Sábado 24 Junio 2017
Tags Posts tagged with "Sueño"

Sueño

0 58

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

Para muchos dormir es una experiencia maravillosa y llena de mucho placer, debido a que en esas horas su cuerpo y mente se están preparando y reponiendo energías para arrancar con una nueva jornada. Sin embargo, para otro grupo de la población conciliar el sueño puede significar un verdadero tormento por estar atravesando el síndrome de Kleine-Levin.

Las personas que sufren este de este trastorno, que está relacionado con la hipersomnia, pueden dormir hasta 20 horas al día; limitando de cierto modo su vida y tiempo. Además, tienen a presentar cambios en su estado de ánimo así como variar su comportamiento en las pocas horas que se mantienen con los ojos abiertos.

Lea también: Síndrome de ovarios poliquísticos en adolecentes

El síndrome de la bella durmiente

Este síndrome es también conocido como la princesa de Disney, “la bella durmiente”, por su franca alegoría a dormir demasiado.

El síndrome de Kleine Levin es un trastorno de origen neurológico que se caracteriza por la presencia de episodios de una profunda hipersomnia. Asimismo quienes lo padecen presentan alteraciones cognitivas y conductuales. La memoria y la capacidad de raciocinio y de juicio también pueden verse alteradas, así como es frecuente observar enlentecimiento físico y mental, más fatiga.

En el período en el que está despierta la persona con síndrome de Kleine-Levin manifiesta una conducta desinhibida e incluso compulsiva, con hiperfagia e hipersexualidad, y una actitud entre infantil y agresiva.

Es un trastorno que tiende aparecer más en la población masculina en su etapa de la adolescencia cosa que les provoca una severa incapacidad en los períodos de tiempo en el que se presentan los síntomas. Dichos períodos pueden durar días o semanas, varias veces al año. No obstante, una vez el afectado culmine estos episodios, su comportamiento y cantidad de sueño vuelve a su normalidad.

Lea también: Ahogamiento en seco cobró la vida de un niño de 4 años

Una causa desconocida

Las causas sobre este trastorno neurológico aún son desconocidas, aunque se asocia con la presencia de alteraciones en el funcionamiento del hipotálamo y del conjunto del sistema límbico. Asimismo con otras estructuras subcorticales vinculadas a la regulación de las emociones y del sueño.

Investigadores creen que una posible influencia genética pudiera explicar el fenómeno, pero aunque se ha hallado que en algunas ocasiones existen varios casos en la misma familia, no hay evidencias que lo confirmen. También se ha especulado que pueda deberse a traumatismo craneal, enfermedades médicas infecciosas o estrés severo.

Tratamiento del síndrome de Kleine-Levin

El síndrome de Kleine-Levin no tiene una etiología clara, de manera que resulta complicado realizar un tratamiento curativo. El tratamiento que se aplica ante la presencia de este trastorno suele centrarse en la sintomatología.

Como ocurre con otras hipersomnias, se han empleado a menudo diversos psicofármacos para controlar los síntomas. La utilización de estimulantes puede favorecer un aumento de la actividad de los sujetos y reducir los episodios de sueño en duración y frecuencia, si bien por otra parte puede perjudicar la presencia de actuaciones impulsivas y alucinaciones. También los antipsicóticos se han empleado para manejar las alteraciones conductuales, así como antidepresivos, imapramina, eutimizantes y anticonvulsivos.

Por fortuna para los que la padecen, aunque el síndrome es recidivante en la mayoría de los casos Kleine-Levin tiende a desaparecer con el correr de los años.

Lea también: Reconoce si tu hijo sufre el síndrome de apneas del sueño

Con información de psicologiaymente.net

0 99

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

Un experto de la seguridad del tráfico de Estados Unidos indica que al menos uno de cada cinco accidentes automovilísticos letales estaría implicado la conducción con somnolencia. De ahí la importancia de reconocer si se tiene sueño antes de poner las manos al volante.

Benjamin McManus, médico y candidato doctoral en la Universidad de Alabama, en Birmingham aseguró que “en comparación con los conductores que reportan que normalmente duermen siete o más horas por noche, los que reportan que normalmente solo duermen de cuatro a cinco horas por noche, tienen 5.4 veces más probabilidades de estar implicados en un accidente”.

Lea también: Tips para lidiar con un paciente con Trastorno de Ansiedad

Señales de sueño al conducir

“La conducción con somnolencia puede considerarse una forma de conducción distraída. Como los conductores distraídos, los recursos [mentales] se desvían de la tarea de conducir en los conductores somnolientos”, afirmó McManus a través de un comunicado de prensa de la universidad.

Las señales de sueño al conducir incluyen un aumento en el parpadeo, una mayor duración del parpadeo, un movimiento ocular más lento, virajes bruscos, una reducción en el tiempo de reacción, y una mala toma de decisiones.

Quedarse dormido al estar detenido en el tráfico o en un semáforo son señales indiscutibles de que se está demasiado agotado para conducir.

Recomendaciones a tomar en cuenta

“Reconocer las señales es el primer paso en la prevención”, comentó el médico. También sugirió que es válido probar distintas técnicas que ayuden a mantenerse despiertos.

Estas técnicas o recomendaciones incluyen parar y tomar una siesta, beber una bebida con cafeína, mejorar la alerta encendiendo la radio, abrir una ventana o hablar con los pasajeros.

Aunque esas acciones pueden ayudar, no necesariamente son soluciones perfectas, apuntó McManus.

“Dejar de conducir para tomar una siesta podría ser la mejor de estas contramedidas comunes, dado que se ha mostrado que las siestas reducen los impedimentos para conducir en tales situaciones”, expresó McManus.

“La investigación nos dice que, como complemento del sueño, las siestas pueden ser efectivas para mantener la atención sostenida, el aprendizaje y la memoria”.

Según McManus, la investigación muestra que un mínimo de siete horas de sueño se asocia con una conducción segura. Sin embargo, muchas personas no logran dormir tanto.

Lea también:  Vida sexual en tiempos de crisis

Un cambio cultural respecto a la importancia del sueño podría tener el mayor impacto. Actualmente, tendemos a considerar al sueño como una de las primeras cosas a sacrificar al enfrentarnos a unas fechas límites inminentes o a unos horarios apretados. Reconocer el peligro de la conducción con somnolencia puede ser un paso importante para lograr que todos estemos más seguros en las carreteras”, finalizó.

Con información de medlineplus.gov

Por DA - Equipo de redacción A tu Salud

Dormir es uno de los placeres más amados de la vida. Además de que forma parte de nuestro proceso fisiológico. Y es que los seres humanos, al igual que los seres vivos, necesitamos descansar y recobrar las energías pérdidas durante el día.

El sueño, a pesar de formar parte natural de nuestro ciclo vital, no todo el mundo es capaz de conciliarlo de la manera correcta. Incluso, debido a nuestro actual estilo de vida sufrir de insomnio pareciera convertirse en algo común.

Investigadores de la Universidad Médica de China, en Shenyang, realizaron un estudio con personas que padecen de insomnio y descubrieron que estás poseen un riesgo mucho mayor sufrir un infarto de miocardio o un ictus.

Lea también:  Hernia inguinal en niños un problema que sí se puede tratar (+video)

“Dormir es importante para la recuperación biológica y ‘consume’ cerca de una tercera parte de nuestra vida. Sin embargo, y en las sociedades modernas, cada vez más y más gente se queja de padecer insomnio. Por ejemplo, un estudio reciente ha mostrado que en torno a un 33% de la población general de Alemania padece síntomas de insomnio” explicó la directora de la investigación Qiao He a través de la revista European Journal of Preventive Cardiology.

Sueño cardiovascular

El insomnio se ha definido como una carencia anormal del sueño y la dificultad para conciliarlo en el momento que corresponde dormir. Esta patología afecta negativamente sobre la salud. No obstante, diversos estudios han evaluado la relación entre el insomnio y la enfermedad cardiovascular y ha arrojado resultados inconsistentes y controvertidos.

Los autores llevaron a cabo una revisión de los 15 estudios realizados, para determinar la posible asociación entre los síntomas del insomnio con enfermedades cardiovasculares como: insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio y cardiopatía isquémica. También accidentes cerebrovasculares.

160.798 fue el número total de participantes para dicho estudio. Y durante el periodo de seguimiento promedio en todos estos trabajos, establecido en 29,6 años, se registraron hasta 11.702 episodios cardio y cerebrovasculares.

Los resultados mostraron la dificultad para conciliar el sueño se asoció a un riesgo hasta un 27% mayor de padecer un infarto o un ictus. Un incremento del riesgo que, por su parte, se estableció en un 18% en el caso del sueño no reparador y en el 11% en el de la dificultad para mantenerse dormido. Por el contrario, el despertarse muy temprano por las mañanas no conllevó ningún riesgo sobre la salud cardiovascular.

Los mecanismos subyacentes para esta asociación no son completamente conocidos. Sin embargo, estudios previos han mostrado que el insomnio puede alterar el metabolismo y la actividad endocrina, con lo que provoca un aumento de la activación simpática, eleva la presión sanguínea e incremento los niveles de citoquinas inflamatorias y proinflamatorias. Y es bien conocido que estas situaciones son factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares” afirmó Qiao He

Mayor riesgo femenino

Al parecer este efecto negativo del insomnio es un riesgo mayor para la población femenina así lo refirió He, “dadas las limitaciones de nuestro análisis y a la ausencia de significación estadística entre sexos, no podemos concluir que el insomnio sea más peligroso para las mujeres. Aun así, sabemos que las mujeres son más proclives a padecer insomnio por las diferencias en los genes, las hormonas sexuales, el estrés y la respuesta a este estrés. Así, quizás sería prudente prestar una mayor atención a la higiene del sueño en las mujeres”.

“Los trastornos del sueño son frecuentes en la población general y la salud del sueño debería estar incluida en la evaluación del riesgo clínico. Se requiere una adecuada educación sanitaria para incrementar la concienciación sobre los síntomas del insomnio y sus riesgos potenciales y, así, alentar a las personas con problemas de sueño a buscar ayuda para solucionarlos”, finalizó la directora de la investigación.

Lea tambien: ¿Por qué aumentaron los infartos en mujeres?

Con información de abc

Por VU- Equipo A tu Salud la revista

El doctor Claudio Cárdenas, médico neurólogo, nos comenta sobre los beneficios de dormir bien. Dormir es una función biológica; ni siquiera es humana es una función animal.

El sistema humano funciona bien si se cumple el ciclo del sueño y el ciclo de la vigilia de forma regular; cuando no se hace aparecen las enfermedades.

Dormir bien es significado de gozar de buena salud. A pesar del ritmo frenético de la vida actual, el sueño es una necesidad básica que no debe apartarse, por lo que se puede decir que dormir bien es inevitable ya que el sueño en su cantidad justa aporta cientos de beneficios para la salud y el intelecto.

Escucha la entrevista completa con el Dr. Cárdenas, a continuación:

 

¿Cuáles son las enfermedades que aparecen cuando no dormimos bien?

Dormir menos de siete horas de manera regular a diario aumenta el riesgo de enfermedades cardiometabolicas, como puede ser el riesgo del aumento de la diabetes o el aumento de la obesidad por disminución del metabolismo.

También se tiene riesgo de accidentes automovilisticos y accidentes laborales de importancia; por ello, el Dr. Cardenas comenta que el no dormir bien verdaderamente es un desorden que puede generar bastantes daños a la salud pero afortunadamente es algo que se puede tratar y prevenir.

Lea también: Tratamientos naturales para dormir

Beneficios de dormir bien
  • Mantiene tu corazón saludable
  • Mejora tu memoria
  • Disminuye estrés
  • Controla tu apetito
  • Repara tu cuerpo
  • Comer a la misma hora

El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial); se debe consultar a un médico cuando se tiene insomnio.

Según la duración del problema también puede dividirse en insomnio agudo, si dura menos de 4 semanas; subagudo cuando tiene una duración de entre 4 semanas y 6 meses, o crónico si dura más de 6 meses.

Si desean saber mas información sobre los beneficios que nos aporta el dormir bien, pueden seguir al Dr. Cardenas en @durmiendomejor y @neurocardenas

0 221

Por equipo A Tu salud TV

El ronquido es un problema para la pareja de quien ronca y la apnea del sueño un problema para quien la padece porque la persona se asfixia mientras duerme y por tanto no descansa bien.

En ambos casos, la intervención de un odontólogo protesista puede ayudar. ¿Cómo? El doctor Tomás Seif nos lo indica en el siguiente video, mostrándonos algunas soluciones para este tipo de pacientes.

Lea también: Tips para aquellos que quieren participar en carreras o maratones

Mire el video:

Lea también: ¿Roncas? Atiende estos consejos

Una resaca se refiere a los síntomas desagradables que una persona experimenta después de tomar mucho alcohol. Aunque lo ideal es evitar el consumo excesivo de alcohol, por lo perjudicial que resulta para la salud, en caso de tener una resaca puedes acudir a estos remedios naturales. 

– Paciencia, la recuperación de una resaca regularmente es cuestión de tiempo. La mayoría de las resacas desaparecen al cabo de 24 horas.

– Agua y más agua. El alcohol nos deshidrata, ya que inhabilita la hormona encargada de controlar la eliminación de líquidos.

beber-agua

– Ibuprofeno sí, paracetamol no. En este caso se debería impedir el paracetamol, porque este fármaco hace que el hígado trabaje mucho más y durante la resaca ya está haciendo un esfuerzo extra con la expulsión de los tóxicos de nuestro cuerpo.

Lea también: Remedio natural para los riñones

– Duerme. Descansa todo lo que sea posible, ayudará a que tu cuerpo se recupere de los excesos.

– Suplementos vitamínicos B1, B6, B12 y vitamina C. Estas vitaminas ayudan al metabolismo del alcohol y consigue aliviar el malestar, sin embargo no está demostrado mediante estudios científicos.

– Cuida lo que comes. Ese día tu dieta no debería ser muy grasa para no hacer trabajar de más a tu cuerpo.

Alimentos recomendables cuando tienes resaca

Jengibre: Detiene las náuseas.

jengibrec

Huevos: Ricos en cisteína y vitaminas B.

Frutas, verduras y cereales. Son ricos en vitaminas y ayudan a la recuperación.

web_frutas_big_tp

Las soluciones electrolíticas (bebidas para deportistas) y un caldo pueden ayudar a restablecer el potasio y las sales minerales que se pierden por el consumo de alcohol.

El ejercicio aeróbico moderado, hará que te encuentres mejor ya que ayuda a suprimir toxinas y a mejorar tu estado.

Sobre todo y más importante, nada de alcohol. En contra del pensamiento popular, el alcohol no mejora la resaca, sino que la agrava ya que sigue entrando la sustancia tóxica que produjo sus efectos.

Lea también: ¡Imperdible, ejercicios post-resaca!

Fuente:  Mujerhoy

0 1564

Redacción A Tu Salud

¿Cuántas veces has escuchado que los niños crecen mientras duermes? Efectivamente la calidad del sueño incide en el crecimiento de los niños. La endocrinóloga pediatra, María Esperanza Velásquez, indica que el buen dormir es la clave para que los niños se repongan del acontecer del día y puedan tener un mayor rendimiento en sus actividades psicomotoras.

Descansar apropiadamente

El sueño es de suma importancia para facilitar el aumento de estatura. Se conoce que la secreción de la hormona del crecimiento se incrementa a los 50 o 60 minutos de haberse iniciado el sueño nocturno.

La liberación de esta hormona se produce cada dos horas aproximadamente; si bien son indetectables durante el día, sus picos aumentan durante la noche, sobre todo cuando el sueño es profundo.

Esta hormona incide en el metabolismo de las proteínas, lo cual resulta muy importante durante los primeros años de vida del niño. A medida que entran en la edad adulta va disminuyendo este metabolismo.

Los niños que duermen de forma intranquila, están en desventaja con aquellos que consiguen hacerlo de manera corrida y profunda. Es importante implementar rutinas antes de ir a la cama que ayuden al niño a obtener un sueño profundo. Dormir poco o mal, provoca la pérdida del pico máximo de liberación de la hormona y altera enormemente las funciones del organismo.

No solo la cantidad y la calidad del sueño influyen en la secreción de la hormona, la concentración de azúcar en la sangre, el hambre, el ejercicio, los traumatismos y la fiebre también desempeñan un rol importante.

Lea además: Dormir: Ayuda a tu bebé hacerlo plácidamente

Problemas hormonales

Niños 1

El sueño profundo y tranquilo también tiene un rol importante en el tratamiento de niños diagnosticados con déficit de producción de hormona del crecimiento. La especialista explicó que la terapia busca emular el comportamiento normal del organismo, mediante la aplicación de inyecciones de hormona de crecimiento recombinante antes de dormir.

La hormona del crecimiento recombinante se produce mediante técnicas de ingeniería genética y ha demostrado con su uso ser tan beneficiosa como la producida naturalmente por la hipófisis.

El pico de mayor acción de la hormona del crecimiento se registra de dos a cuatro horas luego de su aplicación, por lo que debe aplicarse justo antes de las horas de descanso.

Lea además: ¿Cuánto deben dormir nuestros hijos?

Diagnóstico oportuno

El análisis y tratamiento del déficit de hormona en la infancia debe estar a cargo de un endocrinólogo pediatra. Ellos son los encargados para determinar la dosificación de la hormona exógena y la duración del tratamiento, tomando en cuenta las características del paciente y la estatura promedio de sus padres, entre otros aspectos.

Con información de Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas

0 1001

Equipo de Redacción A Tu Salud

La sexsomnia es un trastorno del sueño que sucede durante la fase del sueño profundo. Lo padecen tanto hombres como mujeres y es más común entre personas que sufren de sonambulismo o que han pasado por terrores nocturnos, o algo tan simple como hablar dormido.

Durante la sexsomnia es posible que se presente la actividad sexual en conductas como la masturbación, violencia sexual, coito o conductas altamente eróticas. Los especialistas certifican que este trastorno no lo sufre más del 1% de la población, y si bien es más frecuente en los hombres, muchas mujeres también pasan por esta situación.

Las personas que padecen de sexsomnia pueden tener sexo mientras duermen, pero al despertar no recuerdan nada de lo ocurrido, lo que puede ser un grave problema ya que se puede tener relaciones con desconocidos.

Lea también: Trastornos hormonales: ¿Puedo tener un hijo?

Quienes sufren de sexsomnia deben someterse a un tratamiento especializado para curar los trastornos del sueño, ya que puede surgir durante las fases del sueño REM y No REM. Además, es vital buscar ayuda médica y psicológica para descender el nivel de ansiedad y estrés, así como hablar claramente con la pareja para conseguir su apoyo, pues usualmente, quienes padecen este trastorno sufren depresión, vergüenza, ansiedad, problemas de concentración y atención.

También se les recomienda a los pacientes con esta condición se les recomienda no abusar del alcohol ni del tabaco ya que esto empeora el problema.

Este trastorno está admitido por  la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño como una enfermedad. Por lo tanto, lo mejor es informarse del tema, solicitar ayuda médica y realizar un tratamiento apropiado para no tener recaídas.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar: 

Tips para una sexualidad perfecta

Conoce cuáles son los juguetes eróticos preferidos de las mujeres

Según un estudio publicado recientemente en The Journal of Pediatrics, los niños en edad preescolar, que se acuestan a dormir tarde, tienen el doble de riesgo de convertirse en adolescentes obesos.

La investigación fue realizada por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Ohio, Columbus (Estados Unidos).

La directora del estudio, la doctora Sarah Anderson, señala que este hallazgo refuerza la importancia que tiene para los padres el establecimiento de una rutina para que sus hijos se vayan a la cama. “Se trata de una medida concreta que pueden adoptar las familias para reducir el riesgo de obesidad de sus hijos y que, probablemente, tenga efectos positivos tanto sobre su comportamiento como sobre su desarrollo social, emocional y cognitivo”.

sueño-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: Obesidad infantil, genuina crisis de salud pública

Adolescentes obesos

Para llevar a cabo el estudio, los autores analizaron los hábitos de sueño de 977 niños con una edad próxima a los 4,5 años. Luego evaluaron su índice de masa corporal (IMC) cuando ya habían llegado a la adolescencia.

En función de los hábitos de sueño de los participantes, los investigadores distinguieron entre tres horarios en los que los niños se iban a la cama: antes de las ocho de la noche, entre las ocho y las nueve, y más allá de las nueve.

Los resultados mostraron que solo un 10% de los adolescentes que se acostaban antes de las ocho de la tarde, cuando aún tenían una corta edad, acabaron desarrollando obesidad. Subió hasta un 16% en el caso de los adolescentes que, siendo pequeños, se iban a la cama entre las ocho y las nueve. Y ya en el caso de los que se acostaban tarde, mientras estaban en edad preescolar, el riesgo de obesidad se elevó hasta un 23%

Es decir, comparados frente a aquellos que se acuestan antes de las ocho, los menores de corta edad que se van a la cama más tarde de las nueve tienen más del doble de probabilidad de convertirse en adolescentes obesos.

Como concluye la doctora Anderson, “es cierto que el irse a la cama antes no asegura que el niño vaya a caer inmediatamente en un sueño profundo. Pero de la misma manera, el establecimiento de una rutina consistente a la hora de acostarse aumenta la probabilidad de que el niño duerma la cantidad de horas necesarias para llevar a cabo su mejor rendimiento”.

Fuente: The Journal of Pediatrics

0 1005

Equipo de Redacción A Tu Salud

turnos laborales
Foto referencial

Trabajar de noche y durante los fines de semana envejece prematuramente el cerebro y afecta la habilidad intelectual de las personas, de acuerdo con un estudio anglo-francés. 

Aunque se registró una recuperación luego de que los trabajadores dejaron los horarios nocturnos, según dicho estudio, debieron transcurrir cinco años para que sus cerebros lograran un funcionamiento normal.

La médico internista Sonia Lovera, comenta al respecto que “toda persona que cambie el ritmo acostumbrado para el buen vivir, altera notablemente la efectividad biológica, por ende el reloj biológico se ve afectado”.

El llamado reloj interno corporal incentiva que el ser humano sea activo durante el día y descanse por la noche. Pero si ese reloj interno se modifica, pueden surgir consecuencias graves para la salud. Lovera explica: “No dormir bien altera el ritmo cardíaco y el estado de ánimo de las personas. Las horas de sueño son muy importantes, el cansancio mental puede alterar la efectividad de las respuestas en las actividades cotidianas”.

noche

Lea además: Tips para evitar tener sueño en el trabajo

Las personas que trabajan entre las diez de la noche y las seis de la mañana suelen padecer de distintos problemas tanto físicos como psicológicos. Generalmente suben de peso, tienen mal humor, pierden muchas relaciones sociales y tienen hábitos de alimentación poco saludables.

Si este es tu caso, te damos a continuación algunas recomendaciones:

  • Duerme las horas necesarias, como mínimo, seis horas diarias. Si no es bastante para que te sientas bien, deberás aumentar el número de horas.
  • Arregla tu habitación para que tenga las condiciones adecuadas de luz, temperatura y aislamiento acústico que se presten conciliar el sueño. Generalmente durante el día hay más ruido ambiente, hace más calor y Siempre además, la luz impide que se concilie el sueño. Puedes usar tapones para los oídos para disminuir los ruidos que no puedas evadir.
  • Establece un horario habitual para dormir, antecedido de acciones rutinarias, como lavarte los dientes, ducharte con agua caliente, leer un rato. Esto se utiliza para que el cerebro asocie estas actividades con el momento de dormir.
  • Experimenta con distintos horarios si te resulta difícil dormir. Si no logras dormir suficientes horas seguidas, intenta seccionando el descanso y haciendo una siesta antes de entrar a trabajar, por ejemplo.
  • No debes acostarte con hambre, es mejor que comas algo antes, pero debe ser ligero porque una digestión pesada logra dificultar conciliar el sueño. No bebas alcohol porque, aunque en principio provoca somnolencia, después causa despertar precoz y te frenará dormir lo suficiente.
  • Las personas que convivan en la misma casa deben respetar al máximo tus horas de sueño, y no realizar actividades ruidosas, como pasar la aspiradora, poner la lavadora o escuchar la televisión o la radio a un volumen que perturbe tu descanso.
  • Aprende métodos de relajación que te ayuden a separar del trabajo antes de meterte en la cama.
  • Practica algún deporte o, por lo menos, ejecuta una actividad física entre moderada e intensa de forma regular. Esto te ayudará a conservar tu salud y a dormir mejor.
  • Establece tu calendario de forma que logres dedicar tiempo a tu familia y amigos sin que te resulte agotador. Una jornada laboral que no concuerda con la del resto de personas del entorno, puede inducir aislamiento social, causar trastornos emocionales y ser motivo de divorcio, entre otros problemas.
  • Restringe el consumo de cafeína y otros estimulantes. Si bien durante tu jornada laboral puedan resultar de ayuda para conservar la concentración, su efecto puede alargarse e interceptar con tu descanso.
  • Procura conservarte bien hidratado durante el turno de trabajo, tomando agua con regularidad. Si tienes hambre, come algo ligero (fruta, un yogur, cereales, un puñado de frutos secos) y evita ciertos víveres como las papas fritas, los embutidos grasos y los dulces, que lograrían hacerte ganar peso y afectar a tu salud, al elevar los niveles de colesterol.

Fuente: peru.com

MARÍA LAURA GARCÍA

LO MÁS VISTO

jQuery(".widget_aas_widget").css("padding","10px");