Equipo A Tu Salud Web – Con información de agencias

Sufrir de migrañas constantemente o haberlas tenido anteriormente, son un factor de riesgo importante que aumenta en 40% la posibilidad de desencadenar episodios de depresión en las representantes del sexo femenino, según reseñó un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Brigham and Women s de Boston (Estados Unidos).

Para llegar a estos resultados, el grupo de científicos analizó los datos de más de 36.000 pacientes del Estudio de salud de las mujeres de Estados Unidos sin depresión, que respondieron un test sobre los antecedentes de migraña.

A través de la evaluación, se constató que más de 6.400 mujeres eran afectadas por la migraña actualmente o en el pasado, y que durante un seguimiento promedio de catorce años, casi 4.000 de ellas desarrollaron depresión. Los investigadores- del trabajo financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos- demostraron que no hubo diferencia en la data con respecto al tipo de migraña del que se trataba.

Aunque los resultados sugieren una relación entre las migrañas y la depresión, no muestran causalidad. Tobias Kurth, neuroepidemiólogo del Hospital Brigham and Women s y uno de los investigadores principales del estudio, aseguró que se necesita más investigación para determinar por qué las migrañas podrían aumentar el riesgo de depresión. "En realidad no hay una respuesta fácil", apuntó, y añadió que estudios futuros podrían observar si existe algún mecanismo biológico común específico que relacione a ambas enfermedades.

La depresión es un trastorno caracterizado por la presencia continua de tristeza, la pérdida de interés, la dificultar para conciliar el sueño, así la falta de energía para desempeñar cualquier actividad. Según el portal web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la depresión es una condición del cerebro con múltiples causas para su aparición como el factor genético, las condiciones ambientales, e incluso algunos agentes bioquímicos. Se puede comenzar a saber de ella a partir de los 15 años de edad y es más frecuente en las mujeres que en sus pares masculinos.

La baja autoestima y algunos problemas de socialización, suelen estar relacionados con la depresión. Tener en cuenta la práctica de hábitos saludables a diario, pueden prevenir este problema de salud que afecta física y emocionalmente a la persona, o incluso evitar recaídas en quienes lo padecen.

– Evite trasnocharse y tenga horarios fijos para descansar durante las noches.

– Procure realizar la actividad física de su preferencia para activar el organismo y producir sustancias químicas cerebrales, que ayudan a mantener el bienestar.

– Siga una dieta sana y balanceada, en la que se incluyan a todos los grupos de alimentos, en las cantidades requeridas. Las frutas y los vegetales son alimentos necesarios para aumentar la energía y mejoran el estado de ánimo.

– Realice frecuentemente actividades para la recreación y el esparcimiento.

– Asegúrese de rodearse de personas con buen estado de ánimo y equilibradas emocionalmente.

– Aléjese del licor, el hábito del tabaco y el consumo de sustancias que puedan generar adicciones.

Comenta y se parte de nuestra comunidad