Anillos entre otros films y con quien tuvo un hijo, Flynn Bloom, de 6 años.

Lea también: Ángeles de Victoria’s Secret: Maquíllate como ellas

Con información de Oki Diario, Info Bae

Equipo de Redacción A Tu Salud

parejas felices

Se dice que las parejas son felices cuando consiguen conservar la esencia, el amor y las buenas costumbres a pesar de las dificultades.

Si bien no hay una fórmula mágica para conservar la felicidad en la pareja, Mark Goulston, psiquiatra, consultor y conferencista internacional, expresó a la revista científica Psychology Today, cuáles son las costumbres que tienen las parejas felices:

Ir a la cama al mismo tiempo

Cuando la relación está iniciando, es muy normal que ambos sientan ansiedad por ir a la cama juntos y compartir ese momento especial. Conservar este hábito a pesar de que pasen los años y la rutina, es uno de los secretos para fortalecer la relación y mantener la felicidad. Goulston propone que el diálogo y el roce de la piel que se produce cuando ambos van juntos a la cama ayudan a mejorar la comunicación en pareja y no perder el deseo sexual.

Cultivar intereses comunes

A medida que la pareja se conoce, se va notando que tal vez tienen pocos intereses en común. Pero lejos de ser un motivo para separarse, esta puede ser la oportunidad para iniciar a hacer actividades juntos y salir de la rutina. Sin embargo, es importante seguir respetando los gustos del otro y permitirse mantener esos espacios individuales.

Lea también: ¿Sabías que el enamoramiento solo dura tres años?

parejas felices
Foto referencial
Caminar de la mano

Aunque muchas veces no se tiene en cuenta, a través de las manos se puede establecer una conexión única con la otra persona. El contacto de las manos causa sensaciones placenteras, por eso la sugerencia de Goulston es ir siempre de la mano.

Confiar y perdonar

La unión de las parejas se puede ver afectada por los desacuerdos, las discusiones, las peleas, los malos entendidos, los enojos y todas esas cosas que en un primer momento consideran que no tienen solución.

Para no dejar que esto perturbe la felicidad de ambos, es trascendental aprender a dialogar y a controlar los sentimientos negativos antes de lanzar palabras ofensivas o hacer algo que en realidad no se quiere.

La recomendación es no desgastarse. Aunque puede ser más difícil, es mejor aprender a perdonar y confiar mutuamente. Estos dos ingredientes son el fundamento de las relaciones duraderas.

Centrarse en las cualidades de la pareja

Destacar los defectos de la pareja no es nada saludable y lo único que hace es arruinar la relación.
Es muy importante hacer hincapié en las cualidades de la pareja y tratar de resaltarlas cuantas veces sea posible. Al buscar solo las cosas buenas, la relación se llena de energías positivas y aleja las peleas.

Lea además: El amor y la gastronomía

parejas felices
Foto referencial
Abrazarse al reencontrarse

El poder de los abrazos es increíble y más aún cuando son en pareja. Según el experto, “la piel tiene memoria de buenas caricias” (amor), “malas caricias” (abuso) y “sin caricias” (descuido)”. Como es de suponer, en las relaciones felices prevalecen las “buenas caricias” y están presentes, por ejemplo, luego de un agotador día de trabajo, algunos días de ausencia o en un momento repentino.

Decir “te amo” y “buenos días” cada mañana

Para comenzar el día de la mejor manera y cultivar valores como la paciencia, el respeto y el afecto, nada mejor que repetir estas dos frases todas las mañanas. No todo se debe manifestar con hechos; el poder de la palabra también fortalece, da ánimo y renueva los votos una y otra vez.

Dar las buenas noches

Las “buenas noches” son un broche para terminar el día de la mejor manera, manifestando que se desea lo mejor para el otro. Así que,  a pesar de las dificultades del día, del cansancio o los posibles problemas que se hayan tenido en la jornada, no olvides nunca decir buenas noches.

Llamar durante el día

Sin ánimo de volver las llamadas o los mensajes de texto una forma de “control” sobre la pareja, el especialista revela que es un hábito que protege la complicidad y conexión cuando ambos no pueden verse físicamente, es el contacto a través de los dispositivos electrónicos que se posean.

Sentirse orgullosos de ser vistos como pareja

Las parejas felices suelen manifestar su amor en el ámbito social y cuando se encuentran en público. Sin llegar a desagradar a las personas que los rodean, las parejas suelen tomarse de la mano, darse un beso, compartir un abrazo o dedicarse cualquier muestra de cariño para expresar que hay una conexión muy especial entre ambos.

Con información de mejorconsalud

Equipo de Redacción A Tu Salud

Para todas aquellas que desean no caer en la rutina sexual e intentar cosas nuevas y excitantes, es importante conocer cuáles son los juguetes eróticos más populares. Así podrán recurrir al uso de algunos de estos artículos sexuales disponibles en el mercado.

Vibradores

Uno de los juguetes eróticos predilectos por las mujeres son los vibradores. Se utilizan principalmente para obtener la propia excitación, pero también la de sus parejas. Los hay de diferentes formas, tipos e intensidad. Busca el que más se adapte a tus necesidades.

juguetes-sexuales-a-tu-salud

También puedes consultar: Robots dispuestos a revolucionar la sexualidad

Bolas chinas

No pueden faltar en la lista las famosas bolas chinas. Se trata de dos pequeñas bolitas que tienen una esfera más pequeña en su interior. Los expertos aseguran que introducir estas bolas en la vagina produce un gran placer. Ademas, ayudan a fortalecer los músculos de la zona genital, por lo que las relaciones sexuales serán más placenteras.

Funda para pene

Aunque es para los hombres, figura entre las preferidas de las mujeres por el placer sexual que proporciona. La funda para pene, es un artículo sexual que ayuda a retardar el momento de la eyaculación y disfrutar de relaciones sexuales mucho más duraderas. Además, la mujer sentirá un placer extra gracias a la textura de la funda y a la temperatura fresca que esta tiene.

0 1048

Equpo de redacción A Tu Salud

Hay múltiples causas que pueden perturbar las capacidades sexuales de una persona, pero hay 5 en particular -que todos en algún momento sufrimos- que debilitan considerablemente las salud sexual. Todos tienen un componente emocional, así que pon mucha atención para que busques pronta solución:

Autoestima

Según la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (EE.UU.) uno de los elementos que mayor perjuicio causa en la salud sexual de una pareja es que una de sus miembros se sienta poco atrayente sexualmente. El efecto de la gravedad que viene con los años, los partos, una mala alimentación o el aumento de peso pueden transformarse en grandes dificultades para la intimidad. La comunicación en la pareja, es la mejor terapia. Sin embargo, si este problema se ha metido en tu cama, puedes también buscar ayuda profesional para resolverlo.

Problemas de pareja

Los problemas financieros o las disputas por la educación y crianza de los hijos suelen crear mucha tensión entre las parejas. En ocasiones puede establecer un distanciamiento emocional tan grave, que la vida sexual de la pareja prácticamente se anula. Una vez más, la comunicación es la clave. Y si no logran resolver el problema conversando entre ustedes, busquen ayuda de un terapeuta de pareja.

Lea también: 5 libros sobre sexo que tienes que leer

Expectativas

Los especialistas afirman que según nuestras experiencias pasadas, nuestros antecedentes sexuales, la cultura o la religión pueden convertirse en un problema de cara a las relaciones sexuales. La comunicación relativa a la actitud sexual de cada uno igualmente es aquí muy importante.

Ansiedad

El miedo a fracasar, a no estar a la altura, a defraudar a la otra persona en la cama puede, forja un nivel tal de preocupación que verdaderamente mina nuestra salud sexual. Según afirma un estudio los hombres son los que sufren más ansiedad relacionada con el desempeño sexual, en especial, cuando están cerca de cumplir los 50.

Estrés

Otro de los factores que disminuyen la salud sexual de la pareja es el estrés y la fatiga. Nuestro instinto sexual queda relegado a un segundo o tercer plano cuando la sobrecarga de compromisos nos ocasiona un estrés que no somos capaces de soportar. Y este contexto afecta directamente a la relación sexual. Si este es tu caso aprende a practicar la meditación o el yoga que resultan fabulosos para disminuir el estrés.

También puedes consultar: ¿Por qué los hombres duermen luego de tener sexo?

Fuente: muyinteresante

Redacción A Tu Salud

Si un miembro de la pareja siente necesidad excedida de recibir amor del otro, o su vida gira por completo en torno a esa persona, se podría aseverar que la relación es más bien de dependencia.

¿Dónde está el límite entre amar y depender? ¿Cuáles son las señales de que la relación no es lo todo equilibrada que cabría esperar?

A continuación se darán las respuestas a estas y otras interrogantes relacionadas

¿Amor o necesidad? ¿Cuál es la diferencia entre amar y depender? Para Anna Ferre Giménez, psicóloga y terapeuta, en una relación fundada en el amor, “dos personas están juntas por el placer de compartir con el otro aquello que cada uno es y que le hace sentir bien consigo mismo, no para que el otro le proporcione lo que uno siente que le falta en su vida”.

No obstante, la dependencia aparece del miedo a no valer suficiente, no poder vivir solo, estar incompleto, morir si el otro se va… Este apego patológico crea relaciones desequilibradas, conflictivas o superficiales en las que no es viable desarrollar el potencial personal creativo. “

A veces, aunque menos conocido, una persona dependiente se muestra segura, pero, en realidad, bajo esa falsa apariencia de seguridad, es incapaz de sentir amor e intimidad, de relacionarse desde un plano de igualdad con el otro”, explica la psicóloga.

Hay grados de dependencia y es esencial que uno descubra cómo le afecta un tipo de relación así en su vida y de qué modo imposibilita un desarrollo personal sano.emocional

También puedes consultar: Emociones son parte importante para tu corazón 

¿Existe un perfil de dependiente emocional?

Hay quienes poseen más propensión a sobrellevar relaciones de pareja de dependencia. “Sin duda, las personas emocionalmente más frágiles”, detalla la experta.

Entre estas se hallan las que han vivido una infancia dificultosa, con ausencia física o emocional de los progenitores, o que han poseído una relación de pareja dañina; en definitiva, con carencias emocionales.

Si la infancia uno no se ha sentido seguro con el entorno encargado de protegerlo, se hace complicado madurar y ser sujetos independientes de una forma saludable. Entonces se despliegan estrategias para conseguir amor (o para huir del dolor) que se conservan a lo largo del crecimiento y en la edad adulta.

Un patrón establecido en el miedo desde la infancia se repite de forma inconsciente y de forma automática en la vida adulta: “establezco relaciones de pareja en las que me comporto de forma sumisa, algo que traslado a otros ámbitos como el trabajo… Es decir, obedezco a cambio de no tener conflicto”, manifiesta la psicóloga, a modo de ejemplo.

Estas situaciones, en algunos casos, son adaptativas y beneficiosas, pero otras, es el primer paso para no colocar límites y permitir abusos.

Aunque, la experta aclara que ante una misma situación de desamparo o de heridas emocionales, distintas personas desarrollan estrategias diferentes, según el tipo de carácter. Por eso en una relación de dependencia emocional, los dos miembros de la pareja son “codependientes”: ninguno de los dos puede dar o recibir amor.

“Se tiende a definir como dependiente al miembro de la pareja que muestra más fragilidad, sin embargo, el sujeto tenido como ‘fuerte’ también necesita del miembro débil para mantener esta relación basada en el poder o el miedo, en lugar de en el amor como sería deseable”, afirma la especialista.

Recurrir a un psicólogo o un terapeuta

El primer paso y, por seguro, el más difícil, es admitir que uno tiene una relación de dependencia emocional. A veces, la persona precisará acudir a un profesional psicólogo o terapeuta para que le ayude a tomar conciencia del contexto, del sufrimiento evitable, y le ayude a ver las heridas y curarlas.

psicologo-sabadell

Síntomas de alarma

Algunas frases o creencias pueden indicar que se está ante una relación de apego patológico:

  • “Necesito a un hombre / a una mujer en mi vida para sentirme bien”, “sin ti no soy nada”: la pareja es lo más significativo en la vida de la persona, más que uno mismo. Revela una baja autoestima.
  • “¿Dónde estás, con quién estás, qué haces, qué piensas?”: ambición de afecto constante y de contacto ininterrumpido, por ejemplo, estar juntos o en contacto a través de móvil todo el tiempo posible, de forma adictiva.
  • “Con lo bien que estamos juntos, no necesitamos a nadie más”: tendencia a que la relación sea exclusiva. Los amigos desaparecen y se crea una especie de burbuja de dos.
  • “Lo que tú digas, cariño”, “lo que yo te diga, cariño”: la pareja se relaciona por medio de poder-miedo, uno somete y el otro es sumiso. Esto puede inclusive ser aceptado tácitamente, sin que sea cuestionado.
  • “Por favor, no te vayas, cambiaré, si me dejas me muero”: miedo a la soledad y, por tanto, el abandono o el rechazo de la pareja se vive como una catástrofe, como dejar de existir. A menudo este tipo de relaciones se fragmentan y se recomponen de modo continuo.
  • “Tengo mucha mala suerte, siempre me encuentro con el mismo tipo de hombres/mujeres”: muchas relaciones con parejas de un mismo perfil. Tras la ruptura hay resentimiento o desprecio hacia el otro miembro de la pareja.

También puedes consultar:  Aprende a entender las emociones 

Fuente: 20minutos

0 1369

Redacción A Tu Salud

Es un tipo de sexualidad diferente, que se centra en estar atento a todo lo que se siente al realizar el acto sexual, principalmente con el sentido del tacto y la respiración. Durante el sexo tántrico se incluyen los masajes de cuerpo completo, se debe aprender sobre los centros de placer de la pareja y además incluir nuevas formas de relacionamiento en la cama.

También puedes consultar: ¿Cómo manejar la sexualidad en mujeres con cáncer de mama?

La comunicación sexual correcta entre la pareja también es muy importante, no solo en la cama sino fuera de ella. Durante el sexo tántrico, se busca la unión de la pareja de muchas maneras, de manera que se retrase el punto máximo de placer. Es decir, el sexo tántrico es un medio y no una meta.

También puedes consultar: ¿Qué es el Síndrome de Excitación Sexual Persistente?

Antes de realizar este tipo de sexo, es importante que hayan intercambios de placer erótico con la pareja, que permitan crear una conexión íntima. Recuerda que la idea es conseguir un éxtasis sexual el mayor tiempo posible.

También puedes consultar: Estos son los síntomas del Síndrome de Enfermedad Postorgásmica

Algunos famosos que admiten practicar este tipo de unión con sus parejas son Jessica Simpson, Carlos Baute, Scarlett Johansson, Sting y Hugh Jackman.

También puedes consultar: Zoofilia: Una practica que provoca cáncer de pene

Tips para realizar el sexo tántrico 
  • Hacer todo con lentitud.
  • Armonizar las respiraciones.
  • Tener un espacio privado y agradable para ambos.
  • Hacer contacto visual.

También puedes consultar: Iniciación sexual: cuando las hormonas están a millón

Fuente: Otramedicina.imujer.com

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");