Equipo A Tu Salud Web – Con información de la Clínica Mayo

Una molécula, denominada FOXO3a, que en principio se creía era un aliado para combatir algunas formas de cáncer, ayuda a que los tumores mortales de tiroides crezcan.

 El descubrimiento lo hicieron investigadores de Mayo Clinic, en Jacksonville, Florida, quienes señalaron que las terapias que se estudian ahora en humanos podrían estimular la actividad de dicha molécula.

Esta situación genera una disyuntiva en los médicos, ya que  en el cáncer de tiroides anaplástico, la molécula Forkhead FOXO3a era conocida por su capacidad de interrumpir el crecimiento de tumores, mediante la activación de los genes dentro del núcleo que disparan la muerte de la célula maligna.

El estudio encontró que en este tipo de cáncer el FOXO3a no es el útil supresor de tumor que todo el mundo pensaba y, en cambio, es un promotor letal del crecimiento del tumor. Cuando FOXO3a fue silenciado en modelos de laboratorio de cáncer de tiroides anaplásico humano, las células crecieron lentamente, pero cuando fue agregado, crecieron mucho más rápido.

“Este resultado es exactamente lo contrario a lo que esperábamos”, dice el autor senior Dr. John Copland, un biólogo de cáncer. “Estábamos más que sorprendidos. Estábamos preocupados”.

El equipo de investigación usó un bloqueador Akt, similar a los que se están utilizando ahora en los estudios clínicos de cáncer humano esperando aumentar FOXO3a nuclear y suprimir el crecimiento de cáncer de tiroides anaplásico. Estaban tratando de encontrar tratamiento para uno de los cánceres más mortales que se conocen, que alcanza a sólo el 2% de los casos de cáncer de tiroides en Estados Unidos, pero es responsable de alrededor de 40% de los muertes por cáncer de tiroides.

El estudio mostró que FOXO3a se mantuvo en el núcleo con el uso de un inhibidor de la Akt, y que en lugar de ayudar a eliminar las células cancerosas, estaba acelerando su crecimiento. Esto plantea la preocupación sobre el uso de inhibidores de Akt, ya que uno de los mecanismos es el de causar FOXO3a para permanecer activo en el núcleo.

“El tema con el que estamos lidiando es que no hay tratamientos eficaces para este tipo de cáncer.  Estos tumores son tan agresivos, porque hay tantas anormalidades genéticas”, dice el coautor del estudio, Dr. Robert Smallridge, endocrinólogo de la Clínica Mayo que trata a los pacientes con cáncer de tiroides. “Estamos estudiando lo que impulsa este tipo de cáncer y cómo se puede tratar”.

El doctor Copland indicó que “los investigadores del cáncer, incluidas las pruebas de los inhibidores de Akt, deben saber que FOXO3a tiene una actividad pro-cáncer, así como las propiedades anti-cáncer. La preocupación que debería plantearse es que un inhibidor Akt mejorará la retención de FOXO3a en el núcleo, causando que permanezca activa”.

 Sin embargo , Peter Storz, Ph.D, un biólogo del cáncer de la Clínica Mayo y co-autor del estudio, indicó que hubo algunas noticias esperanzadoras respecto a una potencial terapia para este tipo de tumores.  Los investigadores descubrieron que la FOXO3a se convierte en un gen determinado, la ciclina A1, que puede ser una posible estrategia para tratar el cáncer tiroides anaplástico. 

Los descubrimientos fueron publicados en el número en línea del Journal of Cell Science de este mes.

 El estudio fue financiado en parte por los Institutos Nacionales de Salud/Instituto Nacional del Cáncer, Comité de Investigación de la Clínica Mayo, Departamento de Salud de Florida Programa de Investigación de Cáncer Bankhead-Coley, un regalo de Alfred D. y Audrey M. Petersen, una subvención para cánceres raros de Dr. Ellis y Dona Brunton y Fondos Institucionales de Investigación de TGen.

Comenta y se parte de nuestra comunidad