Equipo A Tu Salud Web – Con información de agencias

Un estudio reciente realizado por los investigadores del Center for Obesity Research and Education en la Temple University y el Ohio State University College of Public Health (Estados Unidos) reveló que darle tetero a los niños después de cumplir el primer año de edad, aumenta el riesgo de obesidad en un futuro.

La investigación, cuyos resultados se publicarán en Journal of Pediatrics, concluyó que el tetero aumenta
considerablemente el consumo de calorías, sobre todo después de haber cumplido los 12 meses de vida.

Los autores sugieren que retirar este hábito alimenticio después del año, no representa ningún peligro para la salud y nutrición de los infantes.

Además, los investigadores recomiendan a los pediatras y profesionales de la salud, planear en conjunto con los padres maneras saludables de sustituir al tetero por otros alimentos que puedan incluirse en la dieta de los pequeños, sin afectar la salud.

Para realizar esta investigación, se analizaron los datos de 6.750 niños incluidos en el Early Childhood Longitudinal Study, un estudio en EEUU que proporciona diversa información de los niños nacidos en 2001.

De los infantes analizados, 22% recibió teteros durante un tiempo prolongado, lo que significa, a los dos años de edad, seguían usándolo como su fuente principal de alimento. Cerca de 23% de los niños que tomaron tetero durante mucho tiempo presentaban problemas de obesidad a los 5 años y medio de edad.

Mantener una dieta equilibrada es un hábito que se aprende desde tempranas edades, por lo que depende en gran medida de las rutinas alimenticias que sigan los padres. La guía del pediatra es necesaria para conocer de qué forma ir incluyendo todos los tipos de alimentos en los niños, para así garantizarles un estilo de vida más saludable a corto y largo plazo.

Comenta y se parte de nuestra comunidad