Reír
Foto referencial

La risa y el buen humor aumentan nuestro atractivo, esta premisa ha sido comprobada en una investigación, liderada por los psicólogos Bárbara Fraley y Arthur Aaron, de la Universidad Estatal de Nueva York, en Estados Unidos.

En su experimento, los especialistas solicitaron a varias parejas de persas que no se conocían entre sí, que participaran juntos en una actividad determinada. En algunas ocasiones, se trataba de una tarea divertida que les haría reír juntos, y en otros casos la tarea resultaba agradable pero no provocaba hilaridad.

Posteriormente, los psicólogos pidieron a cada uno de los participantes que evaluara a su compañero. Así, encontraron que las personas que rieron con su pareja desconocida se sintieron más cercanas y más atraídas hacia ella. La risa compartida generó un poderoso magnetismo entre las dos personas.

Según Eduardo Jáuregui, profesor de Psicología Social en la Universidad estadounidense de San Luis, “el reír une y atrae a las personas; al mismo tiempo que reduce las tensiones entre ellas”. En la formación de las parejas románticas, el «tonteo» es la estrategia básica de acercamiento, y cuando ya están establecidas, el humor y el juego ayudan a mantener la chispa en la relación y reducir las tensiones», indica el especialista.

Según el experto «hay que tener presente que el aprendizaje emocional se hace pasando por muchas situaciones, y al igual que cuanto más conducimos, mejor lo sabemos hacer, cuantas más relaciones de pareja o experiencias sentimentales tenemos, más aprendemos y más diestros nos volvemos en el terreno amoroso».

Comenta y se parte de nuestra comunidad