Nota de prensa Comstat Rowland – Equipo A Tu Salud Web

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que ocasiona inflamación y daño a la mielina –la capa que recubre a las neuronas- y otras células del sistema nervioso.

La patología, que afecta a más mujeres que a hombres, puede llegar a ocasionar discapacidad, si no se le trata a tiempo de la forma correcta. La evidencia ha demostrado que la progresión de la esclerosis múltiple está relacionada con inadecuados hábitos alimenticios, razón por la que es importante tomar consciencia de cómo a través de la nutrición se le puede echar una mano a la salud.

Carlos Rodríguez Hurtado, neurólogo clínico adjunto al Servicio de Medicina Interna del Hospital Héctor Noel Joubert de Ciudad Bolívar, señala que la primera recomendación a seguir es evitar en la medida de lo posible el consumo de grasas saturadas.

El especialista comenta que en su experiencia, un importante número de pacientes ha logrado convivir de una mejor manera con la enfermedad, al preferir a los alimentos en sus formas más naturales y sumar a la dieta fuentes de vitaminas y minerales.

Las dietas ricas en grasas y proteína animal pueden ser un factor desencadenante de las crisis de esclerosis múltiple, así como de otros problemas de salud como los accidentes cerebrovasculares y los infartos al corazón.

Hurtado aconseja el consumo de la leche y yogur descremado, la clara de huevo, las bebidas descafeinadas, las infusiones de hierbas, el arroz y la yuca, como alimentos necesarios para cerrarle el paso a la esclerosis múltiple.

Además, es saludable elegir la técnica de cocción al vapor, consumir diariamente al menos dos piezas de fruta y dos raciones de verdura, aumentar la ingesta de legumbres, cereales, pan, pasta y arroz integral, así como de carnes blancas, pescado blanco, almejas y ostras.

La leche entera de vaca, la crema de leche, la mantequilla y margarina, el helado, el aceite hidrogenado, las galletas, lo biscochos, el picante, el jamón, el chocolate, los siropes, la mermelada, la miel y la gelatina, son algunos de los alimentos cuyo consumo debe limitarse, a fin de evitar recaídas al ser diagnosticado con esclerosis múltiple.

Comenta y se parte de nuestra comunidad