Equipo A Tu Salud Web – Con información de Muy Interesante

 

Científicos coreanos descubrieron hace algún tiempo que la piperina, sustancia que contiene la pimienta negra caracterizada por su sabor picante, obstruye la actividad de los genes que controlan la formación de las células grasas.

Los investigadores Soon-Jong y Ji.Cheon, en su artículo publicado en la revista  Journal of Agricultural and Food Chemistry, manifestaron que la pimienta negra consigue reducir los niveles de grasa en el torrente sanguíneo. También explicaron las bases moleculares del efecto anti-grasa que produce la sustancia antes mencionada.

Este condimento protagonista de principales aderezos en la cocina, ahora también tiene un papel en el cuidado de la salud de aquellas personas con sobrepeso. Por ello el uso de sus extractos, según los autores, podría ayudar a combatir la obesidad y otras enfermedades relacionadas. 

Comenta y se parte de nuestra comunidad