Nota de prensa Blue Marketing – Equipo A Tu Salud Web

Durante la gestación, el organismo de la mujer experimenta cambios fisiológicos y hormonales que afectan a casi todas las partes del cuerpo, incluida la piel. A partir del segundo trimestre pueden aparecer pequeñas cicatrices en la superficie de la piel producto de la elongación que sufre la misma ante la llegada del nuevo ser. Para prevenir la aparición de estas marcas, es importante tomar medidas desde el primer momento.

“Tenemos que tener en cuenta que la piel tiene una gran capacidad para distenderse, puede estirarse hasta diez veces durante el embarazo. Esto significa que la piel que normalmente cubre un centímetro, en el embarazo puede llegar a cubrir hasta diez centímetros”, señala Nohemi Ramos, médico estético de Centro Láser de Estética Integral.

Por ello, es necesario mantener la piel hidratada y elástica, para que al estirarse no se rompan sus fibras. Las estrías se producen cuando las fibras elásticas de la dermis se fragmentan, dejando una cicatriz en forma de líneas sinuosas de color blanquecino o moradas.

La especialista explica que las estrías pueden aparecer ante el aumento o la pérdida repentina de peso, por el aumento de la producción de estrógenos en la pubertad o en el embarazo, o por enfermedades que afecten la formación normal de colágeno.

El tipo de piel y el factor hereditario juegan un papel importante en la aparición de estas lesiones, que pueden ser de 2 tipos, dependiendo del tiempo en el que se originaron y su coloración. Las rojas son aquellas cuya aparición es reciente pues el color rojo demuestra que existe un mayor flujo sanguíneo, mientras que las blancas denotan que la lesión tiene tiempo sobre la piel.

Nutrir la piel a diario, evitar la obesidad, beber agua con frecuencia (8 vasos diarios), no abusar con la exposición al sol, practicar actividad física, mantener una dieta balanceada rica en proteínas, magnesio y vitamina A, C y E, son acciones que prevendrán la aparición de las estrías durante cualquier etapa de la vida. Además, es recomendable masajear las zonas sensibles al aplicar las cremas, a fin de facilitar la penetración de las sustancias hidratantes.

Tratamiento auxiliar

En la actualidad, existen diversos tratamientos que pueden echar una mano para disimular la aparición de las estrías. El Plasma Rico en Plaquetas es una de estas opciones integrales que combina dos tecnologías de punta para tratar el problema.

“Para establecer una clara expectativa, se realiza primero una evaluación médica, de manera de conocer el origen, el tiempo de evolución y el tipo de estría. Después se define el circuito de tratamiento que va desde 2 a 4 sesiones de láser, y entre 4 y 8 sesiones de Plasma Rico en Plaquetas, debiéndose realizar cada 21 días en cada zona a tratar”, asegura Ramos, quien advierte que el proceso es indoloro y no acarrea riesgos a la salud, si se realiza por las manos especialistas y con previa evaluación del paciente.

Comenta y se parte de nuestra comunidad