Equipo A Tu Salud Web – Con información de El Mundo.es
 
El constante sonido en los oídos es uno de los trastornos auditivos que afecta, en su mayoría, la rutina de las personas. Se caracteriza por un persistente sonido en el interior del oído sin necesidad de que en el exterior haya alguno. Las personas que lo padecen lo describen como un proceso doloroso y debilitante. 
 
A los pacientes que sufren de esta molestia se les denominan acúfenos, ya que son aquellos que perciben el sonido en uno o ambos oídos cuando no existe un ruido externo que lo provoque. La intensidad puede variar en su totalidad de moderada a severa.  
 
Recientes estudios abordados por científicos de la Universidad de Maastricht  (Países Bajos) acertaron con una terapia que podría ayudar a los acúfenos. La autora principal del ensayo Rilana Cima aclara: “"Entre un 16% y un 21% de la población desarrolla acúfenos en algún momento de su vida y en un 6% son persistentes”.
 
Sin embargo este constante sonido auditivo no es reconocido por el público en general, la doctora Cima señala: “El zumbido de oídos constante es uno de los trastornos auditivos más dolorosos y debilitantes, que afecta a casi todos los aspectos de la vida a diario. Los acúfenos se asocian a deterioro cognitivo y emociones negativas y son especialmente molestos para los pacientes y sus familiares”. 
 
Actualmente se han empleado muchos tratamientos para combatir este malestar. La doctora Rilana Cima junto con su equipo de científicos compararon los tratamientos habituales con un protocolo de atención especializada. El fin es combinar la terapia tradicional con un reentrenamiento de sonidos y terapia cognitiva del comportamiento.  
 
Esta terapia TRT (siglas en inglés) tiene como finalidad que la gente se habitúe al sonido sin tener el significado negativo que por ende lo tiene, una vez que se pierda la significación, la señal se neutraliza y deja de percibir este sonido de forma consiente. Para la obtención del resultado de este ensayo se contó con la participación de 492 adultos con este problema auditivo, los participante fueron evaluados en un período de hasta 12 meses en los que se determinó la severidad de los acúfenos.
 
Los resultados revelaron que pasado el año los participantes informaron que tuvieron mejoras en su calidad de vida y la disminución del zumbido. Los autores de la investigación reconocen: "Hemos demostrado la efectividad de la atención especializada en comparación con la atención habitual no sólo los primeros tres meses de tratamiento, si no también después de cuatro meses de ausencia de terapia".
 
Almudena Trinidad, médico adjunto del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, afirma la ayuda de este nuevo tratamiento para los pacientes, del mismo reconoce que la “falta de una terapia curativa para el trastorno auditivo, así como la no existencia de tratamientos eficaces, se debe fundamentalmente a la falta de acuerdo sobre su verdadera causa. A este hecho se suma la dificultad para llevar a cabo ensayos debido a que se trata de un síntoma subjetivo y no podemos reproducirlo en animales".
 
Comenta y se parte de nuestra comunidad