Yakary Prado
Colaboración: Migdalia Escalona / Obstetra Ginecólogo Ecografista

Mito 1: Si las embarazadas tienen mucho sueño durante el embarazo, es indicativo de que su bebé será hembra

Falso. El sueño durante el embarazo es un síntoma referido por ellas en menor o mayor grado, generalmente lo refieren en el primer trimestre del embarazo, principalmente como consecuencia de los cambios hormonales que se presentan en esa etapa de la mujer.

Mito 2: Todas las embarazadas deben dormir siempre con los pies elevados, y mucho más aún cuando avanza el embarazo

Medianamente cierto. La mujer embarazada debe dormir en la posición más satisfactoria para el descanso de ella y su bebé. Se ha observado en los embarazos avanzados un retardo en la circulación de retorno venoso de la paciente, debido a múltiples causa y que puede originar la hinchazón de los pies. Al elevarlos, se mejoraría esta situación.

Mito 3: La mejor postura para dormir durante el embarazo es apoyada sobre el costado izquierdo

Verdadero. Al descomprimir la vena cava inferior, mejoramos el retorno venoso de la sangre al corazón, contribuyendo a una mejor oxigenación y nutrición del feto y a una mejor función renal de la madre. A la vez, se disminuye la presión sobre la espalda y los intestinos, evitando molestias de los mismos. Hay pacientes a quienes se les dificulta esta posición, así que se aconseja colocar una almohada entre las piernas para que resulte más cómodo. De todas formas la última palabra la tienen el binomio madre-hijo, por lo que la embarazada debe experimentar y encontrar la postura que más le favorezca porque no existe una norma fija e infalible que funcione para todas.

Mito 4: Los somníferos están contraindicados durante el embarazo

Verdadero. Los somníferos están prohibidos en el embarazo, porque no ha sido posible establecer la inocuidad sobre el bebé de este tipo de medicamentos.

Mito 5: El insomnio sólo puede afectar a las futuras madres en los últimos meses de la gestación

Medianamente cierto. El insomnio afecta a la embarazada en cualquier trimestre del embarazo. Dependiendo de la etapa del embarazo, varia la causa. Muchas veces el insomnio se desencadena por malos hábitos de vida y de alimentación, mientras que en otras el deseo de ir al baño a orinar interrumpe el sueño. En el tercer trimestre es donde más se refiere esa sintomatología, debido a los cambios en el cuerpo, el aumento del vientre, los movimientos fetales, las contracciones, etc.

Lógicamente los miedos que pueda presentar una paciente embarazada, ya sea porque la paciente no se sienta preparada o por conflicto de pensamientos de su etapa y las expectativas en el nacimiento, pueden causar insomnio Es algo que debe compartir con su pareja, entorno familiar y obstetra para recibir la orientación y apoyo necesario.

Mito 6: Las embarazadas que esperan más de un bebé son quienes sufren más complicaciones del sueño durante el embarazo.

Medianamente Verdadero. Ciertamente, ese síntoma puede verse exacerbado ese en embarazos múltiples. Depende de muchos factores.

Mito 7: Las pesadillas o sueños muy reales o inquietantes son indicios de que algo anda mal con la barriga.

Falso. Los sueños tienen que ver con el pensamiento y las vivencias de la madre. Si es un sueño inquietante, lo más prudente sería que un médico la examinara y tomara acciones en su preocupación. Hay que recordar que un embarazo con mente sana es sinónimo de embarazo feliz y ese debe ser el objetivo.

Mito 8: Las siestas son necesarias en las mujeres embarazadas

Verdadero. El descanso tiene efectos reparadores y sirve para conectarse más con su bebé, lo que repercute en un embarazo más relajado.
Mito 9: Los antojitos son más comunes en horas de la noche y pueden interrumpir el sueño.

Medianamente cierto. Se ha observado cierto cambio en el sentido del olfato y del gusto en el embarazo, lo que ciertas mujeres embarazadas llaman “antojitos”. Estos pueden ser matutinos, vespertinos y nocturnos, siendo estos últimos motivos de insomnio. En cualquiera de los casos, es importante que la mujer en estado de embarazo identifique la causa más concreta que le impida dormir y junto con su médico y entorno familiar busquen la mejor solución.

Comenta y se parte de nuestra comunidad