ATS Web (Nota de prensa SAV)

Son pocas las personas que entienden la relación que existe entre el uso de condón y el desarrollo de cáncer de cuello uterino. Y es que la principal causa de este tipo de tumores malignos es la enfermedad de transmisión sexual llamada virus de papiloma humano –VPH-, patología que se contagia mediante el contacto directo con las áreas infectadas.

Como ocurre con toda formación de células cancerosas, entre más rápido se diagnostique la patología y se inicie el tratamiento médico, mejor será la respuesta y perspectiva de vida del paciente. Sin embargo, por tratarse de una enfermedad asintomática en su etapa inicial, la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se detectan en fases avanzadas, cuando el crecimiento tumoral causa sangrado fuera del período de menstruación y dolor en las relaciones sexuales con sangrado post coital.

La directora de educación de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela –SAV-, María Eugenia Aponte, destacó la importancia de ejercer la sexualidad de manera responsable y realizarse al menos un chequeo ginecológico anual a partir del inicio de la vida sexual activa, ya que es la mejor manera de detectar oportunamente cualquier anomalía que pueda poner en riesgo la salud de la mujer.

Además de la citología de rutina, hay exámenes clínicos como el Papanicolaou y perfiles sanguíneos que permiten conocer si el cuerpo presenta algún cambio irregular.

A propósito del tema, la doctora Aponte informó que, entre las iniciativas adelantadas por la SAV, orientadas a la prevención, pesquisa y educación sobre los diferentes tipos de cáncer, se encuentran las jornadas de despistaje y atención a pacientes en la Clínica de Prevención de esta institución sin fines de lucro, ubicada en la avenida Urdaneta de la ciudad de Caracas.

Comenta y se parte de nuestra comunidad