ATS Web (con información de BM)

Uno de cada dos hombres mayores de 40 años sufre de fallas de erección en algún grado, siendo el problema más común en la población masculina, ya que afecta a un aproximado de 150 millones de hombres a nivel mundial, según determinó el estudio de Disfunción Eréctil en el Norte de Sudamérica (Densa), realizado en Venezuela, Colombia y Perú. En 70% de los casos, son fallas leves que pueden mejorarse con un tratamiento adecuado, mientras que el otro 30%, requieren de tratamientos combinados.
 
En la actualidad, existen diferentes opciones de tratamientos para las fallas de erección que ayudan a renovar la intimidad de las parejas. Dirigirse con un especialista cuando se presentan dificultades para mantener o lograr erecciones y no automedicarse es importante para la obtención de los mejores resultados y la pronta recuperación del paciente.

El urólogo, Dr. Leonardo Borregales comenta que dentro de las diferentes opciones que pueden considerarse para el tratamiento de las fallas de erección se encuentran los tratamientos orales, los cuales son efectivos para el 85% de los pacientes, y actúan inhibiendo la enzima de la cincofosfodiesterasa, la cual permite la acumulación de óxido nítrico, que promueve la vasodilatación y garantiza una mayor cantidad de sangre hacia los cuerpos cavernosos, logrando una erección. La diferencia entre los medicamentos orales radica en los mecanismos de acción, ya que existen tratamientos de corta, larga y continua duración.

En vista de que las fallas de erección pueden ser ocasionadas por factores psicológicos-emocionales o por causas orgánicas, el tratamiento puede ser psicológico-emocional, hormonal y en última instancia, quirúrgico, sólo si los medicamentos especializados no funcionan.

Otra posibilidad son las inyecciones, en donde el paciente se inyecta en los propios cuerpos cavernosos sustancias vaso-activas que le provocan una erección. De igual manera, existen los aparatos de succión o de vacío.

En muchos casos, las fallas de erección son la primera manifestación de enfermedades arteriales, u otras enfermedades como el sobrepeso, la diabetes y el colesterol, por ello el control de los factores de riesgo modificables, una alimentación balanceada, evitar el consumo de cigarrillo y el realizar actividades físicas durante 30 minutos de 4 a 5 días por semana es vital para que los hombres puedan sentirse sanos siempre llegados los 50 años, destacó el urólogo, Dr. Leonardo Borregales.

La clave para que un hombre con problemas de erección recupere su vida en pareja es que acuda a tiempo al urólogo y que cumpla al pie de la letra el tratamiento, evitando la automedicación, porque es gracias a la supervisión de un médico especialista que se van a controlar los factores de riesgo y que el tratamiento tendrá éxito. Además, es necesario que la persona cambie su tipo de vida, es decir, que realice ejercicios, lleve una dieta balanceada, sin excesos y no olvide realizarse chequeos médicos periódicamente.
 

Comenta y se parte de nuestra comunidad