Equipo A Tu Salud Web – Con información de Grupo Open Mind

Este miércoles se conmemoró el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple 2012, en más de 60 países. Los venezolanos no escapan de esta enfermedad que afecta entre tres y cinco personas por cada cien mil habitantes, la mayoría mujeres.

La Esclerosis Múltiple afecta al sistema nervioso central de manera imprevista y aún se desconocen, de manera concreta, las causas que la producen. Sin embargo, se ha concluido que la enfermedad se presenta cuando el sistema inmunológico ataca las células y tejidos sanos, destruyendo la mielina, que es una capa con efecto aislante que recubre los axones de las neuronas y permite la transmisión de los impulsos nerviosos entre distintas partes del cuerpo.
 

El tema fue abordado durante el evento “Vivir con Esclerosis Múltiple”, realizado en el Instituto Médico La Floresta de Caracas, donde se dio a los pacientes y familiares las herramientas para mejorar su calidad de vida.

En la actividad, organizada por Antahkarana-Fundación de Apoyo al Paciente con Esclerosis Múltiple, con el patrocinio de Bayer HealtCare, se habló sobre la rehabilitación para pacientes con esta dolencia y se suministraron las herramientas emocionales para mejorar la calidad de vida. 
 

Las charlas contaron con la participación de un equipo multidisciplinario encabezado por la médico neurólogo Elizabeth Armas, la fisioterapeuta Ruth Lozada y la psicóloga Jackeline Castro, quienes explicaron todos los aspectos relacionados con esta enfermedad.
 

“Se trata de una campaña de difusión de la patología, porque es importante que la gente se entere de lo que es la Esclerosis Múltiple, ya que es una enfermedad que ha pasado inadvertida y se debe comenzar a tener empatía y comprometerse con esta causa”, explica Renata Díaz, organizadora del evento y presidenta de la Fundación de Apoyo al Paciente con Esclerosis Múltiple. 
 

Los pacientes con Esclerosis Múltiple requieren tratamiento de por vida y los médicos e investigadores necesitan evidencia de largo plazo para poder evaluar apropiadamente la relación riesgo/beneficio del medicamento.
 

Estudios han demostrado que los tratamientos con beta interferón 1-b han sido efectivos para prevenir las recaídas y retrasar el avance del padecimiento. Del mismo modo, ayuda al organismo a utilizar los mecanismos naturales para combatir la oxidación, que en estos pacientes contribuye aún más al daño en el tejido cerebral. 

Comenta y se parte de nuestra comunidad