Equipo A Tu Salud Web – Con información de Pulevasalud

Evitar los excesos es la recomendación inicial para alimentarse saludablemente. La dieta balanceada no sólo permite mantenerse en el peso adecuado, sino también alejarse de cualquier enfermedad.

El apoyo de estos 10 alimentos en su justa medida, se traducirá en ganancia para el organismo.

Vegetales: Son una excelente fuente de fibra para facilitar la eliminación de las sustancias de desecho. Además, combaten la fatiga y el cansancio gracias al aporte de vitaminas y minerales necesarios para garantizar las funciones vitales y protegerse del ataque de agentes externos.

Frutas: Las vitaminas presentes en estos alimentos, funcionan como escudo protector ante la amenaza de virus oportunistas. Las frutas son una poderosa fuente de antioxidantes que frenan la acción de los radicales libres que acumulados pueden provocar la aparición de tumoraciones.

Huevos: Esta proteína es necesaria para la regeneración del tejido muscular. También contiene vitaminas A, B y E y fosfolípidos. El consumo del huevo no debe excederse a cinco por semana, a menos de que se tenga la recomendación de un nutricionista que haya evaluado el caso en particular.

Frutos secos: Un puñado al día de estos frutos mantienen la energía, calman la ansiedad y brindan al cuerpo grasas de buena calidad. El contenido de ácidos omega 3 de estos alimentos, proporcionan protección frente a las enfermedades cardiovasculares y a los problemas neurológicos.

Yogur: Es una buena fuente de proteínas y calcio, importante en la prevención de problemas relacionados con la masa ósea. El yogur es un alimento probiótico, gracias a las propiedades que posee para regenerar la flora intestinal. Se recomienda consumir un yogur descremado al día, a menos que se cuente con alguna indicación médica que lo limite.

Pescado azul: Es rico en ácidos grasos omega 3 que regala protección cardiovascular al organismo, debido a que colabora en la reducción de los niveles de triglicéridos, así como en la disminución de la hipertensión arterial. Yodo, calcio, fósforo, magnesio e hierro son algunos de los minerales que brinda este tipo de pescado y que son indispensables para la ejecución de ciertas tareas para el cuerpo humano.

Aceite de oliva: Aunque no se puede calentar a altas temperaturas, este aceite es fuente de grasas de excelente calidad, capaces de mejorar la circulación sanguínea y de proporcionar antioxidantes.

Germen de trigo: Sus cualidades nutricionales lo convierten en un cereal que preserva el sistema nervioso y evita el desgaste del mismo. Además es un aliado de la musculatura, pues evita que se deteriore ante el ejercicio intenso.

– Ajo: Ideal para mantener a raya las infecciones, también previene los problemas circulatorios de la sangre. Es un buen sazonador para las comidas, que se puede emplear en muchos platos.

– Agua: Es el líquido vital para lograr que las células desempeñen a cabalidad todas sus funciones. El agua se encarga de transportar los nutrientes a todas las partes del cuerpo y también mantiene la temperatura corporal.

Tomar ocho vasos diarios de agua es la recomendación estándar para mantenerse hidratado. Sin embargo, estos requerimientos pueden variar dependiendo de la condición de salud, la edad y el sexo.

Comenta y se parte de nuestra comunidad